close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Me amparé en el Torito porque tenía frío, hambre y sed: Niño verde
Además, el senador del PVEM negó que él o sus acompañantes hayan lanzado amenazas a los policías.
18 de febrero, 2013
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

El senador del PVEM, Jorge Emilio González, quien el fin de semana fue remitido al Torito por conducir con alcohol en la sangre, dijo que decidió ampararse porque tenía frío y no había nada de comer ni beber.

Según Reforma, González concedió una entrevista en el Senado de la República, donde dijo que  en el Torito ““no te dejan meter chamarra ni nada (…) no había nada de comer, no había agua para tomar, entonces pues uno ya está cansado a las siete de la mañana”.

Por otra parte, en entrevista con Denise Maerker para Radio Fórmula, el legislador conocido popularmente como El niño verde aseguró que se identificó con otro nombre –Jorge Rodríguez- “para que no fueran a decir que me escudaba en mi fuero”.

Además, explicó que en el Centro de Sanciones Administrativas –el Torito- ya se identificó con su verdadero nombre: “lo que no quería es que dijeran que me estaba escudando en fuero de senador para evadir mi falta administrativa”.

Además, González detalló que en el Torito, ahí mismo, tramitan los amparos para que puedas salir y cumplir tus faltas después: “voy a regresar el sábado en la mañana, me faltan 13 horas”, aseguró el legislador.

Sobre las supuestas amenazas que hicieron sus guardaespaldas a los policías, diciéndoles que perderían su trabajo, Jorge Emilio González dijo que él iba con unos amigos y que nunca amenazó a nadie y que “según yo, nadie amenazó a nadie”.

¿Qué pasó?

Jorge Emilio González fue detenido en el alcoholímetro ubicado en Reforma y Campos Elíseos en la madrugada del domingo. Según el propio senador del PVEM, fue a cenar con sus amigos y ahí tomó cuatro tequilas. El senador del verde manejó porque, dijo, su chofer fue a cenar.

De acuerdo con los primeros reportes, el legislador se identificó como Jorge Rodríguez de 40 años y se negó a someterse a la prueba “porque ya sabía que era falta administrativa (…) para agilizar el trámite”.

Escucha la entrevista completa:

Políticos al Torito

En marzo de 2012, el jefe delegacional de la Magdalena Contreras, Eduardo Hernández Rojas, pasó más de ocho horas en el Torito por conducir en estado de ebriedad.

En junio de 2012, Manuel Espino, ex dirigente del PAN, fue trasladado al Torito por superar los mínimos establecidos en el examen de alcoholemia (0.40).

En 2010, al priista y ex secretario de Hacienda, Jesús Silva-Herzog le tocó visitar el Torito por haber registrado 0.44 en la prueba de alcoholemia.  

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Rafael Correa sobre el arresto de Julian Assange: Es una de las traiciones más grandes en la historia latinoamericana
El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, arremetió contra el actual mandatario del país, Lenín Moreno, en su análisis sobre la detención del fundador de WikiLeaks, Julian Assange.
12 de abril, 2019
Comparte

Una venganza personal y una traición. En estos términos califica el expresidente de Ecuador Rafael Correa la expulsión del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, de la embajada ecuatoriana en Londres y su posterior arresto este jueves.

Correa señala directamente al actual presidente de su país, Lenín Moreno, como responsable de “una de las traiciones más grandes de la historia latinoamericana”.

En entrevista concedida a la BBC en Bruselas, Bélgica, Correa afirmó que la detención de Assange no le sorprende, aunque sí le resulta increíble “la brutalidad con la que se llevó a cabo”.

Cuestión de horas

“La suerte de Julian Assange ya estaba echada”, dijo Correa, que presidió Ecuador de 2007 a 2017.

“Desde el inicio de su gobierno, Lenín Moreno negoció con Estados Unidos la entrega de Julian Assange; eso ya se sabe, no es opinión, hay pruebas.

“Cuando recibió a Paul Manafort (exconsejero de Donald Trump) el 30 de mayo de 2017, testigos presenciales dicen que el mismo Lenín Moreno ofreció entregar a Julian Assange a cambio de que EE.UU. le dé ayuda financiera.

“Luego recibió al vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, el año pasado y acordaron tres cosas: aislar a Venezuela, dejar en la impunidad a Chevron y sacar a Julian Assange de la embajada de Ecuador”, señaló.

“Lenín Moreno es una marioneta de Estados Unidos”, denunció el exmandatario.

Caso de corrupción

Para Correa, el elemento que terminó por acelerar el desenlace de este jueves fue la difusión por parte de WikiLeaks de los Papeles INA, un caso de corrupción que supuestamente involucra a Moreno y su familia.

“El último factor fue que WikiLeaks publicó hace unos días un caso de corrupción muy serio que implica a la familia de Lenín Moreno y al propio Lenín Moreno”, señaló el exmandatario.

“Es el final para él, terminará en la cárcel. Por eso, por venganza, quiso sacar a Assange de la embajada antes de salir del gobierno”.

Respeto al derecho internacional

Correa reveló que durante su presidencia, el gobierno ecuatoriano mantuvo conversaciones sobre el caso Assange, también con Suecia, “en el más estricto marco de respeto mutuo”.

“Somos -o éramos- un país soberano, no teníamos que pedir permiso a nadie para otorgar un asilo”, expuso.

“Jamás hemos querido impedir la marcha de la justicia, como se quiso decir en un momento. Suecia siempre pudo interrogar a Julian Assange en la embajada, como finalmente lo hizo, pero después de muchos años”.

El exmandatario contó que su gobierno revisó el caso de Assange durante dos meses antes de concederle el asilo en junio de 2012 y explicó por qué lo aprobaron.

“No estuvimos de acuerdo con todo lo que (Assange) hizo. Por ejemplo, creo que los países sí necesitan mantener alguna información confidencial.

“Lo que quisimos impedir después de estudiar su caso es que lo extraditaran a EE.UU. donde los halcones norteamericanos querían juzgarlo con una ley que incluía la pena de muerte.

“No tenía posibilidades de un juicio justo y podía exponerse a la pena de muerte, lo cual contradice la Constitución ecuatoriana, contradice el sistema interamericano de derechos humanos, la Convención de San José, y contradice todos los instrumentos de derechos humanos”, subrayó.

Qué pasará con Assange

El expresidente ecuatoriano le dijo a la BBC que, durante su gobierno, tanto Reino Unido como Estados Unidos no se atrevieron a presionarle a él directamente, aunque sí hubo conversaciones entre cancilleres y embajadores.

“El gobierno británico fue muy arrogante, no quisieron ser flexibles. La solución estaba en sus manos, que le hubieran dado un salvoconducto para que abandonara la embajada”, opinó.

En cuanto a lo que pasará con el fundador de WikiLeaks a partir de ahora, Correa tiene una imagen bastante clara: “Yo creo que va a ser extraditado, espero que no lo sea, pero no veo otra opción. Para eso lo sacaron de la embajada, para entregárselo a los estadounidenses”.

*La entrevista fue realizada por Bruno Boelpaep, periodista de la BBC en Bruselas.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=mfGm5vf86M8

https://www.youtube.com/watch?v=gYz4XUuO_rk

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.