TPP pide al Estado mexicano un cambio en la gestión del agua y la energía
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

TPP pide al Estado mexicano un cambio en la gestión del agua y la energía

9 de noviembre, 2012
Comparte

Al mediodía de este viernes fue presentado en el Centro de Derechos Humanos Agustín Pro el dictamen preliminar del jurado de la Preaudiencia “Presas, derechos de los pueblos e impunidad”, en el marco del juicio que el Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) hace al Estado mexicano desde 2011 y hasta 2014. El TPP realizará una audiencia final fundada en los dictámenes realizados en las varias preaudiencias que se seguirán realizando.

Temacapulín, Jalisco. Foto: Kaos en la Red.

En la presentación del predictamen, el jurado de la preaudiencia  presentó sus recomendaciones sobre la violación de los derechos humanos de personas, pueblos y comunidades indígenas afectadas por la construcción de presas hidráulicas en el país.

El dictamen afirmó que se requieren cambios al modelo de gestión de agua y energía, así como reparar violaciones ocurridas y prevenir más violaciones en el futuro.

En Temacapulín, Jalisco, los días 5 y 6 de noviembre, se reunió el jurado independiente de la Preaudiencia “Presas, derechos de los pueblos e impunidad” de la mesa de Devastación Ambiental del TPP, Capítulo México. El objetivo fue escuchar a personas y comunidades afectadas por presas hidráulicas, quienes denunciaron violaciones graves a los derechos de los pueblos y derechos humanos.

Durante la Preaudiencia, comunidades y organizaciones afectadas explicaron al jurado las afectaciones a sus derechos como pueblos y le solicitaron emitieran recomendaciones dirigidas a autoridades responsables de la política hídrica y energética del Estado mexicano. Entre los casos que se presentaron, están los de las presas Paso de la Reina y Cerro de Oro y ampliación de esa misma presa (Oaxaca), La Parota (Guerrero), Las Cruces, El Cajón y La Yesca (Nayarit), El Naranjal y Zongolica (Veracruz), El Zapotillo y Arcediano (Jalisco).

Algunas de las violaciones que las comunidades denunciaron ante el jurado son el desalojo y desplazamiento forzoso; la violación del derecho a la información y participación de los ciudadanos, el desmembramiento de los territorios indígenas, la violación del derecho a la consulta y al otorgamiento del consentimiento previo, libre e informado; a los derechos económicos, sociales y culturales; y la criminalización de la protesta social frente a las presas.

Las afectaciones se concretan en historias como las de los desplazados de Cerro de Oro que tienen más de 40 años reclamando la reparación de daños; desplazados por la presa Arcediano, afectados por un proyecto con fallas tales que se suspendió cuando ya habían destruido la comunidad; poblaciones amenazadas con ser desplazadas, como Temacapulín, Acasico y Palmarejo, violentadas en su derecho a vivir en paz y no con la constante angustia ante la inminencia de ser desalojados por la fuerza; afectaciones que van desde la imposición de proyectos por medio de engaños y falta de información, como El Naranjal, hasta el uso de la fuerza para tratar de impedir que la comunidad participe en la defensa de su territorio como en La Parota, Guerrero.

Las recomendaciones preliminares que para cada caso emitió el jurado están basadas en instrumentos jurídicos nacionales e internacionales de derechos de los pueblos y derechos humanos. El jurado recomendó revisar la política energética nacional con el objetivo de establecer una estrategia que reconozca y proteja los derechos humanos, individuales y colectivos reconocidos en el orden jurídico mexicano e internacional, entre ellos el derecho a un medio ambiente sano; el respeto a derechos de los pueblos como el consentimiento libre, previo e informado para garantizar la existencia de los pueblos afectados, el ejercicio de su derecho a la autonomía, la integridad de sus territorios, la conservación de su identidad, incluyendo sus lugares sagrados, así como su derecho al desarrollo; en algunos casos se exhorta a considerar la cancelación de algunas presas, pero también se recomiendan reparaciones en los casos donde se han desalojado poblaciones y dañado a las comunidades y su territorio. Asimismo se llama al Estado mexicano a establecer directrices, políticas, procedimientos y prácticas dirigidas a reparar violaciones de derechos humanos ya ocurridas y prevenir nuevas violaciones en el futuro.

El dictamen de la Preaudiencia que ahora se presenta será enviado al TPP para que sea contemplado en el fallo final que será pronunciado en 2014.

Hoy por la mañana, el jurado dialogó con una representación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), instancia ante la cual han sido interpuestas controversias constitucionales por la construcción de la presa El Zapotillo en Jalisco, y al cual corresponde revisar casos de amparos que pueden presentar como recurso afectados por este tipo de obras.

El jurado interdisciplinario de la preaudiencia estuvo compuesto por Miloon Kothari, Ex Relator Especial de la ONU sobre el derecho a una vivienda adecuada, miembro de Housing and Land Rights Network, South Asia Regional Programme (India); Maude Barlow, Presidenta del Council of Canadians (Canadá), asesora principal sobre el agua con el presidente número 63 de la Asamblea General de la ONU; Carlos Vainer, Instituto de Investigación y Planeación Urbana y Regional, Universidad Federal de Río de Janeiro; Monti Aguirre, Coordinadora para América Latina de International Rivers (EU); Patricia Ávila, Investigadora del Centro de Investigaciones en Ecosistemas de la UNAM, Premio Nacional en Ciencias Sociales (Academia Mexicana de Ciencias) y especialista en los temas de agua, sociedad y medio ambiente (México); Francisco López Bárcenas, Abogado de derecho indígena y autor de números libros sobre derechos indígenas, derecho agrario y movimientos sociales, y columnista de La Jornada (México); y Luis Daniel Vázquez, coordinador del Doctorado en Ciencias Sociales de FLACSO y especialista en política y derechos humanos (México).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

China ordena el confinamiento total de Shanghái por el aumento de casos COVID

Unos 25 millones de habitantes de Shanghái estarán bajo una cuarentena absoluta ante el gran aumento de casos de COVID-19 que busca controlar el gobierno chino.
5 de abril, 2022
Comparte

Las autoridades en China han extendido el confinamiento de Shanghái a toda la ciudad y sus 25 millones de habitantes, después de un nuevo auge en casos de covid-19.

Hasta este momento, se habían tomado medidas separadas para los sectores oriental y occidental, pero ahora la ciudad entera estará sometida a restricciones indefinidas.

Shanghái es la urbe más grande de China en estar bajo confinamiento hasta la fecha.

El importante eje financiero del país ha luchado contra una ola de nuevas infecciones de coronavirus durante más de un mes.

Las medidas se tomaron después de que los casos subieron a más de 13.000 por día, aunque esas cifras no son tan altas comparadas a otras situaciones internacionales.

Los residentes en algunas áreas de la ciudad dijeron que el estricto reglamento significa que nadie podrá salir de sus residencias, ni siquiera para recoger suministros esenciales.

Reportaron dificultades ordenando comida y agua online, con los artículos escaseando antes de que pudieran añadirlos a sus cestas de compra digital.

Desafío logístico

China ha implementado confinamientos generales antes, pero no a la escala de esta megaciudad financiera, comenta el corresponsal de la BBC en China, Stephen McDonell.

Los desafíos logísticos requeridos para confinar 25 millones de personas en sus hogares y mantenerlas alimentadas son enormes.

Según McDonell, las redes sociales allí están llenas de quejas de furiosos residentes porque el sistema de despacho de alimentos está embotellado.

Trabajadores en trajes protectores descargan provisiones en Shanghái

Getty Images
Una fila de trabajadores se asegura de mantener la ciudad aprovisionada, pero los residentes se quejan de las dificultades para ordenar alimentos y agua online.

Las instalaciones centralizadas de cuarentena -muchas con sólo catres de campaña, sin duchas ni otros servicios- están a reventar con un hacinamiento de personas infectadas.

Uno de los pocos medios confiables, Caixin, informó que los contactos cercanos de las personas infectadas serán trasladadas a provincias aledañas. Eso podría involucrar el desplazamiento de cientos de miles de residentes.

Millones de personas en otras ciudades chinas han sido sujetos a restricciones en toda su ciudad, a menudo después de una cantidad relativamente pequeña de casos de covid-19.

La política “cero covid”

El reciente aumento de casos en China, aunque pequeño en comparación con algunos países, es un desafío importante para la estrategia de “cero covid” que ha emprendido China.

El gobierno ordena confinamientos rápidos y restricciones agresivas para contener cualquier brote.

La política distingue a China de la mayoría de los demás países que están tratando de convivir con el virus.

El sistema de “cero covid”, o de eliminación completa, se ha convertido en una especie de mantra del gobierno chino, con funcionarios ridiculizando a otros países por sacrificar a sus propios pueblos ante el altar de la apertura, señala el corresponsal de la BBC.

Una división sanitaria en una calle de Shanghái

Reuters
Las medidas de confinamiento en China contrastan con la apertura en otros países.

Algunos especialistas médicos han tratado de comunicar que, para las personas vacunadas, el contagio de la variante ómicron probablemente no implicaría hospitalización y se podrían recuperar en casa.

Pero muy pocas personas en China están conscientes de eso y los funcionarios y medios estatales no se los han informado, dice McDonell.

Wu Qianyu, un funcionario de la comisión municipal de salud dijo: “Actualmente, la prevención y el control de la epidemia en Shanghái está en su etapa más difícil y crítica”.

“Debemos adherirnos a la política general de despeje dinámico sin titubeo, sin vacilación”, expresó.

Las autoridades han desplegado más de 38.000 trabajadores de la salud a Shanghái de otras ciudades, en lo que los medios estatales llaman la mayor operación médica a nivel nacional desde el confinamiento en Wuhan a comienzos de 2020.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rhw64O667F8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.