Cónclave: las divisiones que se esconden detrás del secreto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cónclave: las divisiones que se esconden detrás del secreto

El hermetismo que rodea este evento ofrece una imagen de unidad de la Iglesia Católica. Pero, ¿cuán real es esta percepción?
Por Pablo Esparza *BBC Mundo
13 de marzo, 2013
Comparte

El martes 12 de marzo a las 16:30 hora local, el secreto se instaló de nuevo en la Capilla Sixtina. Un secreto que tapa y enmudece los matices -o las líneas de división- internos de la iglesia y que excluye a los fieles de los contenidos del debate electoral.

La única información objetiva de que disponemos en estos momentos es que, en la primera tarde del cónclave, de la chimenea de la Capilla Sixtina surgió una “fumata nera”: es decir, no hubo acuerdo entre los cardenales.

El secreto que rodea a la elección de los papas es quizá la herramienta más antigua de que dispone la Iglesia para proyectar una imagen de unidad sin fisuras.

Sin embargo, lo que sucede en el interior del cónclave es terreno abonado para el análisis y la especulación. Y muchos vaticanistas hablan de un cónclave recorrido por diferencias internas (¿qué proceso electoral no lo es?) que apuntan más a formas diversas de entender el gobierno de la Iglesia que a cuestiones doctrinales.

No se espera -dicen- que cuestiones potencialmente polémicas como el aborto, la homosexualidad o el divorcio centren el debate.

El acuerdo sobre estos puntos entre los cardenales electores -todos ellos nombrados por los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI- es prácticamente unánime.

“Estamos ante un grupo conservador. El elegido podría tener un lenguaje más sutil en estos temas, una imagen más fresca, joven y energética, pero no se esperan cambios profundos”, le dice a BBC Mundo el vaticanista Robert Mickens, autor del libro “The Vatican implosion“.

En cambio, los últimos escándalos -especialmente las acusaciones de corrupción puestas sobre la mesa por el caso Vatileaks- han hecho que muchos se replanteen el propio gobierno de la Iglesia, cómo y quiénes gestionan la institución.

“Hace ocho años, cuando los cardenales se reunieron para elegir al sucesor de Juan Pablo II, la palabra clave era continuidad (…). El arquitecto intelectual del papado de Juan Pablo II, el cardenal Joseph Ratzinger, pareció la elección obvia. Ahora, hay otro tema crucial, aunque podría no llevar a un candidato concreto. En una palabra, el tema central esta vez parece ser la gobernanza”, escribe John L. Allen Jr, corresponsal de National Catholic Report.

Algunos analistas, como Paolo Mastrolilli, editor del diario La Stampa, señalan que a un lado se sitúan los cardenales que defienden una reforma de calado de la Curia, algo así como el aparato del Estado sobre el que se asienta la Santa Sede y la Iglesia.

“Este grupo estaría compuesto principalmente por cardenales no italianos. Las últimas controversias pusieron sobre la mesa la necesidad de reformar el gobierno de la Iglesia.

“El Instituto para las Obras Religiosas, conocido como el banco del Vaticano, necesita un cambio. Y hay quienes defienden un cambio de comportamiento entre quienes dirigen la Iglesia. Una mayor habilidad de comunicación, mayor transparencia y modernización”, le comenta a BBC Mundo Mastrolilli.

Frente a esta tendencia se situarían mayoritariamente cardenales italianos miembros de la curia, quienes prefieren “discutir los escándalos, pero no demasiado”, en palabras del vaticanista italiano.

Paradójicamente, el candidato del primer grupo sería un italiano, Angelo Scola, obispo de Milán, y el del segundo, un latinoamericano, Odilo Scherer, arzobispo de Sao Paulo.

Sin embargo, Mickens considera que esta división en dos grupos enfrentados claramente es “demasiado simplista”.

“Los escándalos de la Iglesia están muy presentes en Italia, no sé si tanto en Brasil, Colombia o Filipinas. Los periódicos hablan de una reforma de la curia que consistiría en alejar del Vaticano a quienes se vieron salpicados por los escándalos. En cambio, para la curia, la reforma pasa más por un mayor reparto del poder y la responsabilidad con los obispos del resto del mundo”, indica Mickens.

Para este vaticanista estadounidense -además de la mencionada reforma- hay otros temas sobre la mesa: la posibilidad de ceder el trono de Pedro a un no europeo, el impulso evangelizador en una Iglesia que “pierde fieles” y una mayor apertura a la pluralidad.

Encontrar un candidato de unidad en todas estas cuestiones, apunta Mickens, no será fácil.

“Se busca un pastor que sea buen administrador”, afirma.

En la misma línea se pronuncia Andrés Beltrano Álvarez, colaborador de la publicación Vatican Insider.

“No creo que haya dos grupos bien diferenciados. Son más. Pienso que tanto el origen geográfico como la defensa de una reforma son temas transversales. Es cierto que cardenales africanos, latinoamericanos y estadounidenses coinciden en ese punto. Pero también los hay italianos. No es una cuestión de procedencia”, le comenta Beltrano a BBC Mundo.

Si nos situamos en este escenario de mayor complejidad, hablar de dos candidatos únicos es precipitado.

“Creo que al principio habrá una dispersión del voto. Se habla de al menos tres o cuatro nombres: el canadiense Marc Ouellet, quien tiene experiancia pastoral, en la curia y es norteamericano sin ser estadounidense; Scherer, cercano a la curia; y Scola, italiano crítico con el gobierno vaticano. Pero hay más”, concluye Beltrano.

En el primer día de cónclave, es imposible saber quién y cuándo reunirá el consenso necesario de dos tercios de los 115 cardenales electores (77 votos) y se convertirá en Papa.

De momento, sólo una cosa es segura: la sede continúa vacante.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Biden corta a Rusia del sistema financiero occidental y lo acusa de haber iniciado una invasión a Ucrania

Joe Biden anunció sanciones de bloqueos totales a dos grandes instituciones financieras rusas, el banco militar y el VEB, el banco estatal que encarga del apoyar el desarrollo de la economía, gestionar la deuda del Estado y los fondos de pensiones.
22 de febrero, 2022
Comparte

Las sanciones de Occidente han comenzado a caer sobre Rusia luego de que Vladimir Putin reconociera la independencia de las regiones ucranianas de Donetsk y Luhansk y anunciara el envío de tropas de “pacificación” a esa zonas, lo que ha sido visto como el prólogo de una invasión.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este martes un paquete de medidas que incluyen “sanciones de bloqueos totales” a dos grandes instituciones financieras rusas, el banco militar y el VEB, el banco estatal que encarga del apoyar el desarrollo de la economía, gestionar la deuda del Estado y los fondos de pensiones.

Biden anunció sanciones complementarias para golpear la deuda soberana de Rusia, “lo que implica que estamos cortando al gobierno ruso de las finanzas occidentales”, dijo.

“Rusia no podrá hacer dinero de Occidente y no podrá negociar su deuda en nuestros mercados o en mercados europeos”, dijo.

El mandatario, que consideró que el paso tomado por Putin era “el inicio de una invasión rusa”, indicó además que a partir de mañana también se impondrían sanciones a miembros de la familia de la elite rusa.

Biden celebró que, a partir de la coordinación con el gobierno alemán, Berlín había cancelado los planes para aprobar la entrada en funciones del gaseoducto Nordstream 2, que unía Alemania con Rusia sin pasar por Ucrania.

El canciller alemán, Olaf Scholz, había anunciado en la mañana del martes la medida.

“Suena técnico, pero es un paso administrativo necesario para que no haya certificación del gasoducto y, sin esta certificación, Nord Stream 2 no puede empezar a operar“, manifestó el canciller.

El gasoducto fue terminado en septiembre de 2021, pero desde entonces ha estado pausado, pendiente de la certificación final de Alemania y la Unión Europea (UE), y en medio de la dura crisis energética que ha disparado los precios del gas por todo el continente.

Ucrania

Getty Images

El Nord Stream 2 ha sido un proyecto divisivo dentro de la UE y para el gobierno de Estados Unidos, ya que algunosconsideran el gasoducto incrementará la dependencia de Europa del gas ruso y hará a Ucrania más vulnerable a una invasión.

Por su parte, Dmitry Medvedev, vicepresidente del consejo de seguridad de Rusia, dijo que Alemania se estaba disparando en el pie.

“El canciller alemán Olaf Scholz ha pedido suspender la certificación de Nord Stream 2… bueno, bienvenidos al nuevo mundo donde pronto los europeos pagarán 2.000 euros por 1.000 cm3 de gas”, escribió Medvedev en Twitter.

Mapa de los gasoductos.

BBC

Más sanciones

La UE, por su parte, anunció que sancionaría a los 351 diputados de la Duma rusa que votaron este martes a favor de reconocer Donetsk y Lugansk como repúblicas independientes, así como contra 27 personas físicas y jurídicas.

Según explicó el jefe de la diplomacia europea, Joseph Borrell, se trata de “personas y entidades que están jugando un papel en socavar o amenazar la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania”.

Borrell también dijo que la UE se enfocará en la capacidad del Estado y el gobierno rusos para acceder a servicios y mercados financieros y de capital europeo.

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido.

Getty Images
Reino Unido sancionó a cinco bancos y tres oligarcas rusos en respuesta a las últimas maniobras en Ucrania.

Reino Unido también se unió este martes a la batería de sanciones.

El primer ministro, Boris Johnson, anunció sanciones contra cinco bancos rusos: Rossiya, IS Bank, General Bank, Promsvyazbank y Black Sea Bank.

Además, Johnson divulgó medidas contra tres individuos: los oligarcas Igor Rotenberg, Boris Rotenberg y Gennady Timchenko.

Ucrania

Getty Images

“Cualquier activo que tengan en Reino Unido será congelado. Los individuos implicados serán vetados para entrar aquí y prohibiremos que cualquier individuo británico y sus entidades tengan cualquier negocio con ellos”, dijo el primer ministro.

“Este es el primer tramo, el primer bombardeo de lo que estamos preparados para hacer y tenemos más sanciones listas para ser implementadas“, añadió.

Estados Unidos anunció que formalizará sus propias sanciones contra Rusia este martes.

Las potencias occidentales habían amenazado a Rusia con la posible imposición de fuertes sanciones para evitar que invada Ucrania.

El Senado de Estados Unidos elabora actualmente una lista de medidas que llama “la madre de todas las sanciones” y el presidente Joe Biden afirmó que su homólogo ruso “nunca ha visto sanciones” como las que barajan.

Entre las posibles medidas, Occidente también podría hacer ilegal que países y empresas compren petróleo de grandes gigantes energéticos rusos como Gazprom o Rosneft.

Sin embargo, el corresponsal diplomático de la BBC, James Landale, señala que cualquier restricción del gas ruso elevaría los precios en toda Europa.

La economía de Rusia depende en gran medida de la venta de gas y petróleo en el extranjero. Estas exportaciones son una gran fuente de ingresos para el Kremlin.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=IMfPjrdMnf4&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.