Consejero García Ramírez explica su decisión en caso Monex (íntegro)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Consejero García Ramírez explica su decisión en caso Monex (íntegro)

Sergio García Ramírez detalló en una carta que desde finales de 2011 decidió que permanecería en el cargo hasta que el proceso electoral de 2012 finalizara, y que no tiene nada que ver con el caso Monex.
5 de febrero, 2013
Comparte
El consejero Sergio García Ramírez (izquierda) junto al titular del IFE, Leonardo Valdés (derecha). Foto: Cuartoscuro.

El consejero Sergio García Ramírez (izquierda) junto al titular del IFE, Leonardo Valdés (derecha). Foto: Cuartoscuro.

El consejero del Instituto Federal Electoral (IFE), Sergio García Ramírez, detalló en una carta que desde finales de 2011 decidió que permanecería en el cargo hasta que el proceso electoral de 2012 finalizara.

García Ramírez reiteró que su decisión de dejar el IFE ya estaba prevista y que en absoluto tuvo que ver con el caso Monex: “En mis conversaciones con el señor Presidente de la Junta de Coordinación y con los coordinadores parlamentarios, mencioné que mi permanencia en el Consejo General sería temporal. Por supuesto, cubriría toda la etapa del proceso electoral”.

“En diciembre de 2012, concluido el proceso electoral y transcurrido un año desde la fecha de mi designación,  recordé al Consejero Presidente nuestras conversaciones del final de 2011 y reiteré la decisión de separarme del Instituto”, escribió García Ramírez.

Espero dejar en claro que la decisión de separarme del Consejo Electoral, adoptada hace más de un año, no guarda relación alguna con el caso que se planteó en la sesión del Consejo del 23 de enero, así como las circunstancias por las que participé en la votación de esa fecha”, declaró el todavía consejero.

Así explicó García Ramírez su decisión en el caso Monex (íntegro):

El 23 de enero de 2013 se planteó en el Consejo General del IFE un asunto generalmente identificado como “caso Monex”. Explicaré nuevamente mi posición con respecto al tratamiento de este caso. Cuando el tema se abordó hace varios meses ante la Comisión de Quejas y Denuncias del IFE, hubo alguna expresión externa acerca de mi cercanía amistosa con personas –a las que aprecio y respeto– que tendrían relación con determinada empresa mencionada en el procedimiento.

Tomando en cuenta esa expresión, consideré adecuado abstenerme de participar en cualesquiera deliberaciones en torno a este asunto. No me excusé formalmente, porque no he tenido ni tengo causa legal para hacerlo.

Concurrí a la sesión del 23 de enero, pero no intervine en la deliberación del “caso Monex”. Al término de ésta se puso a votación el dictamen de la Unidad de Fiscalización. Sobresalían dos puntos: 1) ¿eran ilícitos los recursos empleados por el partido denunciado?, y 2) ¿quedó comprobada la aplicación del gasto? De las decisiones que adoptara el Consejo podrían derivar, en su caso, una sanción económica.

El primer punto mencionado quedó resuelto por la votación de los consejeros deliberantes: 7-1. No participé en esta votación.

En el segundo punto se produjo un empate: 4-4. Es obvio que existía una fuerte diferencia de criterios y que no había argumentos que convencieran de una sola posición a todos los consejeros y ni siquiera a una mayoría suficiente para resolver. Debía procederse a una nueva votación. Si en ésta se mantenía el empate habría que convocar a otra reunión del Consejo. No sobra recordar que ya existía un antecedente de empate que se solucionó al cabo de un año.

En esa circunstancia, me hallé ante una alternativa evidente. Podía mantenerme fuera de la votación y dejar que se produjera un nuevo empate, o aguardar a que algún colega modificara su voto anterior para lograr una mayoría. Esto significaría que un consejero declinara sus propias razones para facilitar la decisión. También podía –y en mi concepto, debía– participar en la segunda votación, agregando mi voto a los sufragios de los colegas cuya opinión compartiera. En mi percepción, se trataba de ejercer un derecho y, en las circunstancias que he mencionado, cumplir un deber.

Regresé a la mesa e hice una consulta que juzgué indispensable antes de participar o no en la votación. Recordé los motivos de mi abstención y pregunté si algún consejero consideraba pertinente que me excusara de conocer el caso. Todos los consejeros manifestaron expresamente –con conceptos que agradezco– que podría intervenir en la votación, por no tener motivo jurídico para excusarme. En esto coincidí con todos: no tuve ni tengo motivo de excusa legal.

Así las cosas, ejercí mi derecho a votar, a lado de otros cuatro consejeros, y cumplí mi deber de hacerlo. No aguardé a que alguno de los colegas modificara su voto anterior ni contemplé con indiferencia los problemas que traería consigo un nuevo empate. El voto que agregué a otros cuatro tuvo el mismo sustento que tuvieron éstos. Desde luego, no cuestiono el voto de quienes adoptaron una postura diferente. Nada más lejos de mí que suponer que carecen de buenas razones o de plausibles motivos quienes difieren de mis puntos de vista y ejercen su derecho de diferir.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Chadwick Boseman: por qué el personaje protagonista de Black Panther es considerado un ícono en el cine

Su rol en Black Panther es un ícono para la comunidad negra y de ascendencia africana. Marcó a una generación.
29 de agosto, 2020
Comparte

Días de luto en la industria cinematográfica.

La muerte de Chadwick Boseman, actor estadounidense reconocido mundialmente por su papel protagonista en la película de superhéroes Black Panther, ha conmocionado al mundo entero.

Boseman murió en su casa de Los Ángeles víctima de un cáncer de colon que padecía desde 2016.

La noticia se conoció en la noche de este viernes y desde entonces se han sucedido miles de reacciones en redes sociales despidiéndose del que muchos consideran un hito en la historia del cine.

Su rol en Black Panther es un ícono para la comunidad negra y de ascendencia africana. Marcó a una generación.

“Chadwick Boseman le puso vida a la historia en la gran pantalla (…) en Black Panther fue un superhéroe para muchos”, escribió en Twitter Martin Luther King III, activista de derechos humanos e hijo mayor de Martin Luther King Junior.

https://twitter.com/OfficialMLK3/status/1299541620279439366

Black Panther, dirigida por Ryan Cogler, fue un éxito taquillero, pero su significancia trasciende cualquier cifra o premio. Para cinéfilos, expertos, jóvenes y adultos, fue una auténtica “revolución social”.

Y la cabeza más visible de esa revolución fue Chadwick Boseman.

El primer superhéroe negro protagonista

“Terrible noticia la desaparición de Chadwick Boseman. Tenía el talento de un gran actor, el carisma de una gran estrella y una gran carrera. Brilló en Da 5 Bloods, 42, Marshall o Get on Up. En Black Panther convirtió su personaje en una revolución social”, reaccionó en Twitter el director de cine español Juan Antonio Bayona.

Jamás en la historia se había producido un filme donde una persona de raza negra fuera un superhéroe.

El estreno de Black Panther en 2018 cambió esto para siempre.

Boseman interpretó al rey T’Challa, un superhéroe líder de Wakanda, país africano ficticio con mucho poder y muy avanzado tecnológicamente.

El filme en general, y no solo el rol de Boseman, fueron aclamados por la crítica por suponer un antes y después cultural al contar con un elenco mayoritariamente negro. Para muchos, un paso de gigante en los esfuerzos de Hollywood de lograr una inclusión social en sus producciones.

Visionado de Black Panther en Kenia en 2018.

Getty Images
La película supuso una revolución social en todo el mundo.

El género de ciencia ficción había sido criticado asiduamente por su falta de diversidad racial e inclusión, siendo poco común que un rol protagonista fuese interpretado por una persona que no fuese blanca.

De hecho, un estudio en 2014 analizó las 100 películas más taquilleras de la historia en Estados Unidos y mostró que solo 8 de esas 100 películas tenían a un protagonista no blanco.

Y en seis de esas películas el protagonista fue el mismo: Will Smith.

La revolución de Black Panther fue un torrente de inspiración para jóvenes de raza negra en todo el mundo.

“Nunca se ven superhéroes negros en una gran producción. El modelo positivo de esto es muy bueno”, dijo entonces la actriz y activista británica Jade Anouka, quien recaudó fondos para que la mayor cantidad de gente posible pudiera disfrutar del filme.

Los valores de Wakanda

La película se engloba dentro de un género que los expertos llaman afrofuturismo.

Este género, según el especialista Steven Barnes, se disparó en popularidad tras el éxito de Black Panther.

Black Panther fue afrofuturismo en su mejor expresión“, dijo Barnes al programa Newsbeat de la BBC en 2018.

“El filme mezcla nuestro pasado, presente y futuro. Nuestra espiritualidad, capacidad de amar y ejercer el poder. Es una conexión familiar y lingüística. Desde que era niño esperé por un filme así”, agregó Barnes.

Black Panther también fue aclamado por el papel protagonista que ocuparon las mujeres en la producción.

La actriz Lupita Nyong'o, participante en la película.

Getty Images
El filme también fue halagado por el rol que ocuparon las mujeres.

De acuerdo con la coprotagonista Danai Gurira, quien interpretó a la líder militar Okoye, el filme representó al género femenino con personajes completos, no solo “fuertes” físicamente.

El saludo de Wakanda fue adoptado por varios deportistas y estrellas alrededor del mundo para darle más visibilidad al fenómeno social que supuso la película.

Éxito mundial

El éxito social del filme y de Boseman también se tradujeron en premios, nominaciones y récords de taquilla.

La película recaudó más de US$1.000 millones a nivel global.

Es, además, la película dirigida por un afroamericano más taquillera de la historia.

Aubameyang celebrando un gol con la máscara de Black Panther.

Getty Images
El futbolista gabonés del Arsenal, Pierre Emerick-Aubameyang, utilizó la máscara de Black Panther para celebrar un gol.

En los Oscar de 2019, Black Panther consiguió los premios a mejor banda sonora, mejor diseño de vestuario y mejor diseño de producción.

También estuvo nominada a la mejor película, pero el galardón se lo llevó finalmente el filme Green Book.

“Se puede ver en la industria que la gente empieza a invertir dinero en películas donde nosotros (la comunidad negra), somos los actores y directores. Eso es un gran cambio que Black Panther ha culminado”, dijo Boseman en una ocasión.

Doble héroe

Tras conocerse que Boseman padecía cáncer desde 2016, se entiende que estuvo trabajando en Black Panther a la misma vez que combatía la enfermedad.

Chadwick Boseman.

Getty Images
“Black Panther ha cambiado para siempre lo que significa ser negro, joven y talentoso”.

“La estrella estuvo batallando en secreto la enfermedad mientras filmaba la película que nos emocionó a todos. Trabajó en medio de cirugías y quimioterapia. Coraje, fuerza, constancia. Luchó en secreto por su vida mientras inspiró a una generación de niños y niñas”, escribió en una columna en el medio USA Today la periodista Cydney Henderson.

Boseman, considerado por muchos un hito y una leyenda, tuvo claro la significancia de su papel: “Black Panther ha cambiado para siempre lo que significa ser negro, joven y talentoso”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=R_QvvhSdwJM&t=46s

https://www.youtube.com/watch?v=d1kdOny_ufM&t=327s

https://www.youtube.com/watch?v=8urGTdEioOQ&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.