El vendaval que enfrentará el nuevo presidente de México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El vendaval que enfrentará el nuevo presidente de México

Ante él se presenta una larga lista de problemas: inseguridad, economía, corrupción, monopolios, redes criminales, etc..
Por Will Grant BBC Mundo Ciudad de México
29 de noviembre, 2012
Comparte

Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), asume esta sábado como presidente de los mexicanos. Ante él se presenta una larga lista de problemas. Entre ellos el más urgente es el de la inseguridad.

México afronta el mayor brote de violencia vinculado al narcotráfico. El gobierno del presidente saliente Felipe Calderón dice que, debido a la escalada de violencia en 2006, no tuvo más alternativa que lidiar con el asunto echando mano del ejército.

No obstante, su gobierno destacó que México goza de una tasa de homicidios inferior a la de muchos otros países de la región, incluyendo a Venezuela, Honduras y Brasil.

Pero el grado de brutalidad de la violencia en México lo diferencia de cualquier otra nación latinoamericana.

Tan sólo este año tuvieron lugar varias masacres con decenas de cadáveres mutilados. Muchos de los cuerpos fueron hallados colgando de puentes y sus cabezas seccionadas abandonadas frente a edificios públicos dentro de heladeras portátiles. Macabros eventos con el fin de extender el miedo entre la población local.

Redes criminales

Foto: AP

Algunas bandas han evolucionado en vastas redes criminales. Especialmente en el caso de Los Zetas que, originalmente conformada por personal militar de México y Guatemala, hoy controla franjas del noroeste del país.

El otro gran grupo es el cartel de Sinaloa, liderado por Joaquín “Chapo” Guzmán, el narcotraficante más buscado del mundo.

Lidiar con estos carteles supone un reto enorme para el nuevo presidente. El nuevo gobierno tendrá que decidir pronto si continuar con la estrategia militar o probar una nueva táctica.

La experta en seguridad Ana María Salazar considera que negociar con las redes criminales no es una opción.

“La fuerza de estas organizaciones lo hace imposible… ‘negociable’ significa que la ruptura de un acuerdo debe acarrear consecuencias. Y esto significa que el gobierno tendrá que ser más violento que los carteles. La idea de un pacto es desagradable y lo considero imposible”.

El presidente tendrá también que presionar más a Estados Unidos para reducir la demanda de drogas de este país, así como controlar el flujo de armas hacia México.

La lucha contra el crimen organizado va a ser sin duda una tarea dantesca y la impunidad es todavía un enorme problema, ya que se estima que el 97% de los asesinatos vinculados al narcotráfico quedan impunes.

Economía

Gerardo Esquivel, consejero del Banco Mundial y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), identifica tres puntos clave.

“El primero es restablecer el crecimiento económico de forma sostenible y a un mayor nivel. Después combatir la pobreza, donde hemos visto resultados muy pobres en los últimos años, y tercero, generar mayores oportunidades de empleo, particularmente entre los jóvenes”.

Sergio Martin, economista en jefe de HSBC en México, afirma que la tasa de crecimiento mexicano para 2012, entre el 3% y el 4%, es saludable, especialmente cuando se compara con Estados Unidos y la mayor parte de Europa.

Pero Esquivel considera que la tasa de crecimiento esconde una realidad económica más preocupante.

“Si tenemos en cuenta que la economía cayó fuertemente en 2009, que nuestra recuperación involucró muy poco empleo formal y que muchos de los puestos creados contaron con salarios inferiores a la media, la perspectiva es un poco más crítica”, expresó a la BBC.

Otro tema espinoso es la posible privatización de la empresa estatal de energía Pemex. Esta medida representa decenas de miles de millones de dólares para el gobierno mexicano, incluso si se privatizara parcialmente.

Sin embargo, la Constitución mexicana protege el control público de Pemex, por lo que cualquier maniobra para dejarla en manos privadas enfrentará duras trabas en el congreso.

Corrupción

El gobierno actual intentó introducir nuevas medidas anti-corrupción, incluyendo una campaña de concienciación pública y el recorte de ciertos organismos del gobierno.

No obstante, los debates televisivos que tuvieron lugar durante la campaña presidencial destacaron que el estigma de la corrupción sigue dominando el discurso político en México.

Los cuatro candidatos fueron vinculados en algún momento con posibles casos de corrupción. La lista de incluye desde escándalos políticos del pasado hasta vínculos familiares con personajes públicos de dudosa reputación.

“En el pacto fiscal existente en México, los gobernadores y alcaldes no tienen que dar explicaciones del dinero que reciben (del gobierno central)”, explica Eric Magar, politólogo del Instituto Tecnológico Autónomo de Ciudad de México (ITAM).

Magar cree que atacar la corrupción es una cuestión de examinar el papel y autonomía de las autoridades locales y el estado.

“Se supone que los estados deben justificar cómo se usa su dinero, pero hay poco que el congreso pueda hacer para verificar realmente los reportes procedentes de cada estado. Así que eso te da un margen para usar esos fondos como quieras”.

La guerra de las drogas ha complicado aún más el tema de la corrupción, dado que los narcotraficantes tienen recursos para comprar apoyo a voluntad, apuntó.

La corrupción está “arraigada en el sistema”, con muchos corrompidos o corrompiendo.

Los carteles de la droga han infiltrado a la policía y los organismos judiciales de varios estados y muchos mexicanos tienen poca o ninguna confianza en las instituciones públicas como las fuerzas de seguridad.

“Es un gran problema”, dice Magar, “es algo que requerirá mucha voluntad política para que cambie”.

Monopolios

Los jóvenes de México salieron a las calles para manifestarse durante la campaña electoral con el fin de expresar su frustración por una sociedad que consideran elitista y unos medios monopolizados.

La campaña #yosoy132 empezó como una protesta estudiantil pero subió de tono en el último tramo de la campaña, generando comparaciones con el movimiento de indignados en España.

El principal foco de las protestas fue el PRI, partido que gobernó México durante la mayor parte del siglo XX.

Pero Magar sugiere que todos los partidos tendrían problemas a la hora de arrebatarle el control de las personas y familias más poderosas del país. Un ejemplo, señaló, es el hombre más rico del mundo Carlos Slim, y su imperio de telecomunicaciones.

“Para ir contra Slim necesitas una gran coalición. Tiene tanto poder e influencia en tantas áreas que necesitarías una coalición unida y muy fuerte, y aún así llevaría décadas”.

En especial los dos grandes medios privados Televisa y TV Azteca, han sido objeto de la mayoría de críticas de los manifestantes.
Muchos en el movimiento #yosoy132 conocen los medios y dicen que no van a aceptar a ningún gobierno que ignore su petición de cambio.

Tejido social

La psicólogo social Andrómeda Valencia, cree que más que nunca hace falta reconstruir el tejido social en México.

Familias de varios estados viven bajo la amenaza de la violencia vinculada al narcotráfico, lo que ha tenido un efecto profundamente traumático entre la gente joven.

“Si permitimos, de algún modo, la violencia en nuestra casa, nuestro hogar, y luego salimos a la calle y vemos más violencia”, dice, “es difícil que los los niños entiendan. Ellos te preguntan ¿es normal?”.

Seis años de enfrentamientos han destruido muchas comunidades y el éxodo hacia la relativamente tranquila Ciudad de México.

El gobierno ha instaurado algunas instituciones de apoyo a las comunidades afectadas y recientemente presentó un fondo de asistencia a las familias de las víctimas, pero se ha criticado que estos recursos son inaccesibles y burocráticos.

El proceso de fortalecer la cohesión social en México no está tan definida como, por ejemplo, la generación de empleo, pero es algo que muchos sociólogos consideran crucial.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Roe vs. Wade: ¿están en riesgo el matrimonio igualitario y el derecho a la anticoncepción con la revocación de esta sentencia?

La opinión del juez Clarence Thomas, que insta al alto tribunal a revisar los precedentes que garantizan la protección constitucional a la anticoncepción o a que personas del mismo sexo se puedan casar, ha hecho que muchos se cuestionen cuál es el futuro de estos derechos.
25 de junio, 2022
Comparte

“Debemos reconsiderar otros precedentes”.

Esa opinión, emitida este viernes por el juez de la Corte Suprema de Estados Unidos Clarence Thomas, junto a su voto por revocar Roe vs. Wade, el fallo histórico que protegía el aborto en el país, ha hecho que muchos se pregunten qué otros derechos están ahora en riesgo.

En concreto, instó al tribunal a valorar las sentencias de Griswold vs. Connecticut (1965), que garantiza el derecho a la anticoncepción; Lawrence vs. Texas (2003), que legalizó en todo el país las relaciones sexuales consensuadas entre personas del mismo sexo, y Obergefell vs. Hodges (2015), que reconoce el derecho constitucional al matrimonio igualitario.

Dijo que la Corte tiene el deber de “corregir el error” establecido en esos precedentes y añadió: “Tras anular estas decisiones manifiestamente erróneas, queda la pregunta de si hay otras disposiciones constitucionales” que protegen los derechos que establecen.

El juez conservador Clarence Thomas fue nominado a la Corte Suprema por George H. W. Bush en 1991.

Getty Images
El juez conservador Clarence Thomas fue nominado a la Corte Suprema por George H. W. Bush en 1991.

Sin embargo, el juez Samuel Alito ya desestimó que el fallo del Supremo de este viernes vaya a dar directamente lugar a la reversión de otros derechos constitucionales.

“Parece que nuestro disentimiento (con Roe vs. Wade) cuestiona (las sentencias de) Griswold, Eisenstadt, Lawrence y Obergefell. Pero hemos declarado inequívocamente que nada de esta decisión debe entenderse como una puesta en duda de los precedentes que no conciernen al aborto“, aclaró. Es algo que ya se incluía en el borrador que se filtró en mayo y hacía prever que era inminente el fallo que finalmente se emitió este viernes.

El juez Thomas dijo que estaba de acuerdo con eso, pero señaló en su justificación que la mayoría de la Corte encontró que el derecho al aborto no era una forma de “libertad” protegida por la cláusula del debido proceso de la Decimocuarta Enmienda a la Constitución.

Dicha doctrina del derecho estadounidense permite a los tribunales poner límites a la actividad legislativa cuando afecta “la vida, la libertad o la propiedad”, y Thomas instó a revisar los otros precedentes con base en ella.

“Nadie puede asegurar que la Corte terminó su trabajo”

Por eso mismo, los tres miembros del ala liberal de la Corte, los jueces Stephen Breyer, Elena Kagan y Sonia Sotomayor, ya pusieron en duda que existan garantías para los otros derechos constitucionales.

Nadie debería estar seguro de que esta mayoría (conservadora de la Corte) ha terminado con su trabajo”, escribieron los tres liberales que conforman la minoría este viernes.

Activistas piden la destitución del juez de la Corte Suprema de los EE. UU. Clarence Thomas afuera del edificio del Capitolio el 30 de marzo de 2022.

Getty Images
Activistas piden la destitución del juez de la Corte Suprema de EU Clarence Thomas afuera del edificio del Capitolio, el 30 de marzo de 2022.

“El derecho que Roe y Casey reconocieron no está solo. Por el contrario, la Corte lo vincula desde hace décadas con otras libertades asentadas en torno a la integridad corporal, las relaciones familiares y la procreación”, expusieron.

“Lo más obvio es que el derecho a interrumpir un embarazo surgió directamente del derecho a comprar y usar métodos anticonceptivos. A su vez, esos derechos llevaron, más recientemente, a los derechos a la intimidad y el matrimonio entre personas del mismo sexo. Todos son parte del mismo tejido constitucional, protegiendo la toma de decisiones autónomas sobre las decisiones más personales de la vida”.

El presidente Joe Biden lanzó la misma advertencia el 3 de mayo, cuando se refirió al borrador de la decisión de la Corte filtrado: “Si se mantuviera la justificación de la decisión tal y como se emitió (en el borrador), estaría en cuestión toda una gama de derechos”.

Sin embargo, el juez Thomas firmó la opinión en solitario. Y habrá que ver si los otros jueces conservadores concuerdan con él sobre los anticonceptivos y el matrimonio igualitario, como lo hicieron sobre el aborto.

Lawrence O. Gostin, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Georgetown que se especializa en leyes de salud pública, advierte que tachar a Thomas de “lobo solitario” es un error. “Ahora que la mayoría en la Corte ha destruido los cimientos sobre los que se construyó Roe, los otros derechos bien podrían venirse abajo”.

Pero cree que “la decisión (de revocar Roe vs. Wade) es mucho más extrema de lo que los jueces están tratando de hacer ver”, como dijo Gostin a la agencia AP. “Significa que no puedes considerar a la Corte Suprema como un árbitro de las garantías constitucionales, porque están actuando como guerreros culturales”.

Y citó otra área legal polémica —el derecho a portar armas— como ejemplo de las consecuencias que el fallo de este viernes podría tener sobre otros derechos constitucionales.

Al dictaminar la Corte que la Segunda Enmienda de la Constitución —que protege el derecho a poseer y portar armas sin que ningún gobierno pueda restringirlo— aplica a los individuos, explicó Gostin, la Corte anuló un precedente de larga data. En aquel entonces, 2008, el juez Antonin Scalia dijo que la decisión no afectaría a otras regulaciones relacionadas.

“Pero la promesa no duró”, añadió el experto, en referencia a la decisión de este jueves de ampliar el derecho a portar armas.

“No es una deidad suprema”

Jim Obergefell, quien fue el demandante principal del caso Obergefell vs. Hodges —que llevó a legalizar el matrimonio igualitario— y hoy es candidato a la Cámara de Representantes de Ohio, criticó este viernes a Thomas por sus comentarios.

“Clarence Thomas es un juez de la Corte Suprema designado por humanos, no una deidad suprema”, dijo. “Los millones de parejas que tienen derecho al matrimonio igualitario para formar sus propias familias no necesitan que Clarence Thomas les imponga su retorcida moralidad individual”.

Figuritas que representan matrimonios igualitarios.

Getty Images

La opinión emitida por Thomas, un juez conservador nominado a la Corte por George H. W. Bush en 1991, es justamente aquello que los activistas a favor de los derechos reproductivos y LGBTI+ habían estado temiendo.

Los defensores del derecho al aborto han advertido repetidamente que, si caía Roe, el derecho a la anticoncepción y al matrimonio entre personas del mismo sexo serían los siguientes en anularse.

“Es por eso que esta decisión (la de anular Roe vs. Wade) es superalarmante, incluso si no te importa nada el aborto. Es por eso que todo el mundo debería preocuparse por esto”, dijo BBC Mundo Grace Howard, experta en criminalización del embarazo de la Universidad Estatal de San José en California.

"Prohíban las balas, no los anticonceptivos", se lee en el cartel que sostiene una manifestante frente al Capitolio el 26 de mayo de 2022.

Getty Images
“Prohíban las balas, no los anticonceptivos”, se lee en el cartel que sostiene una manifestante frente al Capitolio, el 26 de mayo de 2022.

“Lo que este fallo deja claro es que la mayoría de la Corte Suprema piensa que, si un derecho no está explícitamente establecido en la Constitución, no es parte de la historia y (que si no es parte de) ‘la tradición de la nación’, lo que sea que eso signifique, no puede ser reconocido constitucionalmente en la actualidad como un derecho”.

“Es innegablemente dejar el futuro de nuestro país en lo que creían entonces unos hombres, viejos, blancos en el siglo XVIII, donde las mujeres no tenían ninguna importancia, más allá que cuidar a los hijos y preparar la cena”.

Lee más: 23 estados esperan la despenalización del aborto; con amparos, algunos apuestan por la homologación al criterio de la Corte 

Hasta ahora, muchos opositores al aborto que lucharon duro para anular Roe habían insistido en que no tienen ningún interés en tratar de revocar el derecho a la anticoncepción.

Kristen Waggoner, directora legal de Alliance Defending Freedom, que ayudó en la defensa legal del caso de Misisipi que llevó finalmente a que la Corte anulara Roe vs. Wade, dijo este viernes que la decisión deja claro que “terminar con la vida humana es distinto a cualquier otra cuestión”.

Pero Paul Dupont, portavoz de la organización antiaborto American Principles Project, adelantó que los conservadores ven con optimismo el potencial “para futuras victorias sobre cuestiones culturales”.

Mientras, estados como Misuri ya han tratado de restringir el acceso a la anticoncepción al prohibir el financiamiento público para ciertos métodos como dispositivos intrauterinos y la llamada píldora del día después.

Y algunos republicanos, en particular la senadora Marsha Blackburn, de Tennessee, han dicho que el caso Griswold, que garantiza el derecho a la anticoncepción, se decidió por error. A principios de este año, Blackburn calificó el caso Griswold como “constitucionalmente poco sólido”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.