close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El "sueño mexicano": Naces pobre y te quedas pobre

En México, la movilidad social es casi nula, según arroja un estudio que revela que de 100 mexicanos que nacieron en pobreza, 48 morirán igual.
Por Lilia Saúl Rodríguez
25 de abril, 2013
Comparte
Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

En el “sueño” mexicano, si naces pobre, te quedas pobre. Y si naces rico, te quedas rico. En este mismo “sueño”, si tus padres no estudiaron, esto te condenará a seguir en la misma condición de pobreza que quizás ellos vivieron.

En México, la movilidad social es casi nula. En cambio, en países como Dinamarca, Suecia o Noruega cualquiera de sus ciudadanos puede aspirar a mejorar su condición económica y social y lograrlo con éxito.

Ser pobre en México te condena a estudiar primaria y secundaria y a la baja posibilidad de continuar tus estudios de nivel bachillerato y licenciatura.

Y si tus papás se dedican a las actividades manuales como la agricultura, difícilmente cambiarás de “profesión”.

En este país, si eres mujer, podrás mejorar tu condición de pobreza, pero si eres rica corres el riesgo de dejar de serlo sólo por tu condición de mujer.

Para resolver este problema, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) propone igualdad de oportunidades y mecanismos de protección que eviten que la condición socioeconómica en desventaja se herede.

El Informe de Movilidad Social en México 2013: Imagina tu futuro, refleja con estadísticas, entrevistas y bases de datos la falta de políticas públicas concretas que permitan el avance en sus estudios de los mexicanos que viven en pobreza, así como la ocupación total de los “ninis”, jóvenes que no estudian ni trabajan.

Las cifras que ofrece el estudio son las siguientes:

48 de cada 100 mexicanos que nacieron en pobreza morirán igual y por cada 100 mexicanos nacidos en ese estrato, sólo 5 concluirán estudios universitarios, 11 llegarán a la preparatoria y 72 se quedarán sin estudios.

El Estado mexicano sigue en deuda con las familias mexicanas, pues un niño tendrá mejores condiciones tanto educativas como laborales a futuro dependiendo de su origen socioeconómico y no de lo que el Estado pueda ofrecerles, concluye la investigación dirigida por los investigadores del CEEY, Roberto Vélez Grajales, Raymundo Campos Vázquez y Juan Enrique Huerta Wong.

Sin embargo, aún hay posibilidad de modificar esta condición si se logran los objetivos de algunas políticas públicas como las que se incluyen en el Pacto por México.

Los investigadores del CEEY observaron que de los 95 compromisos que se derivan del Pacto por México, 37 están relacionados con la movilidad social, y el Sistema Nacional de la Cruzada contra el Hambre incluye 53 de 69 programas sociales que la promueven.

La educación

Cuando los padres no tuvieron estudios, los hijos probablemente tampoco concluyan los básicos (primaria y secundaria) y en consecuencia, su condición de pobreza seguirá siendo el mismo, reporta el informe.

De acuerdo con el CEEY, los hijos de padres con educación universitaria lograron una tasa casi 5 veces mayor que aquellos de padres con estudios de primaria terminada.

El origen de las personas, aunque no condiciona el logro educativo para el nivel básico y medio, sí lo hace para el nivel bachillerato y superior.

También la movilidad social depende del tipo de primaria a la que asistieron los niños, haya sido pública o privada, así como el turno.

Ambos factores son determinantes para que un alumno concluya su ciclo educativo.

La reforma educativa planteada por el gobierno federal presenta aspectos positivos para lograr una movilidad social en los mexicanos, pero los investigadores del CEEY detectaron que hay cuatro elementos que no se están tomando en cuenta:

*La noción genérica del sistema educativo. Además de impulsar el estudio por competencias cognitivas, también se deben impulsar competencias de personalidad, tales como la autoestima y habilidades sociales.

*Incluir la no discriminación sobre todo hacia las mujeres y a los grupos étnicos no dominantes o de otro tipo.

*Mejorar la distribución presupuestal en los estados.

*Mejorar el sistema de evaluación y recompensas de los docentes.

Movilidad Ocupacional

El estudio demostró que sólo 6 de cada 100 personas logran modificar el trabajo que desempeñaron sus padres, es decir, de manual a altamente calificado, incidencia 7 veces menor a la que alcanzaron las personas cuyo padre contaba con una posición no manual de alta calificación (41%).

Existe movilidad al interior de la estructura ocupacional de actividades manuales y no manuales. Sin embargo, las barreras a la movilidad se hacen explícitas para cambios entre dichas estructuras.

En las propuestas que hace el CEEY se plantean mejoras que deben incluirse en la reforma laboral:

*Mayor participación laboral femenina.

*Que las diferencias biológicas entre hombres y mujeres no sean el factor determinante.

*Crédito y proyectos productivos para diversos sectores como propone el Pacto por México.

*Blindaje a los hogares para garantizar que las mujeres puedan seguir con sus trayectorias ocupacionales, si así lo desean.

Movilidad de estatus socioeconómico

Una persona rica se mantiene en su misma posición y las generaciones posteriores no se moverán a rangos inferiores, arrojó el estudio del CEEY. Esto significa que cuatro de cada cinco personas (81%) mantienen su misma posición de riqueza.

En contraste, los pobres, seis de cada diez entrevistados (60%) se mantienen en su posición y o suben al rango siguiente.

“Los desplazamientos en los sectores medios de la distribución son cercanos a la movilidad perfecta. Sin embargo, los extremos de la misma se caracterizan por una alta persistencia con relación a la posición de origen”, concluyó el análisis elaborado por el CEEY.

Movilidad en las mujeres

Una posible causa estructural de la desigualdad en los procesos de movilidad entre mujeres y hombres es el rol que juega la educación de los padres en las decisiones de participación laboral de los hijos.

“A diferencia de los hombres, la incorporación de las mujeres al mercado laboral parece estar condicionada por las características socioeconómicas del hogar de origen. En específico, se observa que a mayores niveles de educación del padre de las mujeres, mayor es la participación laboral femenina.

La diferencia entre mujeres y hombres puede deberse a diferencias culturales en cómo los niños son educados (trabajo doméstico versus trabajo remunerado)”, detalló el informe.

Datos relevantes

*El 69% de las personas entrevistadas para el estudio mencionan que la pobreza tiene que ver con características individuales (falta de empleo, falta de educación y flojera) que pueden ser mejoradas vía la intervención de políticas públicas.

*El 74% de los encuestados piensa que se debe a la educación, la iniciativa personal y el trabajo responsable.

*Se destaca que la causa principal que identifican los mexicanos para lograr éxito, y en correspondencia a la principal causa de la pobreza, es la iniciativa personal (30%).

¿Qué es la movilidad social?

La movilidad social permite analizar las opciones que tienen los miembros de una sociedad para cambiar su nivel socioeconómico, y en específico, para identificar la facilidad con la que dichos miembros pueden moverse a lo largo de la estructura socioeconómica. El grado de movilidad social es un indicador que mide la igualdad de oportunidades en una sociedad.

La investigación

El estudio concluye que hay cuatro áreas que son competencia del gobierno federal y que deben concretarse en políticas públicas para mejorar la movilidad social de las personas:

1. Incrementar la calidad en el nivel de educación básica y media, con el propósito de impulsar competencias de personalidad, tales como autoestima y habilidades sociales.

2. Ampliar la cobertura en educación media superior y superior. Las opciones limitadas no sólo tienen que ver con la calidad en los primeros niveles de formación, sino también con las restricciones de espacios en los niveles altos.

3. Establecer políticas que permitan la discriminación positiva en la educación y el trabajo, de tal manera que se favorezca el ingreso de más mujeres al mercado laboral.

4. Reducir la probabilidad de que las desigualdades en realización socioeconómica determinen desigualdades de origen para las siguientes generaciones. Por ello, es necesario establecer mecanismos de protección social que aseguren un piso mínimo de bienestar social para la población mexicana. El esquema propuesto recientemente por el CEEY se considera una opción altamente deseable.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Qué es la Faja Volcánica Transmexicana que cruza la región más poblada de México (y por qué es un peligro)

Casi la mitad de la población de México vive en una región llena de volcanes, algunos activos y peligrosos. La Faja Volcánica Transmexicana atraviesa la región centro del país.
AFP
17 de octubre, 2019
Comparte

El área en la que vive el 40% de la población en México está repleta de volcanes.

En la región central del país, en la que se asientan 14 estados y viven más de 50 millones de personas, se ubica en la Faja Volcánica Transmexicana (FVTM), también llamada Eje Neovolcánico Transversal o simplemente Eje Volcánico.

Se trata de una franja que cruza a México de este a oeste en su región central y en la que hay unos 40 volcanes, algunos de ellos activos y de alto riesgo, como el Popocatépetl, cercano a Ciudad de México, o el de Colima, considerado el de más actividad de América del Norte.

La FVT forma parte del Cinturón de Fuego del Pacífico, la zona de interacción de placas terrestres más grande del mundo (40,000 km) que es origen de terremotos en las costas del Pacífico de América, el este de Asia y las islas del sureste de ese continente.

En México, la FVTM al ser una zona alta de clima templado, favoreció desde tiempos ancestrales los asentamientos humanos que evolucionaron hasta las grandes ciudades que hay en la actualidad.

“En regiones volcánicas, los suelos son más ricos y la gente tiende a establecerse. Las poblaciones más grandes están en esta faja volcánica, que además tiene varios volcanes activos”, explica a BBC Mundo el investigador Gerardo Suárez, del Departamento de Sismología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Un avión en Ciudad de México

Getty Images
El Popocatépetl y el Iztaccíhuatl (las montañas más altas al fondo) se aprecian a simple vista desde Ciudad de México en días despejados.

El experto recientemente publicó un estudio que realizó a lo largo de 3 años junto a sus colegas Gema Caballero y David Novelo sobre la FVTM.

Su investigación documentó cómo la Faja Volcánica Transversal también ha sido origen de sismos de intensidad alta, causantes de daños severos, lo que hasta ahora ha pasado inadvertido en el estudio de los terremotos de la zona.

“Es una región que se ha considerado por mucho tiempo de relativamente bajo peligro sísmico”, explica Suárez.

“Pero lo que hemos encontrado es que en la historia hay varios sismos que, a pesar de que son poco frecuentes, y de magnitud no tan grande como los que hay en la costa del Pacífico, podrían representar un peligro importante porque en el pasado han causado daños a esta zona tan poblado del país”, añade.

Rescatistas retiran escombros

Getty Images
Varias ciudades de México, incluida la capital, son zonas sísmicas debido a su cercanía a las fallas de las costas del Pacífico.

Su hipótesis es compartida por el investigador estadounidense Gavin Hayes, quien no participó en la investigación de Suárez y sus colegas.

“Concuerdo con el hecho de que solo porque haya habido terremotos de moderados a grandes bastante infrecuentes no significa que se pueda ignorar el peligro asociado con ellos”, le dice a BBC Mundo el experto en geofísica del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

Zona de cumbres

La interacción de las placas tectónicas de Cocos y Rivera, que además colindan con la gran placa de Norteamérica, ha dado origen a la formación de decenas de montañas altas y volcanes a lo largo de millones de años.

En lo que respecta a la FVTM, dio paso a la formación de una franja de 900 km de largo -desde las islas Revillagigedo del Pacífico hasta el estado de Veracruz, en el Golfo de México- y una anchura de 130 km.

Un gráfico del Eje Volcánico

UNAM
La FVTM (marcado con el número 2 en este gráfico) se extiende de este a oeste en el paralelo 19 N.

La altura media en la región es de 2.500 metros sobre el nivel del mar (msnm), por lo que esta zona ha sido considerada como la barrera natural entre América del Norte y América Central, según el Servicio Geológico Mexicano.

Entre los volcanes que la forma está el Pico de Orizaba, el más alto con 5.636 msnm; el Popocatépetl, el Iztaccíhuatl y el Ajusco que rodean a Ciudad de México; el Paricutín, el más joven del país; y el Fuego o de Colima, el más activo de América del Norte.

Map

De los 43 volcanes que hay en la región, solo una decena ha estado activo en los últimos dos siglos.

Viaje al pasado

El estudio de Suárez, publicado en la revista científica Tectonics, implicó sumergirse en archivos históricos de códices aztecas, relatos coloniales y archivos sísmicos de cinco siglos de antigüedad para determinar qué eventos significativos hubo en la Faja Volcánica Transmexicana.

“Lo que vemos en el periodo de los últimos 100 años en que ha habido instrumentos es muy corto en términos geológicos”, explica Suárez.

Determinar qué sismos hubo y qué características tuvieron es importante para conocer el riesgo de la FVTM.

El Popocatépetl visto desde Puebla

Getty Images
Los asentamientos prehispánicos y los coloniales se concentraron en la región central del país, donde hay una gran variedad de volcanes.

Luego del trabajo de documentación, los expertos determinaron que hubo seis terremotos desde el siglo XV hasta la actualidad que se explican por la actividad geológica de la FVTM, y no por la interacción de las placas del Pacífico.

Los más antiguos fueron registrados en códices y documentos que relataban el México de la época azteca o mexica, lo cual resulta fascinante para el estudio de la sismicidad de la zona.

“Las culturas prehispánicas registraban los sismos con un glifo, un símbolo, que parece una hélice. Lo llamaban ‘ollin”, el cual era un símbolo de movimiento. Cuando lo colocaban en una especie de capas, que representaban la tierra, esto representaba un sismo”, explica Suárez.

Un glifo de un terremoto

sismoshistoricos.org
Los aztecas representaban con glifos los terremotos.

Uno ocurrió en 1475 en un lugar cercano a lo que hoy es Ciudad de México, evento que los códices prehispánicos registran con el derrumbe de laderas y la abertura de grietas, características de un terremoto generado en el lugar, no en el Pacífico.

Otro ocurrió en 1575, después de la Conquista española, con una magnitud estimada de 5,7, explica Suárez, y que se generó cerca de la actual ciudad de Puebla. Tuvo réplicas durante 4 o 5 días y causó una gran destrucción.

El trabajo de interpretar cómo las culturas prehispánicas registraban los sismos es muy complicado debido a que subsisten pocos códices, ya que pues “fueron destruidos en la época colonial porque eran considerados paganos”, explica Suárez.

Otros eventos significativos fueron el sismo cercano a Tepic de 1568 (de magnitud estimada en 7,2), el de la falla de Michoacán de 1858 (+7), el de Acambay de 1912 (6,9) y el de Xalapa en 1920 (6,4).

¿Qué significa la sismicidad de la FVTM?

Suárez explica que analizar los registros sísmicos formales de un siglo es como ver solo unos segundos de una película.

Su trabajo ha sido ver más allá de unos fotogramas y tratar de entender cómo la sismicidad de la FVTM tiene varios componentes.

“Es lógico que nuestra atención haya estado centrada en la región donde ocurren los sismos más grandes, más peligrosos, de donde vino el sismo de 1985 que tantos daños causó a Ciudad de México”, considera.

El Anillo de Fuego del Pacífico

Getty Images
El Anillo de Fuego del Pacífico ha generado fallas geológicas a lo largo de miles de años, incluidas las del FVTM.

Pero dice que entender que hay otras fuentes de actividad geológica “debe llevar a reconsiderar el peligro sísmico que hay en el centro del país“.

Gavin Hayes, del USGS, concuerda con eso y señala que hay lugares en EE.UU. donde “los terremotos son raros, pero el peligro es muy alto”, como la zona sísmica de Nuevo Madrid, en San Luis, Misuri.

“Los terremotos grandes poco frecuentes cerca de las regiones pobladas son difíciles de reflejar en los mapas de amenazas, porque las posibilidades de que ocurran en un período determinado son bajas, pero su impacto puede ser muy alto”, añade.

Ante esto, Suárez dice que la revisión de códigos y normas de construcción en zonas sísmicas es la mejor manera de protegerse.

El Pico de Orizaba

Getty Images
El Pico de Orizaba es el volcán más alto de México, con su cima a más de 5.600 metros sobre el nivel del mar.

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.