Venezuela y el manual para enfrentar la derrota
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Venezuela y el manual para enfrentar la derrota

Psicólogos estadounidenses ya le llaman el "Síndrome de Estrés Traumático Postelectoral". Vea a qué clase de sentimientos se expone si su candidato pierde este domingo. Y cómo puede curarse la tristeza que le genere un resultado electoral adverso.
6 de octubre, 2012
Comparte

A días de las elecciones presidenciales en Venezuela, y apenas a cuatro semanas de los comicios en Estados Unidos, las emociones comienzan a dispararse entre los partidarios de uno u otro candidato.

El caso de Venezuela, donde la polarización es más evidente, es especialmente llamativo, por cuanto hay personas ya preocupadas por cómo se sentirán el día después si su candidato no resulta elegido.

¿Se romperá el “corazón de mi patria”? ¿No habrá “un camino”? para ponerlo en términos de eslóganes del chavismo y la oposición.

En BBC Mundo no somos los primeros en preguntarnos qué pasará con el estado de ánimo de los derrotados después de unas elecciones.

De hecho, en Estados Unidos, la decepción postelectoral tiene incluso su denominación específica como trastorno: Síndrome de Estrés Traumático Postelectoral (PESTS, por sus siglas en inglés).

¿En qué consiste este síndrome?

Los expertos aseguran que, tras la derrota de su candidato preferido, una persona puede sentirse invadida por una suerte de desánimo ante la vida, falta de confianza en las instituciones electorales, cierta indignación o rabia, y también apatía.

Son emociones que, pese a que pueden parecer contradictorias, se combinan al mismo tiempo.

Además, quienes están más implicados en el devenir político de su país, pueden caer en un proceso de desorientación severa. Surge para ellos la necesidad de rodearse de personas que piensen igual y sienten el temor a que el país se venga abajo.

Algunos psicoanalistas van más allá y comparan el síndrome postelectoral con la sensación de tristeza colectiva tras una tragedia. Sin embargo, en el caso de las elecciones, se da la particularidad de que mientras una parte de la sociedad está de duelo, la otra está triunfante.

La desconexión entre la tristeza y el trauma de la mitad del país y la sensación de victoria moral de la otra mitad agrava la depresión de quienes fueron derrotados, que inevitablemente son testigos de la celebración de los vencedores, ya sea por sus manifestaciones de júbilo en las calles o por la proliferación de mensajes y reacciones en redes sociales como Facebook y Twitter.

Esto hace que, a menudo, los perdedores recurran a la acción inmediata y emprendan actividades de protesta, sobre todo en el caso de países polarizados o cuando el resultado electoral es muy ajustado.

Cómo sobrellevarlo

Pero no debe cundir la alarma. Los psicólogos aseguran que el síndrome de la derrota postelectoral no persiste durante largo tiempo.

Según le explicó a BBC Mundo el profesor de psicología social Allen McConnell, de la Universidad de Miami en Ohio, los seres humanos tienden a equivocarse cuando hacen lo que la ciencia denomina una “previsión afectiva”.

“Generalmente, las personas se suelen equivocar con esto. Cuando piensan sobre sucesos que pueden darles o mucha felicidad o mucha tristeza, tienden a sobreestimar la intensidad de esos sentimientos y su duración”, dijo McConnell.

“Quienes hayan votado por el candidato derrotado estarán seguramente tristes y molestos, pero no se dan cuenta de lo rápido que lo superarán, cuando empiecen a preocuparse de nuevo por las cosas del día a día, que no tienen nada que ver con las elecciones presidenciales”, añadió.

Aún así, no se debe presionar a las personas que están apesadumbradas por las elecciones para que salgan de ese ciclo, opinó el doctor Alan Steinbach, de la Universidad de California en Berkeley.

En conversación con BBC Mundo, Steinbach advirtió que quienes sufren este síndrome se pueden sentir frágiles y cínicos, y que decirles que tienen que superarlo y seguir adelante con sus vidas puede ser contraproducente y empeorar los síntomas.

El experto sugirió que los amigos o la gente cercana a quienes lo están padeciendo deben darles tiempo para asimilar la decepción y cuidar de ellos hasta que estén listos para reemerger de su bache.

La vida sigue

Los más escépticos consideran que la sociedad moderna está creando síndromes para todo y que hablar de depresión postelectoral es una exageración.

Pero, ¿qué se le puede decir a las personas que sí consideran que es algo serio y que están preocupadas por su salud emocional después de las elecciones?

En opinión de Allen McConnell no se puede hacer mucho de antemano, excepto recordarles que la vida sigue.

“Las elecciones, la pérdida de un trabajo, la ruptura de una relación sentimental… cuando las personas se imaginan un escenario negativo y se preguntan cómo se sentirán al respecto, no aprecian que sus vidas están llenas de muchas otras facetas y situaciones que les ocurren.

“Si la gente pudiera anticipar esto, no cometería este error”, subrayó. “Conforme pasa el tiempo, otros eventos como el trabajo, la familia, ocuparán su mente. La elección presidencial se va desvaneciendo mucho más rápido de lo que ahora anticipan”.

“Afortunadamente, hay un mensaje positivo”, señaló por su parte Alan Steinbach. “Los pacientes que se recuperan del PESTS renacen más sabios, más energéticos, y más activos políticamente que antes”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 consejos (muy) simples para lidiar con la fatiga que nos generan las pantallas

Para muchos, este último año la casa se transformó en el lugar de trabajo. Y la vista es uno de los sentidos perjudicados por tanto consumo de pantallas digitales. Te compartimos consejos fáciles que puedes aplicar para aliviar la fatiga ocular.
17 de abril, 2021
Comparte

Agenda para hoy:

7:00 a 9:00 – revisar las noticias y los correos (dispositivo: teléfono celular).

10:00 – reunión por Zoom (dispositivo: tableta)

10:30 a 18:30 – trabajar (dispositivo: computadora portátil)

20:00 – serie (dispositivo: televisor)

Tal vez esta agenda del día puede aplicarse a muchas personas que durante la pandemia por la covid-19 tuvieron que adaptarse al teletrabajo.

Y la consecuencia evidente tras estas actividades es que nuestros ojos estén cansados por estar mirando constantemente dispositivos electrónicos.

Según un reciente estudio publicado en la revista American Journal of Ophthalmology, el exceso de exposición a las pantallas digitales y las actividades al aire libre limitadas están asociadas a la aparición y la progresión de la miopía y podrían agravarse durante y posteriormente al período de la pandemia.

En un lente se refleja una pantalla electrónica.

Getty Images

Incluso algunos oftalmólogos advierten que “la fatiga visual digital en la pandemia de la covid-19 es una amenaza emergente para la salud pública”, según publica el Indian Journal of Ophthalmology.

Los niños tampoco están exentos. La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) sostiene que mirar las pantallas durante horas y horas puede provocar fatiga visual, visión borrosa y ojos secos también en los menores.

Pero a no desesperarse.

Aquí te compartimos 4 consejos simples que puedes aplicar en el teletrabajo y en tus horas de ocio electrónicas para aliviar la fatiga que genera la prolongada exposición a las pantallas digitales.

1. Alarma para la 20-20-20

Ya te contamos sobre los beneficios de la regla 20-20-20 en la que tanto insisten los especialistas en ojos. 👉 La regla 20-20-20

Igual, te la refrescamos.

Reloj que marca 20 segundos.

Getty Images
La regla 20-20-20 es una manera de ayudar a descansar los ojos.

La técnica 20-20-20 sirve para relajar los músculos de dentro y alrededor de los ojos que son los que hacen que puedas mirar detenidamente en una misma dirección.

Consiste en que cada 20 minutos, debes mirar algo al menos a 20 pies de distancia, que son unos seis metros, durante 20 segundos.

Pero seamos sinceros. ¿Recuerdas descansar los ojos cada 20 minutos?

Una solución práctica para cumplir con la regla es programar una alarma en el teléfono.

Si tu teléfono no cuenta con esa función, existen varias aplicaciones gratuitas que puedes descargar como Repeat Alarm o Interval Timer y que cada 20 minutos tengas un ayuda de memoria electrónico.

2. Lámparas LED y ubicación

Si la luz artificial de tu casa te provoca dolores de cabeza, una recomendación es cambiar las bombillas.

Intenta usar lámparas LED o una luz más suave que no cause destellos o haga zumbido.

Otro consejo es que coloques la pantalla de la computadora evitando el reflejo sobre todo de la iluminación que provenga del techo o de las ventanas.

Un hombre a oscuras mira una pantalla.

Getty Images
Puedes mejorar la luz y tu posición frente a la pantalla para aliviar la fatiga ocular.

Por último, según la Asociación Estadounidense de Optometristas (AOA, por sus siglas en inglés), a la mayoría de las personas les resulta más cómodo ver una pantalla cuando los ojos miran hacia abajo.

La pantalla debe estar entre unos 15 a 20 grados por debajo del nivel de los ojos medido desde el centro de la pantalla (entre unos 10 y 12 cm) y entre 50 a 70 cm de distancia de los ojos.

3. Letra más grande y color

Adaptar la letra de la computadora puede ayudarte a que el ojo no se esfuerce más de lo que ya lo hace diariamente frente la pantalla.

No hay un tamaño ideal que se adapte a todas las personas así que debes encontrar cuál te sienta mejor, opinan los especialistas.

Una mujer frunce el ceño intentando leer la pantalla del teléfono celular.

Getty Images
Recuerda que puedes ajustar el tamaño de la letra en sus aparatos electrónicos para no forzar tu vista.

Ajustar el brillo de la pantalla para que coincida con el nivel de la luz en donde te encuentres es otra forma de ayudar a evitar la fatiga ocular.

Y algunos expertos dicen que el texto oscuro sobre un fondo claro es generalmente mejor para los ojos que el texto claro sobre un fondo oscuro.

4. Presente en Zoom

¿Estás cansado de las reuniones de Zoom?

De ellas tal vez no puedas escaparte pero si te fatiga ver tu propio rostro en la pantalla puedes ocultarlo sin que afecte la comunicación.

Puedes hacerlo con la función “Hide self view” en el menú que se despliega en los tres puntos a la derecha del cuadro donde aparece tu cara.

Boris Miranda y Analía Llorente en una llamada de Zoom.

BBC
Puedes ocultar tu rostro en una llamada de Zoom si estás cansado de verte a ti mismo.

Puedes volver a habilitarlo si cambiaste de opinión.

Y tú que llevas trabajando o estudiando en casa hace más de un año por la pandemia del covid-19, ¿tienes algunos consejos simples para evitar la fatiga que te provocan las pantallas de los aparatos electrónicos?

Cuéntanos en este post de Facebook.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EqG2FLNJvIQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.