A veces quisiera sólo desaparecer
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

A veces quisiera sólo desaparecer

Inés Estrada presenta a sus 22 años de edad y de manera autogestiva el libro Ojitos Borrosos que reúne lo mejor de sus cómics 2008-2012 publicados en fanzines, en revistas como Vice y otras de Estados Unidos, Canadá, Portugal, Noruega, Letonia y Colombia.
Por Moisés Castillo
15 de diciembre, 2012
Comparte

Dice el músico Tom Waits que todos mezclamos verdad y ficción. Si estás atascado en un lugar de la historia, te inventas la parte que necesitas. Y así es el trabajo alucinante de Inés Estrada, que a sus 22 años de edad y de manera autogestiva lanzó el libro Ojitos Borrosos que reúne lo mejor de sus cómics 2008-2012 publicados en fanzines, en revistas como Vice y otras de Estados Unidos, Canadá, Portugal, Noruega, Letonia y Colombia.

Las historietas de Inés se mueven entre la realidad y la fantasía, ve el mundo con ojos distorsionados. A veces es la protagonista y en otras prefiere ser testigo de las aventuras de sus amigos y contarlas al mundo: cosas inútiles y cotidianas que al final de cuentas son la sustancia de la vida. Crea universos propios a partir de sus sueños, dibuja lo que sueña con un humor ácido y atrevido pocas veces visto en una chica. Trabaja con una premisa fundamental: si algo me hace reír quizá alguien más también comparta la misma sensación de estar vivos.

La primera parte de Ojitos Borrosos -nominado este año a “Mejor compilación” y “Mejor artista” para los premios Ignatz, que son el Cannes de los cómics- es una visión particular sobre temas y cosas que suceden. Desde la muerte de un pez llamado Godínez o las invenciones del futuro: “se inventará una máquina que miniaturizará a toda la humanidad, solucionando así el problema de los recursos y el hambre mundial. ¡Ahora con una zanahoria de pueden alimentar 100 personas!”.

También hace una crítica a las personas que buscan protagonismo en las redes sociales, dejar de ser fantasmas por un momento. Así que propone “Ciber Fama” en seis sencillos pasos como postear cosas obscenas, aquí no importan tus amigos sino tus miles de fans o subir una foto de perfil donde se vea que estás “guapo” o “buena”. Recuerda que el photoshop es el maquillaje del futuro hoy, dice la desertora de Diseño del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Ahora que está de moda hablar de las predicciones mayas, Inés reflexiona en una especie de monólogo sobre la falsa y fanática idea del apocalipsis programado para el 21 de diciembre –para consuelo ya el Vaticano desmintió el fin del mundo-. “Malditos apáticos. Hagan algo con su vida”. Pero no todo es ironía y actitudes “Gárgamel” en el mundo de Inés, también seducen pensamientos sutiles y tristes. Suele pasar que un día despertamos nostálgicos o con la extraña sensación de no pertenecer a este mundo. “A veces quisiera sólo desaparecer”, se dice una joven mientras camina hacia ninguna parte.

En el tercer y cuarto capítulo hay historias tipo American Splendor, cómic autobiográfico de Harvey Pekar que apareció en 1976. Sin duda, el mejor es el titulado “Mi novio”: la soledad como elección-perfección. O en Hoyo de gusano hay sueños sicodélicos: cómo arruinar el día al hacer unos hot-cakes sin harina o encontrarse de repente a John Lennon en una fiesta.

-Tus historias van de lo cursi a lo grotesco. Te muestras en contra del estereotipo de la “mujer moderna”: delgada, güera, con estilo anime, ¿”Ciber fama” es una crítica a la hipocresía en las redes sociales?

Es también cómo se perciben las personas a sí mismas en Internet. Lo utilizan como un espejo de vanidad. El uso que le dan es para enaltecer su persona y sentirse queridos. Se puede generar esta idea de que eres una persona bella, a través de esta falsedad virtual y cómo las personas se prostituyen de cierta forma diciendo todo lo que hacen. Le dan esta relevancia a su vida a través de cosas mundanas como decir “fui al baño y no hay papel”. Por otro lado, en la sociedad hay mucha más exigencia hacia las mujeres de ser bellas y delgadas, es más fácil identificar estos rasgos de vanidad de las mujeres en Internet.

-“Mitocondria” se lleva todo un capítulo, vaya que es un viaje que cuestiona al ser humano, ¿cómo surgió esta idea del novio que se convierte en perro y viceversa?

Tenía como varias ideas y las junté en una sola historia. Empezó como termina: con la idea de las hormigas porque me gustan mucho los insectos. Las personas piensan el fin del mundo pero en una forma muy ególatra, en una onda de que si el ser humano muere se va a terminar el mundo. Pero no es así porque habrá plantas, insectos, cucarachas. Empecé con esa premisa y en un día dibujé la historia, luego ya la hice en limpio, es muy poco planeado. No sé si es una crítica, más bien es una reflexión cursi.

-¿Cómo es tu proceso de creación? ¿Dibujas primero o escribes la historia?

Casi no planeo mucho mis historietas, es algo espontáneo y las voy dibujando en mi cuaderno. Dibujo en feo y luego lo paso en limpio. Se me ocurren cosas y ya, no tengo un proceso de primero en lápiz y luego les doy color con acuarela o entinto. Cuando quiero que se vea sucio, dibujo en lápiz. Me gusta dibujar rápido y experimentar situaciones.

-¿Cómo defines el humor de Ojitos Borrosos?

Como vómito-arcoíris, jajaja.

-¿Por qué esta necesidad de recopilar tus mejores cómics en un libro?

Casi todas las historias fueron fanzines, hice 50 ejemplares de cada uno y muy pocas personas pudieron acercarse a mi trabajo. Y otros tantos son cómics que se han publicado en otros países. Pensé en hacer un libro que tuviera todo y en cierta forma es como tener un portafolio personal. Vendo mis fanzines, stickers y cosas así por Internet y de ahí saco dinero para lanzar proyectos como el libro.

-¿Cuáles son tus principales influencias?

Me siento muy influenciada por artistas de otros países que he conocido a través de Internet. En particular, el colectivo Woweezonk y Michael Deforge de Canadá, Lala Albert y Aidan Koch de Estados Unidos, el colectivo de Alemania de Biografiktion, los españoles de ARGH!… y de aquí, mis amigos de ¡Joc Doc! y Mou. Lo mejor es que abordan temas locales, no me gusta que ilustradores hagan cosas de otros contextos que ni siquiera conocen o los que hacen copias de aliens o anime. Me gusta la gráfica que no es obvia, es más interesante cuando las ilustraciones dan espacio a que la gente pueda dar su propia interpretación.

-¿Qué sucedió con el colectivo Café con Leche?

Ya no existe… hago ilustraciones, cómics y ya.

Para Inés no hubo un momento definitivo para empezar a dibujar mundos imaginarios-reales, siempre se la pasaba coloreando historias. Iba con su madre los fines de semana al puesto de periódicos y le pedía que le comprara historietas tipo Tom y Jerry. Estudiando en la Preparatoria 6 se percató que podía ganar dinero con sus ilustraciones y ya se lo tomó en serio. Actualmente es editora de la sección de comics de Vice México, sueña con ser catadora de licuados, viajera espacial o hacer videojuegos. Un día le dijeron sus papás “vas a crecer y ya no te gustarán”, pero sigue fascinada con el Nintendo y Mario Kart.

Si se acaba el mundo, lo reemplazamos por otro, por el que sueña Inés donde no hay nada que nos amargue la existencia.

>Si quieres adquirir Ojitos Borrosos, de Inés Estrada, acá el link: http://cafeconleche.com.mx/ojitosborrosos.html

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cuál es el papel de Carlos Slim en la producción y distribución de la vacuna contra la COVID

El hombre más rico de México y de América Latina ayudará a financiar a través de su fundación la producción y distribución de la vacuna de Oxford y AstraZeneca en Latinoamérica.
Getty Images
14 de agosto, 2020
Comparte

Parte del acuerdo que hará posible que México y Argentina hagan llegar la vacuna contra el covid-19 a América Latina se gestó en Washington.

Al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), lo acompañó el mes pasado en su primera visita oficial a Estados Unidos una delegación de empresarios entre los que se encontraba Carlos Slim.

El hombre más rico de México y América Latina y el duodécimo del mundo, según la revista Forbes, se acercó allí al mandatario para plantearle su intención de participar a través de su fundación en el proyecto que haría llegar a la región la vacuna en la que trabajan el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

“Él me comentó, me pidió mi punto de vista y dije que nosotros apoyábamos esta iniciativa como se estaba haciendo ya en otros casos”, dijo AMLO este jueves.

Esta semana, Slim volvió a contactar con el gobierno a través del canciller, Marcelo Ebrard, para informarle de que el acuerdo final estaba muy cerca y conocer de nuevo su parecer.

“Le informamos al ingeniero Slim que nosotros estábamos de acuerdo”, remarcó el presidente.

Slim y AMLO

Getty Images
El primer acercamiento entre AMLO y Slim en torno al acuerdo para la producción de estas vacunas tuvo lugar en la visita que el presidente hizo a EU para reunirse con Donald Trump.

Solo tres días después, la noticia salía a la luz: laboratorios de México y Argentina planean producir y distribuir entre 150 y 250 millones de vacunas en toda América Latina (excepto Brasil), previsiblemente, en el primer semestre de 2021.

Pero para llevarlo a cabo, el gobierno mexicano calificó de “crucial” el apoyo de Fundación Slim, que sorprendió alcanzando un acuerdo con AstraZeneca para contribuir a la financiación del proyecto.

Y, aunque en un primer momento no trascendió el monto al que ascenderá su aportación, la fundación aseguró que será “sin fines de lucro y sin beneficio económico” ni para ellos ni para los laboratorios.

¿Cómo participa la fundación de Slim?

Carlos Slim Domit, hijo del magnate, se limitó a decir este jueves que la fundación participará “con la disponibilidad de los recursos en complemento con los gobiernos de los países”, con el objetivo de que la vacuna esté disponible “a precios muy accesibles”.

Presentación del acuerdo para producir la vacuna en México

Gobierno de México
El presidente del Consejo de Administración de Grupo Carso e hijo de Carlos Slim, Carlos Slim Domit (izquierda), participó este jueves en la presentación oficial en México del acuerdo.

López Obrador, quien aseguró que la aplicación de la vacuna en México será universal y gratuita, también evitó concretar esa participación.

“Hay una aportación -no me corresponde a mí mencionar de qué monto- de la fundación, porque no pueden intervenir gobiernos, dado que no tiene fines de lucro todo el proceso de descubrimiento de esta vacuna”, dijo.

El miércoles, el presidente argentino, Alberto Fernández, reconoció que gracias al financiamiento de Slim se conseguiría una vacuna “a precios más razonables” que podría rondar los US$4.

Arturo Elías Ayub, vocero de Carlos Slim, le aseguró a la agencia AFP que la principal motivación del magnate para participar en el proyecto es “salvar vidas”, junto a la necesidad de preservar la salud e impulsar la reactivación económica.

América Latina accederá a la vacuna “a un precio que no contempla lucro porque fue la condición que puso Oxford”, dijo, e insistió: Aquí nadie está ganando dinero: ni AstraZeneca, ni los laboratorios que la van a fabricar ni ciertamente tampoco la Fundación Carlos Slim”.

Según el vocero, pese a que el estudio de la vacuna aún se encuentra en fase 3 y sus resultados finales no se esperan hasta finales de año, su producción en México y Argentina comenzará de inmediato con el fin de ganar tiempo, aún a riesgo de que pudiera no aprobarse finalmente.

Frascos de pruebas

Getty
Fundación Slim anunció que la fabricación de vacunas comenzará incluso antes de que las autoridades sanitarias aprueben su eficacia para adelantar tiempos de producción.

Slim Domit, presidente del Consejo de Administración de Grupo Carso, enfatizó que “el apoyo de la fundación permitirá que México y América Latina accedan a la vacuna un año antes de lo previsto”.

“Un gol” a favor de Slim

Tras conocerse la noticia, las redes sociales se llenaron de comentarios que destacaban la acción de Slim para hacer realidad este proyecto que se ha presentado como trascendental para el futuro de la pandemia en América Latina.

Pero también algunos mostraban sus dudas de que el magnate no fuera realmente a obtener ninguna ganancia con esta implicación.

“Sus decisiones siempre polarizan a la opinión pública. Algunos ensalzan su figura diciendo que así es el capitalismo, y que es mejor tenerlo en México porque genera empleo y negocios”, le dice a BBC Mundo Francisco González, profesor de Política Latinoamericana de la Universidad Johns Hopkins, en EU.

Inyección

Getty Images
Los firmantes del acuerdo esperan que la vacuna pueda llegar a América Latina en el primer semestre de 2021.

“Pero otros lo acusan de abuso de poder, de tener ventajas por ser siempre muy cercano y positivo con el presidente de turno, independientemente de la ideología”, agrega el experto mexicano.

González califica la participación de la fundación del magnate en este proyecto como “un gol a favor de Slim, de México, y por lo tanto para el actual gobierno de López Obrador”, con quien recuerda que ya tenía buena relación desde que este asumiera como jefe de gobierno de la capital en el año 2000.

Pero la relación ente el presidente y el empresario no siempre ha sido idílica.

Slim, por ejemplo, cuestionó que AMLO cancelara tras su llegada al gobierno el nuevo aeropuerto internacional de México, donde tenía fuertes inversiones a través de su constructora.

Slim y AMLO

Gobierno de México
La relación entre AMLO y Slim ha pasado por altibajos.

Después, el mandatario criticó varios contratos de obra púbica donde participaban empresas del magnate.

Pero su reconciliación se materializó el año pasado con una foto casi histórica en la que Slim, junto a otros empresarios, respaldó públicamente la política económica de López Obrador.

Slim, con una fortuna estimada de US$52.400 millones, según Forbes, es calificado a veces como una especie de Rey Midas por su capacidad para conseguir que casi cualquier negocio que emprende resulte exitoso.

Sin embargo, también ha sido tradicionalmente cuestionado por liderar el mayor monopolio de telecomunicaciones de América Latina gracias a América Móvil, líder en el mercado de telefonía en la región y uno de los mayores operadores de redes móviles en el mundo.

Sus negocios en México son tan omnipresentes -desde telefonía e internet pasando por restaurantes o tiendas departamentales, entre muchos otros- que hace años se popularizó la frase de que “todo México es territorio Slim”.

La Fundación Slim, su brazo filantrópico creado en 1986, ya contribuyó en México con otras estrategias para hacer frente al covid-19, como la donación de equipos médicos e insumos especialmente para el Centro Citi Banamex de la capital, que fue transformado en hospital temporal durante la emergencia.

Ahora, la firma de Slim estará de algún modo también presente en la vacuna que se espera pueda ser la solución para el trágico efecto de la pandemia en América Latina, donde el covid-19 ha dejado ya más de 200.000 muertos y los casos se resisten a disminuir de manera sostenida.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M&feature=emb_title

https://www.youtube.com/watch?v=fezPCtz6HSQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.