El Big Brother de la gripe
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El Big Brother de la gripe

41 voluntarios acceden a una versión médica del programa televisivo Gran Hermano.
25 de marzo, 2013
Comparte

gripeEstar encerrado en una unidad clínica durante una temporada y expuesto al virus de la gripe probablemente no sea la idea de las mejores vacaciones que uno pueda imaginarse.

Pero 41 voluntarios acaban de hacer eso exactamente en una versión médica del programa televisivo Gran Hermano, en el que los concursantes conviven encerrados en una casa bajo la constante vigilancia de las cámaras, para ayudar a averiguar más sobre cómo se transmite la gripe entre las personas.

“Es extraordinario que no se haya hecho antes”, dice Jonathan Van-Tam, profesor de la Escuela de Ciencias Comunitarias de la Salud de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido.

Van-Tam lidera esta prueba, que forma parte de un estudio que cuesta alrededor de US$11 millones.

“Para decirlo crudamente, estamos interesados en saber si son las partes más grandes de lo que uno expulsa cuando tose o estornuda –las llamamos ‘gotitas grandes’– o las más pequeñas, a las que nos referimos como aerosoles”, explicó Van-Tam a la BBC.

“La única manera que teníamos de hacer esto era poner a personas con gripe real en una situación en la que pudieran infectar a otros y nosotros pudiéramos estudiar cómo eso ocurre”.

El científico asegura que los resultados servirán para que gobiernos e instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidan cómo proteger a los trabajadores sanitarios durante los brotes de gripe.

Cuatro días juntos

Los voluntarios entraron en la unidad clínica a principios de marzo y pasaron una serie de pruebas. Luego, 21 de ellos, llamados donantes, fueron elegidos para ser infectados con una cepa común y estacional de influenza, denominada A(H3N2).

Otros 11 participantes, llamados receptores, recibieron unos escudos faciales capaces de detener las gotas grandes, pero no los aerosoles, y gel de manos para prevenir la infección por contacto.

Otros 10 receptores no recibieron ningún tipo de protección.

Los miembros del equipo de investigación utilizaban respiradores y protección para evitar la infección.

Grupos de donantes infectados y receptores tenían que pasar 15 horas al día juntos, durante cuatro días. Las habitaciones se mantenían a una temperatura de 20ºC y eran supervisados constantemente.

Durante la noche, donantes y receptores dormían separados. Los receptores con síntomas de gripe también se separaban de los otros.

“Un grupo de receptores sólo podía contagiarse a través de los aerosoles, mientras que otros podían contagiarse por contacto, aerosoles o las gotas más grandes. Ahora podemos comparar los dos grupos y hacernos una idea de qué tan importante es la transmisión por aerosol”, dice Van-Tam.

A los voluntarios, que debían encontrarse en buen estado de salud y tener entre 18 y 45 años, les pagaron más de US$15.000.

Una de ellos, una bombera de 31 años llamada Chloé, le dijo a la BBC que la experiencia había sido “como Gran Hermano durante los cuatro días en el período de exposición en la sala común, porque sabías que te estaban mirando todo el tiempo”.

Prohibiciones

El escudo facial del estudio es ligero y de plástico y no permite que pasen las gotas más grandes.

El escudo facial del estudio es ligero y de plástico y no permite que pasen las gotas más grandes.

“Si querías ir al baño, te acompañaba alguien del equipo para llevar un control exacto de quién ha tenido contacto con quién”, contó Chloé.

El alcohol, el cigarrillo y el ejercicio intenso estaban prohibidos para evitar que los resultados se vieran afectados.

Cholé dijo que pasaban el tiempo charlando, leyendo, mirando películas y TV. Y que, al contrario que en el verdadero Gran Hermano, aquí todos se llevaron bien.

“Durante los cuatro días tuve que llevar el escudo facial, que es como una máscara de soldador delgada y de plástico. Es muy ligera y bastante cómoda. Pero después de un rato quería quitármela”.

Les permitían quitarse las máscaras para comer y para dormir.

“Cada 15 minutos debíamos untarnos las manos con gel y cada dos horas teníamos que lavárnoslas meticulosamente”.

“No podíamos tocarnos la cara. Así que si sentíamos un picor teníamos que usar un pequeño palillo”, relata Chloé.

Factores

De acuerdo a Ron Eccles, especialista de la Universidad de Cardiff, en Gales, la transmisión de la gripe es un área de estudio importante aunque difícil.

Los resultados, opina Eccles, deberán ser interpretados con mucho cuidado y el tipo de virus y el entorno son factores importantes.

“Las personas infectadas en un laboratorio pueden responder de forma diferente a quienes se infectan en el mundo real. Los síntomas pueden ser peores en el mundo real y el comportamiento de la gente puede ser diferente”, apunta Eccles.

Por su parte, Van-Tam dice que se llevarán a cabo dos pruebas más en los próximos meses. Los tres experimentos están financiados por el gobierno de Estados Unidos en colaboración con socios británicos, estadounidenses, australianos y canadienses.

Según el investigador, los resultados serán aplicables a la gripe porcina y aviar en humanos, y serán útiles para decidir si los trabajadores de la salud deben usar mascarillas o respiradores cuando atienden a pacientes infectados.

“La diferencia va desde centavos por una mascarilla a dólares por un respirador”, añadió Van-Tam.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los genes que ayudan a explicar por qué algunas personas enferman gravemente de COVID-19

Un estudio ha identificado genes que ofrecen pistas sobre por qué algunas personas enferman gravemente cuando se contagian de covid-19.
12 de diciembre, 2020
Comparte

Uno de los mayores enigmas de la pandemia es por qué algunas personas con covid-19 no presentan síntomas y otras sí se enferman gravemente.

Pero un estudio publicado recientemente en Nature analizó a más de 2,200 pacientes de cuidados intensivos e identificó genes específicos que pueden ofrecer respuestas.

Estos genes hacen que algunas personas sean más susceptibles a los síntomas graves de covid-19.

Los hallazgos arrojan luz sobre dónde falla el sistema inmunológico, lo que podría ayudar a identificar nuevos tratamientos.

Y estos seguirán siendo necesarios a pesar de que se están desarrollando vacunas, dijo el doctor Kenneth Baillie, consultor de medicina en la Royal Infirmary de Edimburgo y director del proyecto GenOMICC, cuyos resultados se recogen en el estudio publicado en Nature.

“Las vacunas deberían reducir drásticamente el número de casos de covid-19, pero es probable que los médicos sigan tratando la enfermedad en cuidados intensivos durante varios años en todo el mundo, por lo que existe una necesidad urgente de encontrar nuevos tratamientos”, señaló Baillie, también coautor del estudio.

Células “molestas”

Los científicos analizaron el ADN de pacientes en más de 200 unidades de cuidados intensivos en hospitales de Reino Unido.

ADN

Getty Images
El estudio sugiere que hay genes que hacen que algunas personas sean más susceptibles a los síntomas graves de covid-19.

Escanearon los genes de cada persona, que contienen las instrucciones para cada proceso biológico, incluido cómo combatir un virus.

Luego, sus genomas se compararon con el ADN de personas sanas para identificar cualquier diferencia genética, y se encontraron varias. La primera, en un gen llamado TYK2.

“Es parte del sistema que hace que las células inmunitarias estén más ‘enojadas’ y que sean más inflamatorias”, explicó el doctor Baillie.

Pero si el gen es defectuoso, esta respuesta inmune puede acelerarse, poniendo a los pacientes en riesgo de sufrir una inflamación pulmonar dañina.

Un tipo de medicamentos antiinflamatorios que ya se usan para afecciones como la artritis reumatoide se dirige a este mecanismo biológico, incluido un fármaco llamado Baricitinib.

“Puede ser un candidato muy plausible para un nuevo tratamiento”, dijo el doctor Baillie. “Pero, por supuesto, necesitamos realizar ensayos clínicos a gran escala para saber si eso es cierto o no”.

Muy poco interferón

El estudio encontró otras diferencias genéticas en un gen llamado DPP9, que juega un papel en la inflamación, y en un gen llamado OAS, que ayuda a evitar que el virus haga copias de sí mismo.

Dosis de tratamiento con interferones inyectables

BBC
Los interferones son producidos de manera natural por el cuerpo humano, pero también se aplican como fármacos.

También se identificaron variaciones en un gen llamado IFNAR2 en los pacientes de cuidados intensivos.

El gen IFNAR2 está vinculado a una potente molécula antiviral llamada interferón, que ayuda a activar el sistema inmunológico tan pronto como se detecta una infección.

Se cree que producir muy poco interferón puede darle al virus una ventaja temprana, lo que le permite replicarse rápidamente y provocar una enfermedad más grave.

Otros dos estudios recientes publicados en la revista Science también han implicado al interferón en casos de covid-19, a través de mutaciones genéticas y un trastorno autoinmune que afecta su producción.

El profesor Jean-Laurent Casanova, quien llevó a cabo las investigaciones, de la Universidad Rockefeller en Nueva York, dijo: “ representó casi el 15% de los casos críticos de covid-19 registrados internacionalmente en nuestro grupo”.

El interferón se puede administrar como tratamiento, pero un ensayo clínico de la Organización Mundial de la Salud concluyó que no ayuda a los pacientes muy enfermos. Sin embargo, el profesor Casanova dijo que el momento de la administración era importante.

“Espero que si se administra en los primeros dos, tres o cuatro días de la infección, el interferón funcione, porque esencialmente proporcionaría la molécula que el no produce por sí mismo o por sí misma”, explicó.

“Cuando las cosas van mal”

La doctora Vanessa Sancho-Shimizu, genetista del Imperial College de Londres, dijo que los descubrimientos genéticos estaban proporcionando una visión sin precedentes de la biología de la enfermedad.

Sala de un hospital

Getty Images
“Es probable que los médicos sigan tratando el covid-19 en cuidados intensivos durante varios años en todo el mundo”, dice el doctor Kenneth Baillie.

“Realmente es un ejemplo de medicina de precisión, donde podemos identificar el momento en el que las cosas salen mal en un individuo”, dijo a BBC News.

“Los hallazgos de estos estudios genéticos nos ayudarán a identificar vías moleculares particulares que podrían ser objetivos para la intervención terapéutica”, indicó.

Pero el genoma aún guarda algunos misterios.

El estudio GenOMICC y otras investigaciones han revelado un grupo de genes en el cromosoma 3 fuertemente vinculados a síntomas graves de covid-19. Sin embargo, la biología que sustenta esto aún no se comprende.

Ahora se pedirá a más pacientes que participen en esta investigación.

El doctor Baillie dijo: “Los necesitamos a todos, pero estamos particularmente interesados ​​en reclutar personas de grupos étnicos minoritarios que están sobrerrepresentados en la población críticamente enferma”.

“Todavía hay una necesidad muy urgente de encontrar nuevos tratamientos para esta enfermedad y tenemos que tomar las decisiones correctas sobre qué tratamientos probar a continuación, porque no tenemos tiempo para cometer errores”, añadió.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3KQvURTJmgA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.