Obama agradece voto latino con reforma migratoria
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Obama agradece voto latino con reforma migratoria

El presidente de Estados Unidos enviará al Congreso un proyecto de reforma migratoria al inicio de su segundo mandato, que comenzará el 20 de enero.
14 de noviembre, 2012
Comparte

El presidente Barack Obama anunció el miércoles que espera enviar al Congreso un proyecto de ley de reforma migratoria poco tiempo después de juramentarse el 21 de enero para un segundo mandato de cuatro años.

Al ofrecer su primera conferencia de prensa desde su relección el 6 de noviembre, Obama dijo que sus colaboradores ya han iniciado conversaciones con congresistas de ambos partidos y ambas cámaras para afinar los detalles.

Calificó de “indicio positivo” que los republicanos hayan reflexionado sobre la reforma migratoria tras la gran participación de votantes hispanos.

“Necesitamos aprovechar el momento. Mi expectativa es que presentemos un proyecto de ley y comencemos el proceso en el Congreso muy poco después de mi juramentación”, dijo al responder una pregunta sobre sus planes respecto al tema migratorio.

El presidente indicó que la reforma migratoria debe incluir la seguridad fronteriza, multas para empresas que contraten a inmigrantes no autorizados y “una senda a la legalización para aquellos que viven en este país y no han cometido crímenes. Es importante para ellos pagar impuestos atrasados, aprender inglés, pagar una multa y darles una avenida para su legalización”, dijo refiriéndose a los 11 millones de inmigrantes no autorizados que residen en Estados Unidos.

Señaló que también suspenderá en forma definitiva las deportaciones de algunos inmigrantes menores de 30 años, conocidos como Dreamers.

El presidente de la cámara baja, el republicano John Boehner, expresó su disposición a que el próximo Congreso aborde el debate para una reforma integral, apenas 48 horas después de que Obama resultara relecto con un considerable respaldo de los hispanos y otras minorías.

Pero Boehner rehusó especificar si el debate sobre reforma migratoria incluirá la opción de legalizar a 11 millones de inmigrantes sin documentos, una idea a la que su partido se ha opuesto porque lo ve como premiar a personas que violaron leyes estadounidenses.

Dos senadores, el demócrata Chuck Schumer y el republicano Lindsey Graham, dijeron el fin de semana que han creado un “anteproyecto detallado” para reformar la política migratoria.

Graham indicó que los inmigrantes no autorizados “no podrán quedarse a menos que aprendan nuestro idioma, y tendrán que regresar a fila antes de volverse ciudadanos. No pueden meterse a la fila, esto por consideración a las personas que lo están haciendo de la manera correcta, y puede llevar más de una década que obtengan su autorización de residencia” permanente.

Obama no se refirió el miércoles a los comentarios de Graham.

El Congreso iniciará en enero su próximo periodo legislativo, durante el cual los republicanos mantendrán la mayoría en la cámara baja y los demócratas en el Senado.

Obama ganó un gran apoyo del voto latino al reiterar la promesa formulada en 2008 de lograr una reforma migratoria integral durante su primer año de mandato.

La reforma no prosperó pese a que contaba con la mayoría demócrata en ambas cámaras y deportó a un promedio anual sin precedentes de 400.000 personas.

En septiembre del 2010, el presidente elogió públicamente un proyecto de ley presentado por el senador demócrata Bob Menéndez, que buscaba exigir a los inmigrantes sin documentos que se inscribieran ante las autoridades, pagaran impuestos, una multa, aprendieran inglés y demostraran no poseer antecedentes criminales para obtener una residencia permanente, estatus migratorio que al cabo de cinco años permite gestionar la naturalización.

Pero dijo también que no había apetito en el Congreso para que tal propuesta avanzara, por lo que quedó en el limbo.

La Casa Blanca anunció el 15 de junio un programa para suspender las deportaciones de algunos inmigrantes menores de 30 años que fueron traídos a Estados Unidos sin autorización cuando eran niños. El Instituto de Política Migratoria, con sede en Washington, dijo que por lo menos 1,76 millones de personas podrían beneficiarse del programa.

A estos jóvenes se les conoce en inglés como Dreamers, debido a un proyecto de ley “Dream Act” que buscaba suspender las deportaciones de manera permanente. Su última versión fue aprobada por la cámara baja pero no obtuvo los votos necesarios en el Senado en diciembre del 2010.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID-19: el gráfico que te ayuda a evaluar el riesgo de contagio en una reunión social

Científicos de la Universidad de Oxford y MIT advierten que hay que considerar distintos factores como la ventilación del local o el volumen de voz de los asistentes, entre otros.
9 de octubre, 2020
Comparte

¿Cuán seguro es atender a un evento o reunión en medio de la pandemia de covid-19?

Con el número de casos todavía en aumento en todo el mundo, puede que te preguntes cuán prudente es asistir a esa reunión familiar o a ese cumpleaños que te invitaron.

Un estudio liderado por investigadores de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, y del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, quiere ayudar al público a evaluar el riesgo en cada situación.

Para eso, idearon una tabla que clasifica el riesgo según la cantidad de asistentes, si usan o no mascarillas, la actividad que hacen (si hablan, cantan, gritan o están en silencio) y el nivel de ventilación del local.

El artículo original fue publicado en el British Medical Journal (Revista Médica Británica).

“El riesgo de infección está determinado por muchos factores y todos ellos están conectados. Aún no hay ningún estudio que determine el riesgo absoluto, pero queremos empoderar a la gente para que evalúe el riesgo relativo a cada situación“, dice a BBC Mundo Lydia Bourouiba, directora del laboratorio de dinámica de fluidos en la transmisión de enfermedades de Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y una de las autoras del estudio.

Gráfico de evaluación de riesgo

BBC

Por ejemplo, si te invitan a un karaoke en un salón cerrado donde la gente estará gritando y cantando, lo recomendable es quedarse el mínimo tiempo posible y asegurarse de que habrá poca gente. Sin olvidarse de usar la mascarilla.

O quizás puedes sugerir una reunión con los mismos amigos en un sitio abierto, donde sea posible mantener una mayor distancia entre los asistentes. Evita la música alta para que no te veas obligado a gritar.

Distancia, ventilación y tiempo

Estudios más recientes muestran que los virus pueden dispersarse en gotitas en el aire hasta seis u ocho metros, dependiendo de la situación. Por eso, los investigadores argumentan en el artículo que los dos metros de distancia recomendados debe ser, en algunos casos, la distancia mínima – no la máxima – a mantener con alguien.

“La regla de los dos metros no consideraba el cuadro total de la exhalación de partículas suspendidas en el aire y de cómo estas se mueven. Hoy sabemos que no es solo porque mantienes esos dos metros de distancia que estás seguro”, dice Bourouiba.

Una mujer con mascarilla en la calle.

Getty Images
Si vas a un evento social, la mascarilla puede reducir el riesgo de contagio.

Ahí entran otros factores considerados en el gráfico, como la duración del evento o el tiempo que uno permanece en contacto con los asistentes.

¿Pero qué es exactamente un período corto o largo? Según la investigadora, aún es difícil contestar a esa pregunta.

“Algunas agencias de salud están considerando que más de 15 minutos es un período largo. Pero no hay justificación científica para apoyar esa cifra. Por eso decidimos no especificarlo en la tabla”, explica.

De la misma manera, definir si un evento tiene una ocupación alta o baja, según Bourouiba, no depende sólo de cuántas personas hay en local.

También es importante saber si hay suficiente aire fresco y que los asistentes no estén dentro de la zona de respiración ajena. Es decir, tiene que haber más de 25 centímetros de distancia entre la boca y la nariz de uno (que respira de forma normal) y del otro.

“Cada persona debe tener al menos 10 a 15 litros de aire fresco por segundo. No tenemos cómo calcular eso en nuestro día a día, pero esa es una medida importante para los dueños de espacios de eventos, de restaurantes, de oficinas, etc. Ellos tienen que saber si esos espacios necesitan ser ampliados o renovados”, advierte.

Restaurante

Getty Images
En un restaurante, por ejemplo, no basta con tener la ventana abierta, hay que tener en cuenta hacia dónde circula el aire, dice la experta.

Lo más importante, dice Bourouiba, es garantizar la circulación de aire limpio, de preferencia que venga de afuera. “No es suficiente con mover el aire, como hace un ventilador o el aire acondicionado. Hay que renovarlo para diluir las partículas que exhalamos en el aire nuevo.”

Por esa razón, es mejor estar en espacios abiertos o con ventanas que permitan que el aire circule. Y aún así, es importante fijarse en cómo circula.

“En un restaurante, por ejemplo, si hay clientes delante de una ventana abierta, el aire pasará siempre por esas personas llevándose consigo sus gérmenes y posiblemente transmitiéndolos a otras personas”, dice la investigadora del MIT.

¿Qué hacer en cada situación?

Según Lydia Bourouiba, se deben tener algunos cuidados básicos en cada situación de la tabla:

  • Riesgo bajo– Intenta mantener al menos dos metros de distancia y usa la mascarilla. “No porque estés a dos metros significa que puedes quitarte la mascarilla y no porque lleves la mascarilla significa que puedes estar más cerca de la gente”, dice.
  • Riesgo mediano – Sé más riguroso con la regla de los dos metros. Si es posible, toma un poco más de distancia dependiendo de los otros factores.
  • Riesgo alto – Dos metros debe ser la distancia mínima, aunque lo ideal es estar más alejado y usar una mascarilla de buena calidad.

“Sabemos que es complicado, pero intentamos organizar la información de manera que todo el mundo lo entienda, desde la familia que quiere organizar una barbacoa hasta el gerente de la oficina. Todos tendremos que manejar estas situaciones.”, concluye la científica.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.