La otra cara de la reforma laboral de México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La otra cara de la reforma laboral de México

Especialistas dicen que los trabajadores pierden con el cambio a las leyes laborales mexicanas. El gobierno insiste en que la reforma generará empleo.
15 de noviembre, 2012
Comparte

Diputados durante la discusión de la reforma laboral

La frase de un investigador universitario define la percepción de muchos mexicanos ante la recién aprobada reforma laboral: quienes pierden son los trabajadores.

El Senado de México aprobó por mayoría de votos una controvertida modificación a la Ley Federal del Trabajo, que por primera vez en 95 años permite, oficialmente, empleos de unas cuantas horas y no por jornadas completas; autoriza contratos a prueba y según especialistas facilita el despido de trabajadores.

Autoridades y grupos empresariales, en cambio, insisten que ahora será posible crear miles de nuevos empleos.

“Es sin duda una reforma laboral con rostro humano pues busca una protección más efectiva de los derechos de los trabajadores”, afirma la secretaria del Trabajo Rosalinda Vélez Juárez.

Pero el investigador de la Universidad Obrera de México, Marcos Tello, le dice a BBC Mundo que el efecto de la nueva ley será totalmente distinto a la versión oficial.

“Estimula todas las formas de trabajo informal porque debilita la contratación colectiva, uno de los principales mecanismos de defensa de los trabajadores”, explica. “Esta reforma pone en el centro el interés de los patrones”.

Las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo serán vigentes en cuanto el presidente Felipe Calderón firme el decreto que las promulgue.

Salarios

La reforma laboral tiene varios temas polémicos, como la posibilidad de que una persona pueda ser contratada por algunas horas o en jornadas discontinuas, es decir, en horarios flexibles.

También se autorizan contratos a prueba o de capacitación, que pueden durar desde un mes hasta medio año.

En caso de que el empresario decida no emplear a quienes mantuvo en prueba no está obligado a pagar indemnización alguna por sus servicios.

De acuerdo con la secretaria Vélez Juárez en todos los casos los patrones están obligados a pagar el salario mínimo y ofrecer prestaciones de seguridad social, incluso a quienes sólo laboren unas cuantas horas. Además, los trabajadores pueden negociar directamente el monto de su sueldo.

Los críticos de la reforma, como el senador Alejandro Encinas del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), dicen que es insuficiente.

Según las leyes actuales el sueldo debe ser “remunerador”, es decir que satisfaga las necesidades básicas de una familia pero en México el salario mínimo es, en promedio, de US$5 por una jornada de ocho horas.

Encinas afirma que la enmienda legal deja en libertad a los patrones de decidir el sueldo que ofrecen por un empleo. Y es parte del problema, completa el investigador Marcos Tello.

En el país existe una amplia sobreoferta de mano de obra, añade, y muchos desempleados estarían dispuestos a aceptar cualquier condición con tal de obtener un ingreso.

“Aumentará el número de personas contratadas temporalmente, pero es previsible que no suba el número de horas disponibles de trabajo”, explica.

Hay, además, un punto adicional en la polémica. Actualmente los trabajadores despedidos que ganan su reinstalación mediante un juicio tienen derecho a recibir el dinero equivalente a todos los salarios que debió recibir durante el tiempo del proceso.

La reforma laboral, en cambio, dice que sólo deberá pagarse el equivalente a un año de sueldo. Y en México, apunta Tello, los juicios laborales tardan, en promedio, 4,8 años en resolverse.

Sindicatos

Cambiar las leyes laborales de México es una vieja aspiración de partidos de derecha y grupos empresariales, e incluso una propuesta muy similar a la que ahora se aprobó fue presentada en 1994 al entonces presidente Ernesto Zedillo.

Desde entonces hubo al menos cinco intentos por flexibilizar el mercado laboral, pero las iniciativas no prosperaron por la oposición de los grandes sindicatos corporativos y la falta de apoyo de partidos políticos de oposición.

Ahora las condiciones fueron distintas pues la propuesta de reforma fue apoyada por el actual presidente Felipe Calderón, quien la envió al Congreso, y el presidente electo Enrique Peña Nieto.

Pero aún así el debate duró 71 días, y el texto finalmente aprobado no es el mismo que la iniciativa original.

Uno de los temas que no prosperó fue el conocido como “democracia sindical”, una serie de enmiendas para garantizar que los trabajadores elijan en voto secreto y mediante elecciones limpias a sus líderes gremiales.

La propuesta también incluía obligar a los sindicatos a informar el uso de sus finanzas, así como el derecho de los empleados de una empresa a conocer el nombre del sindicato al que están afiliados, algo que ahora ocurre en muy pocos casos según especialistas e investigadores.

Esta parte de la reforma no fue aprobada por completo. Según la enmienda legal ahora los líderes gremiales deben rendir cuentas cada seis meses durante una asamblea.

El senador Javier Lozano, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), afirma que insistirá en este tema, y en eso coincide la secretaria del Trabajo.

Más allá de la polémica, para el sector privado la reforma laboral fue una buena noticia. El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, dice que las modificaciones legales ayudarán a que el Producto Interno Bruto aumente 1,5%.

También combatirá la economía informal, asegura, uno de los mayores problemas del país. Según cifras oficiales, al menos 18 millones de personas están subempleadas, y otros siete millones de jóvenes no encuentran empleo. Casi la mitad de la Población Económicamente Activa de México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El curioso experimento de Alemania para estudiar cómo se trasmite el COVID en eventos masivos

El estudio, organizado por la Universidad de Halle convocó a unos 4.000 voluntarios sanos de entre 18 y 50 años, mientras, el afamado cantautor alemán Tim Bendzko aceptó actuar en los tres conciertos sucesivos.
22 de agosto, 2020
Comparte

Los amantes de la música y los eventos masivos en Alemania tuvieron un raro privilegio en tiempos de coronavirus: participar en tres conciertos seguidos este fin de semana, previstos para miles de personas.

No se trata de que la situación con la covid-19 haya mejorado en la nación europea o que las restricciones se hayan aflojado.

De hecho, según el Instituto Robert Koch, durante las últimas 24 horas se registraron más de 2.000 casos allí, lo que eleva el número total de casos a 232.082.

Sin embargo, las autoridades de la ciudad de Leipzig organizaron tres recitales de música pop este sábado.

¿El objetivo? Que los científicos puedan investigar los riesgos de tales eventos masivos en espacios interiores durante la pandemia.

El estudio, organizado por la Universidad de Halle convocó a unos 4.000 voluntarios sanos de entre 18 y 50 años, mientras, el afamado cantautor alemán Tim Bendzko aceptó actuar en los tres conciertos sucesivos.

Las autoridades alemanas no informaron de momento cuántas personas se presentaron como voluntarias.

Una ronda de conciertos

Según la Universidad de Halle, la investigación, llamada Restart-19, busca estudiar “las condiciones en las que tales eventos pueden llevarse a cabo a pesar de la pandemia”.

Para ello, los científicos diseñaron tres escenarios diferentes para cada uno de los tres conciertos que se celebraron en el Quarterback Immobilien Arena de Leipzig.

La meta del primero es simular las condiciones de un evento antes de la pandemia; el segundo, un concierto con mayor higiene y cierto distanciamiento social; y el tercero con la mitad de los asistentes y con cada persona a 1,5 m de distancia.

Cada escenario organizado incluye llegadas y salidas del estadio y actuaciones de Bendzko “para representar el comportamiento de los espectadores de la forma más realista posible”.

Participants watch a performance during the study

Getty Images
Each of the three events had different levels of social distancing

Antes del evento, a todos los participantes se les hace la prueba de covid-19 y se les dan mascarillas faciales y dispositivos de rastreo para medir su distancia.

La prensa alemana indica los investigadores utilizarán además desinfectantes fluorescentes para rastrear qué superficies tocan más los miembros de la audiencia.

Detrás del proyecto

Para su realización, el proyecto recibió una financiación de US$1.17 millones de los estados de Sajonia-Anhalt y Sajonia.

Los expertos creen que sus resultados pueden ayudar a allanar el camino para la reanudación de importantes eventos deportivos y musicales bajo techo mediante la determinación de niveles realistas de riesgo.

“La pandemia de coronavirus está paralizando la industria de los eventos”, dijo antes del evento el ministro de Economía y Ciencia de Sajonia-Anhalt, Armin Willingmann.

Concert-goers wore protective face masks for the study, in Leipzig, on 22 August 2020

Getty Images
Los asistentes debían utilizar mascarillas faciales.

“Mientras exista riesgo de infección, no se pueden realizar grandes conciertos, ferias y eventos deportivos. Por eso es tan importante averiguar qué condiciones técnicas y organizativas pueden minimizar eficazmente los riesgos”, agregó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sQxT-oKkuko

https://www.youtube.com/watch?v=WBlUC1mCPRs&t=6s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.