CNDH reabre investigación por muerte de joven artesano
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

CNDH reabre investigación por muerte de joven artesano

La fiscalía general de Yucatán se comprometió a realizar una nueva investigación pero no cumplió, por lo que la CNDH decidió reabrir el caso del joven artesano
Por Paris Martínez
5 de marzo, 2013
Comparte

La Comisión Nacional de Derechos Humanos decidió reabrir el expediente por la muerte del adolescente José Felipe Castillo, luego que la Fiscalía General de Yucatán incumpliera su compromiso de hacer una nueva investigación en torno a este caso, que en julio de 2011 fue catalogado como suicidio por el Ministerio Público estatal, basándose en una autopsia que omitió registrar diversas heridas en el cadáver, las cuales, sostienen sus padres, son prueba de que el menor fue asesinado y de que sus autores “compraron su impunidad”.

Aún cuando la CNDH confirmó que los agentes yucatecos que investigaron la muerte de José Felipe incurrieron en diversas “irregularidades” –según su oficio V2/97956–, a finales del año pasado este organismo autónomo llegó a un acuerdo con la Fiscalía estatal para que ésta emprendiera una nueva pesquisa, para evitar así que el ombudsman nacional emitiera una recomendación en su contra.

No obstante, el pasado 14 de febrero la CNDH notificó su determinación de reabrir su expediente, luego de que transcurrieran los 90 días pactados sin que las autoridades yucatecas cumplieran “a cabalidad” con una integración adecuada de la averiguación previa por la muerte del menor, tomando esta vez en cuenta las evidencias recabadas por el ombudsman mismo.

artesano002

Los escudos tallados por José Felipe adornan oficinas de políticos como Marcelo Ebrard, Roberto Madrazo, Manuel Espino, Luis Felipe Bravo Mena y Felipe Calderón, entre otros.

Además, la Fiscalía tampoco sustentó en el plazo acordado su negativa a exhumar el cadáver del menor, no reconoció como coadyuvantes en la indagatoria a los deudos de José Felipe ni les garantizó la “atención victimológica” requerida, ni emprendió acciones de capacitación en “respeto a los derechos humanos” para el personal encargado de la procuración de justicia.

Como se recordará, en abril de 2012 el ombudsman nacional decidió atraer el caso de José Felipe –un artesano de 17 años, cuyos escudos oficiales tallados en madera habían atraído particularmente a la clase política del país–, luego de que sus padres se encadenaron a la fachada de la CNDH, para denunciar que el presunto asesinato estaba siendo encubierto por las autoridades yucatecas.

El menor fue hallado muerto el 13 de julio de 2011, colgado en el interior de una cueva, por lo que las autoridades determinaron que él mismo se había quitado la vida; sin embargo, las fotografías tomadas por los mismos peritos durante el levantamiento del cadáver revelan que José Felipe tenía una herida de varios centímetros en el cráneo, así como moretones en diversas partes del cuerpo, mismos que no fueron registrados en la autopsia y, por lo tanto, nunca fueron investigados.

Marco Antonio Castillo, padre del menor, explicó que su hijo desapareció luego de cancelar el compromiso matrimonial que sostenía con otra adolescente, cuyos familiares reconocieron haber estado en el terreno baldío donde, horas después, el cadáver de José Felipe fue hallado, pero nunca fueron llamados a declarar oficialmente.

Marco Antonio y Rosario, padres del menos fallecido, al encadenarse en abril de 2012 ante las oficinas de la CNDH.

Marco Antonio y Rosario, padres del menos fallecido, al encadenarse en abril de 2012 ante las oficinas de la CNDH.

“Los autores del asesinato pagaron por su impunidad a las autoridades estatales –afirmó el señor Marco Antonio–, pero ahora, la reapertura del caso por parte de la CNDH representa un verdadero trancazo en el hocico para la Fiscalía de Yucatán, porque sólo contaba con una oportunidad para corregir su incorrecta actuación por medio del proceso conciliatorio con el ombdusman y, al haber incumplido dicho convenio, por reglamento lo que ahora procede es la emisión de una recomendación, en la que se pongan de manifiesto todas las irregularidades en las que incurrió la autoridad para encubrir el homicidio de mi hijo y, aunque no quieran, van a tener que hacer su trabajo, que es la procuración de justicia, no la procuración de impunidad”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Science Photo Library

Cómo el cambio climático está modificando el eje de rotación de la Tierra

Un grupo de científicos acaba de descubrir que el potencial devastador que la acción humana está teniendo sobre Tierra afecta también la forma en la que funciona el propio eje del planeta.
Science Photo Library
26 de abril, 2021
Comparte
Una imagen que representa los movimientos de la Tierra

Science Photo Library
La inclinación de la Tierra, y por tanto su eje, dependen en gran medida de la propia masa del planeta.

Inundaciones y sequías, lluvias torrenciales e incendios infernales, tormentas, temperaturas extremas, extinción de especies…

Los efectos del cambio climático son ya visibles en muchos lugares del planeta y muy pocos expertos dudan de que son una de las amenazas más emergentes para la vida.

Sin embargo, un grupo de científicos acaba de descubrir un nuevo elemento que muestra cómo el potencial devastador que la acción humana está teniendo sobre la Tierra afecta también la forma en la que funciona el propio planeta.

Según una investigación publicada el pasado mes en la revista de la Unión Geofísica Estadounidense (AGU, por sus siglas en inglés) el cambio climático ha estado detrás de una serie de desplazamientos que han tenido lugar desde la década de 1990 en el eje de rotación de la Tierra.

Y es que en los últimos 30 años, el eje del planeta -la línea imaginaria alrededor de la cual gira el planeta en su movimiento sobre sí mismo- ha experimentado un desplazamiento acelerado.

osos polares

Getty Images
El cambio climático está provocando el derretimiento del hielo en los polos.

Desde 1980, la posición de los polos -que son el punto donde el eje de rotación de la Tierra se cruza con la superficie- se ha movido unos cuatro metros en dirección este, según indica el estudio.

La llamada deriva polar -que indica cómo ha ido variando la posición de los polos a lo largo de la historia- cambió de dirección por completo en 1995, y entre ese año y 2020, la velocidad del movimiento de los polos aumentó unas 17 veces en comparación con lo que sucedió entre 1981 y 1995, según la AGU.

Pero ¿cuál es la causa?

Polos que se mueven

El movimiento del eje de la Tierra, según los expertos, es normal.

Los cambios en la distribución de la masa del planeta hacen que el eje se mueva, y por tanto, hace que también se desplacen los polos.

Su movimiento generalmente ocurre de forma natural, ya sea por cambios en la atmósfera, los océanos o en la parte sólida de la Tierra.

Pero la nueva investigación sugiere que el tipo de desplazamiento que se ha reportado desde la década de 1990 tiene a la acción humana como responsable.

Para entender el porqué es necesario regresar a la física básica que estudiamos en el colegio.

La rotación o el movimiento de cualquier objeto se ven afectado por cómo se distribuye su masa.

Ahora bien, la distribución del peso de la Tierra siempre está cambiando a medida que las entrañas fundidas del planeta se agitan y su superficie se transforma.

Pero en estos cambios tiene un “peso” fundamental el agua, que forma casi las tres cuartas partes del planeta.

Por ello, los investigadores se plantearon realizar observaciones del agua en sí misma, mediciones de la pérdida de hielo y estadísticas del agua subterránea bombeada para uso humano para ver cuál podría ser su impacto sobre el cambio en el eje.

El desplazamiento

La investigación encontró que el agua es un factor clave.

Según el estudio, la principal causa de este movimiento en el eje estuvo en la pérdida de agua en las regiones polares, o sea, el hielo que se derritió y fluyó hacia los océanos.

Masas de hielo polar

Getty Images
El cambio climático está derritiendo las masas de hielo.

La disminución aceleradaresultante del derretimiento del hielo glacial es el principal impulsor de la rápida deriva polar después de la década de 1990“, concluyó el equipo de expertos.

El derretimiento del hielo glacial es una consecuencia directa del cambio climático provocado por el hombre.

Se estima que más de un tercio de los glaciares que aún quedan en el mundo se derretirán antes del año 2100. En cuanto al hielo marino, el 95% del más antiguo y grueso que se encontraba en el Ártico ya desapareció.

Los científicos estiman que si las emisiones continúan aumentando sin control, el Ártico podría quedar sin hielo durante los veranos a partir del año 2040.

Agua para el bombeo

El estudio también señala cómo, en menor medida, la acción de bombear el agua para el consumo humano o la agricultura también tuvo un impacto en ese sentido.

Y es que el agua subterránea se almacena, como su nombre indica, debajo de la tierra; pero, una vez que se bombea, gran parte de ella fluye al mar, redistribuyendo su peso en el planeta.

Los expertos calculan que en los últimos 50 años, la humanidad ha extraído 18 billones de toneladas de agua de depósitos subterráneos profundos, que no ha sido reemplazada.

De acuerdo con los expertos, estos hallazgos sostienen los postulados de que el cambio climático y la acción humana están detrás de los desplazamientos bruscos experimentados por el eje terrestre en los últimos 30 años.

Gotas de lluvia

Getty Images
El agua que se extrae para el consumo humano o la agricultura muchas veces termina en el mar.

“Los hallazgos ofrecen una pista para estudiar el movimiento polar impulsado por el clima en el pasado”, dijo Suxia Liu, hidróloga de la Academia de Ciencias de China y autora principal del estudio en un comunicado.

Con anterioridad, datos recopilados por el satélite Grace, lanzado en 2002, habían servido para vincular el derretimiento de los glaciares con los movimientos de los polos entre 2005 y 2012.

Sin embargo, esta es la primera investigación que demuestra el impacto del cambio climático sobre el eje de rotación de la Tierra en la década previa al lanzamiento de estos sistemas de observación.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vBgTbUZ59J0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.