Ya es ilegal discriminar a donadores homosexuales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Ya es ilegal discriminar a donadores homosexuales

Dentro de una semana, las prohibiciones expresas para que los homosexuales donen sangre quedarán sin efecto en México.
Por Dulce Ramos
28 de diciembre, 2012
Comparte

A partir del pasado 25 de diciembre, las prohibiciones expresas para que los homosexuales donen sangre quedarán sin efecto en Méxicodado que entró en vigor la Norma Oficial Mexicana (NOM) 253 para la Disposición de Sangre Humana, que sustituyó a la redactada en 1993.

La NOM 003-SSA2, de hace casi 20 años, expresaba en su punto 5.3.3 que los homosexuales hombres y los bisexuales están excluidos de ser posibles donantes “por razón de sus prácticas” y por su “mayor probabilidad de adquirir infección por el VIH o por los virus de la hepatitis”. Junto con ellos, otros excluidos son los trabajadores sexuales (“quienes ejercen la prostitución”, dice el texto) y farmacodependientes “que usan la vía intravenosa”, personas que hayan estado en prisión y quienes hayan padecido alguna enfermedad mental.

La norma que entró en vigor, publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 26 de octubre, elimina la exclusión a los hombres homosexuales y bisexuales y mantiene la restricción a compañeros de personas infectadas con VIH o hepatitis, y a quienes mantienen “prácticas sexuales de riesgo”.

Esas prácticas están definidas en la norma como aquellas en las que ocurre “contacto o traspaso de sangre, secreciones sexuales u otros líquidos corporales de personas que pudieran tener infecciones transmisibles, con sitios del cuerpo de otra persona, a través de los cuales el agente infeccioso pudiese penetrar”.

***

—¿Eres homosexual?
—Sí.
—¿Cuántas parejas has tenido?
Los compañeros sexuales de Marcony Vidal, estudiante de 23 años, se cuentan con los dedos de una mano y sobran. Una enfermera vestida de blanco y verde dirige las preguntas y después pinchará al muchacho para extraerle una muestra de sangre y analizarla.
Marcony se encuentra en el Centro Médico Siglo XXI para ayudar con una donación sanguínea para una tía que será operada.
“Quise ser honesto y no escondí mi preferencia cuando me la preguntaron. Mi actividad sexual es poca, no fumo, no bebo y hago ejercicio.  Estoy en perfectas condiciones para ser donador”.
Tras 20 minutos de espera, la misma enfermera de las preguntas llega con noticias para el muchacho.
—No eres apto para donar sangre porque eres homosexual —dice la asistente.
—¡Pero en agosto me hice la prueba del VIH y salió negativa! —replica Marcony
—Sí, pero eso a mí no me sirve.
La enfermera le extiende una papeleta que, por secreto médico, no especifica el motivo del rechazo; pero verbalmente ha quedado clara.
“Me decepcioné mucho, pero ya no quise entrar en una discusión”, dice el joven.
Marcony firma, entrega el documento y sale del hospital.

***

Ilán Goldfeder acudió a donar sangre de manera voluntaria al Hospital Médica Sur de la delegación Tlalpan hace dos semanas. En la antesala, este matemático de la UNAM notó un cartel que enumera los requisitos para ser donador e informa la exclusión a los homosexuales hombres.

“Envié un correo para que me explicaran el motivo”, cuenta el joven. Hasta el domingo por la noche ningún representante de Médica Sur lo había contactado para explicarle lo que dicta la norma o que esa prohibición está a punto de quedar sin validez. A sólo siete días de que se apliquen las nuevas disposiciones, la sensibilización para evitar prácticas discriminatorias no ha comenzado.

Los requisitos para ser donador que marca el Centro Nacional de Transfusión Sanguínea (CNT) son, entre otros, ser mayor de 18 años, presentarse con una identificación oficial, pesar más de 50 kilos, haber ayunado por cuatro horas. Igualmente, cada banco de sangre aplica cuestionarios estandarizados para obtener la historia clínica del paciente.

“Por favor sé honesto en tus respuestas”, pide el CNT. Marcony, quien así lo hizo, fue rechazado.

Según la nueva norma, los cuestionarios confidenciales deben servir para obtener datos relevantes que permitan “identificar riesgos potenciales para la salud del donante o de los receptores”, sin que la preferencia sexual sea ya un impedimento, al menos en la forma.

***

El enfermero en la recepción del banco de sangre del Centro Médico Siglo XXI baja la voz. En susurros y con rostro de “no hay manera”, dice en susurros:

—Un gay no puede donar.

Esta reportera acudió a la unidad médica para conocer la aplicación de la norma tras conocer el caso de Marcony Vidal. Tras ser atendida en recepción, fue remitida a Trabajo Social.

Al pedir explicaciones de la exclusión como donador a una persona homosexual, la trabajadora social Angélica toma una carpeta de cartón corrugado con la NOM 253. Aunque todavía no entra en vigor, ya la tiene en su escritorio, pero desconoce que el texto no tiene referencias a las preferencias sexuales.

—No pueden donar porque lo marca la ley. Aquí dice ‘prácticas sexuales de riesgo’.

—Pero tener prácticas de riesgo es una cosa y ser homosexual es otra –se le revira.

—Como está en la ley no podemos hacer nada, pero si no estás conforme, puedes pasar con la jefa del banco —sugiere la trabajadora.
La puerta verde de la dirección está cerrada. La responsable se encuentra de vacaciones y su remplazo no está por ningún lado. Las siguientes paradas son los consultorios de doctores sin responsabilidad en la unidad.

—Yo entiendo perfectamente que un homosexual no tenga prácticas de riesgo, pero no se puede. Homosexuales hombres no, pero mujeres homosexuales —explica el doctor Juan Carlos Torres.

Sin importar el número de parejas que un hombre haya tenido, el sólo hecho de tener contacto sexual con alguien de su mismo sexo lo descalifica para dar su sangre en el sistema de salud pública.

***

México alcanza la tasa de 100 donadores por cada 10 mil habitantes, recomendada por los organismos internacionales. Cada día hay 4 mil 500 donaciones de sangre en el país, según el Centro Nacional de Transfusión Sanguínea, máxima autoridad de salud pública en la materia.

Pese a los buenos números, la mayoría de quienes ofrecen su sangre llega a los hospitales para una reposición. Es decir, son familiares o amigos que acuden por una sola ocasión.

Esa situación ha generado que México quede muy lejos de las metas sugeridas por la Organización Panamericana de la Salud, que pone como estándar deseable que la mitad de las unidades de sangre se obtengan por donaciones voluntarias y haya quienes ofrecen sangre por repetición por su buena calidad. En México, las donaciones voluntarias sólo llegan al 3%.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los 10 países que han gastado más en enfrentar la pandemia (y cómo se ubican los de América Latina)

Investigadores de la Universidad de Columbia han estado siguiendo las medidas tomadas por 168 países. Estos son sus resultados.
18 de mayo, 2020
Comparte
Yen japonés

Getty Images

Un equipo de investigadores de la Universidad de Columbia, Estados Unidos, ha estado monitoreando la cantidad de recursos que los gobiernos en 168 países han invertido para enfrentar la pandemia de coronavirus.

Enormes paquetes fiscales de emergencia están inyectando dinero a la economía para mitigar los efectos de una crisis económica global que, según los pronósticos de expertos y organismos internacionales, será la peor desde la Gran Recesión de los años 30.

En estas inéditas circunstancias, el dogma de mantener el equilibrio fiscal y no incurrir en gastos fuera del presupuesto quedó en el pasado, en la medida que los contagios y las muertes se expandieron rápidamente casi a todo los rincones del planeta.

“Es un nivel de gasto extraordinario”, le dice a BBC Mundo Ceyhun Elgin, director del Programa de Master en Economía de la Universidad de Columbia, Nueva York.

Hasta ahora, el monto total del gasto fiscal a nivel global se acerca a los US$7.2 billones, equivalente a unos US$1,152 per cápita, según Elgin.

Un promedio global que bordea el 3.7% del Producto Interno Bruto (GDP).

El ranking del gasto fiscal por covid-19

Para poder hacer una comparación sobre el tamaño de los paquetes de rescate, la investigación de Columbia los presenta en relación al PIB de cada país.

Así entonces el primer lugar lo ocupa Japón con un 21% del PIB, seguido por Luxemburgo (20%), y Bélgica (19%).

En el otro extremo, entre los países que -por distintas razones- no han invertido recursos adicionales a los que tenían contemplados en su presupuesto fiscal están Turkmenistán, Yemen, Omán o Argelia.

10 países con mayor gasto fiscal por covid-19. (% del PIB). (Datos publicados el 10 de mayo)..

¿Por qué hay tanta diferencia entre los paquetes?

Sin duda los países más ricos tienen más posibilidades de aumentar su gasto fiscal, pero no es el único factor.

Elgin explica que los países con menos camas de hospital han tenido que desembolsar más recursos, algo que está directamente relacionado con la calidad y la cobertura del sistema de salud de cada país.

El nivel de exposición a la pandemia también juega un rol clave, en la medida que los países con un mayor número de contagios, tienen mayor presión para inyectar más recursos.

Gasto fiscal frente a la pandemia. (en relación al PIB) [ 3,7% A nivel global ] [ 2,4 En América Latina ],[ 6,7% En los países ricos ], Source: Fuente: Ceyhun Elgin, Columbia University, Image: Desinfección en Nicaragua por covid-19

Otro elemento relevante es el acceso al crédito o la ayuda internacional, dado que si un país tiene bloqueadas las vías de oxígeno financiero, no tendrá muchas opciones de aumentar su gasto.

Por ejemplo, países como Estados Unidos o Japón no solo son más ricos, sino que además tienen más facilidades para endeudarse, ya que hay más inversores dispuestos a comprar sus bonos.

Perú lidera el ranking en América Latina

“Latinoamérica presenta un gasto menor que el promedio a nivel mundial”, dice Elgin.

Mientras la región ha gastado cerca de un 2.4% del PIB, el mundo ha desembolsado un 3.7%.

Y en el caso de los países ricos -aquellos con más de US$10,000 per cápita- el gasto fiscal adicional por la emergencia es de 6.7% del PIB.

“En América Latina el sector informal es muy grande. Eso hace que la recaudación de impuestos sea baja y por lo tanto, el tamaño de los paquetes más reducido”, apunta el economista.

El país que lidera la lista regional de mayor gasto fiscal frente a la pandemia es Perú (9% del PIB), mientras que en el otro extremo está Nicaragua, con un nivel de gasto igual a cero.

Gasto fiscal por covid-19 en América Latina. (% del PIB). (Datos publicados el 10 de mayo).

“Más grande no es mejor”

“No hay que confundir el tamaño del paquete con la efectividad”, advierte Elgin.

“Lo más importante es cómo se gasta el dinero, el contenido del paquete, no sólo la cantidad de dinero”.

“Un paquete más grande no significa un paquete mejor”, dice Elgin, agregando que se van a requerir otros estudios que permitan analizar en profundidad los contenidos específicos del gasto fiscal frente a la pandemia.

Cementerio en Managua, Nicaragua

Getty Images
Nicaragua es el único país de América Latina que no ha destinado presupuesto adicional para enfrentar el covid-19.

“¿En qué estás gastando el dinero?, ¿en darle crédito a las empresas pequeñas?, ¿en rescatar a empresas grandes?, ¿en los desempleados?, ¿en los informales?, ¿en los bancos?. Esto es muy importante”, dice Elgin.

El seguimiento hecho por el equipo de Columbia incluye el gasto adicional al presupuesto aprobado por los países para este año.

En ese sentido, incluye en sus datos recursos frescos y deja fuera reasignaciones dentro del mismo presupuesto.

Eso podría explicar en parte por qué en otras investigaciones sobre los paquetes económicos para enfrentar la pandemia, los valores son distintos.

Por ejemplo, un análisis hecho por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), “Política y gestión fiscal durante la pandemia y las post-pandemia en América Latina y el Caribe”, centrado en los recursos totales anunciados por los gobiernos (incluyendo gasto directo, reasignaciones, préstamos a los bancos y otros factores) arroja que el costo de estos paquetes llega al 4.1% del PIB en Latinoamérica.

Con estos parámetros, Chile ocupa el primer lugar de la lista con un 15.1% del PIB, seguido por Perú (11.1%), y el El Salvador y Colombia con cerca de 8%.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4

https://www.youtube.com/watch?v=6hsbyQAQcWw

https://www.youtube.com/watch?v=SlTSFkTsZL8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts