Chichén Itzá: Crónica del inicio de una nueva era
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Chichén Itzá: Crónica del inicio de una nueva era

Por Luis Castrillón
22 de diciembre, 2012
Comparte
Rituales prehispánicos en el Cuarto Cuadrante de Kukulcán.

Rituales prehispánicos en el Cuarto Cuadrante de Kukulcán.

El plazo se cumplió sin fin del mundo. En Chichén Itzá, la zona arqueológica maya más conocida del sureste mexicano y popular dentro del mercado turístico internacional lo que impera son los rostros mirando hacia la poca luz del sol que el amanecer trajo a esta zona de Yucatán al concluirse el ciclo de cinco mil 230 años del Calendario Maya, la llamada “cuenta larga”

Las miradas llegan mucho más allá de lo que las manos alzadas sacudiéndose en busca de energía alcanzan, como intentando atrapar el momento para guardarlo en la memoria de haber estado aquí. De ser parte del inicio de “una nueva era”, un momento y espacio para “recuperar el contacto con la Tierra, con la naturaleza”, para “entrar de nuevo en armonía”.

Pero también algunas demuestran sorpresa ante expectativas no logradas, incluso enconos provocados por la interrupción que más de una treintena de cámaras de video y fotográficas de medios de comunicación llegados de más de 15 países provocan en sus rituales, distrayendo su encuentro con “el nuevo ciclo”.

Chichén Itzá no es solo Patrimonio Cultural de la Humanidad declarado por la Organización de Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (UNESCO). Está más allá de ser una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo Moderno, este 21 de diciembre de 2012 es una suerte de umbral, un paso para conectarse en un momento histórico que terminó por combinarse con el espectáculo de interpretaciones incorrectas sobre la forma en la que los mayas prehispánicos medían el tiempo y se relacionaban con su entorno natural.

Desde las 06:00 horas el acceso ha sido abierto y el flujo constante hasta cerca del medio día no mengua. Los grupos de visitantes, principalmente extranjeros, buscan el espacio más cercano posible a la base del Castillo de Kukulcán. El cielo se mantiene grisáceo,m  nuboso hasta donde la vista llega y la temperatura oscila entre los 20 y 25 grados. En conjunto, el ambiente favorece la estancia en un sitio donde cada equinoccio de primavera, en marzo, se congregan hasta 30 mil personas.

La expectativa es que este año, la cifra alcance poco más de 40 mil visitantes, según comenta personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia que ha sido dispuesto para atender a la prensa. Desde el parador turístico que da la bienvenida en el territorio de la antigua ciudad maya es posible distinguir por más de 100 metros la fila de visitantes que se desesperan por poder entrar. Cada minuto sin postrarse frente al sol, al pie de una estructura prehispánica está perdido para algunos.

Ese es el objetivo principal, como afirma Delma Todd, quien desde enero planeó el viaje de Australia hasta Yucatán para estar en el momento y en el lugar justo del solsticio de invierno, que ocurre, según los cálculos astronómicos, entre los días 21 y 23 de este mes de diciembre.

Oraciones ante el Castillo de Kukulcán.

Oraciones ante el Castillo de Kukulcán.

La distancia que ha recorrido le parece poco para lo que pueda obtener de su visita a la región que más ha destacado desde que en la década de los 80 comenzaron a escribirse las primeras hipótesis basadas en el Calendario Maya, señalando un supuesto “fin del mundo” o inicio de una era de renovación necesaria que especialistas como el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Guillermo Bernal Romero, o su colega del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), José Guadalupe Huchim Herrera, descartan inmediatamente al ser consultados al respecto.

Se trata de versiones equivocadas sobre la forma en la que los mayas prehispánicos interpretaban los fenómenos de la naturaleza relacionados con el desarrollo de sus comunidades y como a través de ello establecían pronósticos para épocas venideras en las que, de presentarse condiciones similares, se podría incluso prevenir algún problema para su población.

Explicaciones como esas parecen sobrar para los fanáticos de grupos “new age” o seguidores de creencias basadas en la cosmovisión de los pueblos originales mexicanos, o incluso egipcios o asiáticos que conforman la mayoría de los más de 15 mil visitantes que para el medio día ya estaban reunidos en Chichén Itzá.

Delma Todd explica una razón de carácter espiritual basada en la relación de los seres humanos y el planeta, “de la Tierra”: “es una razón espiritual, de poder estar aquí y ahora. Es muy interesante. La energía es muy diferente aquí a la de otros lugares del planeta. Es una conexión de energía femenina, de la Tierra”.

“Estar aquí da ganas de dar las gracias, a mis ancestros, a mi legado, por el aprendizaje. Hoy aprendemos como amarnos en paz otra vez”, asegura Auset Aswad, una mujer afroamericana ataviada completamente de blanco y proveniente de Atlanta, Georgia, en Estados Unidos.

Se identifica como practicante de antiguas religiones egipcias y de ahí justifica su presencia en la zona arqueológica como algo que no podía dejar pasar: “una oportunidad de iniciar todo de nuevo”.

Como en el caso de Aswad, la vestimenta parece un código de entrada a Chichén Itzá. Prevalece el algodón, la manta o el lino, según el poder adquisitivo de quien porte tal o cual tela, las sandalias, o simplemente se camina descalzo y sin camisa, con el cuerpo expuesto al viento y los pocos rayos del sol que se filtran entre las nubes que un frente frío ha traído en las últimas horas a la región de la Península de Yucatán y el Caribe.

No faltan tocados, paños multicolores o bandas para sujetar el cabello. Ornamentos diversos para acompañar la indumentaria, colgando del cuello o haciéndola de sonajas a la altura de las muñecas en una variada muestra de pulsos y pulseras metálicas; aretes, dijes de piedra, plumas, y demás artilugios diseñados inspirados en diseños prehispánicos.

Incluso la exageración está presente en algunos grupos menos místicos y que dicen haber sido más atraídos por que es el momento de celebrar. Maquillaje multicolor, aplicaciones de pedrería de fantasía adheridas a la piel del rostro, zapatos tenis multicolores, boas de plumas o incluso de felpa al cuello, antifaces, sombreros que parecerían quedar mejor para un ambiente carnavalesco.

Cientos de turistas estuvieron a la espera poder entrar a la zona arqueológica de Chichén.

Cientos de turistas estuvieron a la espera poder entrar a la zona arqueológica de Chichén.

Cassandra y Chris “Love Moto”, además de Michelle Casares, forman parte de ese último grupo que también ha llegado para “tomar la energía del universo en un espacio de cultura y recreación” llamado Festival Synthesis 2012. Uno de tantos grupos que ha convertido la fecha del 21 de diciembre en el motivo para festejar con alegría que llega una nueva época.

“Estar aquí, estamos aquí para celebrarlo, para captar la energía pura; estar ante estos templos y recibir en el cuerpo y en el alma lo que todos aquí estamos compartiendo”, asevera Michelle, quien viajó desde Miami, junto a sus compañeros que se han convertido en pareja durante el festejo, él proveniente de Hawai y ella de San Francisco, California.

Pero no todo es tranquilidad entre los asistentes. Por momentos algunos pierden la serenidad que tanto dicen obtener bajo la “energía cósmica” concentra en la antigua ciudad maya. Unos no están tan contentos con el espacio en el que logran acomodarse entre las pirámides y estructuras, otros se alteran hasta el grado de subirle el tono de voz a los fotógrafos, a quienes consideran ofensivos por estar capturando las imágenes de sus ritos y rezos menores.

“Es un espacio público y estamos trabajando”, dice un periodista europeo que prefiere omitir después su nombre, ante los reclamos de la líder de un grupo de unos 100 turistas que ha viajado bajo el cobijo de la empresa Power Places (Lugares de Poder) Tours.

Ella, quien resulta igualmente incomodada ante las preguntas del por qué de su actitud y que solo puede ser identificada por el nombre en su gafete, Theresa, reclama su derecho a la privacidad como seres humanos. El choque entre ideas sobre lo público y lo privado concluye entre los jaloneos entre ambos a la cámara, que se convierte en el instrumento de la “ofensa”.

Los grupos como el que encabeza Theresa sobra en el terraplén ante el Castillo de Kukulcán. Uno solo de ellos está integrado por mil turistas que llegaron de más 19 países y que se hospedaron en Cancún y la Riviera Maya, donde ya casi tradicionalmente se concentran la mayoría de los visitantes que cada año llegan a las zonas arqueológicas de Yucatán. Este año no es diferente.

Los paquetes incluyen todo el servicio: hotel, comidas, bebidas, transporte, entrada a Chichén Itzá y hasta un ritual con un “chamán” maya –aunque dicha figura de líder religioso no forma parte de la concepción maya-. El costo promedio está entre los tres mil 500 y cuatro mil dólares. Pero puede llegar al doble de esa cifra final.

Cerca de las 10:00 horas, a través de una puerta secundaria, una columna de vendedores de artesanías pasan cargando en diablitos y carretones improvisados cajas con toda una parafernalia diversa y objetos variados de marketing cultural. Forman una larga fila que demora poco más de 30 minutos, uno tras otro, entrando. Los espacios que tienen consignados no son suficientes para este día. Saben que es la oportunidad de incrementar sus ingresos como en pocas ocasiones.

La mayoría de ellos, de origen maya, no le da gran importancia al tema del inicio o fin de una era. Cuando mucho han aprendido lo suficiente del tema para explicárselo a sus potenciales compradores mientras, irónicamente, les venden un calendario Azteca de pasta o plastilina expósica que imita piedra de cantera o algo parecido al jade.

Forman parte del conflicto interno de Chichén Itzá, organizados en un fuerte sindicato que se ha enfrentado en más de una ocasión al INAH, ocupan las áreas que les parezcan más convenientes. El fenómeno no es parte del “nuevo ciclo”, llevan así casi 10 años.

Durante ese mismo lapso también chocaron con los anteriores propietarios del terreno donde se asienta Chichén Itzá. Pese que las estructuras arqueológicas son patrimonio de la nación y la humanidad, el terreno hasta hace dos años pertenecía a la familia Barbachano. Todavía una buena parte forma parte de esa hacienda particular.

El Gobierno del estado de Yucatán pagó un total de 220 millones de pesos a Hans Jurgen Thies Barbachano, heredero de los propietarios originales por las 80 hectáreas donde se encuentra la zona más conocida por los turistas. Las más de 200 hectáreas restantes del polígono que se calcula abarcaba toda la ciudad maya siguen en manos de capital privado.

Pese a que luego de esa transacción, el terreno pasó a ser propiedad del estado de Yucatán y fue siempre anunciado como uno de sus principales tesoros, ni el Patronato de los Servicios Culturales de Yucatán (Cultur), encargado de administrar los paradores turísticos en las zonas arqueológicas del estado, ni las autoridades en su conjunto terminaron de estructurar una promoción que se considerara adecuada para promover el final del ciclo de los más de cinco mil años del Calendario Maya.

Empresarios del ramo hotelero, de agencias de viajes, prestadores de servicios turísticos en general lamentaron que el Festival de la Cultura Maya, que inició el día 14 pasado y concluye mañana 22 de diciembre no haya funcionado como esperaban, debido que la promoción habría comenzado “demasiado tarde”.

La conclusión conjunta es que la actividad que ya se reporta en la entidad, así como en los estados vecinos de Quintana Roo y Campeche forma parte de la temporada regular decembrina en la que los visitantes extranjeros, principalmente de Europa y Estados Unidos ya forman parte del flujo vacacional acostumbrado.

El presidente del Consejo Empresarial Turístico de Yucatán, Eduardo Seijo Solís, consideró que la promoción de este año como una oportunidad de hacer crecer la actividad de la llamada industria sin chimeneas en la entidad “comenzó tarde”.

El programa del Festival de la Cultura Maya 2012 “es muy bien visto” por el sector privado, indicó en entrevista con Animal Político. La dimensión que se le ha dado, agregó, la parte académica, científica y cultural, sumadas como punto de atracción turística pueden funcionar.

Cuestionado sobre si un programa como el encuentro cultural mencionado podría sentar las bases del turismo cultural en Yucatán como pretende el gobierno estatal, expuso que “se sientan para llegar a lago de largo plazo. Se trata de un festival que será permanente, con un impacto interesante que no existe en ningún otro de los estados o los países que se consideran dentro de la ‘zona maya’”.

En ese sentido, reconoció también que hubo un esfuerzo en la administración estatal anterior, que pese a los conciertos realizados en la zona arqueológica de Chichén Itzá, de artistas como Plácido Domingo, Sarah Brigthman y Elton John, finalmente no se logró el cometido de incrementar el desarrollo de la actividad turística en Yucatán.

“Tuvimos una caída en turismo del 2010 a la fecha, respecto de lo que habíamos logrado avanzar entre 2007 y 2008 (al inicio del gobierno que encabezó Ivonne Ortega Pacheco y previo a la crisis turística mundial por el contagio de influenza H1N1).

Seijo Solís consideró también las ventajas de Quintana Roo frente a la expectativa por la fecha del Baktún 13 –fin del ciclo de cinco mil años del Calendario Maya-, aunque prefirió desestimarlas al calificar a la vecina entidad como un destino puramente “de playas y sol que ha sabido explotar la riqueza maya de Yucatán”.

Por eso, agregó, es que en Yucatán ahora tenemos la oportunidad de apostar a un turismo de nicho especializado, como es el cultural, algo más de calidad que de cantidad y que refleje la riqueza del estado, de su tierra, de su gente y que eso se convierta en el atractivo para los visitantes.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Agencias Promotoras de Turismo de Yucatán, Rosa María Cordero Sánchez, indicó que la actividad turística en el estado se mantiene y augura prácticamente “normal” para las próximas semanas, con un incremento mínimo pero que siempre ocurre en la temporada decembrina.

El único sector que ha reportado estar viendo una diferencia, agregó, es el del transporte y arrendamiento automotriz. Hay unas nueve empresas en el estado que rentan camiones o prestan servicios de turismo y todas ya tienen boletaje completo o unidades rentadas para los días 20 y 21 próximos, principalmente para visitar zonas arqueológicas.

Del resto del sector, incluso comentó que no hay muchas expectativas de grandes ganancias porque ha faltado coordinación para aprovechar el fenómeno de atracción que lograron las historias y especulaciones construidas en derredor del Calendario Maya.

“Tenemos incluso el problema de las tarifas aéreas. Nosotros ofrecemos buenos paquetes de hospedaje, alimentos, transportación terrestre, pero los socios nos reportan que algunos compradores desisten porque las aerolíneas están cotizando incluso precios al doble de lo regular. Por ejemplo, un boleto desde el DF a Mérida que regularmente cuesta unos cuatro mil pesos, se está vendiendo hasta en nueve mil o 10 mil para los días previos y posteriores al 21 próximo”.

Lamentó que tampoco hubiese coordinación con los gobiernos y los empresarios del ramo turístico de otros estados como Quintana Roo, Campeche, Tabasco y Chiapas, dentro de la zona maya, principalmente con el primero que es el que capta más turismo en forma permanente: “ellos tienen sus propios paquetes, en los que ponen sitios de Yucatán, pero los manejan por su parte, sin trabajar con nosotros”.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Hoteles de México en Yucatán, Héctor Navarrete Medina, coincidió en señalar que las cifras de ocupación y llegada de visitantes están lejos de un crecimiento súbito que pueda relacionarse con el fenómeno causado por la “cuenta final” maya.

Indicó que en el estado la Asociación suma 10 mil 600 habitaciones de diversas clases y categorías, de las cuales seis mil 800 están en Mérida, donde incluso se ha reportado menor ocupación de la esperada hasta esta semana que concluye.

Precisó que en la zona oriente del estado, donde se encuentran las zonas arqueológicas de Chichén Itzá y Ek Balám, así como el municipio de Valladolid,  declarado “Pueblo Mágico” y colindante con Quintana Roo, las reservaciones de cuartos de hotel están al 100 por ciento de los días 18 al 22 próximo.

En tanto, en el área de Mérida la ocupación está actualmente entre el 30 y 40 por ciento del total de las habitaciones ubicadas en la ciudad capital y se espera que para la próxima semana aumenten hasta superar el 60 a 70 por ciento de ocupación en promedio, en forma similar al comportamiento regular de la temporada de vacaciones navideña.

Víctor Montaño, Karla Olivares y Sergio Barcena no han llegado en un tour repleto de extranjeros. Viajaron desde el Distrito Federal para conocer la zona arqueológica y atestiguar todo lo que pensaron ocurriría en esta fecha. Sin embargo no lo encontraron.

Se muestran incluso decepcionados. Señalan a los grupos de extranjeros y se preguntan si eso es lo que habían venido a ver o compartir. Cuestionan donde está “algo más”, algo que destaque más el legado cultural que las solas estructuras.

Querìamos conocer nuestras culturas prehispánicas, de las que nos sentimos alejados, explica Karla. “México está convertido en el centro de la atención a nivel mundial con todo esto del Calendario Maya, pero parece, o nosotros pensamos, que el gobierno, las autoridades no hicieron nada para destacarlo más”.

“Si hubiera sucedido este fenómeno en otro país o en otra cultura, ¿qué habría pasado, què hubieran hecho sus gobiernos? Se dice que es un nuevo ciclo, pero parece que no se aprovecha todo lo que el fenómeno ha provocado, la oportunidad que los mayas nos dieron. No supimos aprovecharla”, lamenta mientras mira de soslayo la pirámide principal.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La caravana de migrantes en tiempos de COVID que se dirige a EU a un mes de las elecciones

Miles de personas salieron del norte de Honduras rumbo a EE.UU. Este jueves entraron a Guatemala, mientras que México advirtió que no permitirá el paso irregular de migrantes.
3 de octubre, 2020
Comparte

Tras meses de inactividad con motivo de la pandemia, el fenómeno de las caravanas de migrantes centroamericanos que tratan de llegar a Estados Unidos se reanudó este miércoles.

Tras una convocatoria publicada en redes sociales, cientos de personas salieron la pasada noche desde la ciudad de San Pedro Sula, en el norte de Honduras, en dirección a la frontera con Guatemala.

Caravana de migrantes

AFP
La primera caravana migrante tras el inicio de la pandemia salió en la noche del miércoles rumbo a EE.UU.

En la caravana, que fue aumentando de tamaño con el paso de las horas, se puede ver caminando a hombres, mujeres y niños que cargan con mochilas con sus pertenencias. Muchos de ellos usan cubrebocas.

Aseguran que huyen de la violencia, la pobreza y la falta de oportunidades en su país, acentuadas por la actual pandemia de covid-19.

Caravana de migrantes

AFP
En la caravana se puede ver a familias completas caminando, cargados con sus pertenencias.

El grupo comenzó su viaje a pocas semanas de que se celebren las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el 3 de noviembre.

La caravana migrante desde Centroamérica más numerosa se formó hace dos años, poco antes de las elecciones de mitad de período en el país norteamericano, y se convirtió en uno de los temas principales de discusión en la campaña de aquellos comicios.

Llegaron a Guatemala

Pese a las restricciones de movilidad entre países por el coronavirus, la caravana confía en poder transitar por Guatemala y México hasta llegar a su destino final.

De hecho, Guatemala abrió su frontera terrestre hace solo dos semanas y exige que cualquier extranjero presente una prueba PCR o de antígeno con resultado negativo.

Miles de ellos llegaron en la mañana de este jueves a la frontera de Corinnto, en el límite con Guatemala. “Queremos pasar”, gritaban.

https://twitter.com/alexr_pl/status/1311685329720684545

El Instituto de Migración guatemalteco confirmó que “realiza coordinaciones con más de 40 instituciones” para poder atender la caravana.

Sin embargo, cientos de personas acabaron rompiendo la barrera policial dispuesta en la frontera e ingresaron corriendo a territorio guatemalteco.

https://twitter.com/DiarioLaPrensa/status/1311718221549105157

El Instituto Guatemalteco de Migración dijo a periodistas que “aproximadamente” habían ingresado al país unas 3.000 personas.

Según aseguró el organismo, la mayoría de hondureños avanzaron de forma ilegal: “Los (migrantes) que se están acercando a realizar controles migratorios son pocos”.

En la tarde de este jueves, los migrantes se habían separado en grupos y continuaban su viaje por el norte de Guatemala rumbo a México. Las autoridades esperan la llegada de una nueva caravana este viernes.

Guatemala detendrá y deportará

El presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, aseguró que se ha dado la orden de que sean detenidos y retornados a la frontera con Honduras todas aquellas personas que entraron ilegalmente.

“Se bloqueará el ingreso de estas personas que están violentando la ley, sobre todo porque están usando niños no acompañados, están haciendo escudos humanos con mujeres y ancianos, y nos están vulnerando a nosotros los guatemaltecos”, afirmó en un mensaje a la nación.

Caravana de migrantes

AFP
La policía de Guatemala no pudo evitar el ingreso este jueves de cientos de migrantes hondureños.

“No permitiremos que vengan personas a violentarnos y poner en riesgo la seguridad sanitaria que tanto nos ha costado controlar”, agregó en referencia a la pandemia de covid-19 que en el país se ha cobrado más de 3.200 vidas.

Giammattei anunció que se declaró estado de prevención por 15 días en los seis departamentos por donde se espera que transite la caravana. Además, pidió a Honduras que fortalezca sus acciones para evitar la llegada de más migrantes irregulares.

Caravana de migrantes

AFP
Algunos migrantes continuaron su viaje por Guatemala a bordo de camiones.

La vicecanciller hondureña, Nelly Jerez, advirtió a sus compatriotas de que la entrada a EE.UU. de los migrantes va a ser “nula”, y pidió no exponerse a la pandemia y a la creciente “xenofobia” en Guatemala y México, dijo a la agencia Efe.

Advertencias de México

El Consulado de México en San Pedro Sula emitió un comunicado este miércoles aclarando que el país “no promueve ni permitirá el ingreso irregular de caravanas de personas migrantes”.

Caravana de migrantes

AFP
México advirtió que no permitirá el paso irregular de caravanas de migrantes.

El Instituto Nacional de Migración mexicano, por su parte, advirtió este jueves de sanciones a todos aquellos que ingresen sin cumplir con los protocolos de salud derivados de la actual pandemia.

“El Código Penal Federal establece que será sancionado de tres días a tres años de prisión y hasta 40 días de multa quien, a sabiendas que está enfermo de un mal grave en período infectante, ponga en peligro de contagio la salud de otro”, se lee en el texto.

Caravana de migrantes

AFP
Grupos de migrantes llegaron en la tarde del jueves al norte de Guatemala.

El covid-19 había detenido los habituales flujos migratorios desde Centroamérica hacia el norte.

Durante la pandemia, Estados Unidos cerró sus fronteras e incrementó el uso de deportaciones exprés (en días o incluso horas) para quienes trataban de ingresar a su territorio sin posibilidad de que pudieran pedir asilo.

La última caravana llegó al sur de México el pasado mes de enero, aunque sus miembros fueron detenidos en estaciones migratorias y posteriormente deportados tras tratar de cruzar la frontera.

Tras recibir presiones y críticas por parte de EE.UU. sobre su política migratoria, México desplegó el año pasado a miles de miembros de la Guardia Nacional en su frontera sur para frenar la migración hacia el norte.

También aceptó que solicitantes de asilo en EE.UU. esperen en suelo mexicano a sus citas ante la Corte. Desde entonces, miles de personas aguardan en ciudades de la frontera norte como Tijuana, Matamoros o Ciudad Juárez a que se resuelva su situación migratoria


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9W9ZxcmNdj0

https://www.youtube.com/watch?v=itBuHehfea0

https://www.youtube.com/watch?v=JlfP6zJ2fwE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.