close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El Movimiento Alterado se cansa de la violencia
Aun cuando la Suprema Corte revirtió la reforma que prohibía la difusión de narcocorridos en Sinaloa, el productor de los “corridos enfermos” adelanta que dejarán las letras sangrientas en sus composiciones; la censura nunca les afectó.
Por Luis Ángel González Flores.
22 de febrero, 2013
Comparte

El gobierno de Sinaloa puede estar tranquilo, puesto que aún cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación echó abajo la reforma al Reglamento de Alcoholes que pretendía clausurar los negocios que difundieran los llamados “narcocorridos”, el productor del Movimiento Alterado (la corriente que domina la producción de estas composiciones) adelantó que cambiarán  las letras de violencia explícita por otros temas más “generales” y “accesibles” al público.

Lo anterior, explica Omar Valenzuela,  se debe a que ya a nadie le sorprende la violencia que vive el país, “tristemente es algo ya normal… la gente está hasta la madre…” Por ello el dueño de la empresa que agrupa a cantantes como El Komander, El RM y Los Bukanas, entre otros, adelanta que impulsarán composiciones de amor, desamor, sin dejar de cantar a personajes que vayan surgiendo dentro de las sucesiones de mando propias del narcotráfico, todo ello en un lenguaje más accesible al público, menos basado en las claves del narco, pero sin dejar de lado la incorporación del habla popular sinaloense, el cual ha sido una característica de este tipo de corridos.

“Ya no es novedad hablar de “mochacabezas”, muertes hay diario… Se ha hablado tanto que como compositores ya no vamos a seguir hablando de corridos sino de la vida misma en un lenguaje más común”, afirma uno de los llamados “cuates Valenzuela”, creadores del Movimiento Alterado, y quien se muestra indiferente ante la decisión de la SCJN que dejó sin efectos la reforma que prohibía la difusión de los corridos en establecimientos públicos,  puesto que para sus agrupaciones, “Sinaloa nunca ha sido una buena plaza” para presentarse, aunado a que en otros estados donde opera la misma censura, los inspectores de establecimientos “llegan a arreglarse con el dueño del local” y se realiza el evento.

La inutilidad de la censura

A estos factores que hacen inútil la prohibición oficial se suma el uso de las redes sociales como YouTube y Facebook, puesto que han sido la plataforma principal desde donde se han dado a conocer estas agrupaciones sinaloenses, que no necesitaron de la radio (que censura los corridos) para darse a conocer no sólo en México, sino también en EU, cuyo mercado, a decir de los propios productores, es tan importante como el nacional, situación que no siempre se registraba con la industria del corrido de antaño. “Hay mercado para ambos países, el Movimiento es global”, dice Ernesto Juárez, publicista de la compañía.

Es tan importante el uso de internet para el Movimiento Alterado, que hace una semana la compañía compartió gratuitamente vía Facebook y Twitter su último material discográfico, al tiempo que el  nuevo sencillo de su cantante más representativo, El Komander,  sumó en apenas un fin de semana 100 mil reproducciones en YouTube, y al día de hoy ha duplicado la cifra.

Su versión de la “guerra contra el narco”

Cabe destacar que el Movimiento Alterado (que agrupa una disquera propia, marca de ropa para su cantante estrella, tienda en línea de productos oficiales, así como un reality show) surgió en 2009 en Culiacán, Sinaloa, y generó polémica a raíz de sus letras, que daban cuenta de manera explícita de los hechos de violencia derivados de la lucha entre organizaciones del narcotráfico y el Estado, así como de la vida lujosa de los traficantes (particularmente sinaloenses) de drogas ilícitas, marcando la pauta para otras agrupaciones del género musical. Así, degollar, volar cabezas, trozar cuerpos, torturar y todo un léxico que describía acciones sangrientas propias del “negocio” se convirtieron en la base de estas composiciones surgidas en la  llamada “guerra contra el narco”.

Ante la popularidad  y proliferación de dichas composiciones, en mayo de 2011, el gobernador Mario López Velarde (cuyos mítines de campaña estuvieron amenizados por estos corridos) decretó la modificación del artículo 16, fracción VI, del Reglamento de Alcoholes, para establecer la prohibición de la difusión de los “narcocorridos” y cualquier manifestación que tendiera a enaltecer a criminales y actividades ilícitas, castigando con el retiro de la licencia para vender alcohol a quien violentara dicha disposición.

Ante la reforma, el congreso estatal promovió una controversia en la Suprema Corte, quien resolvió hace unos días que el gobernador se extralimitó en sus funciones con dicha medida, pasando por alto la división de poderes, por lo cual revirtió las modificaciones al reglamento y los narcocorridos volverán a sonar de manera “oficial” en los bares de Sinaloa.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
¿Por qué es importante saber que Jesús no era blanco?
Los historiadores están de acuerdo en que Jesús era un judío de Oriente Medio. Sin embargo, suele representarse como un hombre de raza blanca. La académica australiana Robyn J. Whitaker reflexiona sobre esta cuestión.
18 de abril, 2019
Comparte

Me crié en un hogar cristiano. En la pared de mi habitación colgaba un retrato de Jesús, y allí sigue todavía.

Es cursi y bastante chabacano, como solo algo de los setenta puede serlo, pero cuando era pequeña me encantaba.

En la foto, Jesús se muestra tierno y amable; veo amor en su mirada. Tiene el pelo claro, los ojos azules y la piel muy blanca.

El problema es que Jesús no era blanco. Es normal que la creencia habitual sea la contraria si uno se fija en las iglesias del mundo occidental o visita una galería de arte.

Pero, al no haber una descripción física de Cristo en la Biblia, tampoco hay lugar para la duda: el Jesús histórico, el hombre que fue ejecutado por el Imperio Romano en el siglo I, era un judío de piel oscura procedente de Oriente Medio.

Esta afirmación no es para nada controvertida desde el punto de vista académico.

Sin embargo, es un detalle que parecen olvidar los millones de cristianos que celebrarán la Semana Santa estos días.

En Viernes Santo, los devotos peregrinan hasta las iglesias para adorar a Jesús y recordar su muerte clavado en la cruz.

En la mayoría de los templos, Jesucristo será representado como un hombre blanco, con rasgos similares a los de un individuo anglo-australiano (o europeo).

Cristo entre los apóstoles, Mondadori Portfolio

Mondadori Portfolio/Getty Images
Las imágenes de Jesús en los templos le retratan como un hombre con la piel clara.

Piensa por un momento en el apuesto actor Jim Caviezel, quien interpretó a Jesús en la película de Mel Gibson “La Pasión de Cristo”. Exacto, es irlandés-americano.

Recuerda también algunas de las obras pictóricas de mayor renombre que tienen la crucifixión de Jesús como tema central. Rubens, Grünewald, Giotto… en todos los autores se puede apreciar la tendencia europea a representar a Jesucristo como un hombre blanco.

Pero, ¿qué importancia tiene todo esto? Pues mucha, ya que, como sociedad, somos plenamente conscientes del poder de la representación y de la importancia de la diversidad de los modelos de conducta.

Referentes

Lupita Nyong’o saltó a la fama tras ganar el Óscar a la mejor actriz de reparto en 2013. Desde entonces, la intérprete keniana ha confesado en varias entrevistas que cuando era joven tenía un sentimiento de inferioridad debido a que todos los referentes de belleza que veía alrededor eran mujeres de piel clara.

No fue hasta que la modelo sudanesa Alek Wek se hizo un hueco en el mundo de la moda cuando Nyong’o se dio cuenta de que siendo negra podía ser igual de hermosa.

Si somos capaces de reconocer la importancia de la diversidad étnica y física en los modelos de conducta que aparecen en los medios, ¿qué nos impide hacer lo mismo con la fe? ¿Por qué seguimos permitiendo que la imagen del Jesús blanco sea la que predomina?

Pintura de Jesús del siglo XIX en Turín.

Getty Images
¿Tienes una imagen de Jesús con rasgos europeos?

Numerosas iglesias y culturas representan a Cristo como un hombre de piel oscura o, directamente, negro.

Los cristianos ortodoxos suelen tener una iconografía que difiere sustancialmente de la que exhibe el arte europeo; de hecho, si visitas una iglesia en África, lo más probable es que te encuentres con un Jesús africano.

Sin embargo, imágenes como esa no se ven habitualmente en las iglesias protestantes y católicas de Australia, mi país (ni en las europeas).

Esta diferencia supone una importante pérdida, ya que permite a la comunidad cristiana predominante separar su devoción por Jesús de la atención compasiva que conceden a aquellos que consideran diferentes.

Desconexión cognitiva

Me atrevería a decir, incluso, que la representación tradicional de Cristo produce una desconexión cognitiva en la que un individuo puede sentir un gran afecto hacia Jesús y al mismo tiempo demostrar muy poca empatía por una persona de Oriente Medio.

Asimismo, la afirmación teológica de que los humanos fueron creados a imagen y semejanza de Dios tiene consecuencias: si Dios siempre es representado como un hombre blanco, por defecto los humanos serán blancos, idea bajo la que subyace un racismo latente.

Históricamente, el blanqueamiento de Jesús ha contribuido a que los cristianos hayan perpetrado algunos de los más terribles actos antisemitas documentados. En la actualidad, se continúa manifestando en países como Australia en la frecuencia con que se trata de etiquetar a los australianos no anglosajones como “los otros”.

Semana Santa, Costa Rica

Kryssia Campos/Getty Images
Las procesiones de Semana Santa tampoco muestran a un Jesús negro.

Dios negro

Esta Semana Santa no podré evitar preguntarme cómo serían nuestra iglesia y nuestra sociedad si se aceptara que Jesús tenía la piel oscura; qué pasaría si nos enfrentáramos a la realidad, que no es otra que el cuerpo clavado en la cruz, abatido, torturado y ejecutado públicamente por un régimen opresor, era negro.

Quizá nuestra actitud cambiaría si comprendiéramos que el injusto encierro, abuso y ejecución a los que fue sometido el Jesús histórico tienen más que ver con las experiencias de los indígenas o de los refugiados que con aquellos que ostentan el poder en la iglesia y que se apropian de la imagen de Cristo.

Puede que suene radical, pero no paro de darle vueltas a qué podría cambiar si fuéramos conscientes de que la persona a la que los cristianos llaman Dios no era blanca, sino que el salvador del mundo fue un judío de Oriente Medio.


*Robyn J. Whitaker es profesora del New Testament, Pilgrim Theological College de la Universidad de Divinity en Australia.

estampas de Jesús en Irak

Chris Hondros/Getty Images

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VtZC2ETz-Mk

https://www.youtube.com/watch?v=p7ZPoLzIEsw

https://www.youtube.com/watch?v=HT9u-MOrhXU

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.