Piden diversas ONG política energética sustentable
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Piden diversas ONG política energética sustentable

Organizaciones piden que la Estrategia Nacional de Energía 2013-2027 sea coherente con el desarrollo sustentable y de bajo carbono
26 de febrero, 2013
Comparte
Contaminación

Contaminación

Ante la próxima aprobación de la Estrategia Nacional de Energía 2013-2027 (ENE) – principal instrumento en política energética para México- organizaciones de la sociedad civil pidieron a los poderes Ejecutivo y Legislativo que este documento sea coherente con el desarrollo sustentable y de bajo carbono.

Organizaciones alertaron de que en caso de que la ENE continúe con el impulso de fuentes de energía como petróleo y gas no convencionales, ni energía nuclear, existe un gran riesgo de que sea un instrumento opuesto a la política sobre cambio climático presentada por el Presidente Enrique Peña Nieto en la instalación de la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático, el pasado 29 de enero.

En ese sentido, las organizaciones Centro Mexicano de Derecho Ambiental; Comunicación y Educación Ambiental; el Centro para el Transporte Sustentable-EMBARQ México; Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia; FUNDAR; Heinrich Böll Stiftung; Greenpeace México; el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo; y Transparencia Mexicana presentaron los puntos que consideran debe contener la ENE para ser un instrumento que verdaderamente abone a mitigar los impactos del cambio climático:

–          Armonizar metas y objetivos con la Ley General de Cambio Climático. Considerando que el 67.3 por ciento de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) –responsables del calentamiento global-provienen del sector energético, la ENE requiere facilitar y promover la reducción del 30 por ciento de las emisiones de Bióxido de Carbono equivalente (CO2eq) al 2020. Esto significa reducir 150 millones de toneladas de CO2eq por año en la producción y consumo energético.

–          Establecer metas concretas para el aprovechamiento de energías renovables y la mayor eficiencia energética. Los últimos estudios anuncian la capacidad económicamente competitiva de instalar 19 gigawatts (GW) con fuentes renovables al 2018, el 29 por ciento de la matriz de energía eléctrica. En materia de eficiencia energética, se requiere de metas concretas, considerando las crecientes necesidades energéticas de todos los sectores del país.

–           No promover la explotación de petróleo y gas no convencionales, ni de energía nuclear. Los recursos que se asignan a este tipo de proyectos deben ser redirigidos a la promoción de fuentes de energía renovable. Los proyectos petroleros en aguas profundas conllevan riesgo ambiental, su desarrollo contradice el criterio de reducir progresivamente los impactos ambientales del sector energético. Después de Fukushima, no debe haber incremento en la participación de la energía nuclear por el riesgo que representa.

–           Reducir el consumo de combustibles fósiles en el transporte. El transporte constituye el 22 por ciento de las emisiones totales de GEI, lo que equivale a 166 millones de toneladas de CO2e. La ENE debe promover combustibles limpios, particularmente con bajo contenido de azufre, que permitan la adopción de tecnologías de punta para el control de emisiones dentro del sector transporte, así como la eficiencia energética mediante la implementación de normas vehiculares.

–            Metodología para contabilización de externalidades. La ENE debe garantizar que la producción de energía incorpore criterios que no son tomados en cuenta en los costos y que tienen impactos que pueden ser cuantificados económicamente. Es el caso de criterios ambientales como la emisión de CO2, residuos, afectación a la biodiversidad, entre otros; así como criterios sociales: mala calidad del aire, impactos a la salud, afectación del entorno y de los derechos humanos y de la situación de las mujeres, de los pueblos indígenas y tribales.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Pueden los niños desarrollar COVID-19 de larga duración?

Según un estudio del King's College de Londres es posible, pero las cifras son bajas: menos de uno de cada 20 sufre síntomas por más de cuatro semanas.
28 de agosto, 2021
Comparte

Los niños que se enferman de coronavirus rara vez experimentan síntomas a largo plazo, y la mayoría se recupera en menos de una semana, según revela una nueva investigación.

Científicos del King’s College de Londres dicen que si bien un grupo pequeño puede experimentar una prolongación en el tiempo de los síntomas, los números son bajos.

Los síntomas reportados más comunes fueron dolor de cabeza y cansancio.

De acuerdo con un experto del Colegio Real de Pediatría y Salud Infantil británico, la información recabada por el estudio refleja lo que los médicos ven en la práctica.

Uno de cada 20

En comparación con los adultos, los niños son menos propensos a enfermarse de covid-19.

Muchos niños que se infectan no desarrollan síntomas y, aquellos que lo hacen, tienden a padecer un cuadro más leve de la enfermedad.

Este estudio, revisado por pares y publicado en la revista Lancet de Salud Infantil y Adolescente, buscó analizar cómo la covid afecta a los niños y cómo se compara con otras enfermedades respiratorias.

La información analizada fue provista por los padres o encargados de los niños a la app británica Zoe.

El estudio analizó los casos de 1,734 niños de entre cinco y 17 años que habían desarrollado síntomas y dieron positivo en la prueba de covid entre septiembre de 2020 y febrero de 2021.

Menos de uno de cada 20 de los que tenían covid experimentó síntomas por cuatro semanas o más, y uno de cada 50 tuvo síntomas durante más de ocho semanas.

En promedio, los niños mayores estuvieron enfermos durante un poco más de tiempo que los niños de la escuela primaria.

Prueba de covid en una niña

Getty Images
Es común que muchos niños den positivo en la prueba de PCR pese a no tener síntomas.

Los niños de entre 12 y 17 años tardaron una semana en recuperarse, mientras que para los niños más pequeños la enfermedad duró cinco días.

Los síntomas más frecuentes que se reportaron fueron cansancio y dolor de cabeza. Otros síntomas comunes incluyeron dolor de garganta y perdida de olfato.

No se reportaron síntomas neurológicos como ataques o convulsiones.

“Escuchar a las familias”

El equipo también observó un número igual de niños que tenían síntomas pero dieron negativo en la prueba de covid.

Solo unos pocos niños, 15 de 1.734, tuvieron síntomas durante al menos 28 días, menos de uno de cada 100.

Emma Duncan, profesora de endocrinología clínica en el King’s College de Londres, quien trabajó en la investigación, dijo que el “mensaje que deja el estudio” es: “¿Pueden los niños tener una enfermedad prolongada después de sufrir covid-19? Sí, pueden, pero no es común y la mayoría de estos niños mejora con el tiempo“.

“Los niños también pueden tener síntomas prolongados de otras enfermedades. Necesitamos cuidar a todos los niños que tienen enfermedades prolongadas, independientemente de si esa enfermedad es covid-19 o cualquier otra cosa”.

Michael Absoud, médico especialista en neurodiscapacidad pediátrica del Hospital Infantil Evelina en Londres, y autor principal del estudio, dice que es importante escuchar a las familias que dicen que sus hijos tienen síntomas.

“Si estás preocupado por tu hijo, lo primero que debes hacer es ir a tu médico de cabecera y describir sus síntomas particulares”, explica.

Niña hablando con su abuela por internet

Getty Images
Aunque las consecuencias de la covid no sean graves en los niños, el problema es que pueden contagiar la enfermedad a los miembros más vulnerables de la familia.

“Ellos pueden darte información o derivarlo a un pediatra. Es importante recordar que puede haber algo más”.

En opinión de Liz Whittaker, especialista en enfermedades infecciosas del Colegio Real de Pediatría y Salud Infantil, que no estuvo involucrada en la ivestigación: “El estudio es tranquilizador para la mayoría de los niños y jóvenes que desarrollan infección por SARS-CoV-2, y refleja lo que los pediatras estan viendo en la práctica”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9RF0a9vccwA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.