7 de cada 10 mexicanos católicos apoyan renuncia del Papa: Parametría
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

7 de cada 10 mexicanos católicos apoyan renuncia del Papa: Parametría

Según el último estudio de la casa encuestadora, los mexicanos no católicos son los que más están en desacuerdo con la renuncia de Benedicto XVI
Por Parametría
6 de marzo, 2013
Comparte

La inesperada renuncia de Joseph Ratzinger como máximo representante de la Iglesia católica asombró al mundo entero. En México, la dimisión de Benedicto XVI causó gran revuelo, la noticia llegó a oídos de la mayoría de la población: el 95 por ciento se enteró de la decisión que tomó el soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano. Sin embargo, de acuerdo con la última encuesta en vivienda de Parametría, seis de cada diez mexicanos avalan la abdicación del pontífice por cuestiones de edad .

para_papa001

Pese a la sorpresa, el 64 por ciento de los entrevistados coinciden en que el Papa puede dejar el cargo de Sumo Pontífice cuando lo considere conveniente, contrario al 25 por ciento que considera que Benedicto XVI debe permanecer a la cabeza de la Iglesia católica hasta que muera. La aceptación del ‘retiro papal’ es generalizada, pero está se acentúa en las mujeres, el 66 % concuerda con que la persona que ocupe el papado pueda dimitir, tres puntos porcentuales más que los hombres.

De igual manera, el 73 % de los adultos de 46 a 55 años son los que más apoyan la decisión de Ratzinger de concluir con su pontificado. Esta percepción es reforzada por el 67 % de aquellos que se declaran católicos, y por el 74 % de los entrevistados con secundaria o preparatoria incompleta. Los oponentes a la posibilidad de la renuncia o abdicación del Papa son aquellos que expresaron ser practicantes distintos de los católicos, protestantes, cristianos o testigos de Jehová, así como los encuestados sin educación formal.

para_papa002

La opinión de la población es consistente, seis de cada diez entrevistados también creen que la abdicación de Ratzinger del cargo de Papa no afectará a la Iglesia católica. Los mexicanos distinguen que la conclusión del papado de Benedicto XVI no es el fin de la institución religiosa, aunque el Papa sea la cabeza de la organización apostólica, ésta no se verá mermada por la repentina declinación del jerarca. Posiblemente, la imagen positiva que los encuestados tienen  de la institución religiosa ha incidido en dicha percepción .

Al analizar los distintos segmentos que conforman el estudio, observamos que ocho de cada diez hombres confían en que la abdicación de Benedicto XVI no afectará a la Iglesia, opinión que rebasa –en esta ocasión- la percepción de las mujeres. Sólo cinco de cada diez mexicanas aseveran que la jubilación de Ratzinger no repercutirá en la institución religiosa del Vaticano. Los adultos entre los 26 y 35 años de edad concuerdan con dicha idea, al igual que los practicantes de otras religiones, quienes ante ésta pregunta respondieron que la renuncia del Pontífice no dañará la entidad apostólica. Asimismo, los encuestados con secundaria o preparatoria trunca, junto con aquellos que tienen una carrera profesional o licenciatura concuerdan en mayor medida con que la Iglesia católica no se verá afectada pese a la declinación de Benedicto XVI.

para_papa003

 

De igual manera, seis de cada diez mexicanos aseveran que la renuncia de Joseph Ratzinger no perjudicará la fe de los católicos. Dicha percepción es robustecida por distintos segmentos de la población: siete de cada diez hombres, así como siete de cada diez  encuestados que oscilan entre los 26 y 35 años de edad, junto con aquellos que no profesan alguna religión, y aquellos que tienen educación media y media superior trunca niegan que la conclusión del pontificado de Benedicto XVI merme la fe de los católicos.

En los perfiles expuestos se observó cierta relación entre la escolaridad de la población encuestada y la aceptación de la renuncia del máximo representante de la Iglesia católica. No se puede concluir que a mayor educación mayor tolerancia, pero hay cierta congruencia entre la población de escolaridad media y el consentimiento de la declinación de Ratzinger como Sumo Pontífice.

para_papa004

Los datos, también, demuestran que la fe de los católicos no reside en la persona que ocupa el cargo de Papa de la Iglesia católica, es decir, Ratzinger no es el depositario de la confianza de los fieles sino que está radica en la figura del jerarca. Es así que para los entrevistados no importa quién sea el nuevo Pontífice, esto no cambiará la fidelidad de sus seguidores ni la percepción -que hasta el momento- el resto de la población tiene de la institución religiosa ni del Papa.

 

Fuentes:
PARAMETRÍA. Encuesta Nacional en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 800 cuestionarios hechos a personas de 18 años en adelante con credencial para votar que residan en el lugar de interés al momento de la entrevista. Fecha de levantamiento: del 16 al 20 de febrero de 2013. Nivel de confianza estadística: 95 %. Margen de error: (+/-) 3.5 %. Diseño, muestreo, operativo de campo y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Luna Azul': el raro evento cósmico que podrá verse este 31 de octubre (y no se repetirá hasta 2023)

El de la "Luna azul" es un fenómeno inusual que se produce cada 2.5 años aproximadamente debido al tiempo que duran los ciclos lunares.
27 de octubre, 2020
Comparte

En realidad no es azul. Es una Luna llena, como cualquier otra, del color que se ven la mayoría de las Lunas llenas: entre gris pálido, blanco lechoso o plateado.

Lo que hace raro a este fenómeno, que el folclor bautizó como “Blue Moon” o “Luna azul”, es que se dan dos Lunas llenas en un solo mes, cuando lo normal es ver una.

Un ciclo lunar, el período en el que ocurren todas las fases de la Luna, se repite cada 29,5 días aproximadamente.

Si coincide que la Luna llena se produce el primer o segundo día y el mes tiene 31 días, es entonces cuando es probable que aparezca una segunda Luna llena.

Esta es la conocida como “Luna azul”.

El mes de febrero, que tiene 28 días, nunca verá una.

Luna en el Capitolio

Getty Images
Así se vio la Luna Azul detrás del domo del Capitolio, en Washington D.C. en 2015.

¿Cuándo es la “Luna azul” de 2020?

Es un fenómeno inusual que se da cada 2,5 años.

La última vez que ocurrió fue el 31 de marzo de 2018.

Este año aparecerá en el cielo en la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, cuando muchos países celebran Halloween y en México empieza la festividad del Día de Muertos.

Ya hubo una Luna llena el 1 de octubre y a finales de mes podremos ver la segunda.

Calabaza de Halloween

Getty Images
Este año coincide con Halloween.

¿Por qué azul?

Tal como explica la NASA en su sitio web, la definición de Luna azul surgió en la década de los 40 del siglo XX.

En esa época el Maine Farmer’s Almanac (la fuente más confiable en todo lo relacionado con el clima desde hace casi 200 años) ofrecía una definición de la Luna Azul tan enrevesada que muchos astrónomos tenían dificultades para entenderla.

Para poder explicar las Lunas azules en lenguaje llano, la revista Sky & Telescope publicó un artículo en 1946 titulado ‘Una vez cada Luna Azul’. El autor, James Hugh Pruett (1886-1955) citó al almanaque de Maine de 1937 y dijo: “La segunda (Luna llena) en un mes, tal como yo la interpreto, se llama Luna Azul”.

Esto no era correcto -asegura la NASA- pero por lo menos pudo entenderse.

Y así nació la Luna Azul moderna.

El volcán Krakatoa

Getty Images
El volcán Krakatoa, en Indonesia, volvió a expulsar cenizas el pasado 11 de abril de 2020.

Lunas y volcanes

Aunque la que veremos no fue una verdadera Luna azul, sí existen las lunas de este color.

Pero sólo pueden verse azules después de una erupción volcánica.

En 1883, después del terremoto del volcán Krakatoa en Indonesia, la gente dijo que casi cada noche se podían ver Lunas azules.

Con la fuerza de la erupción, similar a una bomba nuclear de 100 megatones, se elevaron hacia lo más alto de la atmósfera terrestre nubes de ceniza cuyas partículas hicieron que la Luna se viera azul.

También hubo informes de Lunas azules en México en 1983, tras la erupción del volcán El Chichón, y en el estado de Washington en 1980, tras la erupción del Monte Santa Helena.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.