Escribo como quiero y publico cuando puedo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Escribo como quiero y publico cuando puedo

Por Moisés Castillo
24 de noviembre, 2012
Comparte

Fernando del Paso afirma que la soledad y el aislamiento son las mejores armas con las que puede contar un escritor. Y el narrador J. M. Servín cree que un escritor no necesita tener amigos escritores ni ser sociable. Estar alejado le hace bien. Para el autor de Cuartos para gente sola, un escritor sólo necesita escribir, vivir y leer. Simpatiza con lo que dice Cormac McCarthy “comida y zapatos” o William Faulkner “whisky, tabaco y papel”.

A sus 50 años de edad, J. M. Servín cuenta con una obra literaria notable y consistente. Y su más reciente libro Del duro oficio de vivir, beber y escribir desde el caos (Cal y arena, 2012) es oportuno no sólo para conocer el testimonio de su experiencia de vida estimulada por escritores y músicos, sino también porque abre una ventana de discusión distinta sobre estos dos grandes temas de la vida cultural.

En esta autobiografía donde fusiona el ensayo, la crónica periodística y la ficción, reivindica el feísmo como estética y el desacato a las reglas tradicionales de hacer literatura. Desde la primera página es implacable: “los escritores suelen ser cautelosos, cuando no mezquinos si se trata de revelar sus gustos literarios y formativos, pareciera que suben por su propio pie a un cadalso donde un verdugo les cortará la cabeza ante el alarido de estupor morboso de la crítica y los lectores acuciosos”.

Las primeras versiones de estos textos y perfiles aparecieron durante la última década en publicaciones periodísticas-literarias como el suplemento El Ángel, de Reforma; Letras Libres; Nexos; Ovaciones en la Cultura; revista Generación, Día Siete, entre otras. El libro se divide en dos grandes capítulos que reflejan momentos específicos y críticos de la vida del escritor.

En “Símbolos mundanos en vivo y en directo” hace un flash back al mítico concierto de los Ramones en el ex Balneario Olímpico de la Pantitlán, un viaje gozoso al infierno. Su visita a Tijuana dos días después del 11 de septiembre. Una crónica crítica del festival Lollapalooza 1994, al que acudió cuando trabajaba como cocinero en Greenwich, Connecticut. También analiza el poder musical y discursivo del grupo francés Le Peuple de L’Herbe y la importancia del legado cultural negro. Cierra con Valentín Elizalde, donde la tragedia y el misterio envuelven a este personaje que ya es un mito popular.

En la segunda parte “Los tipos duros sí escriben” rinde un homenaje a varios autores que lo animaron a escribir o que son un referente en su obra literaria.

J. M. Servín apenas terminó la secundaría y para él nombres como Céline, Jack London, James Ellroy, Ralph Ellison, Ring Lardner, Bukowski, Robert Beck, Hunter S. Thompson son una especie de guía ética y estética: escribir desde la periferia, la ironía y la rabia.

El escritor J. M. Servín.

-El título es más que elocuente, ¿es una invitación al lector para conocer al personaje-autor?

Sin duda. El libro es como una autobiografía literaria. Y tiene que ver con mi afinidad o con mis modelos de vida como autor. No es una apología de la bebida, sino remarcar que el alcohol, la nocturnidad o la narcosis pueden ser determinantes para crear una obra literaria completa, con un discurso propio y perspectiva original. Pero también cómo, a pesar de todo, puedes construir una obra personal. No es decir “el que es borracho puede escribir”. Es que a pesar de eso puedes hacerlo. El título sí tiene que ver con un modelo de identificación biográfica, modelos de lectura, escritores específicos; pero también es abrir una ventana a todo este mito acerca de las adicciones, de la bebida, de las drogas, como estas experiencias románticas donde pareciera ser que por el mero hecho de beber tú puedes ser un artista y no es verdad.

-El libro comienza con una crónica del concierto de The Ramones en la Pantitlán, ¿por qué consideras que fue una de los días más descabellados que recuerdas?

Es la única experiencia musical trascendente en México. Durante mucho tiempo lo fue hasta que en Irlanda tuve oportunidad de ir a un concierto de Ian Dury and the Blockheads, ícono del punk inglés. Los Ramones sigue siendo uno de los grupos más importantes y que más buenos momentos me han dejado en la vida. Con el paso de los años sigo dimensionando ese toquín y me parece que es de los sucesos culturales y sociales más importantes que ha tenido esta ciudad, quizás de los más relevantes en toda su historia.

-Pero después te vas a lo macro, al festival Lollapalooza 1994…

Fíjate que es la contraparte. Porque cuando ocurrió ese evento de los Ramones tenía un sentido contestatario, de protesta política, social, significaba la periferia en un sentido literal. No recuerdo que haya ido ningún chavo de clase media con su playera del grupo, festejando como hoy se festeja en los festivales masivos. Era un acto que tenía mucho de transgresión, que se requería mucho valor, mucha adrenalina y sobre todo una fe ciega en aquello que vas a ver para no quedar defraudado. Lo que cuento en Lollapalooza es que fue un parteaguas como entretenimiento y una posibilidad más de consumo para reforzar todo un estilo de vida. Ahora cualquiera puede ir a un concierto de rock, pagar su boleto, divertirse, tomarse una cerveza y largarse. En el tiempo de los Ramones (1992) ni siquiera podías beber cerveza, lo que bebí y lo que me metí fue completamente a escondidas. Tú ya tenías que llegar puesto al lugar.

-¿Por qué no incluiste a escritores o músicos mexicanos? No faltara alguien que te diga “malinchista”…

Es un libro, sobre todo en el aspecto de la música, que fue concebido y que está partiendo de momentos muy específicos de mi vida. Yo hice crónica musical en mis inicios como escritor y tuve experiencias directas e incluso con cierta amistad con algunos rockeros que despuntaban como figuras. Lo que me llamaba la atención es que eran la antítesis de la transgresión, la irreverencia, lo único que les preocupaba era ser famosos. Recuerdo y sostengo que la gran mayoría tiene un profundo desdén por el pensamiento y las letras. Tan es así que en los tiempos que vive México no se manifiestan a nivel político, por ejemplo. Si tú me dices ahorita un caso de un grupo de rock o solista rockero que tenga una conciencia política definida, que tenga opiniones y posiciones públicas en temas puntuales como la despenalización de las drogas, yo lo respeto, pero no es así. Todo mundo quiere salir en MTV, ser famoso y ganar dinero. Para mí la transgresión y las manifestaciones más convulsivas del arte o de las letras tienen que partir de la provocación, exponerte públicamente como un ser total. Si no hay provocación, no hay pensamiento.

-Pasando al capítulo de los escritores, ¿cómo descubriste la obra de Louis-Ferdinand Céline? Sin duda, es el texto más conmovedor: visitaste su tumba el día de su cumpleaños…

El único libro que había leído era Viaje al fin de la noche. Pero lo había leído en una edición muy antigua de Cátedra. Una referencia anterior fue a través de Henry Miller, quien le envió Trópico de cáncer para su opinión y Céline lo mandó a la mierda, ni lo leyó. Llegué a vivir en Francia por varias circunstancias y el poco francés que aprendí fue leyéndolo en voz alta. Después se me hizo como una especie de obligación moral irlo a buscar a su tumba y aprender a leerlo y a releerlo en español y francés. Considero que es uno de los escritores más importantes que ha dado el siglo XX. Es el padre moderno de la contracultura de las letras. Porque si revisas la obra de Kerouac, Miller, Bukowski está profundamente influenciada por Céline. Un libro que me encanta se llama Muerte a crédito, que es menos popular pero es una obra maestra de una autobiografía apócrifa, de picaresca, de transgresión, de los bajos fondos urbanos, de sobrevivencia, para vernos la cara unos a otros o establecer vínculos sociales a partir de la derrota.

-¿Existe algún ejemplo o simil del escritor francés con un autor mexicano? Temas, acercamiento estético…

Que yo conozca, no. Ni siquiera con sus alcances, ni con esta postura tan declarada no sólo por crear un lenguaje y transgredirlo en términos formales, sino de hablar desde abajo con esos elementos desgarradores y tan humanos al mismo tiempo. Tienes el caso de Juan Vicente Melo que él lo conoció, pero francamente me parece no sólo cansado leerlo sino que no veo en su literatura la influencia de Céline. La podría tener más Ibargüengoitia que era un lector del francés.

-Me parece increíble que su gato Bébert se convirtiera en el único ser en que confiaba junto con Lucette, su esposa…

Céline abogaba por la pobreza digna. En el fondo era un moralista profundo.

Él precisamente hablaba de los bajos fondos porque también tenía un concepto muy radical, irreconciliable, con todo lo que tuviera que ver con el libertinaje, lo veía como uno de los males del pueblo mismo. Tenía una imagen del moralista, estaba en contra de los mestizajes y fue polémico por su antisemitismo.

-¿Hay alguna razón por la que Bukowski sea más popular que Céline en México?

Bueno es que Bukowski es un ícono popular identificado con la borrachera. Y aquí tienes que tomar en cuenta que la contracultura en México es sumamente ignorante y autocomplaciente. Creo que lo peor que le pudo haber pasado a Bukowski es que lo hubieran leído un grupo de muchachos que creían que emborrachándose se podían convertir en un Bukowski, y él es mucho más que eso. Para empezar era un escritor disciplinado, un gran lector y además hay libros de ensayos que dejan ver la otra cara de este hombre que tenía un pensamiento profundo y obsesiones muy claras. Aquí el joven que quiere ser escritor o que se identifica con estos ambientes de los bajos fondos, le parece muy sencillo emborracharse y regresar a su casa a escribir un poema. Eso es completamente falso y es lo que trato de plantear en ese ensayo sobre él. Para ser un escritor necesitas ser muy fuerte, no puedes ser un borrachito y tampoco puedes tomar la vida a la ligera como parece ser que la toman los lectores de Bukowski.

-En este sentido, ¿cómo te manejas? ¿Sigues una disciplina para escribir?

No tengo esas disciplinas o rutinas de trabajo que también son parte de una tradición y de un deber ser de la literatura. Si lees alguna entrevista de Borges, García Márquez, Fuentes, hablan de rutinas y disciplinas muy específicas para crear, leer, escribir. Toda esta parafernalia no corresponde a la formación que tengo. Soy tenaz y tengo mis momentos para leer y escribir. Pero nunca me pongo una disciplina, por eso mismo no terminé la escuela, sería ir contra mi mismo. Escribo como quiero, cada vez que quiero. Y publico cuando puedo, o sea tampoco tengo un compromiso ni formal, ni por escrito con ninguna editorial. Escribo a mi modo y quiero reconocimiento como cualquier escritor.

-Precisamente al inicio del libro señalas el deseo de ser reconocido “a mi modo”, ¿a qué te refieres?

Reconocido a través de mis obras, de mis libros. Que pueda dejar claro cuál era mi voz como autor, cuál era mi posición ante la vida, cuál era mi diferencia ante los demás escritores de mi generación, las posteriores o las anteriores. Es decir, un escritor es eso: la historia de su estilo, su actitud ante la vida. Porque escritores hay muchísimos, pero cómo te deslindas de la masa de escritores. Esa es una apuesta por la que tienes que estar todo el tiempo. De otra manera, te puedes dedicar a escribir cuartillas y que te publiquen libros pero no va a pasar nada.

* * *

Mientras fluyen las cervezas en la Vizcaya, J. M. Servín habla con entusiasmo de El hombre invisible, única y decisiva novela de Ralph Ellison, icono de la cultura afronorteamericana. Ese libro fue trascendente en la lucha de las libertades civiles negras en Estados Unidos y es considerada pieza única de la literatura estadounidense del siglo XX.

“Ve lo que ese cabrón hizo. Después de esa novela era muy difícil que él hubiera hecho algo más sin esa presión. Si tienes 40 años y es tu primera novela y causas todo ese revuelo, imagínate. El peso del primer libro nadie se lo quitó”.

Mientras muchos escritores tienen miedo o se obsesionan por escribir la “gran obra”, el autor de Al final del vacío no se altera porque considera que no es un referente de las letras mexicanas, ni le interesa. Viene de un ambiente donde escribir un libro no es un valor máximo. Dice que escribe simplemente para reeducarse. Su única obsesión es seguir escribiendo lo que le gusta y que su propuesta narrativa sea atractiva para el lector.

“No tengo esa presión. ¡Imagínate! Sería como ponerme un candado, ya mejor me hubiera suicidado porque sé que nunca lo voy a lograr, sé que nunca voy a ser Ralph Ellison, Céline… Tú tienes que mirar muy arriba para ver qué tan abajo estás. Eso es todo”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Coronavirus: ¿qué tanto debemos preocuparnos por la gripe estacional?

Los expertos de salud piden no desatender la gripe estacional. El principal temor es que coincidan una mala temporada de influenza con una segunda ola de COVID.
Getty Images
7 de septiembre, 2020
Comparte

A medida que el otoño se acerca en el hemisferio norte, aumentan las preocupaciones sobre cómo será una temporada de gripe estacional coincidente con la pandemia de covid-19.

El gran temor es que coincida una temporada de gripe realmente mala y una segunda ola de coronavirus, y cuál será el impacto de ello en los sistemas de salud.

Y es que qué tan malo será el invierno no solo depende del coronavirus, sino de lo que suceda con todos los demás virus invernales, y también del comportamiento propio y del éxito o fracaso de las políticas gubernamentales.

Gran parte de los esfuerzos están centrados ahora en contener los contagios del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en lugares como Estados Unidos (con el mayor número de casos del mundo), México, y varios países europeos que están enfrentando un resurgimiento de contagios (como España, Francia, Alemania o Reino Unido).

El pasado mes de junio, cuando era el hemisferio sur el que entraba de lleno en la temporada de gripe estacional, la OMS advirtió que el coronavirus había provocado una “drástica” desatención a esta enfermedad.

¿Qué tan mala es la gripe?

La gripe, o influenza, es una enfermedad muy común y altamente infecciosa, causada por un virus.

Mujer con gripe.

Getty Images
Cada año se registran en el mundo 1.000 millones de casos de gripe estacional, según la OMS.

Puede ser mortal, especialmente para adultos mayores, niños muy pequeños y personas con problemas de salud subyacentes.

Según cálculos de la OMS, cada año se registran en el mundo 1.000 millones de casos (de 7.800 millones de personas en el mundo), de los cuales entre tres y cinco millones son graves, y entre 290.000 y 650.000 personas fallecen por causas respiratorias relacionadas con la gripe.

¿Tengo gripe o coronavirus?

Muchos de los síntomas son similares para ambos virus:

  • Fiebre
  • Tos
  • Fatiga

Algunas personas también pueden experimentar dolores musculares, dolor de cabeza y posiblemente diarrea o vómitos.

Y si se suman otros virus comunes durante el invierno, puede ser difícil estar seguro de qué es lo que está enfermando a alguien.

Recuerda, tanto la gripe como el coronavirus también pueden transmitirse antes de que las personas presenten algún síntoma, o incluso por aquellos que son asintomáticos.

¿Quién debería tener más cuidado y por qué?

La preocupación es que ciertos grupos (ancianos, mujeres embarazadas y personas con problemas de salud a largo plazo) corren un alto riesgo de enfermarse gravemente tanto por el coronavirus como por la gripe.

Y aunque muchas personas sanas pueden combatir la gripe, puede haber complicaciones, por lo general una infección bacteriana en el pecho, que puede convertirse en neumonía.

Otras complicaciones potencialmente mortales incluyen meningitis y choque séptico.

¿Se pueden contraer la gripe y el coronavirus al mismo tiempo?

Teóricamente sí, es posible.

Existe alguna evidencia de que una doble infección, de covid-19 y gripe juntas, podría ser más mortal que contraer un solo virus.

Pero también hay una corriente científica que dice que tener un virus puede ayudar a evitar que un segundo ingrese al cuerpo al mismo tiempo, aunque esto aún no se ha demostrado para el caso del coronavirus y la gripe.

Una explicación es que la respuesta inmunitaria general a una infección evita que entre la siguiente.

Virus

Getty Images
Hay estudios que sugieren que una infección viral puede bloquear otra.

“Un virus infecta, desencadena una respuesta inmune innata e inflamación y esta respuesta inicial protegerá contra ciertos virus, durante un período de tiempo variable”, le dijo a la BBC Pablo Murcia, del Centro de investigación de virus de la Universidad de Glasgow.

Lo que está claro es que una gran temporada de gripe combinada con la covid-19 podría saturar los hospitales, especialmente si gran parte del personal sanitario o de las residencias de ancianos está enfermo por la gripe.

Pero, ¿pueden ser los niveles de gripe menores este año?

Algunos países del hemisferio sur, como Chile, Argentina y Sudáfrica, que se están acercando al final de sus temporadas de influenza, han reportado niveles de la enfermedad más bajos de lo esperado.

Australia está teniendo una temporada de gripe casi inexistente o está llegando inusualmente tarde.

Esto podría deberse en parte a que las medidas para contener el coronavirus (distanciamiento social, uso de mascarillas y lavado de manos adicional) también han ayudado a reducir la propagación de la gripe.

Gente con distancia social en la entrada de una tienda.

Getty Images
Las medidas de distancia social pueden estar ayudanto también a reducir la propagación de la gripe estacional.

Pero los médicos advierten que no hay garantía de que la temporada de gripe en otros países siga la misma tendencia en todos, especialmente a medida que se alivian las medidas de cuarentena.

Por ello, instan a las personas a vacunarse.

“Es posible que (las medidas de) distanciamiento social hayan disminuido la cantidad de gripe que existe y eso sería genial, pero no creo que podamos confiar en eso”, le dijo la profesora del Imperial College London Wendy Barclay, a la BBC.

Además, la OMS también advierte que hay que interpretar las tendencias con precaución.

En algunos países, por ejemplo, la reducción o reasignación de personal durante la pandemia puede significar que los casos de gripe no se registren de la misma manera que antes, y eso significa una “pérdida de capacidad para detectar e informar de nuevos virus” y de las cepas de la gripe que circulan, alertó la organización.

Conocer las cepas es fundamental para planificar las campañas de inmunización.

“Tenemos que asegurarnos de que tenemos ese riesgo bajo control y estamos preparados no solo para el coronavirus”, dijo Wenqing Zhang, directora del programa gripe mundial de la OMS.

¿Funcionará la vacuna contra la gripe?

La vacuna es una de las mejores defensas contra la gripe estacional, según coinciden los expertos. Mayores niveles de inmunización, además, pueden ayudar a mantener a miles de niños y adultos fuera del hospital.

Mujer recibiendo una vacuna.

Getty Images
Los expertos están instando a la gente a vacunarse contra la gripe estacional.

La vacuna está especialmente recomendada para los grupos de riesgo:

  • Embarazadas
  • Niños y niñas de 6 a 24 meses
  • Personas con enfermedades crónicas, como obesidad, diabetes, enfermedades respiratorias, enfermedades cardíacas, VIH, entre otros
  • Adultos mayores de 65 años
  • Personal sanitario

Cada año, la OMS analiza las cepas de gripe que circulan actualmente antes de recomendar qué debe contener el próximo conjunto de vacunas.

Pero debido a que las vacunas a menudo deben prepararse con seis meses de anticipación, solo pueden ser una predicción.

Los expertos consideran que es mejor vacunarse contra algunas cepas de gripe que contra ninguna, especialmente durante una pandemia.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0&t=2s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.