"Quiero ser el primer campeón de boxeo abiertamente gay"
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

"Quiero ser el primer campeón de boxeo abiertamente gay"

El puertorriqueño Orlando Cruz salió del closet en un deporte netamente machista. Pese a que ha recibido mucho respaldo, los seguidores del boxeo pueden llegar a ser muy crueles cerca del cuadrilátero.
19 de octubre, 2012
Comparte

Orlando Cruz se convirtió en el primer boxeador que anuncia abiertamente su homosexualidad. //Foto: AP

El 24 de marzo de 1962, el pugilista cubano Benny Paret fue golpeado por Emile Griffith hasta llevarlo al borde de la muerte en un ring de boxeo de Nueva York. Miles presenciaron la tragedia en el Madison Square Garden y millones de estadounidenses la vieron por televisión.

Por esta razón Griffith, cinco veces campeón mundial y miembro del salón de la fama, es recordado por matar a un hombre. Paret murió por la gravedad de sus heridas días después del combate.

Muchos años después de retirarse, Griffith admitió lo que muchos ya sabían, que era bisexual. Al recordar su tercer encuentro con Paret, quien lo insultó por su orientación sexual antes de la pelea y desencadenó la furia con la que actuó ese día, Griffith dijo: “Maté a un hombre y muchas personas lo entienden y me perdonan, amo a un hombre y muchos lo ven como un pecado imperdonable”.

Cinco décadas más tarde

La semana pasada, 50 años después de la muerte de Paret, Orlando Cruz se convirtió en el primer boxeador que anuncia abiertamente su homosexualidad. “Estuve y estaré siempre orgulloso de ser puertorriqueño,” dijo el boxeador de 31 años. “Siempre fui y seré gay”.

En Twitter, donde a veces no reacciona equlibradamente, esta vez estuvo bastante efusivo al apoyar al boxeador. El cantante puertorriqueño Ricky Martin, quien salió del closet en 2010, le mandó “abrazos”; Miguel Cotto, el arquetipo de boxeador macho puertorriqueño y compañero de equipo de Cruz en las olimpíadas del 2000, predijo mejores tiempos para su “buen amigo”.

La reacción de otros colegas del mundo del boxeo fue por el mismo tono. “A nadie le importa,” dijo el pugilista italo-británico Enzo Calzaghe cuando le planteé que algunas personas en el mundo del boxeo pudieran tener problemas en aceptar a un colega homosexual. “Haz lo que quieras, ¿eres gay? Ven a mi gimnasio, no hay problema”.

“Me encantaría ser el primer hombre en promover un boxeador británico gay,” dijo Frank Maloney, quien llevó a Lennox Lewis a la corona mundial del peso pesado. “Él es un ser humano y trae toda una nueva audiencia a la mesa. Me gustaría ver la ‘libra rosada’ (dinero gay) que saldría de las cajas”.

Algunos podrían pensar que los comentarios de Maloney son un poco cínicos, pero desde otro punto de vista no son condescendientes. Como Maloney resaltó, el boxeo tiene un mejor récord que otros deportes en asimilar la participación de minorías. Después de todo, quizás un gimnasio de boxeo no es un lugar tan inusual para encontrar a un hombre gay, ¿no?

La homosexualidad y el boxeo

A través de una llamada telefónica bastante ruidosa y luchando contra las barreras del idioma, Cruz me dijo en su inglés chapurreado y mi español inexistente que estaba “nervioso y asustado” antes de hacer lo que él llama su “importante decisión”.

“Solo mi familia y mi psicólogo sabían, al final decidimos que ya estaba listo y dije ‘hagámoslo’“, aseveró Cruz, quien pelea contra el mexicano Jorge Pazos en Kissimmee, Florida, este viernes, en una pelea de trámite por el peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo.

“Mi madre es mi mejor amiga y fue la primera persona a la que se lo mencioné. Ella dijo ‘no te preocupes, Orlando, siempre voy a apoyarte’. Mi padre era homofóbico, pero ahora está feliz con mi decisión. La reacción en Puerto Rico ha sido buena: ‘Es la vida de Orlando, es su decisión, si él es feliz, entonces está bien’.

“A alguien en una posición similar le diría que lo mejor es hablar con la familia y amigos, buscar ayuda profesional y ser feliz”.

No obstante, es ingenuo por parte de Calzaghe decir que a nadie le importa si un boxeador es gay. Al haber asistido a suficientes peleas y haber escuchado a los espectadores lanzando insultos racistas, no es razonable decir que un boxeador gay no va a estar sometido al maltrato de algunos fanáticos recalcitrantes.

“¿Por qué promocionarlo?, ¿cuál es la recompensa? Calzaghe agregó: “No me importa lo que una persona es, a menos de que sea un forajido o un criminal”.

Cruz promociona su sexualidad porque me dijo que quería convertirse en el primer campeón abiertamente gay. Además de no querer sentirse como un “forajido o un criminal”, así como han hecho sentir a Emile Griffith durante la mayor parte de su tortuosa vida. Esa es la recompensa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
World Press Photo 2021

'El primer abrazo', historia detrás de la imagen ganadora del World Press Photo 2021

La fotografía de una anciana en Brasil abrazando a una enfermera en medio de la pandemia de coronavirus ganó el prestigioso certamen.
World Press Photo 2021
16 de abril, 2021
Comparte

“Una historia de esperanza y amor en los tiempos más difíciles”.

Así describió el fotógrafo danés Mads Nissen la historia detrás de la imagen ganadora del World Press Photo 2021.

La instantánea capta el momento en el que la enfermera Adriana Silva da Costa Souza rodea con sus brazos a Rosa Luzia Lunardi, de 85 años, quien llevaba cinco meses sin abrazar a nadie.

En Brasil, como en otros muchos países, las residencias de ancianos cerraron en marzo de 2020 para protegerse de la pandemia de coronavirus, especialmente mortal para los mayores de 80.

Tras cinco meses en que se instruyó a los cuidadores reducir a mínimos el contacto físico con los vulnerables, un simple invento en la residencia de ancianos Viva Bem en Sao Paulo permitió restablecer las muestras de afecto.

Empezaron a usar “la cortina del abrazo”, hecha de un plástico flexible que permitía a cuidadores y ancianos volver a abrazarse.

La foto fue tomada el 5 de agosto de 2020.

El jurado independiente la seleccionó como ganadora del certamen con el nombre The First Embrace (“El primer abrazo”).

“El momento más extraordinario de nuestras vidas”

“Cuando supe de la crisis que se desataba en Brasil y el pobre liderazgo del presidente Bolsonaro, negando el virus desde el principio y llamándolo una “pequeña gripe”, realmente sentí la urgencia de hacer algo sobre ello”, comentó Nissen sobre su fotografía.

Cementerio en Manaos, en Brasil.

Getty Images
Brasil es uno de los países con más muertos e infectados por la pandemia de coronavirus.

Desde que comenzara la pandemia, la COVID-19 ha dejado en Brasil 13 millones de infectados y más de 350,000 muertos, convirtiendo a la nación sudamericana en el segundo país con más decesos después de Estados Unidos (559,000), según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Durante la crisis, la gestión del presidente Jair Bolsonaro ha sido ampliamente criticada, por oponerse a aplicar medidas de contención más restrictivas contra el virus.

Kevin WY Lee, fotógrafo y director creativo del jurado en la edición de 2021, describió la foto premiada como “una icónica imagen de la COVID-19 que inmortaliza el momento más extraordinario de nuestras vidas. (En ella) Leo sobre vulnerabilidad, seres queridos, pérdidas y separaciones, muertes, pero, más importante, también supervivencia. Todo está en una sola imagen”.

El jurado valoró 74,470 fotografías de 4,315 fotógrafos antes de seleccionar a los ganadores en ocho categorías: noticias generales, deporte, medio ambiente y retratos.

“Ayer hablé con las dos protagonistas de la foto. Ambas están bien y muy contentas también por el premio”, le dijo Nissen a la BBC.

El fotógrafo cuenta que tomar la foto fue un “alivio” en un momento de “tristeza”.

“Uno podría pensar qué importa un abrazo, pero realmente emocionó a todos, a mí incluido”, confesó Nissen.

Mads Nissen.

Getty Images
Mads Nissen fue el fotógrafo premiado. Trabaja desde 2014 para el diario danés Politiken.

“Este año ha sido muy significativo. Y han elegido esta imagen para representar este año y esta crisis. Es un gran honor”, añadió el fotoperiodista.

Tras graduarse en 2007 de la Escuela Danesa de Periodismo, Nissen se mudó a Shanghái para documentar las consecuencias sociales y humanas del histórico ascenso económico de China.

Ahora reside en Copenhagen, y desde 2014 trabaja como fotógrafo para el diario danés Politiken.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.