¿Por qué deberíamos grabar nuestras charlas telefónicas?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Por qué deberíamos grabar nuestras charlas telefónicas?

De ser una práctica exclusiva para grandes corporaciones, ya existen tecnologías que nos permiten grabar cualquier conversación que tengamos, incluso quieren crear un "Google" de voz.
2 de febrero, 2013
Comparte

Están proliferando una nueva clase de servicios que nos permiten grabar nuestras llamadas telefónicas, almacenarlas en la nube y transcribirlas para luego poder realizar búsquedas con palabras clave en una base de datos.

El sistema de llamadas Skype, ofrece a sus clientes una serie de aplicaciones para grabar conversaciones diseñadas por compañías como Amolto, Callnote y PrettyMav.

En la tienda de aplicaciones de Apple se pueden encontrar otras como CallRec.me de MotionApps, que permite a los usuarios de iPad y iPhone grabar y transcribir las conversaciones de teléfono.

Pero una nueva aplicación llamada Calltrunk, ha sido galardonada con varios premios al mejor emprendimiento tecnológico en Reino Unido al permitir grabar conversaciones realizadas desde cualquier teléfono, en cualquier lugar y realizar búsquedas por palabras clave en una base de datos en audio almacenada en sus servidores.

Calltrunk espera que su sistema ARGOsearch sea para las llamadas de voz lo que Google fue para la búsqueda de imágenes.

Grabaciones personales

La empresa ha ganado ya tres premios por el modo en que su motor de búsqueda indexa los audios y luego les añade metadata para aportar valor añadido a la experiencia de búsqueda.

Cindy Provost, de 46 años, de Massachusetts, Estados Unidos, cuenta que la aplicación le fue muy útil como comandante y profesora de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Ella suele grabar las conversaciones que mantiene con sus sobrinos.

“Nos mudamos mucho porque estamos en el ejército, así que no logro ver a mi familia tan a menudo como me gustaría”, cuenta.

“Las conversaciones con mis sobrinos son muy importantes para mí. De hecho, ser capaz de escucharlas de nuevo me ayudó a afrontar un reciente tratamiento de cáncer de mama”.

Cindy también tiene dos abuelas, una de 100 años y la otra a punto de cumplirlos.

“Ya he empezado a grabar sus historias habladas cuando las veo en persona”, dice, “voy a empezar a grabar sus conversaciones telefónicas también usando el servicio de grabación de voz”.

No es nuevo

Calltrunk puede grabar y almacenar conversaciones hechas a través de cualquier teléfono, ya sea fijo o móvil, y ha amasado ya más de 20.000 clientes en todo el mundo en su primer año de operaciones.

Por supuesto que no hay nada nuevo en grabar las conversaciones telefónicas. Los centros de llamadas y centros de ayuda al cliente han estado grabando conversaciones con clientes por años “para objetivos de entrenamiento”, y lo mismo hacen las instituciones financieras con las llamadas a móviles.

En Estados Unidos los sistemas más conocidos son Nice Systems y Verint Systems, ambos especializados en recolectar y analizar la voz, el video o texto en tareas de vigilancia.

Muchos de sus clientes son grandes empresas, sin embargo con la aparición de tecnologías como Calltrunk éstas sienten la presión para reducir sus costos.

Esta podría ser una de las razones por la que las dos empresas están pensando en fusionarse, lo que podría echarles encima a los reguladores anti-monopolio.

El Google de la voz

Mientras las grandes empresas están bien servidas en este sentido, hasta ahora había pocas opciones para particulares y pequeñas empresas.

Richar Newton, director de marketing de Calltrunk dice que “las empresas nos graban. ¿Por qué no podemos grabarlas a ellas? Si se da una disputa, ellos tienen las cartas. Queríamos poner el poder en manos de los consumidores”.

Pero según añade el atractivo del servicio es más amplio que el mero equilibrio de poderes en caso de disputa.

Cada vez son más comunes los sensores portátiles, como Fitbit de Nike, que registra nuestros movimientos y patrones de sueño. En las redes sociales subimos fotos registrando momentos clave de nuestras vidas, tecnología como Livescribe nos permite digitalizar lo que escribimos y circuitos cerrados de televisión controlan nuestros movimientos por las calles.

“Vemos la grabación de conversaciones como la próxima parte del viaje”, dice Newton.

“ARGOsearch ayudará a la gente a convertir cientos de miles de horas de conversaciones desestructuradas en algo útil y valioso”.

Poder para el consumidor

Pero James Barford, analista de telecomunicaciones de Enders Analysis, advierte que todavía hay que convencer a los consumidores a la hora de generalizar la grabación de voces.

“Hay claras aplicaciones para esta tecnología en ciertas industrias, particularmente en servicios financieros, pero hay que usar la imaginación a la hora de ver cuán útil serían para el consumidor en general”.

Erik Snider, director de comunicaciones corporativas de NICE Systems, dice que la compañía no está considerando extender el grabado y análisis de llamadas a particulares.

Investigaciones indican que la gente tiende a mentir menos cuando saben que las conversaciones están grabadas. Abogados, médicos y otros profesionales a menudo usan jerga que es difícil de entender al principio, empresas prometen entregar proyectos en una fecha específica, y con estos sistemas, uno podría tener una evidencia.

“Todos estamos a favor de dar más poder al consumidor, pero por el momento todavía pueden pedir que se les entregue la conversación grabada, así que la pregunta es: ¿Qué ofrecería este servicio de grabación de llamadas al consumidor?, pregunta Snider.

¿Es legal?

Otro cuestionamiento es la legalidad de esta práctica. Calltrunk mantiene que cuando se graban conversaciones con fines privados, mientras ésta no se comparta con terceros, sólo una persona debe estar al tanto y consentir con la grabación.

Anthony Lee, experto en protección de datos y privacidad de la firma de abogados Bircham Dyson Bell está de acuerdo aunque con un “pero”.

“Esto no aplica si quieres usar a un tercero, como un servidor en la nube, para que almacene las grabaciones, sobre todo si hay datos personales sensibles”.

“El consentimiento informado y, en ocasiones, el consentimiento explícito de un individuo o individuos involucrados será requerido. Será interesante ver qué práctica emerge de ahí”.

Grabar conversaciones en las que estás involucrado es una cosa. Grabar a otra gente sin su consentimiento es ilegal en muchos países sin una orden judicial”.

Calltrunk no está de acuerdo y cree que la ley es análoga a la que se refiere a correos electrónicos que, técnicamente hablando, requieren el consentimiento de quien los envía antes de que los puedas reenviar. Algo que prácticamente nadie hace.

Lo que es cierto es que la ley difiere mucho de país en país. En Reino Unido, Canadá y algunos estados de Estados Unidos, este consentimiento de una sola parte es adecuado, sin embargo en países como Reino Unido muchas empresas dicen a la gente que sus llamadas están siendo grabadas.

En 15 estados estadounidenses sin embargo, todas las partes tienen que consentir, y lo mismo pasa en Australia.

En otras palabras, antes de grabar nada es importante revisar cuál es la situación legal donde uno vive.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Martes 13 y otras situaciones, objetos y animales que ¿traen mala suerte?

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.
13 de octubre, 2020
Comparte

En martes, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes.

El dicho popular recomienda no hacer nada arriesgado el martes, por considerarse un día de mala suerte.

Se trata de un famoso refrán del idioma español que tiene su base en la superstición.

Según detalla la página web del Instituto Cervantes, esto se debe a que este día de la semana estaba consagrado a Marte, el dios de la guerra en la mitología latina, por lo que se consideraba un día de mal agüero para emprender algo importante.

También aclara que en la antigüedad tenía la misma connotación para los egipcios y los turcos y que algunos historiadores españoles relacionaban la superstición porque “los martes se produjeron algunas importantes derrotas de los moros a las tropas cristianas”.

La complicación del 13

Pero parece que, además de martes, el problema se agudiza cuando es 13.

Los países anglosajones tienen su versión también del día de mala suerte: el viernes 13.

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.

También es el capítulo del Apocalipsis o Revelación de la Biblia y en el que habla de una bestia, la causa de todo mal.

Y hasta existe la fobia al número 13: la triscaidecafobia.

Número 13

Lo concreto es que no hay una bibliografía que respalde cada una de estas creencias populares que muchas de ellas se remontan a tiempos inmemoriales.

Pero la mala suerte no solo está representada en el número 13 (para muchos), sino que también se aparece en animales, acciones y determinadas situaciones, etc.

Pero, ¿por qué y cuáles son? En BBC Mundo hicimos un listado.

La sal derramada

sal

Durante siglos y siglos, la sal tuvo un rol importante en las culturas.

Desde utilizarla para condimentar y conservar los alimentos hasta utilizarla como una forma de moneda de intercambio que luego dio origen a la palabra salario.

Por eso, derramar sal es signo de mal presagio para muchos.

También existe la superstición de que no se debe pasar el salero de mano en mano, sino que se apoya en la mesa, por la misma razón anterior: por miedo a que se derrame.

¿Qué culpa tendrá el gato?

Gato negro

Muchas personas consideran que es mala suerte que un gato negro se cruce por delante.

Para el cristianismo, los gatos de color negro eran símbolos del mal y estaban asociados a las brujas.

Sin embargo, para la cultura egipcia eran animales de adoración.

La escalera

Mujer camina debajo de escalera

El origen de por qué pasar debajo de una escalera es de mala suerte también es variado.

Una escalera apoyada en una pared forma un triángulo, forma que el cristianismo representa la santísima trinidad, por lo que atravesarlo, era señal de desafiar lo sagrado.

Otra creencia sostiene que está relacionada a las ejecuciones por ahorcamiento, ya que el verdugo debía subir a una escalera para colocar la soga y luego para retirar el cuerpo.

Abrir paraguas bajo el techo

Este es otro caso de superstición que no tendría un origen común.

El paraguas es un antiguo invento chino que fue pasando de cultura a cultura para distintas funciones hasta la actualidad.

Pero en un principio el paraguas era utilizado por reyes como sombrilla para bloquear los rayos del sol, por eso abrirlo en un lugar con sombra era un sacrilegio.

Hombre sostiene un paraguas

Otra creencia sostiene que si una persona abre un paraguas bajo techo, se trata de una doble protección, por lo que trae mala suerte.

Y tal vez, el más racional de todos, es que si abres un paraguas dentro de tu casa, puedes causar un accidente.

Romper un espejo

Espejo roto

La creencia dice que si rompes un espejo tendrás 7 años de maldición.

Todo surge de la catoptromancia, que es la adivinación por medio del espejo.

El espejo era un elemento que se utilizaba para la magia por lo que si se rompía, el futuro sería aterrador.

La mala fama del pie izquierdo

Sin duda esta no aplicaría a los grandes jugadores de fútbol zurdos, pero es una creencia popular que la gente que se levanta por las mañanas de mal humor, es porque lo hicieron con el pie izquierdo.

Además, durante la historia, siempre se dio preponderancia a todo lo que sucedía a la derecha, por el movimiento de la tierra, la mayoría de las personas son diestras, los santos están a la derecha de Dios, etc.

Y, entre tantos otros motivos sobre lo malo del lado izquierdo, la mala suerte también estaría relacionada con que los pescadores no subían a una embarcación por babor, es decir por la izquierda.

Tijeras

Tijeras

La creencia popular sostiene que dejar las tijeras abiertas mientras no se usen son sinónimo de atraer mala suerte.

Otra sostiene que regalar tijeras equivale a desear el mal.

Si bien se desconoce su origen, en la mitología griega la Moira Átropos (una de las tres que decidían el destino) cortaba con tijeras el hilo de la vida.

Y hay más…

Si bien existen innumerables tradiciones que atraen la mala suerte, también existen muchas otras para evitarla y otras tantas que atraen la buena suerte.

Cruzar los dedos

Cruzar los dedos

Además de cruzar los dedos para protegerse de la mala suerte, también muchos lo hacen para pedir que un favor se cumpla, o cuando se quiere incumplir lo que se jura.

Aparentemente, en la antigüedad, existía la costumbre de que dos personas enlazaran sus dedos índices formando una cruz para expresar un deseo.

Tocar madera

Se cree que la madera es un elemento de protección, por eso cuando algo sucede muchos tocan madera para librarse de ese mal.

Su origen provine de los pueblos celtas en Europa que solían adorar a los árboles porque a través de ellos una persona se librara de una dolencia y la enviaba a la tierra.

Y tú, ¿crees en alguno?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.