Esperan que el Club Campestre de Chihuahua se retracte por homofobia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Esperan que el Club Campestre de Chihuahua se retracte por homofobia

Carla Herrera, accionista y socia del Club Campestre de Chihuahua, denunció penalmente a la organización por negarle los derechos a su esposa al tratarse de un matrimonio gay.
4 de noviembre, 2012
Comparte

Discriminción laboral.

La ganadora del Premio Nacional al Mérito 2012, Carla María Herrera Guerrero, confió que mañana 5 de noviembre el Club Campestre de Chihuahua, que le negó la entrada a su esposa, se retracte de su comportamiento discriminatorio y rectifique su conducta homofóbica.

En entrevista con Notimex, Herrera Guerrero consideró que la directiva del Club violó sus derechos al negarle el acceso a su esposa y sugerirle registrarse como parte del “servicio doméstico”, sin poder hacer uso de las las instalaciones.

Lamentó que en pleno siglo XXI la discriminación exista en México, toda vez que desde 2009 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aceptó el matrimonio entre personas del mismo sexo.

“El punto es que todos seamos tratados por igual, no busco ningún tipo de protagonismo, al contrario nunca me ha gustado que mi vida privada se ventile y esta situación ha hecho que pasemos por momentos difíciles, el daño emocional no se repara fácilmente, esto solo me ayuda a fortalecerme y seguir adelante”, resaltó.

Indicó que una disculpa y rectificación por parte del Club Campestre sería suficiente para que no continúe con juicio penal, de lo contrario indicó que sus abogados David Peña y Karla Micheel Salas están preparados para darle seguimiento a la denuncia.

“Aceptaría una rectificación de las personas (del Club Campestre) siempre y cuando ésta sea clara y que nos proteja de esta campaña homofóbica que se ha desatado, una disculpa por escrito aunque eso no repare el daño emocional que han causado, porque enfrentar una sociedad tan conservadora como lo es Chihuahua es difícil”, señaló.

La activista puntualizó que en caso de que no haya una respuesta favorable en la reunión con autoridades del club, continuará con el juicio penal, y confió en que de seguir con el caso, las autoridades de Chihuahua lleven un ordenamiento jurídico que se vea en un juicio transparente y expedito.

“Soy persistente pero no necia así que si ellos rectifican su conducta retiro la querella y nos ahorraríamos este desgastante proceso y si no vamos a juicio penal, confió en que Chihuahua hará valer el Artículo 197 que tipifica la discriminación como delito”, agregó.

Herrera Guerrero recordó que hace 15 meses empezó con “este andar”, habló con el director del referido club, Ismael Rodríguez, quien atendió su solicitud pero le informó que el comité de admisiones se negó a que su pareja pudiera ingresar como cualquier otro socio, “pese a que yo me ofrecí a pagar una cantidad adicional más la mensualidad”.

Tras varios meses de diálogo, el 16 de mayo de este año, la empresa Club Campestre envió a la pareja una carta en la que rechazaba su petición, “dicha solicitud no procede, en virtud de que la misma no se ajusta a los principios y regulaciones propias de esta sociedad”.

Recordó que ella contrajo matrimonio en el Distrito Federal en abril del 2011 con Lilia Victoria Aun Caraveo, por lo que no tendría que existir problema alguno para que se le diera acceso al lugar ya que son socias desde hace muchos años.

“Siempre he sido socia del club y mi pareja también sólo que su papá ya no puedo seguir pagando la mensualidad por lo que ya no podía asistir como hija de un socio así que se me hizo fácil inscribirla como mi cónyuge porque así es y de repente se niegan y tengo que iniciar todo este proceso”, detalló.

En este contexto Carla Herrera también repudió la actitud de algunos socios del lugar que han iniciado una campaña dentro del club para no permitirles la entrada a ella y su pareja, “sé que desgraciadamente estas actitudes se deben a que Chihuahua es un estado de gente conservadora y por ignorancia”.

Ante esta situación Herrera Guerrero acudió al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), que la apoyó y asesoró, y además resolvió el 30 de julio pasado que la conducta de las autoridades del club es homofóbica al impedir el ingreso de la esposa de Carla como socia familiar.

El Conapred indicó en un comunicado que esta nueva resolución, fortalece la acusación penal en contra de los directivos del club y se avanza en la integración de las conductas delictivas que se señalaron en la denuncia penal, por lo que esperan que en las próximas semanas se presente ante al Juez de Garantías la acusación formal.

Puntualizó que “es preocupante que se minimicen las consecuencias jurídicas de la querella interpuesta por la señora Carla Herrera, ya que todas las personas señaladas como responsables, así como todas aquellas que legitimen en Asambleas el actuar de la directiva del Club Campestre quedaran registradas como probables responsables en el Sistema de Intercambio de Información Plataforma México”

Notimex

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID-19: el gráfico que te ayuda a evaluar el riesgo de contagio en una reunión social

Científicos de la Universidad de Oxford y MIT advierten que hay que considerar distintos factores como la ventilación del local o el volumen de voz de los asistentes, entre otros.
9 de octubre, 2020
Comparte

¿Cuán seguro es atender a un evento o reunión en medio de la pandemia de covid-19?

Con el número de casos todavía en aumento en todo el mundo, puede que te preguntes cuán prudente es asistir a esa reunión familiar o a ese cumpleaños que te invitaron.

Un estudio liderado por investigadores de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, y del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, quiere ayudar al público a evaluar el riesgo en cada situación.

Para eso, idearon una tabla que clasifica el riesgo según la cantidad de asistentes, si usan o no mascarillas, la actividad que hacen (si hablan, cantan, gritan o están en silencio) y el nivel de ventilación del local.

El artículo original fue publicado en el British Medical Journal (Revista Médica Británica).

“El riesgo de infección está determinado por muchos factores y todos ellos están conectados. Aún no hay ningún estudio que determine el riesgo absoluto, pero queremos empoderar a la gente para que evalúe el riesgo relativo a cada situación“, dice a BBC Mundo Lydia Bourouiba, directora del laboratorio de dinámica de fluidos en la transmisión de enfermedades de Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y una de las autoras del estudio.

Gráfico de evaluación de riesgo

BBC

Por ejemplo, si te invitan a un karaoke en un salón cerrado donde la gente estará gritando y cantando, lo recomendable es quedarse el mínimo tiempo posible y asegurarse de que habrá poca gente. Sin olvidarse de usar la mascarilla.

O quizás puedes sugerir una reunión con los mismos amigos en un sitio abierto, donde sea posible mantener una mayor distancia entre los asistentes. Evita la música alta para que no te veas obligado a gritar.

Distancia, ventilación y tiempo

Estudios más recientes muestran que los virus pueden dispersarse en gotitas en el aire hasta seis u ocho metros, dependiendo de la situación. Por eso, los investigadores argumentan en el artículo que los dos metros de distancia recomendados debe ser, en algunos casos, la distancia mínima – no la máxima – a mantener con alguien.

“La regla de los dos metros no consideraba el cuadro total de la exhalación de partículas suspendidas en el aire y de cómo estas se mueven. Hoy sabemos que no es solo porque mantienes esos dos metros de distancia que estás seguro”, dice Bourouiba.

Una mujer con mascarilla en la calle.

Getty Images
Si vas a un evento social, la mascarilla puede reducir el riesgo de contagio.

Ahí entran otros factores considerados en el gráfico, como la duración del evento o el tiempo que uno permanece en contacto con los asistentes.

¿Pero qué es exactamente un período corto o largo? Según la investigadora, aún es difícil contestar a esa pregunta.

“Algunas agencias de salud están considerando que más de 15 minutos es un período largo. Pero no hay justificación científica para apoyar esa cifra. Por eso decidimos no especificarlo en la tabla”, explica.

De la misma manera, definir si un evento tiene una ocupación alta o baja, según Bourouiba, no depende sólo de cuántas personas hay en local.

También es importante saber si hay suficiente aire fresco y que los asistentes no estén dentro de la zona de respiración ajena. Es decir, tiene que haber más de 25 centímetros de distancia entre la boca y la nariz de uno (que respira de forma normal) y del otro.

“Cada persona debe tener al menos 10 a 15 litros de aire fresco por segundo. No tenemos cómo calcular eso en nuestro día a día, pero esa es una medida importante para los dueños de espacios de eventos, de restaurantes, de oficinas, etc. Ellos tienen que saber si esos espacios necesitan ser ampliados o renovados”, advierte.

Restaurante

Getty Images
En un restaurante, por ejemplo, no basta con tener la ventana abierta, hay que tener en cuenta hacia dónde circula el aire, dice la experta.

Lo más importante, dice Bourouiba, es garantizar la circulación de aire limpio, de preferencia que venga de afuera. “No es suficiente con mover el aire, como hace un ventilador o el aire acondicionado. Hay que renovarlo para diluir las partículas que exhalamos en el aire nuevo.”

Por esa razón, es mejor estar en espacios abiertos o con ventanas que permitan que el aire circule. Y aún así, es importante fijarse en cómo circula.

“En un restaurante, por ejemplo, si hay clientes delante de una ventana abierta, el aire pasará siempre por esas personas llevándose consigo sus gérmenes y posiblemente transmitiéndolos a otras personas”, dice la investigadora del MIT.

¿Qué hacer en cada situación?

Según Lydia Bourouiba, se deben tener algunos cuidados básicos en cada situación de la tabla:

  • Riesgo bajo– Intenta mantener al menos dos metros de distancia y usa la mascarilla. “No porque estés a dos metros significa que puedes quitarte la mascarilla y no porque lleves la mascarilla significa que puedes estar más cerca de la gente”, dice.
  • Riesgo mediano – Sé más riguroso con la regla de los dos metros. Si es posible, toma un poco más de distancia dependiendo de los otros factores.
  • Riesgo alto – Dos metros debe ser la distancia mínima, aunque lo ideal es estar más alejado y usar una mascarilla de buena calidad.

“Sabemos que es complicado, pero intentamos organizar la información de manera que todo el mundo lo entienda, desde la familia que quiere organizar una barbacoa hasta el gerente de la oficina. Todos tendremos que manejar estas situaciones.”, concluye la científica.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.