¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
El oasis automotriz
La industria de los autos ha sido un oasis en medio de la crisis, actualmente genera el mayor ingreso de divisas por encima del turismo, las remesas y el petróleo.
Cuartoscuro
Por Javier Risco
2 de marzo, 2013
Comparte

Álvaro López vive en la ciudad de Puebla, y como su padre, trabaja en la planta de producción de la automotriz Volkswagen. Tiene 28 años, es ingeniero y es coordinador de Nave 84, encargada de la producción del Nuevo Jetta de exportación a Norteamérica. Tal vez no lo sabe, pero ese automóvil que supervisa fue el vehículo automotor de mayor exportación en 2012. Como él, 1.7 millones de mexicanos son parte de la industria automotriz, un millón de manera directa y casi 700 mil de manera indirecta, lo que representa una cuarta parte de la población ocupada en el sector manufacturero.

Planta_Volkswagen-4

La industria de los autos ha sido un oasis en medio de la crisis, actualmente genera el mayor ingreso de divisas por encima del turismo, las remesas y el petróleo. El año pasado este sector le dio al país 32 mil 244 millones de dólares, casi 200 por ciento más que la derrama económica producida en el año 2000, y 11 por ciento más que en 2011, según datos del Banco de México. ¿Pero cuál ha sido el secreto de esta industria? Eduardo Solís, Presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), señala cuatro razones de peso; la primera la atribuye a una suerte del destino, la localización geográfica, México se encuentra en una posición privilegiada para la exportación de productos a Estados Unidos, Japón y Europa; la segunda razón, la importante cantidad de tratados comerciales y las facilidades arancelarias con más de cuarenta países; otro punto a considerar es que el mercado mexicano se ha convertido en el principal proveedor de autopartes a nivel mundial, una de cada tres se produce en México; y por último el talento de los cientos de miles de trabajadores en nuestro país.

Del talento, Antonio Durán, periodista especializado en la industria automotriz señala que es fundamental “separar el término mano de obra, como sinónimo de barato o poco calificado”, México se ha convertido en productor de maquila calificada; “los obreros mexicanos se van a Japón, Alemania y Estados Unidos, además la especialización existente en las Universidades del país ha impulsado para que México participe en el mejoramiento de autopartes”. Aunque puede sonar como una buena noticia esta especialización también exhibe la incapacidad del país para dar el paso en materia de diseño y tecnología automotriz; Thomas Karig Vicepresidente de relaciones corporativas de Volkswagen México, cuando se le pregunta acerca del papel de nuestro país como generador de diseño, advierte que por el momento el desarrollo de nuevos autos seguirá estando en manos de países como Alemania, Estados Unidos y Japón; afirmación que coincide con la visión del periodista especializado, Antonio Durán, que da una prospectiva de producción de más de 3 millones 200 mil unidades anuales en un periodo no mayor a cinco años.

La industria automotriz está repleta de cifras positivas, tal vez sustentada por la frase “de lo perdido lo que aparezca”, sus competidores, el turismo ha sido golpeado por los preocupantes cifras de la inseguridad; el petróleo se sustenta en una empresa –Pemex- que vive al día; y las remesas que se han mantenido estables por la incertidumbre de una reforma migratoria. Sin embargo la principal preocupación de la industria automotriz es el mercado interno. Según el informe “Diálogos con la industria Automotriz 2012-2018”, el principal reto es reactivar el mercado de casa para activar su potencial, esto incluye mejorar la antigüedad del parque vehicular, tanto en vehículos ligeros como en transporte pesado; y el punto dos y tal vez el que más problema causa “ordenar la importación de vehículos usados provenientes de Estados Unidos”, para Eduardo Solís, presidente de la AMIA, frenar y regular los llamados “autos chocolate” es la prioridad número uno de la asociación.

WV-Mexico-4

Mientras la industria vive este auge, las historias de vida se alejan de la macroeconomía y celebran la difícil comprensión de la palabra “estabilidad”. Héctor Muñoz tiene 48 años es técnico en “Calidad de Motores” en la planta de VW, Puebla, con 12 mil pesos al mes la vida le sonríe desde su punto de vista, por llevar en su trabajo 20 años. Viene de una familia de comerciantes; “estar en la planta me ha dado seguridad, la seguridad de tener a dos de mis hijos en la universidad estudiando la carrera de ingeniería”. Héctor representa al mexicano de la clase media, de acuerdo a información del Banco Mundial, 17 por ciento de la población en nuestro país entró a este estrato social entre 2003 y 2009. Como él encontramos también la historia de José Alvarado Mexicano, de 42 años, desde los 19 años trabaja en la planta, a pesar de la crisis el trabajo desde su punto de vista ha sido el mismo “hay estabilidad siguen saliendo muchos autos, seguimos sacando muy bien la producción” nos dice apurado mientras mira su reloj, no quiere perder su bono de puntualidad.

El empleo se cuida, no confundamos la situación de un país con el espejismo de una industria, durante enero de 2013, 2.7 millones de personas en México no tuvieron un empleo en el mercado laboral, la tasa de desempleo repuntó para ubicarse en 5.42 por ciento, mientras que en el mismo periodo de 2011 se ubicaba en 4.90 por ciento de la Población Económicamente Activa. De hecho, la generación de empleo formal registró un retroceso en enero pasado respecto a su nivel el año pasado, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social, al iniciar 2013 se generaron 35,694 plazas, 30 por ciento menos a tasa anual. En ero de 2012 se generaron poco menos de 51 mil puestos de trabajo. De esta cifra todavía hay que clasificar el tipo de trabajo, de los 35 mil empleos creados 33 por ciento fue de tipo permanente, mientras 67 por ciento de tipo eventual, de aquí la frase anteriormente usada en el texto de la difícil comprensión de la palabra “estabilidad” en el vocabulario laboral mexicano.

Todo indica que la industria automotriz mantendrá cifras positivas, la inauguración de nuevas plantas; como la de Silao, Guanajuato, de Volkswagen; o la planta de Audi en Puebla la cual empezará a funcionar en 2016; la nueva fábrica del gigante japonés Nissan en Aguascalientes, todos ejemplos exitosos de inversión extranjera directa, que inyectan certidumbre en el mercado mexicano.

Al final los números que rigen las economías se reducen a historias como las de Álvaro López, un joven ingeniero industrial mexicano que tiene en su manos la producción del automóvil más exportado a Estados Unidos, sus objetivos: seguir produciendo un auto cada 35 segundos y mantener un trabajo que, de manera atípica en este país, podría durarle toda la vida.

Destino final

Estados Unidos sigue siendo el principal destino de los vehículos mexicanos que se exportan, con casi 64 por ciento de participación, muy por encima del 16.4 por ciento que se distribuye en Latinoamérica y del 8.7 por ciento en Europa.

Los autos de mayor exportación en 2012 fueron:

1) Nuevo Jetta
2) Fusion
3) Journey
4) Silverado 2500
5) Sentra
6) RAM 2500
7) Versa.

Este reportaje fue elaborado en colaboración con el reportero Marlon Bishop y la organización Round Earth Media.Planta_Volkswagen-4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal
HBO
Game of Thrones: ¿arruinó su final una de las series de televisión más exitosas de la historia?
El último episodio (el tercero de seis) sorprendió a los fanáticos al mostrar su batalla culminante y deshacerse del mítico enemigo del mundo. ¿Puede ser que los creadores del programa arruinaran el final de la historia?
HBO
3 de mayo, 2019
Comparte

“Winter is coming” o “El invierno está llegando”. Esta ha sido una frase repetida entre los fanáticos de “Juego de Tronos”. Y en ella se les recuerda la amenaza de un norte congelado desde que comenzó la exitosa serie de televisión en 2011.

Ese fue el punto central de los libros que inspiró la serie de televisión: “Una canción de hielo y fuego”, una lucha titánica entre los vivos y los muertos, la luz y la oscuridad.

*Advertencia: este artículo contiene “spoilers” sobre la temporada 8 de “Juego de Tronos”.

Ese momento llega por fin en el episodio 3 de la última temporada, en la forma de una épica batalla con el mal encarnado en el Rey de la Noche y su ejército de Caminantes Blancos (White Walkers).

Y resultó ser… bueno, no tan malo en realidad.

Pudo ser capaz de levantar a los muertos, convertir a un dragón que escupe fuego para que pueda correr sobre hielo y derribar una pared de 200 metros de altura que había existido durante milenios, pero no pudo superar las habilidades con la daga de una única (aunque muy bien entrenada) persona.

Y a la temporada aún le quedan tres episodios.

Al mostrar demasiado pronto la batalla clave entre el bien y el mal y matar al villano principal a un precio tan bajo, ¿puede ser que los dos hombres detrás del proyecto, David Benioff y D. B. Weiss, arruinaran el final de una de las series más vistas de la historia de la televisión?

El hielo se encuentra con el fuego y se derrite

El último episodio, titulado “La larga noche”, muestra a las asediadas fuerzas de la humanidad enfrentarse a la extinción cuando están rodeadas en su castillo por las fuerzas mágicas del Rey de la Noche.

Justo cuando parecía que todo estaba perdido, aparece de la penumbra la heroína Arya Stark para asesinar al Rey, que se había convertido en la mayor amenaza desde la cuarta temporada.

El golpe mortal de Arya nos robó a un personaje principal. Y para muchos fanáticos, eliminó toda la razón de ser de la serie de televisión y de los libros: la lucha catastrófica entre el hielo y el fuego.

Ni siquiera pudimos ver al Rey de la Noche desenfundar su temible arma, una espada atada a su espalda.

¿Por qué es esto tan sorprendente?

“Juego de Tronos” es famosa por matar a sus personajes principales. Al final de la primera temporada, nuestro héroe, el parangón de la virtud (y fatalmente estúpido) Ned Stark, fue ejecutado por un verdugo.

Pero el Rey de la Noche era el mejor malo. Nos habían enseñado a tenerle miedo y a temer la llegada del largo invierno que él representaba.

Una y otra vez, los personajes más sabios nos recordaron que las insignificantes cosas de la humanidad no eran importantes en comparación con la lucha por la supervivencia.

Numerosas tramas giraban a su alrededor: todo lo que había en el Muro hacia el Norte, la vida entera de Bran, todo lo que Melisandre, la Sacerdotisa Roja del Señor de la Luz, dijo alguna vez… todo estaba diseñado para recordarnos qué malvado era este tipo.

Desde la primera escena en el primer episodio, cuando un Caminante Blanco corta la cabeza de un débil adversario humano, se nos enseña que el enemigo es mucho más grande y malvado y que viene por nosotros.

Ahora el Rey de la Noche está muerto, su ejército se ha desintegrado y aún nos quedan tres episodios completos.

Todo lo que queda por decidir es quién se sentará en un trono mal diseñado por al menos cinco años, hasta que el próximo Kingslayer (Matarreyes) lo elimine.

Puntos por resolver

Pero aún quedan muchos puntos por resolver, y todavía tenemos una villana mucho más humana en la reina Cersei Lannister, en gran medida la Lady Macbeth de la saga.

Ella y su incestuoso amante y hermano Jaime seguramente deberán tener un ajuste de cuentas, después de que él la abandonó y reveló sus planes a sus enemigos en Invernalia. Y que se puede convertir en un trío si se incluye a su hermano Tyrion Lannister. Cersei quiere vengarse de él por haber matado a su padre con una ballesta.

Tyrion está siendo perseguido por su antiguo ejecutor Bronn, armado con la misma ballesta. Esto sale directamente del manual de Chéjov: el dramaturgo ruso dijo que si dices en el primer acto que hay un rifle colgado en la pared, en el segundo o tercer acto debería desaparecer si no va a dispararse, y la ballesta la vimos muchas veces.

“Juego de Tronos” aún no ha disparado esa ballesta.

Y hay otras peleas personales para atormentarnos. Podría esperarse que el renegado de “El Perro” se encuentre con su hermano no-muerto, “La Montaña”, quien le quemó la mitad de su cara en una infancia bastante difícil.

Y, en última instancia, el heroico Jon Snow y su amante -y posiblemente tía- Daenerys Targaryen deben decidir si van a intentarlo como pareja (los Targaryan no tienen ningún tabú con el incesto) o descartar quién es el verdadero heredero del Trono de Hierro.

La “Canción de Hielo y Fuego” puede haber terminado, pero “Juego de Tronos” todavía está pie y muy encendido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=uhKyBpghvRk

https://www.youtube.com/watch?v=BmR2nHqIzTI

https://www.youtube.com/watch?v=0V3g2-HfkNY

DO NOT DELETE OR TRANSLATE! Digihub tracker for [48121179]

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal