Para recordar a Eric Hobsbawm...
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Para recordar a Eric Hobsbawm...

Por Omar Granados
2 de octubre, 2012
Comparte

Eric Hobsbawm en enero de 1976.

Eric John Ernest Hobsbawm (9 de junio de 1917, Alejandría, Egipto – 1 de octubre de 2012, Londres, Inglaterra), pensador e historiador marxista, es considerado un pensador clave de la historia del siglo XX y es conocido por su trilogía Tres Eras : La Era de la Revolución: Europa 1789–1848 (de 1962), La Era del Capital: 1848-1875 (de 1975) y La Era del Imperio: 1875–1914 (de 1987), a la cual añadió en 1994 La Era de los Extremos, publicada en español como Historia del siglo XX. La más reciente publicación de Hobsbawm fue su autobiografía, publicada en inglés como Interesting Times.

 Hobsbawm nació el mismo año de la revolución bolchevique -lo cual definiría su vida- y se crió en Viena y Berlín, aunque sus padres -de origen judío- le siguieron hablando en inglés en casa. Sus padres murieron en 1929, por lo cual él y su hermana Nancy fueron adoptados por su tía materna Gretl Grün y por su tío paterno Sydney Hobsbaum, quienes terminarían casándose y teniendo un hijo. En 1933, Eric acompañado de su familia migra a Londres.

Ya en Londres, Eric Hobsbawm se educó en el King’s College, de Cambridge, donde obtuvo su doctorado. Formó parte de una sociedad secreta (y posteriormente famosa) de la élite intelectual llamada los Apóstoles de Cambridge, considerada parte de las juventudes comunistas, de donde se lograba la entrada directa al Partido Comunista de la Gran Bretaña.

Durante la Segunda Guerra Mundial, sirvió en el cuerpo de Ingenieros y en los Cuerpos Educativos de la Armada Real. Se casó primero con Muriel Seaman en 1943 y se divorció en 1951, para casarse posteriormente y luego con Marlene Schwarz, con quien tuvo dos hijos, Julia Hobsbawm y Andy Hobsbawm, a los que hay que agregar a Joshua, de una relación anterior.

En 1947, fue profesor de Historia en el Birkbeck College, de la Universidad de Londres, posteriormente fue profesor visitante en Stanford en los años 60. En 1978 entró a formar parte de la Academia Británica y se retiró en 1982, aunque continuó como profesor visitante, durante algunos meses al año, en The New School for Social Research en Manhattan hasta 1997. Fue profesor emérito del departamento de ciencias políticas de The New School for Social Research hasta su muerte. En 2008 fue nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Gerona

Hobsbawm, escribió extensamente sobre una gran variedad de temas y leyó en muchos idiomas, entre ellos  inglés, alemán, francés, español e italiano con fluidez y sabía leer en holandés, portugués y catalán.  Escribió sobre el capitalismo, el comunismo, la guerra, sobre algunos países, la muerte de sus padres, la esencia de la historia misma, sobre música (Sobre el Jazz y sobre el Flamenco) sobre los libros de texto y su relación con la historia; y como historiador marxista se centró en el análisis de la “revolución dual”, donde incluía los cambios llevados por las simultáneas  Revolución francesa y Revolución industrial británica; estudió a los que llamó “los bandidos sociales”, un fenómeno que consideró como una espontánea e impredecible forma de rebelión. Otro de los intereses de Hobsbawm fue el desarrollo de las tradiciones sociales, mientras que su trabajo estudia el concepto y la realidad del Estado-Nación durante su desarrollo y la construcción de muchas tradiciones, las cuales, -aseguró- son inventadas por élites nacionales para justificar la existencia e importancia de sus respectivas naciones.

Hobsbawm escribió sobre otros temas con el seudónimo “Frankie Newton” en tributo al trompetista comunista de la banda de Billie Holiday (otro momento del jazz en su vida), fue crítico de jazz en el New Statesman y escribió en muchas revistas intelectuales sobre temas diversos, la barbarie en la edad moderna, el movimiento obrero y el larguísimo conflicto entre anarquismo y comunismo.

Las simpatías políticas de Hobsbawm se definieron en una etapa temprana de su vida y para su época en el bachillerato se unió a la Asociación de Alumnos Socialistas que era la fachada de la Liga de Juventudes Comunistas. Posteriormente, en el King’s College de Cambridge, perteneció  a los famosos “Apóstoles”, uno de los lugares desde donde conseguías entrar al Partido Comunista de la Gran Bretaña. Instalado desde 1947 en el Colegio Bikbeck para educación adulta en Londres (del cual sería presidente), Hobsbawm era un dirigente natural del grupo de historiadores del Partido Comunista Británico desde 1946 a 1956 y posteriormente seguiría en su búsqueda histórica en donde encuentra a los precursores de la vanguardia de izquierda que fueron los predecesores de los movimientos de izquierda del siglo XX.

Pero además de esta breve biografía, recordemos a Hobsbawm con algunos de sus dichos y de sus textos:

Sobre la esencia del Partido Comunista clásico: “El Partido… tenía la primera, o más precisamente, la única propiedad real de nuestras vidas. Sus exigencias tenían prioridad absoluta. Nosotros aceptamos esta disciplina y jerarquía. Nosotros aceptamos la obligación absoluta de seguir las líneas que el partido proponía para nuestras vidas, aun cuando no estábamos de acuerdo con ellas…Hacíamos lo que nos ordenaban …sin importar qué ordenaran hubiéramos obedecido… Si el partido te ordenaba abandonar a tu esposa o amante, lo hacías.” Citado por un columnista de The Telegraph.

Sobre la globalización y Marx: “Mientras muchos sociólogos creen haber inventado la pólvora con la palabra “globalización”, el mundo capitalista que emergió en los años ’90 era increíblemente semejante al mundo anticipado por Marx.” –Citado por la Gaceta Mercantil.

Sobre Marx:  “Si un pensador dejó una marca indeleble en el siglo XX, ese fue Marx“. -Citado hoy.

Sobre Lula:  “El hombre que ayudó a cambiar el equilibrio del mundo“. -Citado por AFP.

Sobre el destino del trabajo de Marx: “Marx, supongo, fue salvado por el colapso de la Unión Soviética -pero no necesariamente el marxismo, porque la Unión Soviética era un Estado marxista de un solo tipo. Está muy claro que por algún tiempo la gran parte de la gente interesada en Marx y el marxismoeran críticos de la Unión Soviética y la veían como una desviación del camino original. Por otro lado, tiene que recordar que el marxismo como fenómeno intelectual y político depende de la atmósfera política. Y todos los socialistas fueron heridos en gran medida por la caída de la Unión Soviética, simplemente porque el ejemplo de tener a alguna parte del mundo llamándose a sí misma socialista, los inspiraba, así como los ha inspirado la mayor parte del siglo XX. No fue sino hasta el inicio de este siglo que el interés en Marxha revivido de nuevo.” -citado por NewStatesman.com

Sobre su carrera académica: Todo historiador tiene su vida privada, un asiento privado desde el cual puede sondear el mundo. Mi propio asiento está construido, entre otros materiales, de una niñez en la Viena de los años 1920’s; los años del ascenso de Hitler en Berlín, lo cual determinó mi opinión política y mi interés en la historia; y la Inglaterra y en especial el Cambridge de los 1930’s, lo cual confirmó mis posiciones.” -Cátedra en Creighton, Inglaterra en 1993.

Sobre la historia: La historia está siendo inventada en vastas cantidades … es más importante tener historiadores ahora, especialmente historiadores escépticos, que en cualquier momento previo.” 2002 Entrevista con el diario Observer.

Sobre el comunismo: Fui un leal miembro del Partido Comunista por dos décadas hasta 1956, por lo tanto estuve callado sobre muchas cosas sobre las cuales no es razonable estar callado.” Entrevista en 2002.

Sobre el socialismo y el capitalismo: La impotencia enfrenta a aquellos que creen en lo que suma un capitalismo puro, sin Estado, capitalismo de mercado, una suerte de anarquismo burgués internacional, y a aquellos que creen en un socialismo planificado sin contaminación de los privados buscando ganancia. Ambos están en la bancarrota. El futuro, como el presente y el pasado, pertenece a las economías mixtas en las cuales lo público y lo privado están juntos de una forma u otra, ¿Pero, cómo? Ese es el problema para todos hoy en día, pero especialmente para la gente en la izquierda.” 2009 Guardian article.

Sobre la muerte de sus padres: En la noche del viernes 8 de febrero de 1929 mi padre regresó de otro de sus crecientes y desesperadas visitas al pueblo en busca de dinero que pudiera ganar o pedir prestado y colapsó frente la puerta de nuestra casa. Mi madre escuchó sus lamentos a través de la ventana de las escaleras y cuando la abrió ante el aire frío de ese invierno alpino espectacularmente frío, ella lo escuchó llamándola. En unos pocos minutos murió… Agonizante, condenó a muerte a mi madre … ‘Algo se ha roto dentro de mí’, le escribió a su hermana.” – Interesting Times, sus memorias publicadas en 2002.

Sobre Tony Blair: Los primeros ministros laboristas que ven la gloria como señores de la guerra –señores de la guerra subordinados, particularmente- efectivamente me indigna.” Entrevista en 2002.

Sobre las naciones: Las naciones existen no solo como funciones de un tipo particular de estado territorial o la aspiración de establecer uno … sino también en el contexto de una etapa particular del desarrollo tecnológico y económico. La mayoría de los estudiantes actualmente estarían de acuerdo estarían de acuerdo con que los lenguajes nacionales, hablados o escritos, no pueden emerger como tales sin antes imprimirlos, enseñarlos masivamente, y por lo tanto, crear escuelas masivamente. Incluso, ha sido afirmado que el italiano popular hablado como una jerga es capaz de expresarse completamente en la forma en que lo hace un lenguaje del siglo XX, fuera de la esfera de la comunicación doméstica del cara a cara, y sólo se construye hoy en función de las necesidades de la programación de la televisión nacional.” Naciones y nacionalismo desde 1970, publicado en 1990.

Sobre la guerra en el siglo XX: Viví la Primera Guerra Mundial, cuando entre 10 y 20 millones de personas murieron. En aquel momento los británicos, los franceses y los alemanes creyeron que eraq necesario. Nosotros estamos en contra. En la Segunda Guerra Mundial murieron 50 millones. ¿Valió la pena el sacrificio? Yo francamente no puedo enfrentar la idea de que no lo valía. No puedo afirmar que todo sería mejor si el mundo fuera dirigido por Adolf Hitler.” -Perfil de The Guardian de 2002.

Sobre la guerra en el Siglo XXI: Un pronóstico tentativo: no es probable que la guerra en el Siglo XXI sea tan letal y asesina como lo fue en el Siglo XX. Pero la violencia armada, creando sufrimiento y pérdidas desproporcionadamente, permanecerá omnipresente y endémica –ocasionalmente epidémica– en una gran parte del mundo. El prospecto de un siglo en paz, es remoto.” Artículo de 2002 en Counterpunch.

Sobre los libreros del cuarto en que escrbe:La mayoría de ellos están llenos de ediciones extranjeras de mis libros. Su número me impresiona y satisface y siguen llegando mientras nuevos títulos son traducidos y algunos más en mercados vernáculos –como el hindi, el vietnamieta– se abren. Como no puedo leer la mayoría de ellos, no sirven otro propósito que como récord bibliográfico y, por momentos, cuando falta el coraje, como recordatorio de que un viejo cosmopolita no ha fallado enteramente en 50 años de intentar comunicarse con los lectores de historia del mundo.” Artículo de 2008 en The Guardian.

Finalmente, te dejamos una entrevista transmitida en Canal 22 hace unos meses:

Aquí, algunos libros de Hobsbawm completos:

-Marxismo e historia social

-La invención de la tradición, 2012

-En torno a los orígenes de la revolución industrial, 2009

-Historia del Siglo XX, 2000

-Rebeldes primitivos, 1959

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La pesadilla de la montaña de basura tan alta como un edificio de 18 pisos en India

El primer ministro Narendra Modi anunció a principios de mes un plan para cerrar los enormes vertederos a cielo abierto en los que se acumula basura desde hace años.
19 de octubre, 2021
Comparte

Las “montañas de basura” de India pronto serán reemplazadas por plantas de tratamiento de desechos, prometió el primer ministro Narendra Modi a principios de este mes. Saumya Roy* escribe para la BBC sobre la más antigua de todas, tan alta como un edificio de 18 plantas, ubicada en la ciudad costera occidental de Bombay.

Todas las mañanas Farha Shaikh se para en la cima de una montaña de desechos de más de un siglo de antigüedad en Bombay, esperando que los camiones de basura suban.

Esta joven de 19 años ha estado hurgando en este vertedero del suburbio de Deonar desde que tiene memoria.

Normalmente recupera de entre los desechos viscosos botellas de plástico, vidrio y alambre que luego vende en los prósperos mercados de residuos de la ciudad.

Pero, sobre todo, busca teléfonos móviles rotos.

Cada pocas semanas Farha encuentra un celular “muerto” en la basura y con sus escasos ahorros lo repara.

Una vez que cobra vida, pasa las tardes viendo películas, jugando a los videojuegos, enviando mensajes de texto y llamando a sus amigos.

Cuando días o semanas después el aparato vuelve a dejar de funcionar, la conexión de Farha con el mundo exterior se desvanece.

Entonces regresa a las largas jornadas de rebuscar entre la basura, para conseguir botellas que vender y celulares que restaurar.

Deonar

Saumya Roy

Más de 16 millones de toneladas de desechos forman la montaña de basura de Deonar, ocho de ellas repartidas en una extensión de 121 hectáreas.

Los desechos se apilan hasta alcanzar una altura de 36,5 metros.

Se puede ver el mar desde la cima y sobre los sólidos montones de basura se han construido villas miseria.

Gases nocivos y contaminantes

Los desechos en descomposición liberan gases nocivos como metano, sulfuro de hidrógeno y monóxido de carbono.

Y en 2016 fue escenario de un incendio que ardió durante meses y llenó de humo gran parte de Bombay.

De acuerdo a un estudio que el regulador de polución de la India llevó a cabo en 2011, otros incendios similares contribuyeron con el 11% del material particulado que inunda el aire de Bombay, una de sus principales causas de contaminación.

Los vecinos de los alrededores llevan luchando en los tribunales desde hace 26 años, exigiendo el cierre del vertedero de Deonar.

Pero esa montaña de basura no es una excepción en el país. Una investigación realizada en 2020 por el Centro para la Ciencia y el Medio Ambiente (CSE), un think tank independiente con sede en Nueva Delhi, identificó en toda India 3.159 montañas de este tipo que contienen 800 millones de toneladas de desechos.

Estas han sido durante años un dolor de cabeza para funcionarios y políticos.

El 1 de octubre, Modi anunció un “programa nacional de limpieza” de casi US$13.000 millones que incluirá la instalación de una serie de plantas de tratamiento de aguas residuales para reemplazar gradualmente los vertederos de basura al aire libre como el de Deonar.

Pero los expertos se muestran escépticos.

“Si bien se ha logrado en ciudades más pequeñas, es difícil proporcionar una solución para las montañas de desechos a esta escala”, dice Siddharth Ghanshyam Singh, subdirector de programas de CSE.

“Se reconoce que es un problema, pero hemos aceptado que si vamos a vivir en grandes ciudades como Bombay o Nueva Delhi estas montañas de basura van a estar allí”, señala Dharmesh Shah, coordinador en el país de la Alianza Global para Alternativas de Incineradores, una coalición de grupos que abogan por la reducción de residuos.

Deonar

Reuters
La montaña de basura se incendi[o en marzo de 2016;.

Desde el año 2000, India ha aprobado regulaciones que obligan a los municipios a que procesen los desechos.

Pero la mayoría de los estados informan de un cumplimiento solo parcial y no hay suficientes plantas de tratamiento de desechos.

Bombay, la capital comercial y del entretenimiento de la India y hogar de unos 20 millones de personas, tiene una sola planta de este tipo.

Ahora hay planes para instalar una planta que convierta los residuos en energía en Deonar.

Modi dijo que espera que el plan cree nuevos empleos ecológicos. Pero esto preocupa a los recolectores como Farha que llevan toda la vida dedicados a ello.

Aunque desde el incendio de 2016 acceder a la montaña de basura de Deonar se ha vuelto más difícil.

El municipio incrementó la seguridad para evitar que los recolectores entren y provoquen incendios: las llamas derriten la basura más liviana, quedando con ello expuesto el metal que se vende a precios altos.

Los recolectores que logran colarse a menudo son golpeados, detenidos y expulsados, aunque algunos sobornan a los guardias o acceden al vertedero antes del amanecer, cuando comienzan las patrullas de seguridad.

Pero ese no es el único motivo por el que los recolectores de basura de Deonar han visto su modo de vida. Y es que ahora gran parte de la separación de residuos se hace en la ciudad.

Como consecuencia, Farha no tiene teléfono desde hace meses. Y se ve obligada a sobornar a los guardias con al menos 50 rupias (US$0,67) todos los días para entrar y trabajar en los terrenos de Deonar.

Para recuperar esto, incluso pensó en buscar entre la basura que comenzó a llegar desde las salas del hospital en las que se atendía a los pacientes de covid-19 el año pasado.

Pero su familia le pidió que no recogiera esos desechos “dañinos”.

Así que ahora se queda cerca, observando a los recolectores que usan equipo de protección para seguir recogiendo plástico bajo la lluvia para revender.

La ciudad estaba enviando basura nueva y, como lo habían hecho durante años, las montañas tenían que acomodarla y los recolectores tenían que recolectarla y revenderla.

“El hambre nos matará si no nos mata la enfermedad”, dice Farha.

*Saumya Roy es una periodista con sede en Bombay y autora del libro Mountain Tales: Love and Loss in the Municipality of Castaway Belonging (Profile Books / Hachette India).


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=C-3aYnhF6Io

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.