Cómo está Twitter al cumplir siete años
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cómo está Twitter al cumplir siete años

El pajarito azul apareció en 2006 y hoy suma 200 millones de usuarios. Escritores, activistas, y expertos en tecnología y negocios nos ofrecen su visión sobre esta dinámica red social.
Por Zoe Kleinman *BBC Mundo
21 de marzo, 2013
Comparte

Twitter celebra su séptimo cumpleaños este jueves con 200 millones de usuarios en todo el mundo que envían una media de 400 millones de mensajes cortos a diario.

Sin embargo, algunos consideran que la red del pajarito no es del gusto de todos.

El servicio fue lanzado en 2006 por Jack Dorsey, quien originalmente lo llamó “stat.us” y luego “twittr”.

Según cuenta Dorsey, lo que lo inspiró fue usar en 2000 un servicio de blogging llamado Live Journal. Se le ocurrió que podía crear una versión más “en vivo” de esa página, a tiempo real y actualizable desde cualquier parte.

Así nació Twitter, un servicio que la gente lo usa para gran cantidad de cosas; desde hacer campañas, compartir y discutir noticias, conseguir fondos, proponer matrimonio, saltarse la censura o contactar con famosos como el cantante adolescente Justin Bieber, con 36 millones de seguidores en el momento de escribir esta nota.

A continuación les ofrecemos ejemplos y testimonios sobre los usos diversos que tiene esta red social.

Lucy-Ann Holmes, campaña “no más página tres” (@NOMOREPAGE3)

La publicación británica The Sun es famosa por ofrecer en su página tres la fotografía de una jovencita con escaso vestuario, lo que indigna a Lucy-Ann Holmes.

Es por ello que decidió iniciar una campaña a través de Twitter bajo el nombre “No more Page Three campaign” (“No más página tres”) en agosto de 2012, que ha logrado reunir 90.000 firmas de apoyo.

“Lanzamos la campaña a finales de 2012, nadie había oído de nosotros, pero en el primer día en Twitter llegamos a las 170 firmas y un periodista del Huffington Post contactó conmigo y dijo que quería escribir un artículo sobre nosotros.

“En Twitter todo el mundo es tan accesible, puedes tuitear a cualquiera, mientras que con Facebook primero tienes que ser sus amigos”.

“No obstante, si creas una nueva cuenta y envías tuits no solicitados te pueden suspender. A nosotros nos suspendieron tres veces, pero si eres nuevo la única forma de que te conozcan es tuiteando y conociendo a gente que no conoces”, explicó.

Según detalla, desde que inició la campaña recibe una gran cantidad de comentarios sexistas, como gente diciendo que debemos ser lesbianas, pero muchos otros, cuenta, salen en su defensa.

“Tenemos una política de ‘una respuesta y ya está’, aunque si son muy maleducados no reciben ninguna”.

“Yo recomiendo Twitter absolutamente, es tan vivo y cálido”.

La corporación: BT (@BTCARE)

Twitter es el primer lugar al que acuden muchos clientes de la empresa de telecomunicaciones británica British Telecom (BT), según Warren Buckley, director de servicio al cliente.

En abril de 2009, la empresa descubrió que un músico, Mike Skinner, había enviado un tuit diciendo que no estaba contento con un producto de BT. Tenía 26.000 seguidores, que entonces era muchísimo.

BT no sabía si simplemente tomárselo como una crítica más o contactarle. Finalmente, abrieron la cuenta theBTCare y le tuitearon.

“Respondió muy rápidamente y cuando resolvimos el asunto nos dio las gracias en Twitter. Fue algo increíble y fue así como se fundó todo lo que hemos hecho en redes sociales desde entonces”, recuerda Buckley.

“Si alguien nos llama, mi expectativa es contestar la llamada y ayudarle. Si alguien nos contacta en Twitter, deberíamos hacer lo mismo, sería poco educado ignorarlo”.

Ahora, dice, el 40% de la gente que les contacta lo hace por este medio. No llaman o escriben un correo primero, por lo que tienen un equipo de 25 personas basadas en Irlanda del Norte que se encargan de sus redes sociales.

“Creo que Twitter es realmente bueno para las empresas. Claramente estamos tratando con clientes que no están contentos y lo hacemos más públicamente, pero muchos clientes respetan el hecho de que simplemente estamos en Twitter”.

“Esto no va de la cantidad de seguidores que tienes, va de la cantidad de influencia que tienes. Si sólo tienes un seguidor pero este seguidor es Obama (el presidente de Estados Unidos), tienes mucha influencia”.

Neil Gaiman, escritor (@Neilhimself)

El escritor de relatos de ciencia ficción Neil Gailman tiene más de 1,8 millones de seguidores en Twitter. “Me resistí por un año”, cuenta. “Pensé: tengo un blog, ¿por qué tendría que tener Twitter?”

Recuerda que las primeras semanas lo usó para hablar con amigos y añade: “Luego, lentamente fui saliendo al exterior cuando alguna gente se dio cuenta de quién era yo”.

“El problema con Twitter es que estás publicando al mundo, está ahí así tengas un seguidor o tres millones”.

“Tiendo a seguir a gente que conozco o gente que me interesa, pero soy muy consciente de que si trato de seguir a todo el mundo acabo por no seguir a nadie”.

Brian Blau, experto en tecnología (@brianblau)

Brian Blau es director de investigación de la firma de análisis Gartner y según dice hay un mundo antes y después de Twitter.

“Antes de Twitter, desde el punto de vista del consumidor, habían por ahí muchas noticias y servicios de información, pero no se había profundizado en la revolución de aplicaciones para móviles”.

“Apple lanzó el iPhone en 2007, y para muchos ese fue el inicio de la computación móvil. Hasta entonces la gente no iba ahí con sus celulares inteligentes queriendo comunicarse con todo el mundo”.

“En el mundo después de Twitter de repente la gente tiene acceso a información a tiempo real”.

Según dice, antes de Twitter la gente también recibía noticias pero nunca a tiempo real.

“La cantidad limitada de información que puedes poner en Twitter fuerza a la gente a condensar sus pensamientos de forma muy sucinta, pueden escribirlo rápido y mirar cosas rápido”.

Sin embargo, advierte, “la gente tiene que tener cuidado con lo que dice en Twitter. Es una herramienta muy poderosa, no sólo puedes avergonzarte personalmente, sino que si una empresa se equivoca en Twitter podría afectar mucho su negocio”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID-19: Qué nivel de vacunación se necesita para volver a "la vida normal"

Todavía no está claro qué normalidad viviremos al conseguir una inmunidad colectiva. Dependerá de cuánto dure la protección de las vacunas y de si cortan la transmisión además de evitar que enfermemos.
27 de noviembre, 2020
Comparte

Los anuncios sobre las vacunas contra el coronavirus invitan al optimismo, pero acabar con la pandemia y regresar a la normalidad sigue estando lejos.

Viajar sin restricciones, no usar mascarillas y asistir a eventos masivos son algunas actividades que tardarán en volver.

No basta con que se aprueben las vacunas y los países arranquen sus campañas de vacunación.

Para hablar de “nueva normalidad”, según expertos, hará falta vacunar a una gran mayoría.

Y esto podría tomar varios meses o incluso años.

Tampoco está claro qué normalidad viviremos al conseguir una inmunidad colectiva. Dependerá de cuánto dure la protección de las vacunas y de si cortan la transmisión además de evitar que enfermemos.

Cuatro desarrolladores han mostrado hasta ahora sus credenciales: Pfizer/BioNTech (EE.UU.-Alemania), Instituto Gamaleya (Rusia), Moderna (EE.UU.) y la Universidad de Oxford/AstraZeneca (Reino Unido).

Las cuatro vacunas demostraron ser efectivas en la Fase III de ensayos clínicos, pero son resultados preliminares pendientes de aprobación.

Cómo se comparan las vacunas en la Fase III de los ensayos clínicos

BBC

Teniendo en cuenta esto y los sacrificios para distribuir dosis en masa, ¿Cuánta gente hará falta vacunar para recuperar la vida antes del coronavirus?

Inmunidad global

“Cómo y cuándo volveremos a la normalidad está en la mente de todos“, reconoce Andrew Bradley, profesor de medicina molecular de la Clínica Mayo en Estados Unidos.

Pero es muy seguro que para lograrlo haya que vacunar a cerca del 75% de la población“, explica Bradley a BBC Mundo.

Son datos similares a los que maneja la Asociación de Vacunología en España (AEV), país que el 24 de noviembre aprobó su plan de vacunación contra la covid-19.

Este arrancará en enero de 2021 y las vacunas serán gratuitas y se administrarán primero a los grupos con mayor riesgo de mortalidad y exposición a la enfermedad.

Vacunación contra la gripe en California.

Getty Images
La OMS estima que hará falta inmunizar a un 60-70% de la población para frenar el avance del virus.

“Con un 60-70% de vacunación se empieza a controlar al microorganismo y cortar la transmisión”, dice a BBC Mundo Amós García Rojas, presidente de la AEV.

Los números también coinciden con los porcentajes que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima necesarios para alcanzar la inmunidad de rebaño, es decir, una inmunidad colectiva mínima pero necesaria para frenar la enfermedad.

“Dada la alta transmisibilidad del SARS CoV-2, creemos que será necesario inmunizar entre el 60 y 70% de la población. Eso se consigue vacunando de forma segura”, dijo en conferencia la doctora Soumya Swaminathan, científica jefa en la OMS.

Con estas cifras, en países como México habría que vacunar a 88 millones de personas, en Colombia a 35 millones y en Perú a 22 millones, por ejemplo.

México, que anunciará pronto su plan definitivo de vacunación, tiene preacuerdos cerrados con AstraZeneca y Pfizer para adquirir sus vacunas cuando se aprueben.

Colombia, por otra parte, aseguró tener 20 millones de dosis cerradas el 24 de noviembre.

Y el Ministerio de sanidad peruano se comprometió a pagar más de US$100 millones para adquirir 9,9 millones del compuesto de Pfizer.

Sin embargo, opina Bradley, es vital que los niveles de vacunación se consigan a nivel global.

“Será necesario alcanzar la inmunidad de rebaño a una escala global para reducir la incidencia de la enfermedad o erradicarla. Teniendo en cuenta que somos más de siete billones, esto podría tomar años”, estima el especialista.

“Estamos en una pandemia y no se trata de solo controlar la enfermedad en Reino Unido, Francia o España. También hay que combatirla en África y América Latina“, coincide García Rojas.

Puesto de vacunación en Ciudad de México.

Getty Images
Los expertos opinan que para hablar de nueva normalidad, debe alcanzar altos porcentajes de vacunación a nivel global y no solo en algunos países.

“Los países ricos deben ayudar a los de menos recursos. Esto es un problema global, de solidaridad”, añade.

Actualmente, varios gobiernos, organizaciones sanitarias, fabricantes, científicos y filántropos contribuyen en el proyecto Covax, diseñado para proveer un reparto equitativo y fluido de vacunas y tratamientos en todo el mundo, al margen de los recursos de cada país.

Algunos países, explica García Rojas, puede que ya tengan más inmunizados por vía natural y hayan superado la enfermedad.

Sin embargo, opina que la vacuna debe administrarse a todos “independientemente de si se hayan infectado o hayan sido asintomáticos o no”.

Interrogantes

Aunque existe cierto consenso sobre vacunar a un 70% de la población para recuperar cierta normalidad, otras organizaciones demandan cautela y apuntan a varias interrogantes por despejar.

“Todavía no se conocen al 100% la enfermedad y su inmunidad. Es pronto para decir qué porcentaje se necesita vacunar para disminuir la transmisión“, comenta a BBC Mundo el doctor Rodrigo Romero, secretario general de la Asociación Mexicana de Vacunología.

“También dependerá de la efectividad de la vacuna y cuánto dure la protección en las personas”, añade.

A las dudas sobre la protección e inmunidad de las vacunas, se suman los retos logísticos, de distribución y almacenamiento.

Las vacunas de Moderna y Pfizer/BioNtech, por ejemplo, deben conservarse a temperaturas ultrafrías usando tecnologías especiales.

Persona sostiene una cartel donde se lee "No vaccine" (No a la vacuna) durante una protesta en Estados Unidos.

Getty Images
“Estamos viendo un considerable número de personas que no están seguras sobre si vacunarse o no. Cada campaña de vacunación tendrá que acompañarse de una estrategia de comunicación clara. Todo esto suma más tiempo”

Los expertos opinan que esto será un desafío, especialmente en países con menos recursos o en vías de desarrollo.

“El ritmo de cómo van llegando las vacunas a cada país irá marcando posibles horizontes temporales sobre cuándo volver a la normalidad”, dice García Rojas.

“También estamos viendo un considerable número de personas que no están seguras sobre si vacunarse o no. Cada campaña de vacunación tendrá que acompañarse de una estrategia de comunicación clara. Todo esto suma más tiempo”, agrega.

¿Nueva o vieja normalidad?

Aún consiguiendo inmunizar a suficiente población, los expertos dudan sobre cómo será la vuelta a la normalidad e incluso si volveremos a tener una vida como la de antes de la pandemia.

Bradley, de la Clínica Mayo, cree “improbable” volver pronto a la misma vida. Argumenta que “muchos negocios cambiarán y los empleados continuarán su trabajo remoto”.

Hombre con mascarilla dentro de un vagón del metro de Moscú.

Getty Images
García Rojas espera que el uso de mascarillas continúe tras la pandemia. No siempre, pero como muestra de solidaridad cuando estemos resfriados, por ejemplo.

“Los restaurantes y bares funcionarán con capacidad reducida y los viajes seguirán limitados”, añade.

García Rojas, por otra parte, dice que hablar de ‘nueva normalidad’ le provoca “sarpullidos”.

“Yo quisiera la normalidad de siempre. Pero hablar de esto en medio de una pandemia es peligroso para la ciudadanía. Puede hacer creer que estamos listos para volver a la rutina de antes”, opina.

“Honestamente, espero que después del coronavirus mantengamos muchas costumbres que adquirimos para protegernos. Espero que el lavado de manos frecuente se quede. También las mascarillas; no siempre, pero sí para solidarizarnos y usarla en la calle cuando estamos resfriados”, concluye García Rojas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3KQvURTJmgA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.