Presentan 9 puntos para destrabar conflicto de la UACM
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Presentan 9 puntos para destrabar conflicto de la UACM

La CDHDF, la ALDF y GDF presentaron una propuesta que consta de nueve puntos para solucionar el conflicto de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.
Por Con información de París Martínez.
14 de noviembre, 2012
Comparte

En un comunicado, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y el Gobierno del Distrito Federal (GDF) indicaron que presentaron una propuesta que consta de nueve puntos para solucionar el conflicto de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).

El Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, consideró positivo el avance obtenido en la propuesta de nueve puntos establecida para solucionar el conflicto de la UACM.

De los nueve tópicos comprendido en este volumen, siete fueron aceptados por la Rectoría de esa casa de estudios y los delegados del Consejo Estudiantil de Lucha (CEL).

Al respecto, González Placencia destacó como positiva la instalación de una mesa de diálogo, aunque precisó que después de 10 horas de trabajo se consideró necesario abrir un receso por tiempo indefinido, en tanto las partes no presentaran una propuesta que destrabe el conflicto.

Uno de los ejes rectores del díalogo establecido durante la reunión precisa que en todo momento la mesa de dialogo actuará de buena fe y “respetando la autonomía de la UACM”.

Del mismo modo, se propuso reconocer los acuerdos de la Casa Lamm y las recomendaciones de la Comisión Mixta, por lo se admitió que el Consejo Universitario será conformado por 50 consejeros ya reconocidos por ambas partes.

Las manecillas del reloj casi dieron una vuelta completa y, siendo las 5:00 horas de este miércoles, en la mesa de negociación instalada ayer en la Asamblea Legislativa, para destrabar el conflicto estudiantil en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, se decretó un receso sin que se hubiera alcanzado acuerdo alguno entre las partes enfrentadas. Son, pues, once horas ininterrumpidas de deliberaciones infructuosas, y son ya, también, 79 los días de paro en la casa de estudios… y contando.

La mesa de diálogo, que funciona con un sistema “pendular” (en el que la comisión coadyuvante mantiene encuentros por separado con las partes en conflicto, para intentar consensuar una hoja de ruta, a partir de sus mismas propuestas), fue instalada a las 18:00 horas del martes en el Salón Heberto Castillo, del recinto legislativo de Donceles y Allende, en el Centro Histórico, fuera del cual se mantuvo hasta la madrugada de hoy un grupo de cerca de 50 estudiantes y profesores de esta casa de estudios, en espera de algún acuerdo.

En la mesa de diálogo, que no definió una nueva fecha para retomar los trabajos, aunque se prevé que sea esta misma semana, participan cinco consejeros universitarios pertenecientes al ala crítica, así como otros cinco integrantes del sector que reclama la apertura de planteles, además de la rectora Esther Orozco, y como mediadores fungen, en representación de la ALDF, los diputados Manuel Granados (presidente de la Comisión de Gobierno), Yuriria Ayala (presidenta de la Comisión de Educación), el panista Federico Döring, la petista Miriam Saldaña, así como Jorge Gaviño, del Panal.

*Con información de Ntx.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mascarillas 'egoistas': ¿qué son y por qué no se recomienda su uso para evitar el contagio de la covid-19?

En algunas partes del mundo las mascarillas que tienen una válvula de exhalación han sido prohibidas. Te contamos por qué expertos dicen que no son efectivas en el contexto de una pandemia.
3 de septiembre, 2020
Comparte
Mascarilla con válvula

Getty Images

Una de las discusiones que más tiempo tomó zanjar en los inicios de la pandemia giró en torno a la utilidad de las mascarillas como medida para evitar el contagio del SARS-CoV-2.

Sin embargo, ahora que Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que los gobiernos alienten al público en general a usarlas donde haya “una transmisión generalizada y sea difícil el distanciamiento físico” y como parte de una serie de medidas para la prevención, que incluyen el lavado de manos y la distancia social, el debate parece haberse trasladado a la efectividad de un modelo de mascarilla en particular: la que tiene válvula.

¿Sirven o no sirven estas mascarillas faciales para frenar el avance de la pandemia? ¿Nos protegen más que las que no tienen? ¿Y por qué han generado polémica?

Respuesta contundente

Son varias las mascarillas en el mercado que vienen con una válvula en el centro o en un costado (los modelos N95, FPP2 y FPP3 cuentan con ella).

Pero independientemente del modelo del que se trate y de qué porcentaje de partículas filtre cada una, ningún cubrebocas con válvula es efectivo en el contexto de una pandemia, advierten los expertos.

Esto se debe a que esta clase de mascarilla protege a quien la usa, pero no a los demás, dado que filtra las partículas del aire exterior cuando la persona inhala, pero permite el escape de partículas a través de la válvula cuando la persona exhala.

Es decir, si la persona que la usa está infectada, puede expulsar gotículas con el virus al exhalar, y poner en riesgo al resto de las personas.

Familia con mascarillas

Getty Images
Las mascarillas más simples son las que se recomiendan en el contexto comunitario.

Tal es así, que en junio el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) y portavoz del Ministerio de Sanidad sobre la pandemia en España, Fernando Simón, tildó estos tipos de mascarillas como “egoístas”, precisamente por proteger solo a quien la lleva.

“El problema de la válvula es que el aire que exhala la persona que la lleva, lo concentra en un punto concreto. Eso puede hacer que alguien que esté expuesto a ese aire pueda infectarse”, explicó.

“Pueden ser las mascarillas egoístas porque yo me protejo y los demás me preocupan poco”, añadió.

En opinión de Ben Killingley, especialista en medicina de urgencias y enfermedades infecciosas del Hospital del University College en Londres, Reino Unido, si bien el uso general de la mascarilla tiene el doble propósito de proteger a ambas partes, “la razón por la que se promueve es para que las gotas que exhala la gente que puede estar infectada y no lo sabe no les lleguen a los demás”.

Y, desde este punto de vista, no tiene ningún sentido que se utilicen mascarillas con válvula en el contexto comunitario.

“En realidad, solo los respiradores, que se ajustan bien a la cara, tienen válvulas, y estos están reservados para los profesionales de la salud. El público ha tenido acceso a ellos, pero la recomendación para la gente es que utilice las mascarillas faciales quirúrgicas básicas, y no este tipo de mascarillas que no brindan ningún beneficio añadido para ellos”, enfatiza Killingley.

No recomendables, excepto algunos casos

Dado que la protección funciona en un solo sentido, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), que meses atrás se adelantó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en recomendar el uso de mascarillas, también advirtió en contra de su uso.

Asimismo, autoridades de distintas regiones en España, donde el uso de mascarillas es obligatorio hasta en la calle, han prohibido esta clase de respiradores en algunas circunstancias.

Y en muchos lugares del mundo —incluidas algunas aerolíneas— tampoco se permite el ingreso a espacios cerrados con ellas.

Mascarilla con válvula

Getty Images
Las mascarillas con válvula están destinadas a los trabajadores sanitarios.

¿Para que se hacen mascarillas con válvula entonces?

“La idea de incluir una válvula que se cierra cuando se inspira y se abre cuando se exhala es que sean más cómodas para el trabajador sanitario que las usa”, explica Killingley.

“Esas mascarillas son más cómodas de usar, porque permite una mejor circulación de aire“.

Al permitir la salida de aire, la válvula ayuda a regular la temperatura y evitar que la tela se humedezca.

Por eso resultan útiles si uno está por ejemplo en una obra en construcción, un taller, o en cualquier lugar donde se genere polvo, para evitar respirar estas partículas.

La otra excepción es, como mencionamos antes, el caso de los trabajadores sanitarios, que pueden estar en contacto con personas infectadas, y donde el objetivo es que ellos no se contagien.

Aún así, los CDC dejan claro que el personal hospitalario no puede usarlas en ambientes que deban permanecer estériles (como durante la realización de un procedimiento invasivo o en una sala de operaciones), ya que la válvula “permite que el aire exhalado no filtrado entre en el ambiente estéril.

Y para otros procedimientos, cuando los trabajadores de la salud utilizan este tipo de mascarillas con válvulas, lo suelen hacer acompañados de una careta protectora.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI&t

https://www.youtube.com/watch?v=zERDdsdMRRE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.