Ambulante 2013: Marker después de Marker
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Ambulante 2013: Marker después de Marker

Por Ricardo Pineda
16 de febrero, 2013
Comparte

¿Quién fue ese director francés llamado Chris Marker? ¿Cómo trabajaba? ¿Por qué se abstraía tanto del mundo, al mismo tiempo que lograba un acercamiento brutalmente honesto? El afamado director de La Jeteé (1962) y Sans Soleil (1983) tenía una óptica particular a la hora de hacer películas, misma que fue una pequeña piedra que provocó una fuerte resonancia en artistas de distintas disciplinas. Hoy en día, la influencia de Marker es innegable e imborrable, sin embargo, hubo un tiempo en el que fue visto como un outsider, como un enigmático y críptico experimentador visual.

A propósito de la reciente retrospectiva que el festival de documentales Ambulante hizo de él, platicamos con Jean-Michel Frodon, editor de la afamada publicación ‘Cahiers du Cinéma’ de 2003 al 2009 y especialista en la obra de Marker, quien nos habló sobre la figura del artista, las claves para adentrarse en su extensa obra y qué elementos existen detrás de sus películas.

De acuerdo con Frodon, Chris Marker se dio cuenta desde muy temprano que los medios eran los enemigos, que había que cuidarse mucho de ellos, por lo que rechazó su presencia pública y optó mejor por empujar solamente lo que él quería que se viera: su obra.

Sin embargo, y para quien conozca a detalle la obra del cineasta francés, resulta evidente que su estética particular tiene que ver mucho con la reflexión política e ideológica, fue uno de los primeros cineastas en viajar mucho, poner a disposición del público casi toda su obra en internet, y adentrarse en el concepto de globalización o mundialización, antes de que se tuviera una acepción negativa del mismo. Sus películas están empapadas de las experiencias personales, incluso amorosas, además que deja ver su empatía de ideales con cineastas como Tarkovsky o Kurosawa.

Frodon nos comenta que Marker solía viajar primero, para después analizar las condiciones técnicas que iba a emplear, qué medios de expresiones usaría y con base en eso rodar algo ad hoc al lugar, prueba de ello se deja ver en filmes como Lejos de Vietnam (1967) …a Valparaíso (1963, y en el que sólo fungió como guionista), generando así una reflexión a partir de la geografía y la experiencia personal, para transmitir realmente lo que quería.

Jean-Michel Frodon, quien escribe en el blog Projection Publique nos habló también del interés de Marker por expandir los lenguajes de expresión, por lo que emprendió la creación de dos productoras para lanzar otros proyectos de artistas de otros ámbitos que no estaban precisamente relacionados con el cine, como artistas plásticos o pensadores.

Durante Ambulante se están proyectando muchas de las películas de Marker, verlas todas se convierte en una labor casi imposible, no obstante, el especialista en Marker que no debemos perdernos Lejos de Vietnam, película en la que, según nos platica Frodon, Marker no dirigió ninguna imagen, y que era una obra de ocho artistas importantes de esa época, lo que da fe que la obra de Marker tendría que ser más amplia de lo que en realidad es, debido a sus participaciones como productor, editor, locutor de voz en off, etc.

Marker ha sido llamado en más de una ocasión un artista inclasificable, debido a la narrativa y estética atípicas en sus obras, sobre todo en filmes en los que enfatiza su inclinación por la cultura oriental. En este sentido Frodon nos precisa que para Marker, el pensamiento occidental representaba un límite, por lo que intentó en más de una ocasión hacer sus películas pensando en cambiar la manera de percibir las cosas de manera distinta. Su acercamiento con la cultura japonesa se inició con el filme El Misterio Kumiko (1965) para dar paso a una serie de películas con la temática oriental que vendrían después. Su acercamiento a otros cineastas como Akira Kurosawa se dio principalmente por afinidades políticas, para después ir profundizando en la cosmovisión oriental.

Hay muchos países que fueron importantes en la vida y obra de Marker, sin embargo, el acercamiento con grupos radicales de izquierda y con la vida cotidiana de oriente causó en el cineasta francés una profunda impresión política y estética.

Artista impredecible de este siglo, fallecido apenas el año pasado, Marker ha trascendido por haber entendido los clichés, de los cuales siempre quiso escapar para cuestionar los lenguajes narrativos imperantes desde todas las expresiones y ángulos posibles.

Jean-Michel Frodon sentencia que para darnos una idea más clara de quién era Marker y cómo es su forma de ver el cine, no hay que perdernos Le Fond de L’air Est Rouge (1977), reflexión política y profunda sobre los fracasos ideológicos de las dos décadas previas a la de los setenta. También recomienda una película que ofrece respuestas pragmáticas a sucesos sociales del momento como …a Valparaíso o sus dos películas sobre Tarkovsky, las cuales pesaron mucho en la manera de filmar de Marker, por el personaje y por el impacto que Rusia provocó en el director.

Visiones apocalípticas, agudeza y crítica social, reflexión constante sobre las formas, los medios y el idioma cinematográfico, más allá del propio cine, el trabajo de Marker es uno de los imperdibles artísticos contemporáneos y un must be dentro de la curaduría de Ambulante, que se estará proyectando hasta el 21 de febrero en distintas salas comerciales de la ciudad, y hasta mayo en el resto de la república.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Regeneron: qué se sabe del tratamiento experimental que le dieron a Donald Trump contra el COVID

Un tratamiento experimental que es considerado prometedor está siendo administrado a Donald Trump para superar el coronavirus.
3 de octubre, 2020
Comparte

Donald Trump inició su combate contra el coronavirus con un coctel experimental basado en anticuerpos monoclonales.

Una dosis de ocho gramos de esta medicación fue administrada al presidente estadounidense, de 74 años, este viernes.

Fue internado en un hospital militar menos de 24 horas después de que se confirmara su contagio de covid-19.

La inyección es parte de un tratamiento desarrollado por la compañía biotecnológica Regeneron y fue brindada al mandatario “sin generar ningún incidente preocupante“, de acuerdo al comunicado del médico presidencial, Sean P. Conley.

El uso de anticuerpos monoclonales es considerado uno de los tratamientos más prometedores para combatir la covid-19, y Regeneron es una de las empresas pioneras en probarlos.

De acuerdo a especialistas, tienen la capacidad de utilizarse como un medicamento profiláctico de acción rápida en personas expuestas al virus.

Anteriormente, Anthony Fauci, el experto en enfermedades virales más reconocido de EE.UU. y líder del equipo de la Casa Blanca para combatir la pandemia, se había referido a este tratamiento como un posible “puente hacia una vacuna”.

En un siguiente reporte, ya en la noche del viernes, se informó que el mandatario también recibió una primera dosis del fármaco antiviral remdesivir, que antes se usó para combatir la hepatitis C y el ébola.

La medicación de Trump

Además de la medicación de anticuerpos, Trump empezó su proceso de recuperación tomando zinc, vitamina D, famotidina, melatonina y una aspirina diaria, informó la Casa Blanca.

Trump en la caravan presidencial

EPA
Trump se encuentra en las afueras de Washington DC.

El comunicado señala que el presidente sufre de fatiga, pero que se encuentra de buen ánimo.

Antes de ser internado se conoció que presentaba “síntomas leves” de la enfermedad y que su traslado al hospital militar Walter Reed fue decidido como “una medida de precaución”.

Ese centro de salud, en las afueras de Washington DC., es uno de los más grandes y prestigiosos de Estados Unidos.

Además es la instalación médica a la que suelen acudir los presidentes estadounidenses para sus revisiones anuales.

El reporte del médico presidencial añade que la primera dama, Melania Trump, se sentía bien y solo presentaba dolores de cabeza y una leve tos.

Trump

EPA
Trump fue trasladado a un centro médico como una medida de precaución.

El resto de la familia, incluyendo el hijo menor, Barron, quien vive en la Casa Blanca, dio negativo en sus pruebas de covid-19.

Regeneron

El coctel de anticuerpos administrado a Trump ayuda a reducir los efectos de virus y puede acelerar la recuperación, señala la compañía Regeneron.

Si bien no existen tratamientos aprobados por la Organización Mundial de Salud para la covid-19, el protocolo sanitario brindado a Trump es uno de los candidatos más prometedores, de acuerdo a lo que señalan médicos estadounidenses.

Regeneron destaca que los resultados iniciales sugieren que se puede reducir el nivel de efectos del virus en el cuerpo y posiblemente acortar las estadías en el hospital cuando se administra al inicio de la infección.

Trump en el helicóptero presidencial

EPA
El reporte médico de Trump señala que siente fatiga pero que conserva el buen ánimo.

En un comunicado emitido el viernes, el director ejecutivo de la empresa, Leonard S. Schleifer, señaló que el personal médico de Trump contactó con la compañía para pedir permiso para usar el medicamento.

Su uso fue autorizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

“Confirmamos que, como anunció el secretario de prensa de la Casa Blanca, Regeneron proporcionó una dosis única de 8 gramos de REGNCOV2, un cóctel de dos anticuerpos monoclonales, para uso del presidente Trump”, señala un comunicado publicado por la empresa.

El documento explica que REGN-COV2 es una terapia experimental para covid-19 cuyos resultados iniciales muestran que puede producir una mejora en los síntomas de una persona infectada.

Regeneron señala que su tratamiento fue diseñado “de manera específica” para frenar los efectos del coronavirus.

¿Qué son los anticuerpos monoclonales?

Un anticuerpo monoclonal, también conocido como mAB, es un tipo de fármaco que puede utilizarse tanto para prevenir una infección como para tratarla una vez que la enfermedad se desarrolló.

Cuando el organismo detecta la presencia de un antígeno como el coronavirus, el sistema inmune produce unas proteínas destinadas a neutralizar al virus con el objetivo de evitar que penetre en nuestras células y se reproduzca.

Los anticuerpos monoclonales son copias sintéticas creadas en laboratorio a partir de un clon de un anticuerpo específico hallado en la sangre de una persona recuperada.

Eso significa que los mAb imitan a los anticuerpos que nuestro organismo produce de forma natural.

Laboratorio

Getty Images
Los mAbs se han utilizado con éxito para tratar otras enfermedades como el cáncer.

“A diferencia de una vacuna, que introduce una proteína o material genético en nuestro organismo para estimular al sistema inmune (para que genere anticuerpos), estos son anticuerpos que se suministran para brindarle protección“, explicó en agosto a BBC Mundo Jens Lundgren, médico especializado en enfermedades infecciosas de la Universidad de Copenhague y del hospital Rigshospitalet de Dinamarca.

Este tipo de terapia es desarrollada desde la década del 70 y se aplicó con una serie de enfermedades como el sida y diferentes tipos de cáncer.

Dese el inicio de la pandemia, laboratorios como AstraZeneca, Regeneron, VirBiotechnology, Eli Lilly y Adimab, entre otros, investigan el uso de anticuerpos monoclonales que resulten efectivos contra el coronavirus, y sus resultados se declararon promisorios.

Su uso es considerado por especialistas como más eficiente que un trasplante de plasma porque se trata de una selección de proteínas específicas para neutralizar o frenar un virus.

Sin embargo, uno de los principales problemas de esta terapia es su elevado costo.

Esta clase de tratamientos médicos se encuentran entre los más caros del mundo. El precio promedio de un tratamiento con mAb en EE.UU. oscila entre US$15.000 y US$200.000 al año.

Remdesivir

Desde mediados de este año el remdesivir fue señalado como uno de los pocos medicamentos que demostró ser eficaz en la lucha contra el coronavirus.

Sin embargo también fue cuestionado por los altos costos que implica un tratamiento con ese antiviral.

En abril, cuando la cifra de contagios comenzó a elevarse en Estados Unidos, el país autorizó a los centros de salud el uso del remdesivir con los afectador por el coronavirus.

Su uso durante esta pandemia también fue aprobado en Reino Unido y Corea del Sur, entre otros.

Actúa atacando una enzima que el virus necesita para replicarse dentro de nuestras células y puede reducir el período de recuperación de la infección.

Un tratamiento con remdesivir en EE.UU. puede valer US$3.200 y consta de unas seis pastillas en promedio.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=RsrBdPxW3Xw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.