Me amparé en el Torito porque tenía frío, hambre y sed: Niño verde

Además, el senador del PVEM negó que él o sus acompañantes hayan lanzado amenazas a los policías.

Me amparé en el Torito porque tenía frío, hambre y sed: <i>Niño verde</i>
Foto: Cuartoscuro.
Foto: Cuartoscuro.
Foto: Cuartoscuro.

El senador del PVEM, Jorge Emilio González, quien el fin de semana fue remitido al Torito por conducir con alcohol en la sangre, dijo que decidió ampararse porque tenía frío y no había nada de comer ni beber.

Según Reforma, González concedió una entrevista en el Senado de la República, donde dijo que  en el Torito ““no te dejan meter chamarra ni nada (…) no había nada de comer, no había agua para tomar, entonces pues uno ya está cansado a las siete de la mañana”.

Por otra parte, en entrevista con Denise Maerker para Radio Fórmula, el legislador conocido popularmente como El niño verde aseguró que se identificó con otro nombre –Jorge Rodríguez- “para que no fueran a decir que me escudaba en mi fuero”.

Además, explicó que en el Centro de Sanciones Administrativas –el Torito- ya se identificó con su verdadero nombre: “lo que no quería es que dijeran que me estaba escudando en fuero de senador para evadir mi falta administrativa”.

Además, González detalló que en el Torito, ahí mismo, tramitan los amparos para que puedas salir y cumplir tus faltas después: “voy a regresar el sábado en la mañana, me faltan 13 horas”, aseguró el legislador.

Sobre las supuestas amenazas que hicieron sus guardaespaldas a los policías, diciéndoles que perderían su trabajo, Jorge Emilio González dijo que él iba con unos amigos y que nunca amenazó a nadie y que “según yo, nadie amenazó a nadie”.

¿Qué pasó?

Jorge Emilio González fue detenido en el alcoholímetro ubicado en Reforma y Campos Elíseos en la madrugada del domingo. Según el propio senador del PVEM, fue a cenar con sus amigos y ahí tomó cuatro tequilas. El senador del verde manejó porque, dijo, su chofer fue a cenar.

De acuerdo con los primeros reportes, el legislador se identificó como Jorge Rodríguez de 40 años y se negó a someterse a la prueba “porque ya sabía que era falta administrativa (…) para agilizar el trámite”.

Escucha la entrevista completa:

Políticos al Torito

En marzo de 2012, el jefe delegacional de la Magdalena Contreras, Eduardo Hernández Rojas, pasó más de ocho horas en el Torito por conducir en estado de ebriedad.

En junio de 2012, Manuel Espino, ex dirigente del PAN, fue trasladado al Torito por superar los mínimos establecidos en el examen de alcoholemia (0.40).

En 2010, al priista y ex secretario de Hacienda, Jesús Silva-Herzog le tocó visitar el Torito por haber registrado 0.44 en la prueba de alcoholemia.  

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.

Close
Comentarios