Qué hay detrás del "fin del mundo" maya
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Qué hay detrás del "fin del mundo" maya

BBC Mundo le presenta unas claves para entender una polémica que, probablemente, no terminará el 21 de diciembre.
17 de diciembre, 2012
Comparte

mayaPara algunos será el fin del mundo. Para otros, el fin de una era y el comienzo de otra. Para muchos, pura charlatanería.

La idea de que la antigua civilización maya pronosticó para la raza humana una transformación profunda el próximo 21 de diciembre, a la entrada del equinoccio de invierno, ha sido alimentada por lo menos desde hace 40 años, pero ha cobrado fuerza en los últimos tres, con miles de creyentes en las supuestas profecías mayas. Y miles de escépticos.

BBC Mundo le presenta unas claves para entender una polémica que, probablemente, no terminará el 21 de diciembre.

¿Dónde se originaron las profecías?

Las interpretaciones se han derivado principalmente de dos monumentos mayas: la estela 6 del antiguo asentamiento maya de Tortuguero (en el estado de Tabasco), la estela 1 de Cobá en Quintana Roo.

También hay algunas interpretaciones del calendario maya, que llega al final de lo que se llama su “cuenta larga”.

Las estelas son columnas en las cuales se marcaban las fechas de eventos importantes.

Además, las estelas servían como método de propaganda de la elite política y religiosa.

En el caso de la estela 6 y la estela 1 buscaban relacionar fechas míticas con sucesos y gobiernos de la época para así crear cohesión y control social.

Monumento 6 de Tortuguero

Tortuguero es una zona arqueológica que se encuentra en el municipio de Macuspana en el estado mexicano de Tabasco.

El monumento o estela 6 fue descubierta en 1957-58. Es conocida también como “estela del fin de una era” y registra el nacimiento y la entronización de Apho Bahlam, gobernante de esta ciudad maya en el siglo VII.

Allí también se hace referencia a la fecha baktún 13 4 ahau 3 kankinque, trasladado a nuestro calendario gregoriano, equivale al 21 de diciembre de 2012 y corresponde al final de un ciclo de 5.126 años consignado en la “cuenta larga” del calendario maya.

“No significa que el mundo vaya a terminar en esa fecha, lo único que menciona es que esta fecha llegará y significará el final del baktún 13 en el ciclo del calendario maya. Simple y sencillamente terminará el 13 para dar paso al que sigue. Es como cuando nosotros marcamos el fin de un año para dar paso a uno nuevo”, afirma en conversación con BBC Mundo el arqueólogo Daniel Juárez Cossio, encargado de la Sala Maya del Museo Nacional de Antropología de México.

Tortuguero ha sido saqueado con el paso de tiempo, lo que ha dificultado su estudio y, por ende, la interpretación completa y contextualizada de la estela 6.

El Calendario Maya

Lleva el registro de la vida civil, religiosa y cosmogónica de esta civilización en tres cuentas distintas.

Es una combinación de fechas míticas y hechos reales de batallas o desastres naturales que marcaron el desarrollo de la cultura, basada en los ciclos agrícolas y los movimientos de estrellas como el Sol y Venus.

No sólo determinaba el orden de los días. En torno a él se organizaban las fiestas religiosas, los periodos de cultivo y cosecha, el nombramiento de los recién nacidos, los sacrificios humanos y otros aspectos de suma importancia para su cultura

El arqueólogo Juárez Cossío insiste en que el fin de la llamada “cuenta larga” es simplemente “el fin de un ciclo de poco más de 5.000 años pero los mayas no tienen una visión lineal de la historia en donde existe un final irrefutable. Su visión es cíclica, el fin de uno para el inicio de otro”.

Estela 1 Cobá

Cobá, una población en el norte de Quintana Roo, México, fue alguna vez una próspera ciudad maya, y es el lugar donde se encuentra la estela 1.

Este monumento con inscripciones en sus cuatro caras, cuenta los hechos de sus gobernantes.

En esta piedra hay cuatro referencias a la cuenta larga de su calendario. Una de ellas es una inscripción que menciona al 21 de diciembre de 2012. No obstante, el monumento está muy dañado por lo que no se distinguen los hechos que describe posteriores a esta fecha.

¿Cómo se ha interpretado?

Las interpretaciones de las “profecías mayas” empezaron a popularizarse en los años 70 entre pequeños grupos europeos y estadounidenses, que, al calor del naciente movimiento de la Nueva Era, tomaron los recientes descubrimientos en la zona maya de la Península de Yucatán y los tornaron en una filosofía de vida y, en muchos casos, en un negocio lucrativo.

En un extremo del espectro, varios grupos aseguran que el 21 de diciembre se presentará un movimiento especial de planetas, cambios en la manera en que el hombre se relaciona con su entorno y una transformación mental y espiritual de la raza humana, que encontrará su pináculo ese día.

En el otro extremo hay quienes afirman que ese será un día apocalíptico en el que los desastres naturales, las crisis políticas y económicas y las distintas guerras que se libran en todo el planeta culminarán con el colapso de la civilización moderna, afirmando además que los mayas dejaron rastros para advertirnos sobre estos acontecimientos.

Grupos como Ascensión Nueva Tierra y Cambio Nueva Consciencia, aseguran que los mayas predijeron que un rayo de luz proveniente del centro de la galaxia impactará al Sol el 20 de diciembre de 2012, cambiando su polaridad, lo que tendrá efectos devastadores sobre la Tierra. Así mismo sugieren una serie de medidas para estar preparados y “enfrentar el camino final hacia la nueva luz”.

Esta serie de pronósticos han llevado a muchas de personas en muchas partes del mundo a acumular comida, construir refugios a prueba de cualquier apocalipsis y a asentarse en las tierras que alguna vez pertenecieron a esta civilización mesoamericana.

¿Qué dicen los expertos?

De acuerdo arqueólogos y científicos que trabajan en el estudio de esta civilización, los mayas no hacían profecías y mucho menos pretendían avisarnos de algo. Determinaban el destino de una persona o una ciudad basados en su calendario y sus creencias religiosas

Al respecto el arqueólogo Juárez Cossío opina: “no es una profecía, es total y absolutamente falso que se vaya a acabar el mundo según la supuesta profecía de la que se tiene información, no hay ninguna base científica ni epigráfica de ningún tipo donde diga que el mundo se va a acabar para esa fecha”.

“Como mundo actual no estamos en la mira de los antiguos mayas, lo que nos pase o no nos pase a ellos no les preocupa en lo absoluto”, sentencia el curador.

¿Desaparecieron los mayas?

Otra parte fundamental de esta leyenda es que, cuando los exploradores y conquistadores europeos llegaron a la zona maya, encontraron muchos de los asentamientos y antiguas ciudades abandonadas y en ruinas. Esto impuso una falsa visión de que el pueblo maya había desaparecido sin dejar rastro, aumentando así el misterio y la especulación.

Lo cierto es que los herederos directos de la cultura maya aún existen, viviendo en las mismas tierras que sus antepasados. Muchas veces viven en condiciones de marginación y pobreza existen aun mayas lacandones, chontales y de otras tribus en el sur de México, Guatemala, Honduras y Belice.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El científico que asegura que China ‘encubrió’ primeros casos de COVID-19 (y cómo eso empeoró la pandemia)

El investigador Yuen Kwok-yung fue uno de los primeros científicos en buscar el origen del coronavirus en China. Asegura que el retraso de una semana en anunciar que había contagios de COVID-19 en humanos hizo más grave la pandemia.
28 de julio, 2020
Comparte

Al menos una semana antes de que lo anunciaran por primera vez en enero, asegura el investigador Yuen Kwok-yung, el gobierno de China sabía que el nuevo coronavirus podía propagarse entre humanos.

Esa es la conclusión de este investigador de la Universidad de Hong Kong, quien hizo la denuncia en el programa Panorama de la BBC.

El experto asegura haber alertado al gobierno el 12 de enero de la sospecha de la transmisión humana del SARS-CoV-2, causante del covid-19, pero sus advertencias no se dieron a conocer hasta el 19 de enero.

Yuen, quien ayudó a identificar un brote de síndrome respiratorio agudo grave (SRAS, en inglés) en 2002, diagnosticó a una familia de siete integrantes que tenía el nuevo coronavirus en Shenzhen, a 1.100 kilómetros de Wuhan, considerado el primer epicentro del pandemia.

Solo unos pocos miembros de la familia estuvieron en Wuhan, lo que provocó la advertencia sobre la naturaleza infecciosa del virus. Yuen dijo que inmediatamente informó a las autoridades en Pekín.

Yuen Kwok-yung

BBC
Yuen Kwok-yung habló en el programa Panorama de la BBC.

El señalamiento contradice la versión oficial del gobierno de China.

Los funcionarios de salud en ese país siempre han afirmado tener un alto respeto por la transparencia y que hicieron un anuncio público tan pronto como tuvieron evidencia clara sobre la transmisión del coronavirus entre humanos.

China ha sido criticada por su respuesta inicial al brote y por tomar medidas en contra de un médico, Li Wenliang, que intentó alertar a sus colegas sobre el virus a fines de diciembre. Murió después de tratar a pacientes con covid-19.

El anuncio de que se estaba transmitiendo un misterioso virus similar al SARS entre humanos fue hecho el 19 de enero, en medio de uno de los períodos de viaje más concurridos del año, cuando millones de pasajeros abordan trenes y aviones para la celebración del Año Nuevo Lunar.

Destrucción de evidencia

Según el profesor Yuen, la evidencia física fue destruida y fue lenta la respuesta del gobierno chino a los hallazgos clínicos.

Además de ocultar el hecho de que la enfermedad podía transmitirse entre los humanos, científicos y médicos habrían sido instruidos por Pekín a guardar silencio sobre la situación.

Li Lanjuan

BBC
Li Lanjuan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang, dice que el gobierno chino actuó correctamente.

Aun así, ellos trataron de advertirse mutuamente sobre la gravedad del nuevo coronavirus. Sin embargo, se les ordenó detenerse.

Li Lanjuan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang, en China, estuvo entre los primeros expertos convocados por el gobierno chino después del brote inicial de coronavirus.

“Anunciar que el coronavirus podría transmitirse entre humanos antes de confirmarse habría causado pánico en la población. Solo después de haber verificado los hechos podíamos revelar la información al público”, le explicó a la BBC.

El embajador de China en el Reino Unido, Liu Xiaoming, también defendió las acciones de su gobierno en los primeros días de la pandemia.

Li Wenliang

BBC
El médico Li Wenliang, quien fue uno de los primeros en advertir de los contagios, murió luego de tratar a pacientes de covid-19.

“Cuando se trata de algo peligroso, siempre existe el riesgo de pánico: debemos asegurarnos de que no haya pánico”, añadió.

“Encubrimiento”

El diagnóstico de casos de coronavirus por contagio entre humanos ocurrió el 12 de enero en Shenzhen, a más de 1.000 kilómetros de Wuhan.

Fue en este punto que el profesor hongkonés fue llamado para ayudar. “Sabía que el virus se estaba propagando de manera muy efectiva. Si no corres contra el tiempo, estás en un gran problema”, dijo Yuen.

Ya en Wuhan, Yuen visitó el mercado donde se cree que se dieron las primeras infecciones de covid-19 entre humanos. Le preocupó lo que vio.

“Me dijeron que el lugar estaba muy sucio, con orines y heces de animales, y ratas correteando”.

Locales de un mercado "húmedo"

Getty Images
Yuen Kwok-yung se dirigió a uno de los llamados mercados “mojados” de Wuhan para investigar el brote.

Pero el mercado había estado cerrado tres semanas y fue completamente desinfectado. Como resultado, no todas las muestras de animales vendidos allí fueron recolectadas.

“Cuando fuimos al mercado, no había nada que ver porque estaba limpio, la ‘escena del crimen’ ya estaba alterada, por lo que no pudimos identificar ningún huésped que tuviera el potencial de transmitir el virus a los humanos”, explica.

También asegura que las autoridades se negaron a dar una explicación sobre el número de personas infectadas y si el personal médico tuvo contacto con el virus.

“Sospecho que estaban haciendo algún tipo de encubrimiento local en Wuhan. Se suponía que las autoridades locales debían transmitir información, pero no lo hicieron tan rápido como deberían. Si lo hubieran hecho más rápido, este desastre sería 100 veces menor“, agregó.

Un vendedor en un mercado mojado en Bangkok

Getty Images
No en todos los mercados “mojados” se venden animales salvajes, de los cuales se cree que se dio la transmisión del nuevo coronavirus.

Yuen dice que alertó al gobierno chino el 14 de enero sobre la posible transmisión del virus entre humanos, pero las autoridades no prestaron la debida atención.

Eran mediados de enero, cuando millones de chinos se preparan para viajar durante el feriado nacional más grande del país, el Año Nuevo chino.

Tan solo en Wuhan, cinco millones de personas salieron de la ciudad para visitar a familiares y amigos, pero el gobierno no hizo nada para detenerlos.

Matthew Henderson, director del Centro de Estudios Asiáticos de la Sociedad Henry Jackson, que tiene sede en Reino Unido, dijo a la BBC que las autoridades “deberían haber alertado a la población de Wuhan, pero no lo hicieron”.

“Permitieron que las personas viajaran desde el lugar que sabían era el epicentro de la epidemia “, señala.

Xi Jinping

BBC
EL presidente Xi Jinpinp ha asegurado en reiteradas ocasiones que su gobierno se condujo correctamente.

Andrew Tatem, profesor de la británica Universidad de Southampton y quien estudió los datos celulares en Wuhan, agregó: “Esto es equivalente a nuestra Navidad y es el mayor movimiento de seres humanos en el planeta”.

Y los que salieron de Wuhan no solo viajaban por China, sino que también viajaban por el mundo.

El 18 de enero, China afirmó tener solo 45 casos confirmados del nuevo coronavirus, aunque los expertos británicos estiman ese número era más de 4.000.

La profesora Li recomendó el confinamiento y sostiene que el gobierno chino actuó en el momento adecuado: “Fue cuando la epidemia en Wuhan amenazó a todo el país, por lo que el momento era el correcto“.

Sin embargo, el profesor Tatem cree que si China hubiera actuado antes, el mundo podría haber visto un resultado muy diferente.

“Si las mismas intervenciones implementadas el 23 de enero se implementaban el 2 de enero, podríamos haber visto una reducción del 95% en el número de casos”.

China dice que menos de 5.000 personas en su territorio han muerto por covid-19, pero los expertos creen que ese número podría ser mayor.

En todo el mundo, hasta este martes, se habían confirmado más de 16,6 millones de infectados por el nuevo coronavirus y 650.000 muertos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90

https://www.youtube.com/watch?v=WvEx-abn6yM

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.