Se preparan denuncias por daños a la UACM: Rectora
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro Archivo

Se preparan denuncias por daños a la UACM: Rectora

La rectora de la casa de estudios que estuvo en huelga por 101 días, señala que los daños ascienden a 17 millones de pesos por instrumental y mobiliario, y un millón más por equipo desaparecido
Foto: Cuartoscuro Archivo
Por Paris Martínez
17 de diciembre, 2012
Comparte

Esther Orozco, rectora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), informó que presentará denuncias ante la Procuraduría General de Justicia del DF por los daños ocasionados al patrimonio de la institución, durante los 101 días que permanecieron tomadas sus instalaciones, a raíz del conflicto estudiantil-académico que vivió esta casa de estudios entre finales de agosto y principios de diciembre.

Luego de afirmar que estos daños ascienden a 17 millones de pesos por instrumental y mobiliario dañado, y un millón más por equipo desaparecido, la rectora señaló que “nosotros somos los custodios del patrimonio universitario, y la universidad debe levantar actas si algo falta, y tiene también que acudir a quien corresponda, así que será el Ministerio Público el que se encargue de ver si hay alguna responsabilidad, a la universidad no le corresponde eso“.

Esta medida se toma a pesar de que entre los acuerdos que dieron fin al paro estudiantil en la UACM, firmados el 26 de noviembre por las partes (identificados como críticos y simpatizantes de la rectora, así como por la misma Orozco), se encuentra “garantizar que no existirá ningún tipo de persecución o criminalización contra ningún miembro de la comunidad, derivado del conflicto universitario“, sin embargo, señaló la rectora, el presentar estas denuncias ante el Ministerio Público “no es, desde luego, criminalizar y culpar a nadie”.

A su vez, Orozco instó a quienes la han acusado de mal manejo de recursos durante su administración, así como de no contar con título universitario, a documentar sus señalamientos, pues “la prueba de una denuncia no puede ser el propio dicho del denunciante, entonces, que presenten pruebas y a mí, si me llama un juez, le llevaré mis documentos, si me llama un juez, ya veré cómo respondo, ¿no?”.

Nuevos maestros

En entrevista con Animal Político, la rectora de la UACM anunció, también, que para rescatar parte del tiempo perdido por el paro de actividades, el próximo año “con toda seguridad habrá que contratar nuevos profesores, para que suplan y den clases extra, puesto que, en 2013, tenemos que reponer el semestre perdido a los alumnos, acelerando el ritmo de trabajo”.

Orozco subrayó que “el semestre no se rescata, ya se perdió y lo que vamos a hacer el año que entra es ver si podemos, durante 2013, no hacer sólo dos semestres, sino dos semestres y medio o dos semestres y tres cuartos, para que al final de la carrera no inviertan los estudiantes mucho más tiempo del originalmente planeado”.

Para ello, la encargada de la administración universitaria señaló que hoy acudirá a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para negociar con los diputados un presupuesto de mil 300 millones de pesos para la casa de estudios, lo que representa 400 millones más que lo obtenido por la UACM en 2012.

Con estos recursos, añadió, además de contratar nuevos maestros se buscará concluir obras que desde hace dos años quedaron pendientes, así como ampliar instalaciones en planteles, particularmente el de San Lorenzo Tezonco, donde se proyecta erigir una biblioteca y una cafetería.

El origen del paro, intocado

A pesar de que oficialmente el paro estudiantil-académico en la UACM concluyó el 26 de noviembre, con el establecimiento de una serie de acuerdos en cuyo diseño actuó como coadyuvante la Asamblea Legislativa, hasta la fecha sigue latente el germen de dicho conflicto, es decir, la integración consensuada del III Consejo Universitario, máximo órgano rector de esta casa de estudios.

Y esto es así porque, luego de alcanzado un acuerdo conciliatorio entre críticos y simpatizantes de rectoría, dicho Consejo Universitario no ha logrado sesionar, ni una sola vez, con todos sus integrantes y, de hecho, actualmente hay dos grupos que sesionan por aparte, reclamando la titularidad de dicho órgano de dirección de la UACM y desacreditando a la contraparte.

Al ser cuestionada al respecto, Orozco confió en que esta división en el Consejo Universitario pueda dirimirse pronto y no sea motor de mayor discordia al interior de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, aunque insistió en que sólo uno de estos dos grupos tiene legitimidad, y es aquel en el que se encuentran sus simpatizantes.

“El III Consejo Universitario fue legalmente instalado el 22 de agosto –señaló la rectora, en referencia a una sesión inaugural de dicho órgano, que se celebró sin la asistencia del bloque crítico–, por ello, hay un solo Consejo, y lo otro (el Consejo integrado por sus detractores) es sólo una reunión de consejeros con opiniones que habrá que valorar, pero que no tienen vinculatorio”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

6 "tipos" de covid-19 que producen efectos diferentes (y cómo reconocerlos puede salvar vidas)

Un estudio realizado por científicos de la universidad King's College London, en Reino Unido, identificó seis variantes de la enfermedad que produce el coronavirus.
Getty Images
22 de julio, 2020
Comparte

Un análisis realizado por investigadores de la universidad King’s College London, en Reino Unido, reduce a seis los “tipos” de covid-19, cada uno caracterizado por un cúmulo particular de efectos.

Cada uno de estos tipos presenta variaciones en la severidad de la enfermedad que produce el coronavirus y en la necesidad de aplicar asistencia respiratoria durante la hospitalización, según los científicos.

“Estos hallazgos tienen implicaciones importantes para el cuidado y monitoreo de las personas que son más vulnerables a la forma más severa de covid-19”, dijo la autora del estudio, la doctora Claire Steves, del King’s College London.

El equipo que lideró Steves se basó en los datos recopilados de la COVID Sympston Study App, una aplicación que permite a los usuarios tanto descargar como ingresar información referente al coronavirus.

Aunque una tos persistente, fiebre y pérdida de olfato (anosmia) generalmente se señalan como los tres principales síntomas de covid-19, los datos recopilados de los usuarios de la aplicación indican que las personas pueden experimentar una amplia gama de síntomas diferentes, incluyendo jaquecas, dolor muscular, fatiga, diarrea, confusión, pérdida de apetito, dificultad respiratoria, entre otros.

La progresión de la enfermedad, así como sus consecuencias, también varía significativamente entre las personas, que pueden manifestar desde un leve síntoma gripal o salpullido sencillo hasta afecciones severas e inclusive muerte.

Aplicación COVID Sympston Study App

Getty Images
Los investigadores basaron sus hallazgos en información de la aplicación COVID Sympston Study App.

Para conocer si síntomas en particular tienden a manifestarse juntos y cómo se relaciona esto con la progresión de la enfermedad, el equipo utilizó un algoritmo de aprendizaje automático para analizar los datos de un subgrupo de unos 1.600 usuarios en Reino Unido y Estados Unidos confirmados con covid-19 que regularmente ingresaron sus síntomas en la aplicación entre marzo y abril.

También se basaron en una segunda base de datos independiente de 1.000 usuarios en Reino Unido, EE.UU. y Suecia que ingresaron sus síntomas en mayo.

El análisis reveló seis cúmulos o agrupaciones de síntomas que surgen en momentos particulares durante la progresión de la enfermedad que representan seis “tipos” diferentes de covid-19


Los 6 cúmulos de síntomas

  1. “Gripal” sin fiebre: jaqueca, pérdida de olfato, dolor muscular, tos, dolor de garganta, dolor de pecho, sin fiebre.
  2. “Gripal” con fiebre: jaqueca, pérdida de olfato, tos, dolor de garganta, ronquera, fiebre, pérdida de apetito.
  3. Gastrointestinal: jaqueca, pérdida de olfato, pérdida de apetito, diarrea, dolor de garganta, dolor de pecho, sin tos.
  4. Nivel severo uno, fatiga: jaqueca, pérdida de olfato, tos, fiebre, ronquera, dolor de pecho, fatiga.
  5. Nivel severo dos, confusión: jaqueca, pérdida de olfato, pérdida de apetito, tos, fiebre, ronquera, dolor de garganta, dolor de pecho, fatiga, confusión, dolor muscular.
  6. Nivel severo tres, abdominal y respiratorio: jaqueca, pérdida de olfato, pérdida de apetito, tos, fiebre, ronquera, dolor de garganta, dolor de pecho, fatiga, confusión, dolor muscular, dificultad respiratoria, diarrea, dolor abdominal.

Todas las personas que reportaron síntomas sufrieron de jaquecas y pérdida de olfato, con varias combinaciones de síntomas adicionales en diferentes momentos.

Algunos de estos, como confusión, dolor abdominal y dificultad respiratoria todavía no se conocen como síntomas de covid-19. Sin embargo son distintivos de las formas más severas de la enfermedad.

Después, los científicos investigaron si las personas que experimentan un cúmulo específico de síntomas eran más propensas a necesitar asistencia respiratoria por medio de un respirador u oxígeno adicional.

Descubrieron que un muy bajo porcentaje de las personas con los cúmulos 1, 2 y 3 necesitaron asistencia respiratoria; entre 1,5% y 3,3%.

Pero el porcentaje de aquellas que manifestaron síntomas de los cúmulos 3, 4 y 5 fue de 8,6%, 9,9% y 19,8%, respectivamente.

Además, casi la mitad de los pacientes en el cúmulo 6 terminaron en el hospital, comparado a sólo 16% del cúmulo 1.

En términos generales, los pacientes que manifestaron síntomas de los últimos tres cúmulos tendieron a ser mayores y más débiles, con más probabilidad de ser obesos y tener condiciones preexistentes como diabetes o enfermedad pulmonar que los pacientes de tipo 1, 2 o 3.

Mujer anciana hospitalizada por covid-19

Getty Images
Casi la mitad de los pacientes en el cúmulo de síntomas 6 terminaron en el hospital.

Recopilando la información de síntomas sólo cinco días después del inicio de la enfermedad y combinándola con la edad, sexo, masa corporal y condiciones preexistentes de los pacientes el equipo de King’s College desarrolló un modelo con el que podían pronosticar el cúmulo en el que coincidirían los pacientes y sus riesgos de hospitalización y asistencia respiratoria.

Dado que la mayoría de las personas que requieren asistencia respiratoria se interna en el hospital unos 13 días después de manifestar los primeros síntomas, esos ocho días de anticipación representan una “alerta temprana” significativa sobre quiénes necesitarían cuidados más intensivos.

“Si puedes pronosticar quiénes serían esas personas al quinto día, tendrías tiempo de ofrecerles asistencia e intervención temprana como el monitoreo de niveles de oxígeno y azúcar en la sangre, además de asegurar que estén bien hidratadas”, explicó la doctora Steves.

“Esos son cuidados que pueden darse en casa, evitando la hospitalización y salvando vidas”, concluyó.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.