En un sexenio, el Ejército mató a 45 civiles inocentes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

En un sexenio, el Ejército mató a 45 civiles inocentes

De ellos, 12 murieron en sesiones de tortura y otros 20 por no detener su auto.
Por Paris Martínez
28 de enero, 2013
Comparte

Al repeler supuestos “ataques contra personal militar”, entre enero de 2007 y agosto de 2012, el Ejército Mexicano reconoce haber privado de la vida a 40 civiles inocentes, y esta cifra, señala la Secretaría de la Defensa Nacional –en su portal de internet–, corresponde exclusivamente a víctimas certificadas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, a través de las recomendaciones emitidas por el organismo autónomo durante la presidencia recién concluida de Felipe Calderón Hinojosa.

No obstante, los expedientes del ombudsman nacional revelan que, en realidad, fueron 45 los civiles inocentes asesinados por el Ejército durante el pasado sexenio, y que, de estos, sólo en un caso el fallecido había atacado a un grupo de soldados con un machete (aunque lo hizo para defender a sus hermanos menores, que eran torturados por militares que allanaron su vivienda sin orden de cateo).

El resto de las víctimas, según las recomendaciones de la CNDH, murieron por no detener su auto al paso de convoyes militares o en retenes carreteros (20); a causa de las torturas perpetradas por uniformados (12); cuando pastoreaban ganado o limpiaban campos de cultivo (5); por estar en la calle (2); además de que otros cinco que fallecieron en el fuego cruzado entre soldados y criminales.

¿A quién creerle?

Aunque las cifras difundidas por la Sedena supuestamente están basadas en las recomendaciones de la CNDH, las divergencias entre ambas dependencias son patentes no sólo en el total sexenal que cada cual presenta, sino también los resultados que, por año, reconoce cada cual.

Así, por ejemplo, aunque el ombudsman nacional no ha emitido ninguna recomendación vinculada con el asesinato de inocentes en 2012, la Secretaría de la Defensa Nacional reconoce que el año pasado fueron cinco las “personas ajenas a los hechos, fallecidas durante las agresiones a personal militar”.

Además, mientras que el ombudsman confirmó que en 2011 el Ejército asesinó a cuatro ciudadanos sin justificación, la Sedena reconoce que en realidad fueron 15 los civiles inocentes privados de la vida por militares ese año.

Otra incongruencia entre las cifras difundidas por ambos organismos gubernamentales se presenta en el año 2010, cuando el Ejército dice haber matado a cuatro civiles inocentes, en tanto que para la CNDH en realidad fueron 21 las víctimas.

Y las divergencias continúan: mientras la milicia reconoce haber matado a u civil inocente en 2009, el ombudsman acreditó ese año la existencia de otras tres víctimas; en 2008 el Ejército acepta haber privado de la vida a seis civiles inocentes, aunque para la CNDH fueron nueve; y en 2007 la Sedena reporta nueve asesinatos injustificados, cuando para el organismo autónomo fueron siete.

Así, pues, las sumas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos revelan la existencia de cinco inocentes asesinados, que el Ejército no incluye en sus cuentas finales.

En familia… con el Ejército

Durante el sexenio que corrió de diciembre de 2006 a diciembre de 2012, la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió 109 recomendaciones contra la Sedena, de las cuales 31 están relacionadas con asesinatos de inocentes.

Dichas reconvenciones dirigidas a la Sedena incluyen aquellas relativas a los ataques perpetrados contra nueve familias que, en distintos casos, fueron balaceadas cuando circulaban a bordo de vehículos particulares; además del ataque a un autobús de pasajeros, que soldados reafaguearon en Guerrero, en 2009.

Destaca también el caso de un matrimonio que, en 2011, quedó atrapado en el fuego cruzado entre sicarios y militares en Nuevo León. En este expediente, la CNDH confirmó que la pareja resultó herida durante el tiroteo, y que, luego de abatir a los verdaderos atacantes, marido y mujer fueron rematados por los soldados.

Además, el ombudsman nacional emitió recomendaciones contra la Sedena por el asesinato de dos adolescentes en 2010: a uno le dispararon en Guerrero, cuando buscaba a su burro en el monte; y a otra la atinaron un tiro en la cabeza, cuando repartía tortillas a bordo de una motocicleta, en Michoacán.

También entre los casos investigados por la CNDH se incluye el de un presunto delincuente detenido con vida cuando circulaba en un auto con su pareja, en 2011, y que luego fue presentado muerto. En este caso, el organismo autónomo determinó que la víctima falleció por asfixia, luego de que los militares se lo llevaron arrestado.

Parte de guerra

Además del número de inocentes que perecieron a manos del Ejército, el informe titulado Agresiones contra personal militar, difundido por la Sedena en su portal oficial, revela que durante el sexenio recién concluido en contra de uniformados fueron perpetrados 2 mil 494 ataques, en los que perdieron la vida 158 soldados, mientras que otros 938 resultaron con lesiones.

Según este reporte, el año más funesto para el personal militar fue 2010, cuando perdieron la vida 47 soldados; sin embargo, el año en el que el Ejército enfrentó más ataques fue 2011, con mil nueve agresiones contra sus uniformados.

Cabe destacar que en esos 2 mil 494 ataques contra militares, perdieron la vida 2 mil 959 presuntos agresores, mientras que otros 405 resultaron con lesiones y 2 mil 560 más fueron capturados ilesos.

El año en que más presuntos atacantes abatió el Ejército fue 2011, cuando sucumbieron 905 agresores, seguido de 2010, con 739 posibles delincuentes muertos en enfrentamientos con militares.

A continuación les compartimos el cuadro “Agresiones contra personal militar” publicado en la página de la Sedena:

agresiones militares

Haz click para agrandar. Tomada de www.sedena.gob.mx

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El extraordinario caso de Lucy Lintott: pese a tener enfermedad de la motoneurona, pudo tener dos hijos

La EMN es una enfermedad terminal que progresa rápidamente y que impide que los mensajes del cerebro lleguen a los músculos. La mayoría de los enfermos no viven más allá de tres años tras el diagnóstico. Lucy Lintott vive desde hace ocho años con la enfermedad y ha dado a luz dos niños.
4 de mayo, 2022
Comparte

Lucy Lintott siempre soñó con tener hijos, pero cuando le diagnosticaron la enfermedad de la motoneurona (EMN), con solo 19 años, los médicos le dijeron que nunca podría tener una familia.

La mayoría de las personas que sufren esa enfermedad no sobreviven más allá de los tres años siguientes al diagnóstico, pero ocho años después, Lucy tiene dos hijos pequeños y planea casarse con su pareja, Tommy, a finales de este mes.

Se cree que es la segunda persona en el mundo con EMN en dar a luz dos veces.

La EMN es una enfermedad terminal que progresa rápidamente y que impide que los mensajes del cerebro lleguen a los músculos.

La enfermedad hace que gradualmente movimientos como agarrar, caminar, hablar y tragar sean extremadamente difíciles y finalmente imposibles.

Dificultades en la movilidad y el habla

Lucy, quien creció en la ciudad de Garmouth, en el noreste de Escocia, fue diagnosticada con esta condición a fines de 2013.

Fue la persona más joven en ser diagnosticada en Escocia con esta enfermedad, que normalmente afecta a las personas de más de 40 años.

Tres años después, con 22, Lucy le dijo a la BBC que sentía como si se estuviera quedando “lentamente paralizada” y que su preocupación era ir perdiendo poco a poco su “personalidad divertida”.

La enfermedad hizo que necesitara utilizar una silla de ruedas, ya que le resultaba imposible caminar sin ayuda. Su capacidad de hablar también se vio afectada.

Lucy Lintott

BBC
A Lucy le diagnosticaron EMN a los 19 años.

Lucy grabó su voz para que pudiera usarse en caso de perder completamente el habla y comenzó a recaudar fondos para que se investigue su condición.

Pero como comentó en un nuevo documental de la BBC (Ser mamá con EMN), el futuro la aterraba.

Amigos de la escuela

A pesar de que necesitaba cuidadores profesionales para ayudarla con la mayoría de las tareas, Lucy estaba decidida a mudarse de la casa de sus padres a su propio apartamento en Elgin, una ciudad no muy lejos de donde vive su familia.

“Eso realmente cambió muchas cosas”, dice. “Empecé a ser independiente, así que podía invitar a un chico sin que mi mamá me hiciera pasar vergüenza”.

En 2018, Lucy se reconectó con su antiguo amigo de la escuela Tommy Smith, con quien compartía la clase de estudios modernos.

Tommy cuenta que él era muy tímido, pero Lucy era muy extrovertida y su risa se podía escuchar desde tres clases más lejos.

Él dice que no pudo resisitirse a su sonrisa radiante y a sus ojos enormes. A Lucy le atraían sus camisetas y pantalones ajustados.

Los amigos se convirtieron en pareja.

“Yo no tenía que protegerme a mí misma”, dice Lucy. “Él sabía en qué se estaba metiendo. Él tuvo que lidiar con gente que le decía que yo tenía EMN”.

Ayuda

Tommy le propuso matrimonio en 2019 y posteriormente la pareja anunció que Lucy estaba embarazada.

Su padre, Robert, dice que temían por la salud de Lucy, así como por la del bebé. El riesgo para Lucy era grande porque no se sabía cómo sus músculos irían a reaccionar.

Tommy, Lucy y sus dos hjijos

BBC
La recompensa de ser padres supera los riesgos, dice Lucy.

“Pero la recompensa de ser padres superaba los riesgos”, explica Lucy.

El 13 de febrero de 2020, Lucy dio a luz a un niño, a quien en público llaman LJ.

Tommy dice que Lucy asumió el rol de madre con gran facilidad, aunque tenía que trabajar de cerca con un equipo de asistentes para cuidar a LJ.

“Trabajar con cuidadores consiste en que yo les explique y les describa cómo quiero que se hagan las cosas”, dice Lucy. “Básicamente, ellos son como mis brazos“.

“Aunque usa a otra persona para atenderlos, es ella quien da las instrucciones”, agrega Tommy.

“Muchos le decían ‘no puedes hacer esto’. Lucy está haciendo un trabajo fantástico. Hace un trabajo mucho mejor que el mío”.

Nuevo embarazo

Poco después de que naciera LJ llegó la pandemia. Lucy tuvo que resguardarse y la pareja pospuso la boda.

En el peor momento de la pandemia tuvo que mudarse a la casa de sus padres para proteger su salud y continuar recibiendo los cuidados que necesitaba.

Y, en mayo del año pasado, Lucy y Tommy anunciaron que estaban esperando una niña.

La madre de Lucy, Lydia, cuenta que su hija siempre quiso tener hijos y que fue hermoso cuando llegó LJ.

Lucy, Tommy, y su bebé

BBC
La pareja planea casarse pronto.

“Pero cuando anunciaron que iban a tener otro, pensamos: ‘¡Oh, mi Dios, qué has hecho!”, recuerda Lydia.

La niña, llamada AR, nació justo después de Navidad.

“El parto fue muy duro y aterrador, pero las dos estamos bien y eso es lo más importante”, asegura Lucy.

“Ella es definitivamente la última. No creo que mi cuerpo pueda tolerarlo de nuevo”.

Matrimonio

Lucy cuenta que depende en gran medida de sus cuidadores para que la ayuden con sus niños, pero dice que está constantemente involucrada en sus vidas y ellos saben que es su madre.

“Estoy orgullosa de que la maternidad se me dio bastante fácil pese a ser persona con discapacidad”, señala.

“Si pudiese hacerlo todo físicamente, lo haría. No disfruto mirando a otra gente con mis niños”.

Lucy Lintott

Cortesía Lucy Lintott
Lucy cuenta que de pequeña era muy deportista.

Lucy tiene planeado casarse con Tommy este mes y luego quiere pasar la mayor cantidad de tiempo posible con su familia.

“No soy materialista”, dice. “A mí lo que más me interesa es mi familia y pasar tiempo con la gente que amo, porque no sé cuánto tiempo me queda por delante”.

“Estoy muy agradecida. Sé que soy una de las muy pocas personas con EMN que pudo tener un hijo, menos aún dos. No doy nada por sentado”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Y4SuK4Nr2-s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.