¿Murió la Primavera Mexicana?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Murió la Primavera Mexicana?

Algunos creen que la influencia de #YoSoy132 se verá en el mediano plazo, una vez que se supere el momento político que representaron las elecciones presidenciales y el cambio de gobierno.
Por Alberto Nájar BBC Mundo Ciudad de México
11 de diciembre, 2012
Comparte

Disturbios en San Lázaro. Foto: Omar Granados.

Las imágenes conmocionaron al país: en los momentos que Enrique Peña Nieto asumía la presidencia de México, cientos de jóvenes arrojaban piedras y bombas caseras contra policías que resguardaban la Cámara de Diputados y el centro de la capital del país.

En varios medios locales se vinculó a estas personas con el movimiento #YoSoy132, que surgió en mayo pasado como una forma de protesta contra la cobertura informativa del proceso electoral.

Los voceros del grupo se deslindaron de las acciones violentas.

La policía detuvo a más de cien personas en la zona de protestas, de las cuales 69 fueron enviadas ante el juez. Al final 56 quedaron en libertad porque fueron capturados sin tener culpa alguna.

Más allá del incidente, muchos se preguntan qué sucedió con el grupo que en su momento se le llamó la Primavera Mexicana, en referencia a los movimientos juveniles de países como Egipto o España, por ejemplo.

Algunos creen que la influencia de #YoSoy132 se verá en el mediano plazo, una vez que se supere el momento político que representaron las elecciones presidenciales y el cambio de gobierno.

Pero otros afirman que el movimiento está en fase terminal. “La Primavera Mexicana se enfrió, se ha convertido en invierno”, le dice a BBC Mundo el analista Jorge Gastélum, académico del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

“No se tuvo claridad de cuál era el objetivo concreto del movimiento, y después se politizó por varios actores involucrados en la campaña de Andrés Manuel López Obrador”, ex candidato presidencial de la izquierda.

Historia

El movimiento #YoSoy132 nació en mayo tras la visita del entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto a la Universidad Iberoamericana, una escuela privada donde muchos alumnos pertenecen a familias adineradas o de clase media.

Cientos de estudiantes protestaron por la visita del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien incluso salió rápidamente de las instalaciones universitarias mientras era perseguido por los inconformes.

Algunos líderes del PRI y su aliado, el Partido Verde, afirmaron que la protesta fue organizada por personas ajenas a la Universidad.

En respuesta 131 alumnos difundieron un video en internet donde mostraban la identificación de su escuela y demandaban una cobertura equilibrada de los medios de comunicación.

Horas después estudiantes de otras universidades públicas y privadas se sumaron a la protesta en Twitter, bajo la etiqueta #YoSoy132, y después se organizaron marchas y protestas frente a las instalaciones de Televisa.

Al principio el reclamo fue por una cobertura equilibrada de los medios de comunicación, pero luego se sumaron otros temas a la agenda común, incluso algunos que poco tenían que ver con el inicio del movimiento, explica el académico Gastélum.

Un ejemplo fue la participación de grupos como el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de Atenco, que se opone a la construcción de un nuevo aeropuerto en su comunidad; o el Sindicato Mexicano de Electricistas que demanda la reinstalación de trabajadores despedidos de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

Factor Televisa

Para algunos analistas el destino del colectivo estudiantil empezó a marcarse tras la elección de Peña Nieto como presidente del país.

Varios miembros de #YoSoy132 se sumaron a la protesta del ex candidato de la izquierda, quien denunció que el ganador oficial había comprado millones de votos y gastó más dinero del autorizado en su campaña política.

La participación en el conflicto postelectoral fue criticada al interior del movimiento estudiantil, que se había definido como apartidista.

Pero la mayor crisis ocurrió en octubre, cuando cuatro de los fundadores de #YoSoy132 fueron contratados por Televisa para participar en un programa de análisis político.

Una decisión que fue descalificada por la asamblea #YoSoy132 del ITAM. “Es una absoluta incongruencia con los ideales y objetivos del movimiento”, señaló el grupo en un comunicado.

Uno de los más criticados por sumarse a Televisa fue Antonio Attolini, quien al inicio de las protestas fue uno de los mayores críticos de Televisa.

“Ni alineado ni vendido, soy un colaborador”, respondió el estudiante en un mensaje por Twitter. “Infinita sería la lucha si no empezamos a ganar terreno”.

Futuro

¿Qué va a suceder con el movimiento #YoSoy132?.

El académico Gastélum cree muchos integrantes originales se van a retirar, porque no coinciden con el nuevo cariz político que adquirió en los meses anteriores.

Pero algunos voceros del grupo, como Alfredo Lecona, insisten en que es necesario mantener la demanda por una cobertura equilibrada de los medios de comunicación, así como evitar la influencia de las televisoras en la vida pública del país.

Recientemente, por ejemplo, algunos integrantes de #YoSoy132 demandaron al Congreso que informara sobre la decisión de asignar las comisiones de Televisión y Telecomunicaciones a diputados vinculados con las empresas Televisa y Televisión Azteca.

Hasta ahora no hay respuesta de los legisladores.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cuál es el papel de Carlos Slim en la producción y distribución de la vacuna contra la COVID

El hombre más rico de México y de América Latina ayudará a financiar a través de su fundación la producción y distribución de la vacuna de Oxford y AstraZeneca en Latinoamérica.
Getty Images
14 de agosto, 2020
Comparte

Parte del acuerdo que hará posible que México y Argentina hagan llegar la vacuna contra el covid-19 a América Latina se gestó en Washington.

Al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), lo acompañó el mes pasado en su primera visita oficial a Estados Unidos una delegación de empresarios entre los que se encontraba Carlos Slim.

El hombre más rico de México y América Latina y el duodécimo del mundo, según la revista Forbes, se acercó allí al mandatario para plantearle su intención de participar a través de su fundación en el proyecto que haría llegar a la región la vacuna en la que trabajan el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

“Él me comentó, me pidió mi punto de vista y dije que nosotros apoyábamos esta iniciativa como se estaba haciendo ya en otros casos”, dijo AMLO este jueves.

Esta semana, Slim volvió a contactar con el gobierno a través del canciller, Marcelo Ebrard, para informarle de que el acuerdo final estaba muy cerca y conocer de nuevo su parecer.

“Le informamos al ingeniero Slim que nosotros estábamos de acuerdo”, remarcó el presidente.

Slim y AMLO

Getty Images
El primer acercamiento entre AMLO y Slim en torno al acuerdo para la producción de estas vacunas tuvo lugar en la visita que el presidente hizo a EU para reunirse con Donald Trump.

Solo tres días después, la noticia salía a la luz: laboratorios de México y Argentina planean producir y distribuir entre 150 y 250 millones de vacunas en toda América Latina (excepto Brasil), previsiblemente, en el primer semestre de 2021.

Pero para llevarlo a cabo, el gobierno mexicano calificó de “crucial” el apoyo de Fundación Slim, que sorprendió alcanzando un acuerdo con AstraZeneca para contribuir a la financiación del proyecto.

Y, aunque en un primer momento no trascendió el monto al que ascenderá su aportación, la fundación aseguró que será “sin fines de lucro y sin beneficio económico” ni para ellos ni para los laboratorios.

¿Cómo participa la fundación de Slim?

Carlos Slim Domit, hijo del magnate, se limitó a decir este jueves que la fundación participará “con la disponibilidad de los recursos en complemento con los gobiernos de los países”, con el objetivo de que la vacuna esté disponible “a precios muy accesibles”.

Presentación del acuerdo para producir la vacuna en México

Gobierno de México
El presidente del Consejo de Administración de Grupo Carso e hijo de Carlos Slim, Carlos Slim Domit (izquierda), participó este jueves en la presentación oficial en México del acuerdo.

López Obrador, quien aseguró que la aplicación de la vacuna en México será universal y gratuita, también evitó concretar esa participación.

“Hay una aportación -no me corresponde a mí mencionar de qué monto- de la fundación, porque no pueden intervenir gobiernos, dado que no tiene fines de lucro todo el proceso de descubrimiento de esta vacuna”, dijo.

El miércoles, el presidente argentino, Alberto Fernández, reconoció que gracias al financiamiento de Slim se conseguiría una vacuna “a precios más razonables” que podría rondar los US$4.

Arturo Elías Ayub, vocero de Carlos Slim, le aseguró a la agencia AFP que la principal motivación del magnate para participar en el proyecto es “salvar vidas”, junto a la necesidad de preservar la salud e impulsar la reactivación económica.

América Latina accederá a la vacuna “a un precio que no contempla lucro porque fue la condición que puso Oxford”, dijo, e insistió: Aquí nadie está ganando dinero: ni AstraZeneca, ni los laboratorios que la van a fabricar ni ciertamente tampoco la Fundación Carlos Slim”.

Según el vocero, pese a que el estudio de la vacuna aún se encuentra en fase 3 y sus resultados finales no se esperan hasta finales de año, su producción en México y Argentina comenzará de inmediato con el fin de ganar tiempo, aún a riesgo de que pudiera no aprobarse finalmente.

Frascos de pruebas

Getty
Fundación Slim anunció que la fabricación de vacunas comenzará incluso antes de que las autoridades sanitarias aprueben su eficacia para adelantar tiempos de producción.

Slim Domit, presidente del Consejo de Administración de Grupo Carso, enfatizó que “el apoyo de la fundación permitirá que México y América Latina accedan a la vacuna un año antes de lo previsto”.

“Un gol” a favor de Slim

Tras conocerse la noticia, las redes sociales se llenaron de comentarios que destacaban la acción de Slim para hacer realidad este proyecto que se ha presentado como trascendental para el futuro de la pandemia en América Latina.

Pero también algunos mostraban sus dudas de que el magnate no fuera realmente a obtener ninguna ganancia con esta implicación.

“Sus decisiones siempre polarizan a la opinión pública. Algunos ensalzan su figura diciendo que así es el capitalismo, y que es mejor tenerlo en México porque genera empleo y negocios”, le dice a BBC Mundo Francisco González, profesor de Política Latinoamericana de la Universidad Johns Hopkins, en EU.

Inyección

Getty Images
Los firmantes del acuerdo esperan que la vacuna pueda llegar a América Latina en el primer semestre de 2021.

“Pero otros lo acusan de abuso de poder, de tener ventajas por ser siempre muy cercano y positivo con el presidente de turno, independientemente de la ideología”, agrega el experto mexicano.

González califica la participación de la fundación del magnate en este proyecto como “un gol a favor de Slim, de México, y por lo tanto para el actual gobierno de López Obrador”, con quien recuerda que ya tenía buena relación desde que este asumiera como jefe de gobierno de la capital en el año 2000.

Pero la relación ente el presidente y el empresario no siempre ha sido idílica.

Slim, por ejemplo, cuestionó que AMLO cancelara tras su llegada al gobierno el nuevo aeropuerto internacional de México, donde tenía fuertes inversiones a través de su constructora.

Slim y AMLO

Gobierno de México
La relación entre AMLO y Slim ha pasado por altibajos.

Después, el mandatario criticó varios contratos de obra púbica donde participaban empresas del magnate.

Pero su reconciliación se materializó el año pasado con una foto casi histórica en la que Slim, junto a otros empresarios, respaldó públicamente la política económica de López Obrador.

Slim, con una fortuna estimada de US$52.400 millones, según Forbes, es calificado a veces como una especie de Rey Midas por su capacidad para conseguir que casi cualquier negocio que emprende resulte exitoso.

Sin embargo, también ha sido tradicionalmente cuestionado por liderar el mayor monopolio de telecomunicaciones de América Latina gracias a América Móvil, líder en el mercado de telefonía en la región y uno de los mayores operadores de redes móviles en el mundo.

Sus negocios en México son tan omnipresentes -desde telefonía e internet pasando por restaurantes o tiendas departamentales, entre muchos otros- que hace años se popularizó la frase de que “todo México es territorio Slim”.

La Fundación Slim, su brazo filantrópico creado en 1986, ya contribuyó en México con otras estrategias para hacer frente al covid-19, como la donación de equipos médicos e insumos especialmente para el Centro Citi Banamex de la capital, que fue transformado en hospital temporal durante la emergencia.

Ahora, la firma de Slim estará de algún modo también presente en la vacuna que se espera pueda ser la solución para el trágico efecto de la pandemia en América Latina, donde el covid-19 ha dejado ya más de 200.000 muertos y los casos se resisten a disminuir de manera sostenida.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M&feature=emb_title

https://www.youtube.com/watch?v=fezPCtz6HSQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.