GDF gasta más en sueldos que en proteger periodistas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

GDF gasta más en sueldos que en proteger periodistas

La AC financiada por el GDF para defender a informadores gasta sólo 47 centavos de cada 10 pesos en su objetivo principal.
Por Dulce Ramos
26 de noviembre, 2012
Comparte

6.50 de cada 10 pesos que el Gobierno del Distrito Federal entrega a la asociación civil ‘Casa de los Derechos de los Periodistas’ se gastan en sueldos y honorarios. En contraste, a la protección, capacitación y defensa de informadores en riesgo, que es su objetivo principal, sólo destinan 47 centavos.

Desde su creación en 2010 como respuesta del gremio y el Gobierno a los crecientes riesgos que enfrentan los informadores, la Casa ha recibido fondos públicos por 10 millones de pesos, según consta en dos convenios firmados ese mismo año, uno en septiembre y el otro en octubre.

De esos 10 millones, siete fueron destinados a la compra de un inmueble que se convertiría en un refugio para periodistas amenazados, y que dos años después, no está listo. Los 3 millones restantes, quedaron a disposición de la asociación civil para cumplir con sus objetivos.

Los convenios firmados obligan a la Casa de los Periodistas a reportar de manera bimestral su trabajo y gastos ante la Secretaría de Gobierno del DF. El sexto informe bimestral de 2011 contiene el balance de los primeros 12 meses de operación, y éste revela que de los 3 millones disponibles, ejercieron en 2011 58% de los recursos; es decir, 1 millón 733 mil 526 pesos.

El rubro en que la Casa reporta el mayor gasto es el de ‘asesorías’, al que se destinaron 65% de los fondos. Ello significa que seis pesos con 50 centavos de cada 10 asignados, se fueron al bolsillo de algún integrante o prestador de servicios contratado por la asociación. Dentro de esa etiqueta se encuentran los honorarios de la dirección, del servicio de diseño, las asesorías administrativas, así como los servicios contables y los honorarios del programa jurídico.

En contraste, la Casa eroga sólo 4.7% -47 centavos de cada 10 pesos- en las actividades relacionadas a su objetivo principal, entre ellas, sesiones de trabajo, gastos legales y de viaje.

Todas las cifras de esta investigación surgen tras convertir el informe a una hoja de cálculo que se encuentra disponible al final de este texto. Cabe señalar, que, aunque la Casa debe cumplir con criterios de transparencia por recibir fondos públicos, en su página web  han omitido publicar documento alguno.

Este portal buscó a la Presidenta del Consejo Directivo de la Casa, Judith Calderón, para conocer su análisis del gasto, sin embargo, para aceptar la entrevista, la también Secretaria General del Sindicato de La Jornada pidió el envío de “un guión” al correo electrónico institucional. Se le hizo llegar un mensaje con las líneas generales de la entrevista, pero ningún responsable respondió.

¿Cómo se gasta el dinero?

Los 6.50 pesos que en proporción, gastó la Casa en asesorías, se distribuyen de esta forma: 1.70 para quien fuera el Director Ejecutivo de la Casa en 2011, el periodista Rogelio Hernández. 1.80, para los honorarios de diseño, 2.1 para las asesorías administrativas, 0.20 centavos a servicios contables, y 0.50 centavos a los honorarios del programa jurídico.

De los 47 centavos gastados en cumplir su objetivo, la mayor parte (17 centavos) se va a gastos legales y gestorías. El resto son cantidades marginales destinadas a telefonía e internet, combustibles, estacionamiento, mensajería y otros.

Los 3 pesos que restan en la proporción de 10 se han gastado en la renta del local donde despacha la Casa, en la compra  y mantenimiento del equipo de cómputo, papelería, materiales de aseo, y otros.

¿Qué tan efectiva es la labor de la Casa?

A principios de este mes, las acciones de protección a periodistas emprendidas y financiadas por el Gobierno del Distrito Federal fueron objeto de críticas por su “carácter cosmético”.

Mientras el Subsecretario de Gobierno, Juan José García Ochoa,  aseguró que la capital es un refugio para comunicadores amenazados, la organización Artículo 19, que vela  por la libertad de expresión, acusó que proyectos locales como el Mecanismo para la Protección a Periodistas ha mostrado su inoperancia e incapacidad. Incluso, el pasado 8 de noviembre, emplazó al gobierno en un comunicado a transparentar la administración y  criterios básicos de protección a informadores.

Bajo ese contexto, Animal Político analizó los siete informes de la Casa de los Derechos de los Periodistas que ya son públicos (seis de 2011 y uno de 2012) y en ellos encontró que las labores de la asociación se han circunscrito al acompañamiento jurídico y asesorar en materia legal a 43 periodistas del país. Ninguno de los casos atendidos ha implicado acciones de protección como retirar al periodista del estado donde su integridad está en riesgo o, incluso, llevarlo fuera del país. Tampoco han consignado casos en los que hayan otorgado algún refugio o alimentación.

Al mencionar al Subsecretario de Gobierno la disparidad en lo que se gasta en sueldos y en actividades ligadas a la protección, García Ochoa aseguró haber percibido esa situación en los reportes de la Casa por lo que, en un nuevo convenio firmado con la asociación se agregó una cláusula con la que el Gobierno se reserva el derecho a cancelar el convenio en caso de incumplimiento.

La Casa niega el Convenio 2012

En el primer reporte bimestral de este año, presentado en febrero por Judith Calderón, la Casa identifica entre sus mayores debilidades la falta de recursos. Tras haber ejercido más de la mitad, la asociación asegura que sólo cuenta con fondos para operar seis meses más y presupuesta  2.5 millones adicionales para cumplir con el Plan de Trabajo 2012.

El Subsecretario de Gobierno aseguró en entrevista que el convenio más reciente con la Casa, firmado el pasado 31 de octubre,  estipula la entrega de 3 millones de pesos. Es decir, una cantidad igual a la del convenio de 2010, que además, es 500 mil pesos mayor a la solicitada en el informe.

En un primer y único contacto telefónico hace dos semanas, Calderón negó la firma de convenio alguno, y aunque reconoció que en octubre hubo una reunión con García Ochoa, aseguró que “no hay nada oficial” que garantice la entrada de fondos.

Animal Político obtuvo una copia del convenio y en él aparece la firma de Judith Calderón en representación de la Casa. Por el Gobierno aparecen las rúbricas de Héctor Serrano Cortés, Secretario de Gobierno, del propio García Ochoa y de la Directora General de Administración, María Eugenia Guarneros Bañuelos, en calidad de testigo.

La casa conocía de antemano que la transferencia de los 3 millones no sería inmediata no sólo porque en la cláusula segunda del convenio se tachó la palabra “transfiere” y se cambió por “transferirá”, sino también porque los 3 millones estipulados en el convenio de octubre de 2010, no fueron recibidos sino hasta inicios del año siguiente.

Tal como declaró García Ochoa, el documento firmado en octubre tiene una diferencia fundamental frente al de 2010, pues en la cláusula cuarta, la Secretaría de Gobierno estipula que en caso de incumplimiento de cualquiera de los términos y condiciones, “procederá a la cancelación y terminación anticipada del presente convenio” y la asociación “deberá devolver los recursos económicos que al momento de la terminación no haya ejercido”.

Convenio 2012:

Convenio Octubre 2012

Balanza de comprobación al 31 de diciembre de 2011:

Balanza de comprobación al 31-dic-12

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Viruela del mono: en qué se diferencia de la devastadora viruela humana erradicada hace 40 años

Comparten prácticamente el mismo nombre, pero la viruela humana y la viruela del mono tienen diferencias que analiza BBC Mundo.
20 de mayo, 2022
Comparte

El surgimiento de varios brotes de viruela del mono en Estados Unidos, Canadá y varios países en Europa ha recordado al patógeno que durante siglos devastó a la humanidad.

La viruela humana es una de las enfermedades más letales que han existido y estudios en momias egipcias sugieren que pudo estar circulando entre personas desde hace al menos 3 mil años.

Solo en el siglo XX se estima que mató a alrededor de 300 millones de personas.

Por fortuna, la viruela humana se convirtió en la primera enfermedad erradicada de la historia hace más de 40 años, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) certificó su fin en 1980 tras una exitosa campaña de vacunación global.

Ahora, la viruela del mono está causando el mayor brote jamás visto en Europa de la enfermedad y los científicos estudian a fondo sus implicaciones.

De momento, las autoridades médicas indican que las probabilidades de ver una transmisión descontrolada son bajas y señalan que su letalidad está lejos de la causada por la viruela humana.

En BBC Mundo analizamos las diferencias entre estos dos virus muy parecidos de la misma familia de los orthopoxvirus.

Mortalidad

¿Qué tan mortal es?

Es la pregunta que seguro muchos se hacen al escuchar hablar de una enfermedad desconocida. Sobre todo si comparte el nombre con una de las más mortales de la historia.

“Afortunadamente, la viruela del mono es bastante más leve que la versión mayor de la viruela humana, que llegó a alcanzar un 30%“, explica a BBC Mundo Raúl Rivas González, catedrático de microbiología en la Universidad de Salamanca en España.

La viruela humana se presentaba en dos versiones: variola mayor y variola menor. La mayor era la más la mortal, la que podía llegar al 30%. La menor provocaba una enfermedad más leve y en pocas ocasiones causaba la muerte.

Paciente con viruela.

Getty Images
La versión más mortal de la viruela podía alcanzar una mortalidad de hasta el 30%.

Sucede de forma parecida con la viruela del mono, aunque con porcentajes inferiores de mortalidad. Existen dos “clados” o versiones: la de África occidental y la de África central.

“El de África occidental es el más leve, con una mortalidad de entre el 1% y el 10%, y parece ser el que está originando el brote en Europa”, dice Rivas.

“El de África central, por otra parte, es más virulento y peligroso y puede llegar a matar a alrededor del 20% de infectados”, agrega.

Jacob Lorenzo Morales, director del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias en España, ofrece los mismos porcentajes y explica que los niveles más altos de letalidad se concentran en poblaciones determinadas.

“Por los datos que hemos visto, las mayores letalidades se dan en zonas rurales muy pobres en África y, en general, en muchos niños por su sistema inmune menos desarrollado”, apunta para BBC Mundo.

Transmisión

Estamos en medio de la pandemia de coronavirus donde nos enfrentamos a un patógeno altamente transmisible, pero este no es el caso de la viruela del mono.

Este tipo de viruela, a su vez, también parece transmitirse con menor facilidad que la viruela humana.

“Es un virus que se transmite muy bien entre animales, pero una vez salta de animal a humano no tiene una alta capacidad de transmitirse”, dice Lorenzo Morales.

Las autoridades médicas señalan que todavía no hay mucha información sobre las posibles vías de transmisión entre humanos en los brotes actuales.

Por lo que se conoce, se transmite principalmente a través de contactos estrechos e intercambios de fluidos corporales. Muchos de los casos en Europa parecen estar vinculados a la transmisión sexual.

Campaña de vacunación en Benín en 1968.

Getty Images
Una campaña de vacunación histórica, especialmente en zonas de menos recursos, consiguió erradicar la viruela en 1980.

Pero se están estudiando todas las vías posibles, como la transmisión indirecta a través de objetos contaminados e incluso aerosoles.

“La viruela erradicada se transmitía de forma similar, pero el contagio entre humanos era mucho más fácil”, recuerda Lorenzo Morales, quien no descarta que en el futuro la viruela del mono pueda hacerse más eficiente en la forma de transmitirse.

Raúl Rivas explica que esta viruela es un virus bastante estable y que varía muy poco. Pero a su vez, Morales menciona que “es un patógeno relativamente nuevo, acostumbrándose a vivir entre nosotros, y todavía no está especializado en multiplicarse e infectarnos”.

La viruela humana solo podía transmitirse entre humanos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos (CDC), no hay evidencia científica de que la viruela pueda transmitirse por insectos u otros animales.

El origen de la viruela es desconocido. En el caso de la viruela del mono, se le llama así por descubrirse en colonias de monos mantenidos para labores de investigación en 1958.

Síntomas

En ambas enfermedades, el cuadro clínico comienza de forma similar, aunque es algo más leve en la viruela del mono.

“Como en la mayoría de infecciones, empiezan con fiebre y también es común el malestar corporal, cansancio, dolor muscular y en la garganta”, describe Rivas.

Visión microscópica del virus que causa la viruela.

Getty Images
Visión microscópica del virus que causa la viruela.

Además, en ambas enfermedades también se desarrollan las inequívocas pústulas cutáneas que luego pueden dejar visibles cicatrices en la piel de los pacientes.

“Luego, con el paso de los días, la viruela del simio suele hinchar los ganglios linfáticos, tanto los cervicales, maxilares, axilares y en las ingles. Esto no ocurría con la viruela humana”, añade Rivas.

El periodo de incubación de la viruela símica suele ser de siete a 14 días, pero puede reducirse a cinco y elevarse a 21 días.

En el caso de la viruela humana, la incubación puede durar entre siete y 19 días, aunque la duración media era entre 10 y 14 días.

Tratamiento

La viruela fue erradicada gracias a una campaña de vacunación histórica que puso fin a miles de años de muertes causadas por el patógeno.

Dado que el virus de la viruela del mono está estrechamente relacionado con el que causa la viruela, la vacuna contra esta última también ha mostrado ser efectiva para las dos enfermedades.

En este caso, las personas mayores de 55-60 años que fueron vacunadas contra la viruela antes de su erradicación podrían tener entonces una inmunidad considerable contra la viruela del mono.

Edward Jenner.

Getty Images
Los estudios del inglés Edward Jenner en el siglo XVIII fueron clave para el desarrollo de la vacuna contra la viruela.

Sin embargo, mientras se define la mejor estrategia para tratar esta enfermedad, que científicos ven poco probable que se descontrole, los tratamientos disponibles son sobre todo paliativos para los síntomas.

Lorenzo Morales lamenta que no haya un tratamiento específico.

“Como es un patógeno que sobre todo ha afectado a África y no a los países desarrollados, no se invierte suficiente en la búsqueda de tratamientos“, dice.

Sin embargo, a pesar de no contar con tratamientos específicos, hay una diferencia muy grande entre esta viruela del mono y la erradicada: el avance de la ciencia y el conocimiento.

Por cientos de años, la viruela humana hizo estragos sin que se lograse comprender la enfermedad y cómo detenerla.

“Esta viruela del mono es una enfermedad que conocemos bien. Quizás para el público general es algo nuevo, pero se descubrió en 1958. Está bien estudiada también porque es muy parecida a la viruela humana”, dice Rivas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gcPQE4QeRpc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.