¿Cómo era la seguridad cotidiana en la Torre de Pemex?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Cómo era la seguridad cotidiana en la Torre de Pemex?

Animal Político platicó con un trabajador de Pemex que ha laborado en el edificio B2 del complejo de la Torre de Pemex por casi una década, quien detalló las medidas de seguridad cotidianas y relató como fueron aumentando tras asaltos registrados en los últimos años.
Por Omar Granados
2 de febrero, 2013
Comparte

Después de la explosión registrada en la torre de Pemex el jueves pasado, las investigaciones sobre las posibles causas del incidente siguen sin esclarecerse y se mantiene la duda sobre la causa del estallido. A la espera del resultado de las investigaciones oficiales, Animal Político platicó con un trabajador de Pemex que ha laborado en el edificio B2 del complejo de la Torre Ejecutiva por casi una década, quien detalló cómo eran las medidas de seguridad en un día normal de trabajo y relató como fueron aumentando tras asaltos registrados en los últimos siete años.

Complejo de edificios de la Torre Ejecutiva de Pemex. Foto: Cuartoscuro (Archivo).

Complejo de edificios de la Torre Ejecutiva de Pemex. Foto: Cuartoscuro (Archivo).

Las medidas de seguridad en la Torre de Pemex

El trabajador -quien pidió mantener el anonimato- afirmó que después de dos robos registrados en 2005 y 2008 se comenzaron a reforzar las medidas de seguridad de los edificios en torno a la Torre Ejecutiva de Pemex.

El incidente más reciente fue el 28 de abril de 2008, cuando un comando armado robó cinco millones de pesos a una camioneta de valores que abastecía cajeros automáticos dentro de la torre. Previo al incidente de 2008 el único dispositivo de seguridad que había en las entradas de la torre de Pemex, eran torniquetes pequeños –al estilo de los utilizados en las entradas del Metro- accionados por una tarjeta magnética. Sin embargo, tras este asalto se renovó la seguridad en todo el perímetro e instalaron de puertas más sofisticadas con torniquetes de cuerpo completo, de igual forma accionados por una tarjeta magnética entregada a cada trabajador del edificio, los cuales dan medio giro para el acceso de cada empleado. Las tarjetas magnéticas registran los datos de los trabajadores que ingresan o abandonan el edificio.

La Torre Ejecutiva de Pemex fue evacuada el 30 de septiembre por una amenaza de bomba. Foto: Cuartoscuro (Archivo).

La Torre Ejecutiva de Pemex fue evacuada el 30 de septiembre de 2009 por una amenaza de bomba. Foto: Cuartoscuro (Archivo).

Además, se instalaron bandas detectoras de metales donde los trabajadores depositan para su revisión cualquier otro objeto que quisieran ingresar. Otra filtro de seguridad implementado desde 2008 fue la restricción para acceder equipos de cómputo externos, a reserva de recibir algún permiso mediante oficio del jefe de alguna de las áreas de la paraestatal.

Sumado a los filtros de seguridad implementados, todos los accesos al complejo de edificios de Pemex fueron reforzados con dos o tres guardias de seguridad, los cuales son trabajadores internos de la empresa, desarmados, quienes son acompañados por elementos del Estado Mayor Presidencial y otras corporaciones federales, las cuales aumentaron su presencia también a raíz de otro incidente -éste en 2005- en el que guardias internos fueron sometidos por asaltantes armados previo al robo de cuatro cajeros situados al interior de los edificios. En aquel entonces los guardias fueron sometidos y retenidos durante la madrugada mientras los asaltantes abrían los cajeros automáticos dentro de los edificios.

Otra medida de seguridad implementada a raíz de estos robos, fue la instalación de cámaras en todos los accesos y corredores de los edificios del complejo de Pemex, así como en los checadores y en los sótanos. En opinión del trabajador que en el pasado  trabajó en el área de mantenimiento de la torre, “se fueron aplicando medidas de seguridad conforme fueron pasando las cosas. No hubo una inverisón planeada.” No obstante, afirmó, las cámaras instaladas deben haber registrado la explosión del jueves desde todos los ángulos al interior de los edificios, sobre todo, a la salida de los trabajadores de Refinación en el B2, donde la mayoría de ellos se encontraba a la espera de checar su salida cuando sucedió la explosión, entre las 3:30 y las 4:00 pm. El trabajador agregó que las cámaras registran automáticamente todos los videos en un sistema digital.

Aspecto de la planta baja del edificio B2, del conjunto de Pemex, tras la explosión del miércoles. Foto: Cuartoscuro.

Aspecto de la planta baja del edificio B2, del conjunto de Pemex, tras la explosión del jueves. Foto: Cuartoscuro.

La vigilancia interna de Pemex se refuerza con un equipo de agentes especiales identificados con uniformes verdes, los cuales patrullan el interior de los edificios, portando armas de asalto y que, en ocasiones especiales como pago de aguinaldos, resguardan a los trabajadores hasta el estacionamiento exterior.

Otros elementos que muestran la forma en que aumentó la seguridad en el conjunto de edificios, es el protocolo con los visitantes, pues hasta hace algunos años los amigos y familiares de los trabajadores podían visitarlos en la biblioteca del primer piso con sólo proporcionar el nombre del empleado, el cual era verificado en una base de datos. En cambio, actualmente ningún externo puede acceder a los inmuebles sin la autorización expresa de algún jefe de área mediante un oficio (donde se registran todos los datos y el asunto del visitante), mientras que los familiares deben esperar afuera a cualquier empleado que visiten. Además, todos los accesos a los visitantes son controlados por gafetes que los identifican con un área específica del inmueble y que no dan tienen acceso a los torniquetes.

En los últimos cuatro años se implementaron estas medidas de seguridad en todo el perímetro del complejo de edificios de Pemex, incluyendo el puente que se encuentra sobre Marina Nacional y el acceso desde el estacionamiento de trabajadores que se conecta por otro puente sobre la calle Bahía del Espíritu Santo, lo cual aseguró que sólo empleados de la paraestatal tuvieran acceso.


De acuerdo con la fuente, el único lugar donde no hay una revisión exhaustiva al personal que accede es el acceso vehicular para descarga de material y equipo, no obstante, hay un acceso controlado también por tarjeta magnetica y guardias de seguridad que verifican el destino del equipo y materiales que entraban.

“Cuando algún proveedor externo ingresa para realizar alguna entrega en la zona de carga y descarga del edificio B2 -donde se hacen la mayor parte de las entregas-, hay una revisión rigurosa por parte de los guardias de seguridad, en todo lo que se entrega. Sin embargo, cuando la entrega es realizada por trabajadores de Pemex, se vuelve algo rutinario, los choferes incluso saludan y les abren la puerta para que realicen su descarga y no hay una revisión tan rigurosa.”

El principal filtro para la carga y descarga de material, muebles o artículos para las oficinas, realizados por trabajadores de la empresa, es un aviso previo que reciben los guardias de seguridad para cualquier arribo, el cual incluye información detallada sobre el destino y el contenido de la entrega. Este protocolo asegura que haya un registro completo de todos los empleados que descargaron material en la zona de la explosión y los jefes inmediatos que enviaron la carga en las últimas semanas.

Finalmente, la fuente relató que en el momento de la explosión se encontraba en uno de los niveles superiores del edificio B2, donde computadoras, inmobiliario y trabajadores saltaron al momento del impacto. El trabajador pudo observar que las medidas de protección civil -que contemplan a un encargado en cada piso- no se cumplieron a cabalidad por el pánico, la confususión, los heridos y la magnitud de la explosión. La mayoría de los empleados esperaba a la salida del edificio y los pisos superiores se encontraban en gran medida vacíos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Los líderes mundiales que aún no reconocen la victoria de Joe Biden

Decenas de mandatarios en todo el mundo reaccionaron rápidamente con mensajes congratulatorios para el presidente electo Joe Biden, sin embargo, hay unas notables excepciones.
Getty Images
9 de noviembre, 2020
Comparte

Mientras que decenas de mandatarios y líderes alrededor del mundo se apresuraron a felicitar a Joe Biden una vez fue oficialmente declarado ganador de las elecciones en Estados Unidos, algunos -muy notables- brillan por su silencio.

Muchos de los mensajes congratulatorios vinieron acompañados de declaraciones públicas señalando las buenas relaciones y alianzas con EU y el entusiasmo ante la perspectiva de trabajar conjuntamente en asuntos de interés conjunto y global.

Estos incluyeron los líderes de Reino Unido, la mayoría de Europa, gobiernos en Asia, Medio Oriente, África y América.

Excepciones en América Latina

En el continente americano hubo dos importantes excepciones: Brasil y México, curiosamente gobiernos reconocidos como populistas.

El presidente Jair Bolsonaro de Brasil sigue manteniendo silencio con respecto a la declaración oficial de la victoria de Biden.

Bolsonaro siempre ha sido un abierto admirador del presidente de EU y un imitador de su estilo de liderazgo hasta el punto en que se le ha tildado el “Trump latinoamericano”.

Desde un principio, Bolsonaro expresó esperanza en la reelección de Trump y a uno de sus hijos Bolsonaro -que trabaja en el gobierno- se le vio portando una gorra con la sigla MAGA (Make America Great Again) el principal slogan del presidente republicano.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador

Getty Images
La reserva de AMLO se puede deber a que quiere evitar un conflicto con el actual gobierno de Trump.

Por su parte, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador tuvo palabras, pero no de felicitaciones, sino para explicar que no lo haría hasta que se resolvieran las demandas legales que la campaña de Donald Trump anunció que entablaría contra el resultado electoral.

Algunos observadores indican que la postura de López Obrador se debe a que quiere evitar un conflicto con el actual gobierno en Washington con el que ha tenido una cordial relación.

López Obrador estuvo en Washington recientemente para la promulgación del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte y expresó que el presidente Trump ha tratado a México “con respeto”.

Potencias rivales

Dos grandes potencias mundiales han seguido el ejemplo de México.

Los gobiernos de Rusia y China mantuvieron reserva durante varios días antes de emitir declaraciones respecto, sin embargo, este lunes reaccionaron con cautela.

Vladimir Putin y Xi Jingping

Getty Images
Vladimir Putin y Xi Jingping siguieron el ejemplo de AMLO.

El Kremlin dijo que esperaría a que todos los resultados oficiales se conocieran y se libraran todos los obstáculos legales.

Aunque el presidente Vladimir Putin felicitó a Donald Trump el día después de su victoria en 2016, esta vez no ha felicitado al presidente electo.

No obstante, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, aclaró a la prensa que Putin repetidamente ha dicho que está preparado para trabajar con cualquier líder estadounidense y buscar una normalización de las tensas relaciones bilaterales.

China también señaló las trabas legales que se pueden interponer al resultado oficial y el presidente Xi Jinping se abstuvo de felicitar a Biden.

Las relaciones entre Washington y Pekín pasan por su punto más bajo en décadas, particularmente por la serie de sanciones impuestas por la administración Trump y sus disputas en el campo tecnológico, las represión en Hong Kong y el brote de coronavirus.

Pero Biden también ha sido muy crítico de China y Jinping, prometiendo mantener la presión y una postura dura contra Pekín.

Tono discordante en Turquía

Joe Biden y Recep Tayyip Erdogan

Getty Images
A pesar de haber recibido a Biden en 2016, cuando era vicepresidente, Erdogan ha mantenido su distancia.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, es otro líder en un punto neurálgico del mundo que tampoco ha enviado sus felicitaciones a Joe Biden.

Aunque analistas en Turquía han discutido qué cambios en la relación puede haber con el nuevo ocupante de la Casa Blanca, los medios turcos pro gubernamentales han mantenido un tono anti Biden.

Uno de los focos de tensión entre Ankara y Washington es el papel más activo que ha tomado Turquía en Siria.

Cabe anotar que Arabia Saudita, que hasta el domingo también mantuvo silencio, finalmente felicitó al presidente electo 24 horas después de que se anunciara oficialmente el resultado en EE.UU.

El príncipe heredero Mohammed bin Salman -líder de facto de Arabia Saudita- felicitó a Biden y a Kamala Harris y resaltó las relaciones cercanas entre los dos países, según la agencia estatal SPA.

Bin Salman tiene una fuerte relación con Trump, que lo escuda de las críticas internacionales por violaciones a los derechos humanos, el asesinato del periodista Jamal Khashoggi y la intervención de Riad en la guerra de Yemen.

Todos esos asuntos, así como la relación entre ambos países, prometen ser replanteados por el nuevo gobierno de Joe Biden.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pcPRlgwLMv8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.