FIL no debe entregar premio a Bryce Echenique, violaría la ética: Juan Villoro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

FIL no debe entregar premio a Bryce Echenique, violaría la ética: Juan Villoro

El escritor mexicano publicó un artículo en Reforma donde critica que se le entregue el premio a Bryce Echenique e ironizó en tuiter sobre el hecho de que el galardón le vaya a ser entregado en su domicilio. "Otra ventaja de plagiar: no tienes que salir de casa"
19 de octubre, 2012
Comparte

El escritor mexicano Juan Villoro pidió hoy a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) negarse a entregar su galardón más importante al peruano Alfredo Bryce Echenique, involucrado en casos de plagio, porque “violaría las normas éticas”.

En el artículo La ética de un oficio, publicado hoy por el diario Reforma, Villoro destacó que el presidente de la FIL, Raúl Padilla, “enfrenta una encrucijada que reclama grandeza” y confió en que estará a la altura de la situación.

El escritor calificó como un “error inaceptable” que el jurado del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2012 considerara que el hecho de que Bryce Echenique “robó al menos 16 trabajos ajenos” que publicó en la prensa “no perjudican su ejercicio literario”.

“El plagio es el equivalente literario del dopaje deportivo o la negligencia médica. Merece el Balón de Oro un futbolista que ganó el Mundial pero en otros 16 partidos dio positivo por dopaje? Merece ser Médico del Año alguien que inventó una vacuna pero perjudicó a 16 pacientes? Por supuesto que no”, aseguró.

También cuestionó el “mensaje cínico” que se envía a los alumnos con la concesión del Premio FIL, una feria que está asociada a la Universidad de Guadalajara, de la que Padilla fue su rector.

“Lo que en verdad está en juego no es la reputación de un escritor de cumplida trayectoria, sino la forma en que se difunde la cultura en México”, resumió el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso 2012.

Por otra parte, el escritor mexicano hizo uso de la red social Twitter (@JuanVilloro56) para reiterar su crítica al premio concedido al escritor peruano:

 

 

 

 

Asimismo, Villoro también destacó en la red de los 140 caracteres que “al entregar su premio a escondidas, la FIL humilla al jurado y al ganador y niega las voces críticas. Fracasar tanto requiere esfuerzo”.

“Yo no decidí que me entregaran el premio en mi casa”: Bryce Echenique 

Por su parte, el escritor peruano Alfredo Bryce Echenique declaró que no fue su decisión y que le “apena mucho” que se haya optado por que reciba en su casa el Premio FIL de Literatura y no en persona, por las acusaciones de plagio en su contra.

“Yo no lo decidí. Lo han decidido por mí. Si me piden que no vaya, ¿qué voy a hacer?”, dijo Bryce en declaraciones telefónicas desde Lima publicadas hoy por el diario Reforma.

Ayer, la Asociación que entrega el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances destacó en un comunicado que la decisión del jurado de entregar el galardón a Bryce Echenique, “es inapelable” a pesar de las acusaciones de plagio, aunque sí aceptó “por esta ocasión modificar el formato de entrega del galardón”, por lo que el autor peruano lo recibirá en su domicilio. 

Con información de Efe y Reforma

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo miles de millones de rayos pudieron ser el origen de la vida en la Tierra

Cómo se formó la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia. Ahora un equipo de Universidad de Yale y la Universidad de Leeds proponen una respuesta.
17 de marzo, 2021
Comparte

Hay una nueva pieza en el rompecabezas del origen de la vida en la Tierra.

Miles de millones de rayos que bombardearon la Tierra durante un largo periodo pudieron ser la chispa que permitió que la vida comenzara a formarse en nuestro planeta.

Esa es la conclusión a la que llegó una reciente investigación de la Universidad de Yale en Estados Unidos y la Universidad de Leeds, en Reino Unido.

El estudio sostiene que durante millones de años los rayos que impactaban la Tierra fueron liberando el fósforo necesario para la creación de las biomoléculas que fueron la base de la vida en el planeta.

Los autores de la investigación afirman que su hallazgo ayuda a comprender cómo se pudo haber formado la vida en la Tierra y cómo podría estar formándose en otros planetas.

La clave es el fósforo

El fósforo es esencial para que se produzca vida.

Este elemento quimico, sin embargo, no estaba fácilmente disponible en la Tierra primitiva, ya que estaba bloqueado dentro de minerales insolubles en la superficie del planeta.

Durante mucho tiempo, los científicos se han preguntado cómo el fósforo de la Tierra se hizo accesible para ayudar en la formación del ADN y otras biomoléculas necesarias para la vida.

ADN

Getty
El fósforo es clave para la formación de biomoléculas.

Este nuevo estudio sugiere que ese fósforo se volvió disponible gracias a los rayos que impactaban la Tierra.

Cuando un rayo golpea el suelo puede crear fulguritos, una formación vítrea que contiene schreibersita, un mineral que a su vez contiene fósforo.

Los fulguritos contienen algo del fósforo de la superficie del suelo, pero en forma soluble.

Con base en modelos computacionales, los investigadores calcularon que hace entre tres mil quinientos y cuatro mil quinientos millones de años, cuando la vida comenzaba a formarse, la tierra firme del planeta era impactada por cerca de entre cien y mil millones de rayos cada año.

Eso, en un periódo de mil millones de años, equivaldría a un total de entre 0,1 y 1 quintillón de rayos (1 seguido de 30 ceros) ayudando a la formación de fósforo en el planeta.

fulgurito

Benjamin Hess/Yale
Los fulguritos se forman cuando un rayo impacta la Tierra.

Bombardeo constante

Anteriormente, otras investigaciones habían sugerido que la fuente de la schreibersita eran los meteoritos.

Este nuevo estudio sin embargo, afirma que la cantidad de meteoritos no hubiera sido suficiente, y tampoco hubiera sido constante, como sí lo fueron los rayos.

Además, es probable que los rayos fueran más frecuentes en regiones tropicales, proporcionando áreas más concentradas de fósforo utilizable, según el estudio.

Los investigadores calcularon que durante la etapa de formación de vida en el planeta, los rayos pudieron ser el origen de entre 110 y 11.000 kilos de fósforo cada año.

planta

Getty
El origen de la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia.

Esa cantidad pudo haber sido suficiente para ayudar a la formación de vida, según le dice al portal Live Science Benjamin Hess, estudiante de posgrado en el Departamento de Ciencias de la Tierra y Planetarias de Yale, coautor del estudio.

“Para que se forme vida, solo es necesario que haya un lugar que tenga los ingredientes adecuados“, dijo Hess a WordsSideKick.com, citado en un reportaje de Live Sicence.

“Si de fósforo al año se concentraran en un solo arco de islas tropicales, entonces sí, bien podría haber sido suficiente. Pero es más probable que eso suceda si hay muchos de esos lugares”.

Según Hess, estos hallazgos convierten a los rayos en buenos candidatos para ayudar a entender el origen de la vida en la Tierra.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.