El viaje de Trini El viaje de Trini
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El viaje de Trini

La ballena gris es una especie recuperada que año con año incrementa su población al aparearse y reproducirse en las aguas mexicanas del Golfo de California, en uno de los fenómenos migratorios más espectaculares que existe.
Por Claudia Ramos
3 de marzo, 2013
Comparte

Salió en diciembre pasado del Mar de Bering. Sin prisa, a una velocidad promedio de 8 kilómetros por hora, recorrió sin parar el Océano Pacífico bordeando la costa de Alaska, Canadá y Estados Unidos, hasta llegar a las aguas mexicanas del Golfo de California. Pasó de largo la Laguna Ojo de Liebre, en Baja California Sur, y se adentró en la Laguna de San Ignacio. Ya no necesitó asomarse por Bahía Magdalena. Diez mil kilómetros de nado continuo para llegar al lugar que andaba buscando: aguas templadas y tranquilas para parir.

Es la tercera vez que esta ballena gris se deja ver por la costa californiana en los últimos seis años. Por eso los pangueros del lugar la nombraron Trini. Para Lupita, guía turística de la laguna desde 2003, Trini es inconfundible por las manchas que forman más de 100 kilogramos de piojos y balanos en su cabeza y cuerpo, en una relación simbiótica. Si el próximo año se la vuelve a topar, jura que la reconocería. Y no le cambiará el nombre.

Trini parió un ballenato que midió al nacer 4.5 metros y pesó media tonelada. Permanecerá en la laguna alrededor de un mes, para que su retoño se alimente y crezca lo suficiente y entonces migrar de vuelta al Mar de Bering. De regreso aprovechará para comer y enseñarle a su hijo a hacerlo: como buenos barbados, se hunden en el fondo marino y dragan lo que encuentran a su paso, desde anfípodos y misidáceos, hasta algunos poliquetos. No, las ballenas grises no comen krill.

Madre y cría, mimada Foto: Jorge Urbán/PRIMMA-UABCS

Madre y cría, mimada Foto: Jorge Urbán/PRIMMA-UABCS

 

 Jorge Urbán/PRIMMA-UABCS

Jorge Urbán/PRIMMA-UABCS

Trini y su bebé forman parte de las 2 mil 500 ballenas grises que en promedio visitan aguas mexicanas durante los meses de diciembre a abril, desde que se empezó a recuperar su hábitat en los últimos 40 años. Recordemos que esta especie estuvo a punto de ser exterminada por su cacería indiscriminada a mediados del siglo XIX y principios del XX, hasta que la intervención de la Comisión Ballenera Internacional y los esfuerzos de científicos y gobierno mexicanos por proteger las áreas de reproducción revirtieron esa tendencia. Hoy se estima una población de 22 mil individuos, cifra cercana a la que existía antes de su explotación. Es decir, la ballena gris es hoy una especie recuperada.

Amistosas a pesar de todo Foto: Jorge Urbán/PRIMMA-UABCS

Amistosas a pesar de todo Foto: Jorge Urbán/PRIMMA-UABCS

En la laguna de San Ignacio, ubicada dentro de la Reserva de la Biosfera de El Vizcaíno, el trabajo científico y la participación de los lugareños ha permitido que un promedio de 332 ballenas grises lleguen de visita este año, según el último censo semanal. Por el lado turístico, los pobladores coordinan, vigilan y se benefician de los avistamientos, los cuáles sólo se pueden dar con 16 embarcaciones al mismo tiempo en la zona y dos por ballena, por dos horas máximo. Por el lado de la producción pesquera, trabajan por temporadas (como la del abulón, por ejemplo), para permitir la recuperación de las especies y no entorpecer el ciclo migratorio de las ballenas.

En la parte científica, destaca la investigación realizada desde el 2008 por biólogos marinos de la Universidad Autónoma de Baja California Sur y de la UNAM, como parte del Programa de Investigación de Mamíferos Marinos (PRIMMA-UABCS), el cual es apoyado por la alianza entre la WWF y Telcel. Encabezados por el doctor Jorge Urbán Ramírez, los científicos realizan censos semanales de las ballenas adultas que se encuentran en la laguna (solitarias y con crías), aplican técnicas de foto-identificación, y colocan transmisores por satélite para intentar obtener más datos sobre su migración.

Foto: Jorge Urbán/PRIMMA-UABCS

Foto: Jorge Urbán/PRIMMA-UABCS

La información obtenida es procesada en el primer laboratorio en campo de mamíferos marinos en la laguna (Laboratorio Kuyimá) y aporta información valiosa sobre la población “coreana” de la ballena gris (la que llega a costas mexicanas es la “californiana”), la cual tiene apenas unos 130 individuos y se encuentra en peligro de extinción. Además de intentar esclarecer la participación e incidencia de ambas poblaciones en el ciclo migratorio, este tipo de investigaciones pretenden contribuir al debate sobre el reclamo de nativos siberianos para que se incremente la cuota de caza de subsistencia aborigen. Actualmente tienen permiso de cazar 650 ballenas grises en 5 años y hasta 120 cada año.

Jorge Urbán/PRIMMA-UABCS

Jorge Urbán/PRIMMA-UABCS

Mientras la Comisión Ballenera Internacional evalúa los número alegres y decide si procede el reclamo de los nativos siberianos, el hijo de Trini tendrá la oportunidad de recorrer el Atlántico Norte los próximos 70 años, edad promedio de una ballena gris. Dentro de 7 meses, hecho un juvenil, emprenderá su vida en solitario como todos los de su especie, hasta que alcance los 13 metros de largo y las 30 toneladas de peso, y tenga la madurez sexual de sus 6 años para empezar a aparearse. Entonces podrá recorrer el camino de su madre y tal vez arribar a la Laguna de San Ignacio, para ocupar su lugar en uno de los espectáculos marinos más fabulosos que un ser humano puede atestiguar.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Facebook: la demanda del gobierno de EU contra la red social que busca obligarle a que venda Instagram y WhatsApp

Las autoridades federales acusan a la compañía, propietaria de Instagram y WhatsApp, de prácticas ilegales para impedir la libre competencia.
11 de diciembre, 2020
Comparte

Reguladores federales y fiscales de más de 45 estados de EU demandaron este miércoles a Facebook por lo que consideran prácticas monopólicas para absorber potenciales competidores y asfixiar la libre competencia.

La demanda es uno de los pasos más significativos que ha dado hasta la fecha el gobierno estadounidense contra la compañía tecnológica y, de alcanzar su objetivo, podría llevar a los tribunales a ordenar a Mark Zuckerberg la venta de Instagram y WhatsApp.

Facebook alega que los acuerdos de compra de esas últimas empresas, ahora bajo la lupa de los tribunales, ya recibieron el visto bueno de las autoridades años atrás .

“El gobierno quiere ahora una revisión, enviando a las empresas estadounidenses el mensaje escalofriante de que no hay venta que sea definitiva”, dijo Jennifer Newstead, consejera general de Facebook.

Newstead indicó que la compañía había invertido millones de dólares para que Instagram y WhatsApp fueran exitosos y que Facebook se defendería “vigorosamente” en las cortes.

“Las leyes antimonopolio existen para proteger a los consumidores y promover la innovación, no para castigar a las empresas exitosas”, agregó.

¿En qué consisten las demandas?

Las demandas presentadas por los estados y la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) se centran en la adquisición de Instagram por parte de Facebook en 2012, la compra de WhatsApp en 2014 y las reglas que rigen a los desarrolladores de software externos.

Los demandantes acusan a Facebook de adoptar un enfoque de “comprar o enterrar” a los rivales potenciales, perjudicando a los competidores.

Y, también, a usuarios, que según los fiscales han perdido el control de sus propios datos para respaldar los ingresos publicitarios de la empresa.

Zuckerberg

Reuters
Las demandas citan correos internos de Zuckerberg.

Las demandas citan mensajes internos de Zuckerberg, como un correo electrónico de 2008 que decía que era “mejor comprar que competir”.

“Durante casi una década, Facebook ha utilizado su dominio y poder de monopolio para aplastar a rivales más pequeños y acabar con la competencia, todo a expensas de sus usuarios”, dijo la procuradora general de Nueva York Letitia James, quien lidera la batalla legal de los estados.

“Ninguna empresa debería tener tanto poder sin control sobre nuestras interacciones personales y sociales. Por eso estamos tomando medidas hoy”, agregó.


Una larga batalla legal para Facebook

por James Clayton, corresponsal de tecnología de la BBC para América del Norte

A veces es bastante difícil comprender cuán grande es el poder de esta empresa: Facebook, Facebook Messenger, WhatsApp e Instagram, todos propiedad de una única compañía

Lo que sostiene la Comisión Federal de Comercio (FTC) es que hay una razón por la que Facebook llegó a dominar este sector tan lucrativo: adquirió la competencia ilegalmente.

Dos personas sostienen sus celulares ante un cartel con el logotipo de WhatsApp.

Getty Images
WhatsApp es una de las apps de mensajería más utilizadas del mundo.

En 2012, Instagram estaba creciendo rápidamente. Facebook estaba preocupado.

Zuckerberg había admitido que Instagram era un competidor y lo compró por una cifra que ahora parece baja: 1.000 millones de dólares.

WhatsApp también estaba creciendo a velocidades increíbles en 2014. ¿Iba a amenazar el propio servicio de mensajería de Facebook? Zuckerberg también lo compró.

Ambas adquisiciones fueron analizadas previamente por la FTC y fueron aprobadas.

The Facebook logo is displayed on a mobile phone

Reuters
El gobierno de Trump ha tenido una relación complicada con Facebook.

Ese es el argumento de Facebook, que compraron estas empresas cuando eran mucho más pequeñas, que no había nada predeterminado sobre su éxito.

En otras palabras, no castiguen a Facebook por crear empresas estadounidenses exitosas.

La separación de Instagram y WhatsApp de Facebook ahora se decidirá en los tribunales, pero estas demandas antimonopolio llevan tiempo.

También habrá una amplia oportunidad para apelaciones, así que no deberíamos esperar una potencial ruptura de Facebook en un futuro mediato.

Pero esto es una indicación más de hacia dónde se dirigen ahora los tribunales y los políticos: las grandes empresas tecnológicas son demasiado grandes a los ojos de muchas personas.

Acusaciones de monopolio

Las demandas ocurren en un momento en el que los reguladores estadounidenses están examinando más de cerca el poder del que disfrutan las empresas de tecnología.

Este verano, los jefes de Google, Amazon, Facebook y Apple se vieron obligados a testificar ante el Congreso, como parte de una investigación más amplia sobre su influencia en el mercado.

En octubre, el Departamento de Justicia demandó a Google, acusando a la empresa de violar las leyes de competencia de Estados Unidos para mantener el monopolio de las búsquedas y la publicidad en internet.

Más de 2.500 millones de personas utilizan una de las aplicaciones de Facebook cada día.

La empresa, valorada en casi US$800.000 millones, emplea a más de 56 mil personas y reportó más de 18 mil millones de dólares en ganancias el año pasado.

El Open Markets Institute, un grupo de expertos de Washington que ha estado presionando a los reguladores para que adopten una postura más agresiva contra las empresas de tecnología, dijo que las demandas eran un “paso crítico” hacia adelante.

“Todavía hay más por hacer, pero este es un gran momento”, escribió la organización en Twitter.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=quE5HuMmHoE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.