La fábrica de la esperanza de Haití
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La fábrica de la esperanza de Haití

Tres años después del terremoto que mató a cientos de miles de personas, Haití muestra pocas señales de recuperación. Pero en medio de los escombros y los campamentos, una fábrica de ropa quiere ser una luz de esperanza.
12 de enero, 2013
Comparte

Desde el amanecer, decenas de desempleados haitianos aguardan apostados durante horas junto a la verja del nuevo parque industrial Caracol a que alguien salga a ofrecerles un trabajo.

Para muchos de estos pacientes buscadores de empleo la espera merece la pena.

Una de las dos únicas empresas instaladas en el recinto, la fabricante de ropa surcoreana Sae-A, ya ha empleado a más de 1.300 haitianos desde que comenzó sus operaciones en octubre.

“Tengo amigas trabajando en la fábrica”, le dice a BBC Mundo Janette Jofroy, de 32 años, que aguarda sentada junto a la verja. “Yo también necesito un empleo para que mi hija de siete años pueda ir a la escuela”.

Para los haitianos, acostumbrados a buscar la prosperidad fuera de sus fronteras, es poco habitual que las oportunidades se presenten tan cerca de casa.

Tres años después del devastador terremoto que causó la muerte a decenas de miles de personas y destruyó la capital, Puerto Príncipe, Haití muestra pocas señales de recuperación. Los escombros siguen siendo visibles en las calles de Puerto Príncipe y más de 350.000 afectados por el terremoto viven aún en los campamentos.

Pero la instalación de Sae-A, uno de los mayores fabricantes de ropa del mundo, en Caracol, en el norte del país, ha generado esperanzas de que el país pueda crecer gracias a la inversión extranjera y deje de depender de las donaciones.

Entre elogios y críticas

Algunos analistas creen que el desarrollo de Haití surgirá en el norte, en torno a la segunda mayor ciudad, Cabo Haitiano, de unos 200.000 habitantes, lejos del caos de Puerto Príncipe, cuya población se estima en unos tres millones.

El parque Caracol, próximo a Cabo Haitiano, es un proyecto ambicioso que ocupa 250 hectáreas, la mayoría de ellas aún baldías. Aparte de Sae-A, el otro inquilino es un fabricante de pinturas haitiano que da empleo a 30 trabajadores.

El gobierno del presidente Michel Martelly pretende que dentro de cinco años Caracol haya dado trabajo a más de 65.000 haitianos. Para ello se enfrenta el difícil reto de convencer al capital extranjero de que invertir en Haití es seguro.

A los lados de las carreteras que conducen a Cabo Haitiano, se pueden leer carteles con el mensaje en inglés y francés: “El Norte está abierto a los negocios”.

Apoyado con subsidios del gobierno estadounidense y del Banco Interamericano de Desarrollo por valor de US$ 224 millones, Caracol fue inaugurado en octubre por el expresidente estadounidense Bill Clinton y su esposa, la ahora secretaria de Estado, Hillary Clinton.

Por el momento, otra empresa dominicana fabricante de ropa tiene previsto instalarse en Caracol y Sae-A va a ampliar sus instalaciones para dar cabida a otros 1.300 trabajadores.

La compañía surcoreana, que abastece a grandes empresas estadounidenses como Walmart o Gap, prevé contar con 20.000 trabajadores en 2016.

Haití ofrece grandes ventajas para empresas como Sae-A, según los analistas, que apuntan a la inexistencia de tarifas aduaneras para exportar textiles a EU y a un reducido salario mínimo de US$5 al día.

En una visita reciente a Caracol, BBC Mundo solicitó permiso para acceder a las instalaciones de Sae-A pero le fue denegado “por motivos de seguridad”.

En un artículo que el diario The New York Times publicó en julio, se citaba el conflictivo pasado de Sae-A en Guatemala, país del que la empresa se retiró hace un año tras ser denunciado por los sindicatos de violar las leyes laborales y penales.

Líderes sindicales haitianos mencionaban en el artículo su preocupación de que Caracol dé cobijo a maquiladoras que acabarán huyendo de Haití en busca de países con mano de obra más barata.

El gobierno, sin embargo, solo tiene buenas palabras para Sae-A. “Es la primera vez que una empresa tan grande se instala en el norte del país”, le dijo a BBC Mundo Jean Smith, uno de los directores del parque Caracol. “Es una oportunidad maravillosa para generar empleo en la región”.

Tecnópolis

Otro ambicioso desarrollo en torno a Cabo Haitiano es la reciente apertura de un moderno campus en Limonade, de la Universidad del Estado.

Financiado por República Dominicana, más de 1.500 estudiantes comenzaron a asistir a las clases el pasado octubre.

El rector, Jean-Marie Théodat, le explicó a BBC Mundo que el norte del país carecía de universidades hasta la apertura de este campus. Su cercanía al parque Caracol ofrece la oportunidad de una colaboración estrecha entre las empresas y la Universidad, según Théodat.

“La idea es que este campus se convierta en una tecnópolis que forme a los ingenieros químicos y expertos textiles que demandarán las fábricas de Caracol”, dijo Théodat.

En opinión de Théodat, la instalación de la surcoreana Sae-A en Caracol es un éxito para Haití. Señaló que además de los trabajos directos e indirectos que generarán las fábricas del parque, los impuestos que generen supondrán una importante fuente de ingresos para las arcas públicas.

En cuanto a quienes critican que Haití podría convertirse en una incubadora de maquiladoras, Théodat advirtió que Haití no puede permitirse el lujo de rechazar a empresas internacionales a causa de sus bajos sueldos.

“Muchos haitianos que viven en condiciones de pobreza (US$2 al día) no le dirían que no a un salario de US$5 al día. Cuando vives en esas condiciones, si te ofrecen un pedazo de pan, sin lugar a dudas lo aceptas”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La sorpresiva y criticada salida de Trump del hospital para saludar a sus seguidores

Varios expertos criticaron que el presidente saliera con agentes de seguridad sentados con él dentro de un auto cerrado, cuando está en una etapa de alto riesgo de trasmitir el contagio de coronavirus.
Getty Images
5 de octubre, 2020
Comparte

Expertos en medicina cuestionaron la polémica decisión del presidente Donald Trump de salir en un automóvil a saludar a sus partidarios afuera del hospital donde está siendo tratado de covid-19.

Ha sido motivo de preocupación que el presidente, que portó una mascarilla, haya puesto en peligro de contagio al personal del servicio secreto que lo acompañó dentro del vehículo.

El portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo que la salida este domingo había sido “declarada por el equipo médico como segura”.

Una escena “increíble”

Desde que fue internado en el hospital Walter Reed el viernes pasado para ser tratado por síntomas de coronavirus, los simpatizantes del presidente se han estado congregando frente a ese centro médico en las afueras de Washington.

El número de adeptos iba creciendo. Muchos de ellos portando carteles en apoyo al presidente, ondeando banderas y gritando en voz alta “¡Amamos a Trump!” y otras frases de apoyo.

Otros pasaban en sus automóviles sonando las bocinas y gritando con puños en alto, como si fuera un espectáculo deportivo.

Trump había anunciado en un video en Twitter que saldría del hospital Walter Reed en una “visita sorpresa” a los “patriotas” que esperaban afuera.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1312864232711520257

En una escena que el corresponsal de la BBC describió como “increíble”, las autoridades despejaron el tráfico vehicular para que el convoy presidencial pasara frente a las filas de simpatizantes a lado y lado de la calle.

El mandatario saludó con la mano a sus adeptos desde atrás de una ventana cerrada del vehículo, pero también se podía ver por lo menos a dos personas con trajes protectores y mascarillas en el asiento delantero.

El riesgo de transmisión “más alto posible”

Los expertos afirman que el corto desplazamiento de Trump en el auto desobedece el consejo de salud pública de entrar en cuarentena mientras se recibe tratamiento contra el virus, y que pudo haber puesto a los agentes de seguridad que lo acompañaron en riesgo de infección.

Un auto del convoy presidencial pasa frente a simpatizantes del presidente frente al hospital Walter Reed.

Getty Images
Los simpatizantes del presidente se han estado congregando frente al hospital Walter Reed, donde Trump está siendo tratado de covid-19.

“El VUD del presidente no solo es blindado, sino está herméticamente sellado contra ataques químicos. El riesgo de transmisión de covid-19 adentro es el más alto posible aparte de en procedimientos médicos”, escribió en Twitter el doctor James Phillips, médico en el mismo hospital donde el presidente está internado.

Aquellos que estuvieron dentro del vehículo presidencial tendrán que aislarse durante 14 días, añadió.

Los demócratas también han criticado la salida del presidente. El congresista de la Cámara de Representantes Hakeem Jeffries tuiteó: “Necesitamos liderazgo. No oportunidades para fotos”.

Sin embargo, el portavoz Judd Deere defendió la acción diciendo que “se tomaron las precauciones apropiadas en la ejecución de este movimiento para proteger al presidente y a todos los que lo apoyaron, incluyendo el EPP ”.

Aunque ha habido señales conflictivas con respecto al verdadero estado de salud del presidente y el tratamiento que está recibiendo, su equipo médico dice esperar enviarlo de regreso a la Casa Blanca este lunes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

https://www.youtube.com/watch?v=HfP7FM3vmp8&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=FqPEZGKchE4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.