Esperan que el Club Campestre de Chihuahua se retracte por homofobia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Esperan que el Club Campestre de Chihuahua se retracte por homofobia

Carla Herrera, accionista y socia del Club Campestre de Chihuahua, denunció penalmente a la organización por negarle los derechos a su esposa al tratarse de un matrimonio gay.
4 de noviembre, 2012
Comparte

Discriminción laboral.

La ganadora del Premio Nacional al Mérito 2012, Carla María Herrera Guerrero, confió que mañana 5 de noviembre el Club Campestre de Chihuahua, que le negó la entrada a su esposa, se retracte de su comportamiento discriminatorio y rectifique su conducta homofóbica.

En entrevista con Notimex, Herrera Guerrero consideró que la directiva del Club violó sus derechos al negarle el acceso a su esposa y sugerirle registrarse como parte del “servicio doméstico”, sin poder hacer uso de las las instalaciones.

Lamentó que en pleno siglo XXI la discriminación exista en México, toda vez que desde 2009 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aceptó el matrimonio entre personas del mismo sexo.

“El punto es que todos seamos tratados por igual, no busco ningún tipo de protagonismo, al contrario nunca me ha gustado que mi vida privada se ventile y esta situación ha hecho que pasemos por momentos difíciles, el daño emocional no se repara fácilmente, esto solo me ayuda a fortalecerme y seguir adelante”, resaltó.

Indicó que una disculpa y rectificación por parte del Club Campestre sería suficiente para que no continúe con juicio penal, de lo contrario indicó que sus abogados David Peña y Karla Micheel Salas están preparados para darle seguimiento a la denuncia.

“Aceptaría una rectificación de las personas (del Club Campestre) siempre y cuando ésta sea clara y que nos proteja de esta campaña homofóbica que se ha desatado, una disculpa por escrito aunque eso no repare el daño emocional que han causado, porque enfrentar una sociedad tan conservadora como lo es Chihuahua es difícil”, señaló.

La activista puntualizó que en caso de que no haya una respuesta favorable en la reunión con autoridades del club, continuará con el juicio penal, y confió en que de seguir con el caso, las autoridades de Chihuahua lleven un ordenamiento jurídico que se vea en un juicio transparente y expedito.

“Soy persistente pero no necia así que si ellos rectifican su conducta retiro la querella y nos ahorraríamos este desgastante proceso y si no vamos a juicio penal, confió en que Chihuahua hará valer el Artículo 197 que tipifica la discriminación como delito”, agregó.

Herrera Guerrero recordó que hace 15 meses empezó con “este andar”, habló con el director del referido club, Ismael Rodríguez, quien atendió su solicitud pero le informó que el comité de admisiones se negó a que su pareja pudiera ingresar como cualquier otro socio, “pese a que yo me ofrecí a pagar una cantidad adicional más la mensualidad”.

Tras varios meses de diálogo, el 16 de mayo de este año, la empresa Club Campestre envió a la pareja una carta en la que rechazaba su petición, “dicha solicitud no procede, en virtud de que la misma no se ajusta a los principios y regulaciones propias de esta sociedad”.

Recordó que ella contrajo matrimonio en el Distrito Federal en abril del 2011 con Lilia Victoria Aun Caraveo, por lo que no tendría que existir problema alguno para que se le diera acceso al lugar ya que son socias desde hace muchos años.

“Siempre he sido socia del club y mi pareja también sólo que su papá ya no puedo seguir pagando la mensualidad por lo que ya no podía asistir como hija de un socio así que se me hizo fácil inscribirla como mi cónyuge porque así es y de repente se niegan y tengo que iniciar todo este proceso”, detalló.

En este contexto Carla Herrera también repudió la actitud de algunos socios del lugar que han iniciado una campaña dentro del club para no permitirles la entrada a ella y su pareja, “sé que desgraciadamente estas actitudes se deben a que Chihuahua es un estado de gente conservadora y por ignorancia”.

Ante esta situación Herrera Guerrero acudió al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), que la apoyó y asesoró, y además resolvió el 30 de julio pasado que la conducta de las autoridades del club es homofóbica al impedir el ingreso de la esposa de Carla como socia familiar.

El Conapred indicó en un comunicado que esta nueva resolución, fortalece la acusación penal en contra de los directivos del club y se avanza en la integración de las conductas delictivas que se señalaron en la denuncia penal, por lo que esperan que en las próximas semanas se presente ante al Juez de Garantías la acusación formal.

Puntualizó que “es preocupante que se minimicen las consecuencias jurídicas de la querella interpuesta por la señora Carla Herrera, ya que todas las personas señaladas como responsables, así como todas aquellas que legitimen en Asambleas el actuar de la directiva del Club Campestre quedaran registradas como probables responsables en el Sistema de Intercambio de Información Plataforma México”

Notimex

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Odebrecht en Panamá: condenan en EU a dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli por ayudar con los sobornos de la constructora

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares fueron sentenciados a tres años de prisión tras haber abierto cuentas y creado empresas ficticias para recibir sobornos de la constructora Odebrecht que, según dijeron, tenían como destino a su padre.
21 de mayo, 2022
Comparte

Dos hijos del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli fueron condenados este viernes en un tribunal de Estados Unidos por conspirar para recibir sobornos, supuestamente para su padre, por parte de la constructora brasileña Odebrecht.

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares ya se habían declarado culpables del lavado de 28 millones de dólares que, según el abogado de Luis Enrique Martinelli, James Mac Govern, cometieron “por órdenes del padre”.

El juez Raymond Dearie emitió una condena de tres años de cárcel y dos más de libertad vigilada, una pena inferior a la que buscaba la fiscalía de entre nueve y 11 años.

Ya que habían estado detenidos en Guatemala y Estados Unidos desde hace casi dos años, los hermanos Martinelli solo tendrán que pasar 13 meses más en prisión.

El caso inició en 2016, cuando la compañía Odebrecht reconoció haber sobornado con más de 700 millones de dólares a funcionarios de varios países de América Latina para ganar contratos.

El expresidente Ricardo Martinelli no ha sido condenado por ningún delito, pero sigue bajo investigación en Panamá en un caso separado por presunta corrupción relacionada con Odebrecht.

El exmandatario ha rechazado las acusaciones en su contra.

“Para complacerlo”

Tras ser detenidos y acusados, los hermanos Martinelli Linares reconocieron haber creado cuentas bancarias y compañías ficticias para recibir los sobornos durante el mandato de su padre en Panamá (2009-2014).

En 2021, se declararon culpables de un cargo de conspiración de lavado de dinero.

Los hermanos Martinelli Linares en un tribunal de Nueva York

Reuters

“Realmente quería complacerlo, mantenerlo feliz, mantenerlo orgulloso (…) Eso no quiere decir que no soy responsable de mis acciones”, declaró en alusión a su padre Luis Martinelli, en la audiencia de sentencia en el tribunal de Nueva York.

Ricardo Alberto Martinelli también dijo que lamentaba sus acciones y esperaba que su declaración de culpabilidad ayudara a “establecer la rendición de cuentas” en Panamá.

Para los acusados fue “un resultado favorable, muy alejado de las excesivas pretensiones de los fiscales”, dijo el vocero del expresidente Martinelli, Luis Camacho.

La defensa había argumentado que los hermanos Martinelli no deberían pasar más tiempo detenidos porque habían actuado “por órdenes de su padre”, y ya habían pasado casi dos años detenidos en Guatemala y seis meses en Brooklyn.

Ricardo Martinelli

Reuters
El expresidente estuvo un tiempo prófugo, hasta que fue detenido en Miami y extraditado a Panamá.

El juez Dearie dijo que los dos hijos del expresidente habían mostrado durante el tiempo en que delinquieron una actitud “arrogante”.

No obstante, desestimó la petición de hasta 11 años de cárcel que había solicitado la fiscalía, la cual espera que haya un pago de 19 millones de dólares de los 28 millones implicados en el juicio por sobornos de los Martinelli.

Los casos por corrupción protagonizados por la firma Odebrecht han supuesto grandes escándalos y la apertura de procesos judiciales en Brasil, Perú, Panamá, Ecuador, Argentina, República Dominicana, Colombia y México.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lJVnwcK0GNM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.