Tres inventos que darán que hablar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Tres inventos que darán que hablar

Silicon Valley ha hecho méritos para ganarse la reputación de ser el centro mundial de la tecnología de punta.
1 de octubre, 2012
Comparte

Hewlett-Packard, Apple, eBay y Google son algunos de los gigantes que han florecido en los alrededores de la zona, mientras que otros –como Instagram y Yammer- están en la mira de los inversores.

El área sigue atrayendo talento e inversores, deseosos de ser parte de las próximas revoluciones del mundo de la tecnología.

Como resultado, en el llamado Valle del Silicio y alrededores, en San Francisco, varios lanzamientos esperan acaparar la atención.

La BBC le pidió a la experta en tecnología Laura Locke que fuera a la conferencia Techcrunch Disrupt, uno de los eventos más importantes del sector, e identificara tres lanzamientos que estén por causar revuelo. Éstas son sus elecciones.

La moto eléctrica que hace equilibrio

“El futuro del transporte”. Así describen Danny Kim y su equipo de ingenieros de Lit Motors a este nuevo vehículo, único en su tipo.

Diseñado para resistir la fuerza de un choque contra una todoterreno, el C-1 es el primer vehículo de dos ruedas estabilizado por giroscopios de control electrónico que crean casi 500 kilos de torque.

Esto, combinado con una serie de volantes de inercia, ayuda a mantener el vehículo en posición vertical en situaciones adversas como lluvia, nieve, tráfico intenso y colisiones.

“Hemos desarrollado nuestro propio algoritmo de estabilidad que básicamente mantiene al usuario seguro y hace que las motocicletas sean accesibles para todos”, le dijo Kim a la BBC. “Todo lo que necesitas es saber conducir un coche”.

“El 70% de la gente conduce sola”, añadió, “Así que cortamos el coche por la mitad”.

El prototipo del C-1 a escala real se asemeja a una moto estándar, pero con un capó aerodinámico que envuelve completamente al conductor.

La versión actual se inclina 15 grados automáticamente sin que el conductor tenga que moverse hacia ningún lado. Las versiones futuras se inclinarán hasta 45 grados de forma automática, señaló Kim.

La C-1 es una versión más ecológica que sus antecesoras, que consumen mucha gasolina, pero se mueve de manera similar: pasa de 0 a 96,6 kilómetros por hora en seis segundos y llega a un tope de 193,1 kilómetros por hora.

El objetivo es poder viajar hasta 321 kilómetros con una sola carga usando un enchufe eléctrico estándar, con un costo por carga inferior a un dólar.

Las características de seguridad incluyen airbags, cinturones de seguridad, una jaula antivuelco y puertas de acero reforzado.

Se espera que en 2012 se lance una versión para el público en general y se venda a un precio de US$24.000, que podría bajar a US$19.000 si entra en vigencia un crédito fiscal para los vehículos eléctricos, le dijo Kim a la BBC.

Más adelante, una vez que el C-1 alcance escala comercial, el precio podría bajar a US$12.000 en EE.UU. y $ 8.000 en India y China, especuló.

Lit Motors está tratando de recaudar US$20 millones, más de la mitad de los cuales se destinarán a pruebas de choque.

En el foro Peak Oil, una página donde se discute el agotamiento de los hidrocarburos, algunos escépticos cuestionaron el precio de de la motocicleta.

Un usuario escribió: “Es cool, pero al igual que los coches eléctricos es demasiado cara para la mayoría de la gente, que probablemente se verá obligada a conformarse con un ciclomotor u otra motocicleta barata como las que ya existen”.

Pero si el producto llega al mercado parece tener por lo menos un cliente garantizado.

Kevin Rose -fundador del sitio de noticias Digg y ahora socio de Google Ventures- ha dicho que piensa hacer un depósito.

La aplicación de chat que “adivina”

El empresario Tim Tuttle dice saber cómo se verán y se oirán las conversaciones del futuro.

Él y su equipo de ingenieros informáticos de Expect Labs, un emprendimiento de San Francisco, han pasado los últimos dos años desarrollando un “motor de cálculo anticipado”, una plataforma para aplicaciones que permite predecir lo que las personas quieren o necesitan antes de que explícitamente lo pidan o busquen.

Su primera aplicación para iPad es MindMeld, una aplicación de llamadas grupales de voz y video que analiza lo que se está hablando en tiempo real y “predice” el tipo de información que los participantes desean o necesitan, colocándolo en las tabletas en cuestión de segundos.

Por ejemplo, imaginemos que varios compañeros de trabajo tienen previsto reunirse para tomar algo en el bar después de la oficina.

Dependiendo de qué tipo de alimentos, bebidas y posibles lugares de reunión se mencionen, MindMeld “escucha” lo que se está diciendo y arroja sugerencias de restaurantes, reseñas, mapas, imágenes y números de teléfono a partir de datos de toda la web y las redes sociales.

La aplicación también está diseñada para contrarrestar posibles olvidos al proveer información sobre la gente que participa en la conversación o sobre la que se está hablando.

La tecnología central les permite a los usuarios “simplemente mirar hacia abajo y refrescarse la memoria para no parecer estúpidos en la conversación”, dice Tuttle, cofundador y director ejecutivo de Expect Labs.

El empresario tiene un doctorado de Laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) y en 2004 ayudó a crear Truveo, un motor de búsqueda de video que más tarde le vendió a AOL.

Tuttle explicó que la nueva aplicación saldrá a la venta en octubre e inicialmente sólo dispondrá de llamadas de voz. Su intención es añadir video antes de que finalice el año.

“Dentro de diez años, esto va a ser el estándar de todas las llamadas telefónica”, vaticina.

La cafetera de US$10.000

“¿Le gusta el café? Alguna vez ha tomado una taza hecha por una máquina que cuesta unos US$10.000? Ahora es su oportunidad. Será el mejor café que haya tomado en su vida. Garantizado”.

La propuesta de Blossom atrajo a una multitud de asistentes a la conferencia, desde inversores de riesgo a emprendedores en ciernes y reporteros que esperaban saborear su “increíblemente buena” taza de café.

La máquina portátil fue construida en un almacén de San Francisco por ingenieros mecánicos y diseñadores industriales con experiencia de trabajo en gigantes de la tecnología como la NASA, Apple, Tesla y BMW.

Los fundadores se propusieron ver si podían usar la ciencia y la ingeniería para superar a las cafeteras artesanales.

Su invención, la Cafe1, controla con precisión el tiempo de preparación y la temperatura al punto de que con los mismos granos pueden hacer dos tazas de café muy diferentes.

La máquina incluye un escáner de código de barras QR y conectividad wi-fi para que los productores de café puedan colocar un enlace de internet en sus bolsas que serán reconocidos para identificar la mejor manera de preparar cada mezcla de granos.

La primera edición limitada es de sólo 10 máquinas que se venden a US$11.111 dólares. Están dirigidas a establecimientos comerciales, más que a los consumidores.

Jeremy Kuempel, presidente de Blossom Coffee, reconoció que el precio podría entorpecer su sueño de “poner un excelente café al alcance de todos”.

Pero afirmó que la cafetera se amortizaría luego de un año de uso constante.

“Blossom Coffee es más que una máquina”, dijo.

“Estamos comprometidos a llevar nuestra tecnología a niveles más accesibles”.

Y en el futuro, agregó, el precio podría bajar.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El inquietante aumento de los suicidios entre las mujeres en Japón durante la pandemia

Los efectos económicos y sociales de la pandemia y una conducta de imitación por casos de suicidio entre celebridades están impulsando este "impactante" fenómeno en el país asiático.
23 de febrero, 2021
Comparte

Japón informa de los suicidios con mayor rapidez y precisión que cualquier otro país del mundo. A diferencia de la mayoría de los países, se recopilan las cifras al final de cada mes.

Durante la pandemia de covid-19 los números han contado una historia inquietante.

En 2020, las tasas de suicidio en Japón subieron por primera vez en 11 años. Lo más sorprendente es que, mientras los suicidios masculinos descendieron ligeramente, las tasas entre las mujeres se dispararon casi un 15%.

Solo en octubre, la tasa de suicidios femeninos en el país dio un salto de más del 70%, en comparación con el mismo mes del año anterior.

¿Qué está ocurriendo? ¿Y por qué la pandemia parece estar afectando mucho más a las mujeres que a los hombres?

*Advertencia: Algunos pueden encontrar el contenido de esta historia perturbador

Encontrarse cara a cara con una joven que ha intentado suicidarse en repetidas ocasiones es una experiencia inquietante. Ha despertado en mí un nuevo respeto por quienes trabajan en la prevención del suicidio.

Estoy sentada en un centro de acogida en el barrio rojo de Yokohama, dirigido por una organización benéfica dedicada a la prevención del suicidio que se llama Proyecto Bond.

Al otro lado de la mesa hay una mujer de 19 años, con el pelo recogido. Está sentada. Muy quieta.

En silencio, sin mostrar emoción alguna, empieza a contarme su historia.

Dice que todo empezó cuando tenía 15 años. Su hermano mayor empezó a abusar de ella con violencia. Al final se escapó de casa, pero eso no puso fin al dolor y la soledad.

Acabar con su vida parecía la única salida.

“Desde el año pasado por estas fechas, he estado entrando y saliendo del hospital muchas veces”, me cuenta.

“Intenté muchas veces suicidarme, pero no lo conseguí, así que ahora supongo que he renunciado a intentar morir”.

Lo que la detuvo fue la intervención del Proyecto Bond. Le encontraron un lugar seguro para vivir y empezaron a darle asesoramiento intensivo.

Jun Tachibana es la fundadora del Proyecto Bond. Es una mujer fuerte, de 40 años, con un optimismo infatigable.

Jun Tachibana

BBC
Tachibana, del Proyecto Bond, afirma que la covid-19 parece estar llevando al límite a quienes ya son vulnerables.

“Cuando las chicas tienen verdaderos problemas y sufren, realmente no saben qué hacer”, asevera.

“Nosotros estamos aquí, dispuestos a escucharlas, a decirles: estamos con vosotras”.

Tachibana afirma que la pandemia parece estar llevando al límite a quienes ya son vulnerables.

Describe algunas de las desgarradoras llamadas que ha recibido su personal en los últimos meses.

Escuchamos muchas frases como “Quiero morir” o “No tengo adónde ir”, asegura. “Dicen: ‘Es tan doloroso, me siento tan sola que quiero desaparecer'”.

Para quienes sufren abusos físicos o sexuales, la pandemia ha empeorado mucho la situación.

“Una chica con la que hablé el otro día me confesó que su padre la acosa sexualmente”, cuenta Tachibana.

“Pero, debido a la pandemia, su padre no trabaja mucho y está más en casa, así que no puede escaparse de él”.

Un patrón “muy inusual”

Si se observan los anteriores periodos de crisis en Japón, como la crisis bancaria de 2008 o el colapso del mercado bursátil y la burbuja inmobiliaria a principios de la década de 1990, el impacto se dejó sentir sobre todo en los hombres de mediana edad.

Se observaron grandes picos en las tasas de suicidio masculino.

Pero la crisis de la covid-19 es diferente, está afectando a los jóvenes y, en particular, a las mujeres jóvenes. Las razones son complejas.

Número de suicidios en Japón. 2008 - 2020. .

Japón solía tener la tasa de suicidio más alta del mundo desarrollado.

En la última década, ha tenido un gran éxito en la reducción de las tasas de suicidio: han caído alrededor de un tercio.

La profesora Michiko Ueda es una de las principales expertas en suicidios de Japón. Me cuenta lo impactante que ha sido presenciar el fuerte retroceso de los últimos meses.

“Este patrón de suicidios femeninos es muy, muy inusual”, me revela.

“Nunca había visto un aumento tan grande en mi carrera como investigadora en este tema. Lo que ocurre con la pandemia de coronavirus es que las industrias más afectadas son las que cuentan con personal femenino, como el turismo y el comercio minorista y las industrias alimentarias”.

Japón ha visto aumentar considerablemente el número de mujeres solteras que viven solas -muchas de ellas optan por ello en lugar de casarse- lo que desafía los tradicionales roles de género que aún perviven en el país.

La profesora Ueda afirma que las mujeres jóvenes también son mucho más propensas a tener empleos precarios.

depresión

Getty Images
En octubre del año pasado, 879 mujeres se quitaron la vida. Esto supone un aumento de más del 70% respecto al mismo mes de 2019.

“Muchas mujeres ya no están casadas”, relata.

“Tienen que mantener su propia vida y no tienen trabajos permanentes. Así que, cuando ocurre algo, por supuesto, se ven afectadas muy duramente”.

“El número de pérdidas de empleo entre el personal no permanente es enorme en los últimos ocho meses”.

Hay un mes que destaca. En octubre del año pasado, 879 mujeres se quitaron la vida. Esto supone un aumento de más del 70% respecto al mismo mes de 2019.

Los titulares de los periódicos dieron la voz de alarma.

Algunos comparaban el número total de suicidios de hombres y mujeres en octubre (2.199) con el número total de muertes en Japón por coronavirus hasta ese momento (2.087).

Algo particularmente extraño estaba ocurriendo.

El 27 de septiembre del año pasado, una actriz muy famosa y popular llamada Yuko Takeuchi fue encontrada muerta en su casa. Después se conoció que se había quitado la vida.

Yuko Takeuchi

Getty Images
La actriz japonesa Yuko Takeuchi fue encontrada muerta en su casa y los expertos han percibido un efecto de imitación.

Yasuyuki Shimizu es un antiguo periodista que ahora dirige una organización benéfica dedicada a combatir el problema del suicidio en Japón.

“Desde el día en que se hace público que un famoso se ha quitado la vida, el número de suicidios aumenta y se mantiene así durante unos 10 días”, estima.

“A partir de los datos podemos ver que el suicidio de la actriz el 27 de septiembre provocó 207 suicidios femeninos en los 10 días siguientes”.

Si se observan los datos de los suicidios de mujeres de la misma edad que Yuko Takeuchi, las estadísticas son aún más reveladoras.

“Las mujeres de 40 años fueron las más influenciadas de todos los grupos de edad”, sostiene Shimizu.

“Para ese grupo (la tasa de suicidio) se duplicó con creces”.

Otros expertos coinciden en que existe una conexión muy fuerte entre los suicidios de famosos y un repunte inmediato de los suicidios en los días posteriores.

El fenómeno de los famosos

Este fenómeno no es exclusivo de Japón, y es una de las razones por las que informar sobre el suicidio es tan difícil.

Cuanto más se hable del suicidio de un famoso en los medios de comunicación y en las redes sociales, mayor será el impacto en otras personas vulnerables.

Una investigadora de este tema es Mai Suganuma. Ella misma vivió de cerca un suicidio. Cuando era adolescente, su padre se quitó la vida.

Ahora colabora en apoyar a las familias de otras personas que se han suicidado.

Y al igual que el coronavirus está dejando a familias sin poder llorar a sus seres queridos, también está haciendo más difícil la vida a los parientes de las víctimas de suicidio.

“Cuando hablo con los familiares, su sentimiento por no poder salvar a su ser querido es muy fuerte, lo que a menudo hace que se culpen a sí mismos”, explica Mai Suganuma.

People walk past the entrance of an Karaoke store closed due to the spread of the conoravirus in Tokyo

Getty Images
Las calles de Japón se han vaciado por la tercera ola de la pandemia.

“Yo también me culpé por no haber podido salvar a mi padre”.

“Ahora les dicen que deben quedarse en casa. Me preocupa que el sentimiento de culpa se haga más fuerte. Para empezar, los japoneses no hablan de la muerte. No tenemos una cultura de hablar de los suicidios”.

Japón se encuentra ahora en la tercera ola de infecciones por covid-19, y el gobierno ha ordenado un segundo estado de emergencia.

Es probable que se prolongue hasta bien entrado febrero. Más restaurantes, hoteles y bares están cerrando sus puertas. Más personas están perdiendo sus empleos.

Para Ueda hay otra pregunta persistente. Si esto ocurre en Japón, sin cierres estrictos, y con relativamente pocas muertes por el virus, ¿qué está ocurriendo en otros países donde la pandemia es mucho peor?


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JpWiPF_rmY0

https://www.youtube.com/watch?v=ElxR2is1_bk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.