Escribo como quiero y publico cuando puedo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Escribo como quiero y publico cuando puedo

Por Moisés Castillo
24 de noviembre, 2012
Comparte

Fernando del Paso afirma que la soledad y el aislamiento son las mejores armas con las que puede contar un escritor. Y el narrador J. M. Servín cree que un escritor no necesita tener amigos escritores ni ser sociable. Estar alejado le hace bien. Para el autor de Cuartos para gente sola, un escritor sólo necesita escribir, vivir y leer. Simpatiza con lo que dice Cormac McCarthy “comida y zapatos” o William Faulkner “whisky, tabaco y papel”.

A sus 50 años de edad, J. M. Servín cuenta con una obra literaria notable y consistente. Y su más reciente libro Del duro oficio de vivir, beber y escribir desde el caos (Cal y arena, 2012) es oportuno no sólo para conocer el testimonio de su experiencia de vida estimulada por escritores y músicos, sino también porque abre una ventana de discusión distinta sobre estos dos grandes temas de la vida cultural.

En esta autobiografía donde fusiona el ensayo, la crónica periodística y la ficción, reivindica el feísmo como estética y el desacato a las reglas tradicionales de hacer literatura. Desde la primera página es implacable: “los escritores suelen ser cautelosos, cuando no mezquinos si se trata de revelar sus gustos literarios y formativos, pareciera que suben por su propio pie a un cadalso donde un verdugo les cortará la cabeza ante el alarido de estupor morboso de la crítica y los lectores acuciosos”.

Las primeras versiones de estos textos y perfiles aparecieron durante la última década en publicaciones periodísticas-literarias como el suplemento El Ángel, de Reforma; Letras Libres; Nexos; Ovaciones en la Cultura; revista Generación, Día Siete, entre otras. El libro se divide en dos grandes capítulos que reflejan momentos específicos y críticos de la vida del escritor.

En “Símbolos mundanos en vivo y en directo” hace un flash back al mítico concierto de los Ramones en el ex Balneario Olímpico de la Pantitlán, un viaje gozoso al infierno. Su visita a Tijuana dos días después del 11 de septiembre. Una crónica crítica del festival Lollapalooza 1994, al que acudió cuando trabajaba como cocinero en Greenwich, Connecticut. También analiza el poder musical y discursivo del grupo francés Le Peuple de L’Herbe y la importancia del legado cultural negro. Cierra con Valentín Elizalde, donde la tragedia y el misterio envuelven a este personaje que ya es un mito popular.

En la segunda parte “Los tipos duros sí escriben” rinde un homenaje a varios autores que lo animaron a escribir o que son un referente en su obra literaria.

J. M. Servín apenas terminó la secundaría y para él nombres como Céline, Jack London, James Ellroy, Ralph Ellison, Ring Lardner, Bukowski, Robert Beck, Hunter S. Thompson son una especie de guía ética y estética: escribir desde la periferia, la ironía y la rabia.

El escritor J. M. Servín.

-El título es más que elocuente, ¿es una invitación al lector para conocer al personaje-autor?

Sin duda. El libro es como una autobiografía literaria. Y tiene que ver con mi afinidad o con mis modelos de vida como autor. No es una apología de la bebida, sino remarcar que el alcohol, la nocturnidad o la narcosis pueden ser determinantes para crear una obra literaria completa, con un discurso propio y perspectiva original. Pero también cómo, a pesar de todo, puedes construir una obra personal. No es decir “el que es borracho puede escribir”. Es que a pesar de eso puedes hacerlo. El título sí tiene que ver con un modelo de identificación biográfica, modelos de lectura, escritores específicos; pero también es abrir una ventana a todo este mito acerca de las adicciones, de la bebida, de las drogas, como estas experiencias románticas donde pareciera ser que por el mero hecho de beber tú puedes ser un artista y no es verdad.

-El libro comienza con una crónica del concierto de The Ramones en la Pantitlán, ¿por qué consideras que fue una de los días más descabellados que recuerdas?

Es la única experiencia musical trascendente en México. Durante mucho tiempo lo fue hasta que en Irlanda tuve oportunidad de ir a un concierto de Ian Dury and the Blockheads, ícono del punk inglés. Los Ramones sigue siendo uno de los grupos más importantes y que más buenos momentos me han dejado en la vida. Con el paso de los años sigo dimensionando ese toquín y me parece que es de los sucesos culturales y sociales más importantes que ha tenido esta ciudad, quizás de los más relevantes en toda su historia.

-Pero después te vas a lo macro, al festival Lollapalooza 1994…

Fíjate que es la contraparte. Porque cuando ocurrió ese evento de los Ramones tenía un sentido contestatario, de protesta política, social, significaba la periferia en un sentido literal. No recuerdo que haya ido ningún chavo de clase media con su playera del grupo, festejando como hoy se festeja en los festivales masivos. Era un acto que tenía mucho de transgresión, que se requería mucho valor, mucha adrenalina y sobre todo una fe ciega en aquello que vas a ver para no quedar defraudado. Lo que cuento en Lollapalooza es que fue un parteaguas como entretenimiento y una posibilidad más de consumo para reforzar todo un estilo de vida. Ahora cualquiera puede ir a un concierto de rock, pagar su boleto, divertirse, tomarse una cerveza y largarse. En el tiempo de los Ramones (1992) ni siquiera podías beber cerveza, lo que bebí y lo que me metí fue completamente a escondidas. Tú ya tenías que llegar puesto al lugar.

-¿Por qué no incluiste a escritores o músicos mexicanos? No faltara alguien que te diga “malinchista”…

Es un libro, sobre todo en el aspecto de la música, que fue concebido y que está partiendo de momentos muy específicos de mi vida. Yo hice crónica musical en mis inicios como escritor y tuve experiencias directas e incluso con cierta amistad con algunos rockeros que despuntaban como figuras. Lo que me llamaba la atención es que eran la antítesis de la transgresión, la irreverencia, lo único que les preocupaba era ser famosos. Recuerdo y sostengo que la gran mayoría tiene un profundo desdén por el pensamiento y las letras. Tan es así que en los tiempos que vive México no se manifiestan a nivel político, por ejemplo. Si tú me dices ahorita un caso de un grupo de rock o solista rockero que tenga una conciencia política definida, que tenga opiniones y posiciones públicas en temas puntuales como la despenalización de las drogas, yo lo respeto, pero no es así. Todo mundo quiere salir en MTV, ser famoso y ganar dinero. Para mí la transgresión y las manifestaciones más convulsivas del arte o de las letras tienen que partir de la provocación, exponerte públicamente como un ser total. Si no hay provocación, no hay pensamiento.

-Pasando al capítulo de los escritores, ¿cómo descubriste la obra de Louis-Ferdinand Céline? Sin duda, es el texto más conmovedor: visitaste su tumba el día de su cumpleaños…

El único libro que había leído era Viaje al fin de la noche. Pero lo había leído en una edición muy antigua de Cátedra. Una referencia anterior fue a través de Henry Miller, quien le envió Trópico de cáncer para su opinión y Céline lo mandó a la mierda, ni lo leyó. Llegué a vivir en Francia por varias circunstancias y el poco francés que aprendí fue leyéndolo en voz alta. Después se me hizo como una especie de obligación moral irlo a buscar a su tumba y aprender a leerlo y a releerlo en español y francés. Considero que es uno de los escritores más importantes que ha dado el siglo XX. Es el padre moderno de la contracultura de las letras. Porque si revisas la obra de Kerouac, Miller, Bukowski está profundamente influenciada por Céline. Un libro que me encanta se llama Muerte a crédito, que es menos popular pero es una obra maestra de una autobiografía apócrifa, de picaresca, de transgresión, de los bajos fondos urbanos, de sobrevivencia, para vernos la cara unos a otros o establecer vínculos sociales a partir de la derrota.

-¿Existe algún ejemplo o simil del escritor francés con un autor mexicano? Temas, acercamiento estético…

Que yo conozca, no. Ni siquiera con sus alcances, ni con esta postura tan declarada no sólo por crear un lenguaje y transgredirlo en términos formales, sino de hablar desde abajo con esos elementos desgarradores y tan humanos al mismo tiempo. Tienes el caso de Juan Vicente Melo que él lo conoció, pero francamente me parece no sólo cansado leerlo sino que no veo en su literatura la influencia de Céline. La podría tener más Ibargüengoitia que era un lector del francés.

-Me parece increíble que su gato Bébert se convirtiera en el único ser en que confiaba junto con Lucette, su esposa…

Céline abogaba por la pobreza digna. En el fondo era un moralista profundo.

Él precisamente hablaba de los bajos fondos porque también tenía un concepto muy radical, irreconciliable, con todo lo que tuviera que ver con el libertinaje, lo veía como uno de los males del pueblo mismo. Tenía una imagen del moralista, estaba en contra de los mestizajes y fue polémico por su antisemitismo.

-¿Hay alguna razón por la que Bukowski sea más popular que Céline en México?

Bueno es que Bukowski es un ícono popular identificado con la borrachera. Y aquí tienes que tomar en cuenta que la contracultura en México es sumamente ignorante y autocomplaciente. Creo que lo peor que le pudo haber pasado a Bukowski es que lo hubieran leído un grupo de muchachos que creían que emborrachándose se podían convertir en un Bukowski, y él es mucho más que eso. Para empezar era un escritor disciplinado, un gran lector y además hay libros de ensayos que dejan ver la otra cara de este hombre que tenía un pensamiento profundo y obsesiones muy claras. Aquí el joven que quiere ser escritor o que se identifica con estos ambientes de los bajos fondos, le parece muy sencillo emborracharse y regresar a su casa a escribir un poema. Eso es completamente falso y es lo que trato de plantear en ese ensayo sobre él. Para ser un escritor necesitas ser muy fuerte, no puedes ser un borrachito y tampoco puedes tomar la vida a la ligera como parece ser que la toman los lectores de Bukowski.

-En este sentido, ¿cómo te manejas? ¿Sigues una disciplina para escribir?

No tengo esas disciplinas o rutinas de trabajo que también son parte de una tradición y de un deber ser de la literatura. Si lees alguna entrevista de Borges, García Márquez, Fuentes, hablan de rutinas y disciplinas muy específicas para crear, leer, escribir. Toda esta parafernalia no corresponde a la formación que tengo. Soy tenaz y tengo mis momentos para leer y escribir. Pero nunca me pongo una disciplina, por eso mismo no terminé la escuela, sería ir contra mi mismo. Escribo como quiero, cada vez que quiero. Y publico cuando puedo, o sea tampoco tengo un compromiso ni formal, ni por escrito con ninguna editorial. Escribo a mi modo y quiero reconocimiento como cualquier escritor.

-Precisamente al inicio del libro señalas el deseo de ser reconocido “a mi modo”, ¿a qué te refieres?

Reconocido a través de mis obras, de mis libros. Que pueda dejar claro cuál era mi voz como autor, cuál era mi posición ante la vida, cuál era mi diferencia ante los demás escritores de mi generación, las posteriores o las anteriores. Es decir, un escritor es eso: la historia de su estilo, su actitud ante la vida. Porque escritores hay muchísimos, pero cómo te deslindas de la masa de escritores. Esa es una apuesta por la que tienes que estar todo el tiempo. De otra manera, te puedes dedicar a escribir cuartillas y que te publiquen libros pero no va a pasar nada.

* * *

Mientras fluyen las cervezas en la Vizcaya, J. M. Servín habla con entusiasmo de El hombre invisible, única y decisiva novela de Ralph Ellison, icono de la cultura afronorteamericana. Ese libro fue trascendente en la lucha de las libertades civiles negras en Estados Unidos y es considerada pieza única de la literatura estadounidense del siglo XX.

“Ve lo que ese cabrón hizo. Después de esa novela era muy difícil que él hubiera hecho algo más sin esa presión. Si tienes 40 años y es tu primera novela y causas todo ese revuelo, imagínate. El peso del primer libro nadie se lo quitó”.

Mientras muchos escritores tienen miedo o se obsesionan por escribir la “gran obra”, el autor de Al final del vacío no se altera porque considera que no es un referente de las letras mexicanas, ni le interesa. Viene de un ambiente donde escribir un libro no es un valor máximo. Dice que escribe simplemente para reeducarse. Su única obsesión es seguir escribiendo lo que le gusta y que su propuesta narrativa sea atractiva para el lector.

“No tengo esa presión. ¡Imagínate! Sería como ponerme un candado, ya mejor me hubiera suicidado porque sé que nunca lo voy a lograr, sé que nunca voy a ser Ralph Ellison, Céline… Tú tienes que mirar muy arriba para ver qué tan abajo estás. Eso es todo”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La Luz del Mundo: qué poder tiene y cómo se financia la iglesia de Naasón Joaquín García

Los expertos que lo han investigado hacen un retrato de una organización con un poder centralizado en el "apóstol" Naasón Joaquín García y una cultura de alianzas políticas que se remonta a prácticamente su fundación en 1926.
11 de junio, 2022
Comparte

Llegaron con sus mejores atuendos: vestido largo para ellas y elegante traje para ellos.

Era el 15 de mayo de 2019 y acudían al palacio de Bellas Artes de Ciudad de México a disfrutar de la ópera “El guardián en el espejo”, un evento organizado para homenajear al líder de la iglesia La Luz del Mundo, Naasón Joaquín García —hoy preso y condenado en Estados Unidos por abuso de menores—. Así se había anunciado en carteles y en redes sociales.

Además del agasajado y sus familiares, había invitados de 45 países y “funcionarios de los tres niveles del gobierno”, según informó Berea Internacional, la agencia de comunicación de La luz del Mundo.

Era la primera vez que el principal recinto cultural del país se utilizaba para un evento dedicado a un jefe religioso, y aunque la entrega del reconocimiento planeada originalmente para el final de la gala terminó haciéndose en el Casino Español, el escándalo no tardó en estallar.

El palacio de Bellas Artes en Ciudad de México.

Getty Images
El palacio de Bellas Artes en Ciudad de México.

La congregación insistió en que no fue una ceremonia religiosa sino un evento cultural. Durante un conferencia matutina esa semana, la secretaria de Cultura Alejandra Frausto confirmó que se trató de “un concierto, como fue planeado”, y el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a la tolerancia.

Con las aguas aún revueltas en México por el asunto, el 19 de ese mes García voló a El Salvador para poner la primera piedra de la Ciudad La luz del Mundo, un inmenso desarrollo inmobiliario.

El acto lo compartió con el presidente electo, Nayib Bukele, el mismo que cuatro años antes, cuando era el alcalde de San Salvador, lo nombro “hijo distinguidísimo” de la capital. “No necesita usted este reconocimiento, pero es un honor para nosotros entregárselo”, le dijo entonces.

Joven sujeta una bandera de El Salvador.

Getty Images

También su padre y predecesor en el trono de La Luz del Mundo, Samuel Joaquín Flores, había sido distinguido en el país centroamericano. El 12 de diciembre de 2014, tras su muerte, en una sesión en la que se guardó un minuto de silencio, la Asamblea lo declaró “noble amigo de El Salvador”.

La cercanía de La Luz del Mundo con el poder político viene de lejos, coinciden los expertos consultados por BBC Mundo. Prácticamente desde que Eusebio Joaquín González, el abuelo del actual líder, fundara el culto en 1926.

De alianzas a cargos públicos

El mexicano nacido cerca de Guadalajara contó que tuvo una epifanía en la que Jesucristo le dijo: “Tu nombre será Aarón, lo haré notorio por todo el mundo y será bendición”.

Se estableció en esa ciudad, la capital del estado de Jalisco, desde donde inició su misión de “restauración” de la iglesia auténtica de Jesucristo.

La sede de La Luz del Mundo en Guadalajara.

Getty Images
La sede de La Luz del Mundo en Guadalajara.

Por aquellos años de su fundación, en México se desató la Guerra Cristera, un conflicto armado entre el gobierno de México y la Iglesia católica surgido de la aprobación de leyes anticlericales.

Para “contrarrestar la presencia católica”, le explicó a BBC Mundo el sociólogo especializado en creencias religiosas Bernardo Barranco, otras religiones como la Luz del Mundo recibieron un fuerte apoyo del presidente Plutarco Elías Calles.

Roberto Blancarte, profesor e investigador del Colegio de México sobre religiones, lo cuenta de otra manera: fue la iglesia, “muy minoritaria en una zona absolutamente católica como Guadalajara”, la que se acercó al Estado mexicano, laico, “para poder sobrevivir”.

Naasón Joaquín García entre sus seguidores en 2018.

Getty Images
Naasón Joaquín García entre sus seguidores en 2018.

“Eso hizo que durante muchos años esta iglesia se identificara con el PRI, que fue el partido dominante”, le dice a BBC Mundo.

“Pero con los años, cuando el PAN u otros que empezaron a disputarle la hegemonía política al PRI, llegué a ver cómo los pastores de la iglesia, los líderes empezaban a cortejar y a invitar a políticos que en ese momento tuvieran algún poder, fuera municipal, estatal o federal“, prosigue el especialista, quien asegura haber conocido a Joaquín García y a su padre, y tener conocidos entre altos cargos de La Luz del Mudo.

“Y hace unos 10-15 años pasaron de tener amigos en los distintos partidos a tener gente de ellos mismos en los partidos. Los partidos les pedían probablemente candidatos”, por el caudal de votos que eso implicaba.

Hoy hay en cargos públicos políticos que abiertamente han dicho pertenecer a La Luz del Mundo —no es ilegal, a menos que sean ministros de culto registrados—. El senador Israel Zamora, quien gestionó el permiso del Bellas Artes, es un ejemplo.

“La Luz del Mundo tiene un apostolado político y eso le da un perfil específico”, le dice a BBC Mundo Elio Masferrer Kan, investigador de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). “Hay iglesias que rechazan la política como cosa de hombres, profana. Ellos, en cambio, tienen una preocupación por lo político, igual que la Iglesia católica”.

Jóvenes miembros de La Luz del Mundo en Guadalajara en agosto de 2019.

Getty Images
Jóvenes miembros de La Luz del Mundo en Guadalajara en agosto de 2019.

Deborah Mallgrave, abogada al frente de la demanda civil que la exmiembro de La Luz del Mundo Sochil Martin presentó contra Joaquín García y la iglesia en 2020, le dice a BBC Mundo que están investigando si eso se reproduce en Estados Unidos.

“No estoy en la libertad de decir nada más allá de que somos conscientes de los intentos de la institución de hacer alianzas también en EE.UU.”, añade.

En abril de 2019, dos meses antes del arresto de Joaquín García en California, el Senado de Texas aprobó una resolución para felicitarlo por su 50 cumpleaños.

Mientras, sus voceros sostienen que La Luz del Mundo “es y siempre ha sido apolítica”.

La dinastía del “apóstol”

Quien dirige esas y otras actividades, quien tiene el control absoluto de esta iglesia que con frecuencia se confunde con una pentecostal o evangélica, es la figura del autodenominado “apóstol”, Naasón Joaquín García, subraya el antropólogo Masferrer.

“Aquí olvídese de las estructuras colegiadas. Hay gente designada directamente. Hasta ahora, el señor es el apóstol y nadie le discute su autoridad“, explica. La suya es la palabra de Dios, sólo a través de él se puede lograr la salvación.

“La gente piensa que esta es la estereotípica iglesia evangélica, pero no tiene nada que ver. Es una iglesia con un altar para Naasón. No celebramos Navidad. ¿Saben qué celebramos? Su cumpleaños”, dijo a ese respecto una de sus víctimas este miércoles durante la audiencia en Los Ángeles en la que fue condenado por abuso de menores.

Naasón Joaquín García en la audiencia en la que se le condenó, el 8 de junio de 2022.

Getty Images
Naasón Joaquín García en la audiencia en la que se le condenó, el 8 de junio de 2022.

Él es el “apóstol de Jesucristo” hoy, como antes lo fue su padre Samuel Joaquín Flores y, el primero, Eusebio Joaquín González.

“La iglesia ha seguido hasta ahora una línea dinástica y esa es una de sus características principales, algo no común en las iglesias protestantes”, añade Blancarte, del Colmex.

En la anterior versión de su página web, La Luz del Mundo se jactaba de tener 15.000 templos y cinco millones de fieles en 58 países, de los cuales 1,5 millones en México. Mientras, los datos oficiales que existen en el país son del censo de 2010, en el que se registraron 188.326 como sus seguidores.

Ahora se limitan a anunciar que tienen “innumerables congregaciones en los cinco continentes”.

David Correa, miembro de la iglesia, le contaba a BBC Mundo durante una entrevista en el templo principal de Los Ángeles cómo estaban incursionando en África, en Guinea Ecuatorial. En la verja que rodea el edificio hay imágenes que reproducen en metal muchas de las casas de oración que tienen alrededor del mundo.

BBC Mundo volvió a pedir hablar con La Luz del Mundo para conocer su estructura más allá del líder, pero de momento no ha tenido respuesta.

Consejo de Obispos y “Los incondicionales”

Mientras, varios exmiembros apuntan a la existencia de ciertos órganos y cargos dentro de la congregación.

La demanda civil contra Naasón Joaquín García y La Luz del Mundo, construida a partir de lo que Sochil Martin pudo conocer durante los años en los que sirvió a la iglesia y los testimonios de otros antiguos feligreses, trata de hacer una radiografía de la organización.

El vocero de La Luz del Mundo Abner Nicolás Menchaca.

Getty Images
El vocero de La Luz del Mundo Abner Nicolás Menchaca.

En ella se identifica el Consejo de Obispos, a cuyos miembros elige el apóstol y se encarga de gestionar las operaciones de la iglesia. Existen distintos consejos para México, Estados Unidos y el resto del mundo, se indica.

“Todos los designados, para decirlo en términos organizacionales, tienen un poder gerencial pero no son CEOs, no son ejecutivos, son operadores“, aclara el antropólogo Masferrer.

Hay también, según se detalla en la demanda, un grupo de élite conocido como “Los incondicionales”, creado por Samuel Joaquín Flores y hoy conformado por descendientes de los miembros originales.

Se menciona asimismo un equipo legal, personal de relaciones públicas, el organismo de comunicación Berea Internacional, con divisiones en México y Estados Unidos, y la Tesorería.

Personal de seguridad a la puerta de un templo de La Luz del Mundo en Los Ángeles el 5 de junio de 2019.

Getty Images
Personal de seguridad a la puerta de un templo de La Luz del Mundo en Los Ángeles el 5 de junio de 2019.

Esta última maneja las finanzas, se apunta en la demanda, aunque quien decide en qué se gasta y cuánto es el “apóstol”, se aclara.

Donaciones de los fieles

Sobre el volumen de dinero que maneja La Luz del Mundo no hay cifras públicas.

Los expertos consultados coinciden en que una de sus principales formas de financiación, aunque no la única, son las aportaciones económicas que hacen los feligreses, desde el diezmo —una décima parte de sus ingresos—, pasando por donaciones directas al “apóstol” hasta contribuciones para el mantenimiento de templos.

Mujeres de La Luz del Mundo cantan durante una ceremonia de bautismo en noviembre de 2019.

Getty Images
Mujeres de La Luz del Mundo cantan durante una ceremonia de bautismo en noviembre de 2019.

La demanda civil calcula que se espera que cada miembro bautizado de la iglesia (se bautizan a los 14) aporte miles de dólares al año de varias formas, incluidos US$2.000 en concepto de seguro, impuestos, gastos de servicio público del templo, estipendios del pastor, etc. “Todo dinero en efectivo“, se especifica.

“Es una masa de dinero muy importante que luego se invierte en desarrollos inmobiliarios”, subraya Masferrer.

Desarrollos como la Ciudad La Luz del Mundo de El Salvador, que Berea anunció en su día como “un proyecto urbanístico de punta”, cuentan con “un santuario de 92 metros, un conjunto habitacional, albergues, una universidad, un polideportivo, un hospital, un supermercado, oficinas corporativas y una espaciosa área verde”.

El interior del templo en la Hermosa Provincia, Guadalajara.

Getty Images
El interior del templo en la Hermosa Provincia, Guadalajara.

Otros datos dan idea de las finanzas de la organización.

Casi al año de que arrestaran a Naasón Joaquín García en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX) tras bajar de un jet privado y que en la causa penal se incluyeran descripciones de su lujoso estilo de vida, en marzo de 2020 la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de México congeló cuentas y activos de la iglesia por valor de unos US$19 millones de dólares.

“El caso tiene que ver con el bloqueo de seis personas relacionadas con un grupo religioso en donde había donativos que se daban a la iglesia y una práctica de pornografía infantil y de explotación de naturaleza sexual”, dijo Santiago Nieto, el entonces director de dicha unidad, que depende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Y en diciembre la UIF presentó cinco denuncias contra La Luz del Mundo ante la Fiscalía General de la República (FGR) para investigar posibles “movimientos financieros inusuales”.

“Respecto a las denuncias de la UIF, han sido resueltas favorables a la iglesia. El descongelamiento de las cuentas se logró y creo que una, por cuestiones de recursos, (porque) no se presentó el recurso a tiempo, todavía no ha sido descongelada. Sigue en litigio”, le dijo el vocero Abner Nicolás Menchaca Tristán a BBC Mundo durante una entrevista en el principal templo de Los Ángeles.

BBC Mundo trató de verificar la información con la UIF y la FGR, insistiendo durante semanas, pero al momento de publicar este artículo no ha tenido respuesta.

Bautismo de un joven en la sede de La Luz del Mundo en Guadalajara en 2019.

Getty Images
Bautismo de un joven en la sede de La Luz del Mundo en Guadalajara en 2019.

“Es sin ningún lugar a dudas una organización poderosa, aunque tiene que disputar poder con otras organizaciones también poderosas”, resume el antropólogo Masferrer. “Y definitivamente tiene una gran capacidad de movilización política”, añade.

“Ahora, habrá que ver cómo les queda la legitimidad (después de la condena a su líder). En el caso de la Iglesia católica, los escándalos de pederastia clerical le han bajado muchísimo la capacidad de incidir en lo político”.

Eso mismo prevé que le pasará a La Luz del Mundo.

Es lo mismo que vaticina Blancarte, experto del Colmex. “Van a tener que tomarse muy en serio esto y de alguna manera modificar sus modelos de organización y de dirección”, dice.

Aunque añade: “Pero podría ser que no, puede que aguanten todo lo que tengan que aguantar y se esperen a que salga el líder”.

El mismo miércoles, tras conocerse la sentencia, la congregación emitió un comunicado de apoyo a Joaquín García: “Él seguirá ministrando la iglesia desde el lugar donde se encuentre”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BKNQNzyRydw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.