Grupo criminal ofrece 600 mil pesos para localizar a facebookero
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Grupo criminal ofrece 600 mil pesos para localizar a facebookero

El administrador buscado por el grupo criminal respondió que no teme por su vida
14 de febrero, 2013
Comparte

Facebook_padres

Dese hace algunos días comenzó a circular un volante en el que un grupo criminal, aún no identificado, ofrece una recompensa para aquella persona que aporte datos exactos para la localización del dueño de una página en internet dedicada a alertar a los ciudadanos sobre las ‘Situaciones de Riesgo’ que se registran en las diversas ciudades de Tamaulipas.

Según se puede leer en el volante, se ofrecen 600 mil pesos a quien aporte información para la localización del dueño de la página “Valor Por Tamaulipas” o a algún familiar cercano, con el objetivo de “callarle el hocico”.

La publicación retomada por “Valor por Tamaulipas” en su página de Facebook también contiene el número de un teléfono celular y advierte a quienes lo leen que se abstengan de jugar con esa información si aprecian la vida de sus seres queridos.

“Valor por Tamaulipas” nació hace más de un año para alertar a los ciudadanos sobre las ‘Situaciones de Riesgo’ en Tamaulipas y actualmente cuenta con más de 145 mil “me gusta”.

Ante las amenazas, el administrador del sitio de Facebook respondió que no teme por su vida con el siguiente post:

“Me siguen llegando imágenes de los volantes por lo que repito el reporte: “Les comparto lo siguiente, un volante de un grupo delictivo que indica me está buscando a mí o a mi familia, les digo que no es necesario que busquen a mi familia…. el problema para ustedes se acaba de raíz con una sola persona que deben de buscar. Ni si quiera los estoy retando sólo les hago más fácil el trabajo, sé que al haber comenzado esto, decidí que mi fin en este mundo sería previo al de muchos otros o al que hubiera llegado naturalmente.

Por cierto no juego a Héroe… hago lo que me corresponde como ciudadano e integrante de la sociedad ante el reto que el crimen organizado representa para la estabilidad de nuestro estado y de nuestro país.

Yo no juego al héroe, le juego al creyente que se aferra con todo su ser a la esperanza de que en algún momento algo cambie en nosotros como seres humanos y habitantes de este país que digamos ya basta a los abusos cometidos por los criminales que nos gobiernan y deciden quienes vivimos o morimos de acuerdo a su gusto y placer.

Ustedes criminales son los que están equivocados en nuestro estado tanto Zetas como CDGs creen que el orden natural de las cosas es que esos dos grupos delictivos nos gobiernen, creen que es correcto que ellos controlen a la autoridad y que la justicia que haya en nuestro estado sea la que ellos profesan. Creen que todos los ciudadanos nos tenemos que rendir ante ustedes, y eso no es así. NO todos nos rendiremos ante ustedes… en nuestro estado son incontables los casos de quienes se han resistido a ustedes, en la mayoría de los casos los buenos son los que terminan perdiendo, pero por lo menos esa gente tiene más dignidad que aquellos que deciden agachar la cabeza y aceptar la tiranía y el esclavismo a que nos tienen sometidos.

Y aún en ese agachar de cabeza, hay un atisbo de dignidad, de inteligencia y de valor, porque a pesar de todo el miedo o el terror que podamos tener, salimos a trabajar, esforzarnos, y ganarnos con el sudor de la frente el pan de cada día, y los logros profesionales y personales que nos hacen sentir orgullosos de ser gente de bien, un ejemplo para las generaciones que nos siguen de colaborar en tener una ciudad, un estado y un país mejor que cuando llegamos a este mundo.

Es inaudito más sin embargo es nuestra realidad hoy día que la gente de bien se debe esconder, de los delincuentes que nos gobiernan, pero sé que en algún momento, algún día, algo moverá a mi gente, a la gente de valor, para reclamar por el medio que sea necesario lo que nos pertenece por derecho, la libertad y el derecho a la vida.

Tamaulipas, he sido muy tajante con muchos, en momentos grosero, me he impacientado, he colocado en riesgo a algunas personas por ser imprudente o por no tener todos los datos a la mano no he sabido defenderme en el momento ni defender a la página de la gente que está vinculada al crimen organizado, a todos les pido perdón sean o no gente de bien, porque lo que he hecho lo he realizado siempre con la mejor intención. Y a los principales a las que todos los días de mi existencia desde que hice VxT le pido perdón es a mi familia. Por ser más cabezón de no parar cuando me lo sugirieron, pero me conocen y saben que no puedo parar cuando me ponen en frente algo que es incorrecto, y que se que tenemos la obligación de hacerle frente.

En ocasiones pasadas he hecho indicaciones, cuando llega algún tipo de amenaza, ahora no será la excepción quiero dejar algunas cosas por escrito por cualquier cosa que pueda llegar a ocurrir.

A todos los que han seguido la página y colaborado les doy las gracias, y les digo que seguiré con ustedes. Les pido que si yo no llegara a regresar alguno de estos días, que si ven alguna foto o video que les digan que soy yo o alguien de mi familia, no les crean, y piensen que estoy muy lejos de todo esto en otro país, huyendo como cobarde y que como siempre el crimen organizado en general de todos los colores y siglas son los responsables de una injusticia más cometida contra nuestro pueblo, para tratar de intimidarlos.

Les pido que se cuiden entre ustedes como lo han hecho hasta ahora y que sigan mostrando al mundo que la gente de Tamaulipas se arriesga a publicar en una página de Facebook, Twitter, o Foros para decirle a su hermano que tenga cuidado al salir a carretera, al ir al trabajo, o regresar de la escuela…

A mis Héroes Civiles y Militares les pido que no se rindan que no se dejen vencer por la corrupción y no permitan que esta siga dañando a las instituciones que forman parte.

A Dios le pido que no me abandone, como nunca lo ha hecho en el pasado, y que me acompañe a continuar esto hasta cuando me sea posible, porque no pretendo parar voluntariamente.

No dejen de cuidarse Tamaulipas, esta página puede desaparecer pero no su corazón y su preocupación por el prójimo sea conocido, desconocido.

Creo pocas veces lo he dicho pero estoy MUY ORGULLOSO de todos ustedes, los que colaboran, los que siguen, los que revisan la información para advertir a sus comunidades. Solo sepan eso, es tonto decir que los quiero, pero que más hago si así lo siento…”


Con información de Proceso

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna contra COVID: por qué algunas dosis acaban en la basura y qué se puede hacer para evitarlo

El mundo vive una carrera por hacerse con las escasas vacunas disponibles contra la COVID. ¿Por qué algunas acaban en la basura o se vacuna a personas no prioritarias?
5 de febrero, 2021
Comparte
Enfermeras cargan dosis de la vacuna en Nantes, Francia.

Reuters
Muchos países se enfrentan al reto de administrar las vacunas antes de que se estropeen.

Golpeado por la pandemia de covid, el mundo se enfrentó primero al reto de desarrollar en tiempo récord una vacuna. Ahora, al de distribuirla a escala planetaria sin malgastar una sola de las preciadas dosis.

Con la oferta de vacunas disponibles lejos aún de cubrir la ingente demanda mundial, los gobiernos han establecido rigurosos planes de vacunación que establecen los colectivos que deben ser vacunados primero: generalmente, personas mayores, enfermos crónicos y trabajadores de los servicios de salud.

Sin embargo, no han tardado en aparecer las noticias de personas no pertenecientes a estos grupos prioritarios que recibían la vacuna, o, algo más sorprendente aún, de dosis que acababan en el cubo de la basura.

En la ciudad de Trelew, en la Patagonia argentina, la prensa local informó de que hubo que desechar 140 dosis de la vacuna rusa Sputnik-V porque se había roto la cadena de frío en su conservación.

En España, el general al mando de las Fuerzas Armadas tuvo que dimitir después de que se hiciera público que había recibido la vacuna, pese a que algunos de sus colaboradores les dijeron a los medios españoles que lo había hecho precisamente para evitar que se echaran a perder las dosis sobrantes en su departamento tras vacunar a las personas prioritarias.

En México, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, condenó por “inmoral” al médico que vacunó a dos familiares después de un error en el sistema de citas del hospital en el que trabaja.

Son solo algunos ejemplos de noticias que han provocado malestar y críticas en muchos países cuando la mayoría de la gente sigue a la espera y en muchos casos aún sujeta a distintos grados de confinamiento.

El desafío de optimizar las vacunas

Lo cierto es que los sanitarios se pueden ver a veces ante un incómodo dilema, ya que las vacunas requieren condiciones especiales de conservación y, en algunos casos, sobre todo en pequeñas localidades o lugares alejados, no pueden cumplirse a rajatabla los estrictos criterios fijados por los gobiernos.

La vacuna fabricada por Pfizer, por ejemplo, debe conservarse a temperaturas muy bajas y, una vez descongelada, ha de usarse antes de 5 días.

La Sputnik-V se comercializa en ampollas de cinco dosis, por lo que si se quiere evitar malgastar ninguna, debe haber un número igual de pacientes listos para recibir el pinchazo.

Una profesional de la salud recibe la vacuna en un hospital de Ciudad Juárez, México.

Reuters
Los trabajadores sanitarios figuran entre los colectivos prioritarios en la mayoría de países.

Como explicó en conversación con BBC Mundo el doctor Pablo Bonvehí, jefe de la sección Infectología y Control de Infecciones del CEMIC, un centro de investigación médica de Buenos Aires, “la prioridad es no desperdiciar la vacuna“.

“Una campaña de vacunación, y más una como esta, es siempre un gran desafío de ingeniería”, indica el experto. Y no siempre es posible acomodar la disponibilidad de vacunas con el número de pacientes dispuestos a ponérsela, su disponibilidad para acercarse a los centros de vacunación a recibirla y las necesidades de espacio para mantener la distancia social en ellos.

A esto se suma el problema de los pacientes que no acuden a las citas programadas, sea porque no pueden desplazarse o porque, como los seguidores del movimiento antivacunas, rechazan la inmunización o desconfían de los gobiernos y los fabricantes de medicamentos.

¿Qué hacer entonces con la dosis sobrante cuando ya se ha cubierto el cupo de pacientes prioritarios agendados para el día?

Contenedores de residuos sanitarios en Manchester, Inglaterra.

Getty Images
En algunos países ya ha habido noticias de vacunas que acaban en la basura.

En Estados Unidos ya ha habido centros sanitarios que han empezado a convocar por la emisora de emergencias a los paramédicos que quieran vacunarse una vez cubierto el cupo diario para evitar que se echen a perder las dosis sobrantes.

Y un equipo médico del estado de Oregón que quedó atrapado en una congestión de tráfico comenzó a vacunar a otros automovilistas retenidos ante la imposibilidad de volver a refrigerar a tiempo las dosis que llevaban consigo.

Mejor en un brazo que en el cubo de la basura

Ante la emergencia sanitaria global, los centros médicos a nivel local se enfrentan al desafío de vacunar a la mayor cantidad de gente en el menor tiempo posible, conservando adecuadamente las vacunas y priorizando a los grupos de población de riesgo establecidos por las autoridades nacionales.

En esa tarea titánica, han encontrado una inesperada colaboración en los grupos de espontáneos que hacen fila junto a las clínicas y los centros de vacunación a la espera de que se les administre alguna de las dosis no utilizadas, una imagen cada vez más frecuente en Estados Unidos y en Israel, el país que lidera la frenética carrera global por la vacunación.

“A todas las dificultades se suma la de la incertidumbre acerca de las dosis que se van recibir y cuándo”, señala el doctor Bonvehí.

Para los dispensarios locales se complica aún más llevar una planificación adecuada de la vacunación ya que en muchos casos los gobiernos tampoco han podido ofrecer un calendario claro de vacunación y son ellos quienes centralizan la adquisición de los medicamentos.

Un hombre carga una bombona de oxígeno en Manaos, Brasil.

Reuters
América Latina es una de las regiones más golpeadas por la pandemia y muchos países aún no han podido comenzar a vacunar.

Para los países de renta media, como la mayoría de los de América Latina, que se encuentran detrás de los más ricos en la lista de espera global por recibir la vacuna en la cantidad y con la regularidad suficientes, hacer un uso óptimo de las que llegan se hace más crítico si cabe.

Bonvehí propone que “en las citas se llame a pacientes suplentes, para que, si alguien no se presenta, no haya que desperdiciar ninguna dosis”.

Y la Organización Mundial de la Salud ha pedido que los países más prósperos, que han comprado muchas más dosis de las necesarias para vacunar a toda su población, envíen las que no usen a los países en desarrollo.

Todo, porque, como le dijo Amesh Adalja, especialista en enfermedades infecciosas de la Johns Hopkins University, a la cadena NPR, “una vacuna en un brazo siempre va a ser mejor que una vacuna en el cubo de la basura”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PY2lDqGL8n0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.