Desaparecen 141 militares en combate al narcotráfico
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Desaparecen 141 militares en combate al narcotráfico

De 2007 a abril de 2013, el Ejército ha reportado la desaparición de más de un centenar de elementos en 15 estados del país; Tamaulipas es el estado donde se concentran los casos
Por Luis Brito
27 de mayo, 2013
Comparte
La cifra de 141 militares desaparecidos se desprende de un informe obtenido mediante la Ley de Transparencia. //Foto: Cuartoscuro

La cifra de 141 militares desaparecidos se desprende de un informe obtenido mediante la Ley de Transparencia. //Foto: Cuartoscuro

En poco más de cinco años, el Ejército ha registrado la desaparición de 141 militares dentro del combate al crimen organizado en 15 estados del país encabezados por Tamaulipas.

El primer reporte ocurrió el 6 de septiembre de 2007 en Maravatío, Michoacán, cuando desapareció un teniente, según documentos oficiales de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) obtenidos a través de una solicitud ciudadana de transparencia. A partir de esa fecha, la cifra de desapariciones de militares fue en aument: 10 en 2008; 21 en 2009 y 63 en 2010.

Para 2011, la cifra tuvo una caída, pues sumaron 24. Al año siguiente, fueron 16.

Este año, hasta el 2 de abril, suman seis militares desaparecidos. El primer caso de 2013 ocurrió el 3 de enero, con un sargento que se encontraba en Guadalajara, Jalisco, según el último reporte emitido por la Sedena.

Tamaulipas es el estado de mayor riesgo para los elementos de las fuerzas armadas, pues la cuarta parte de las desapariciones se ha registrado ahí. Sólo en el municipio de Nuevo Laredo, la Sedena contabiliza 20 cabos, soldados y sargentos en calidad de desaparecidos desde 2008, mientras en Reynosa, Ciudad Victoria, San Fernando, Matamoros y Soto La Marina suman 16.

Al fronterizo estado, que ha permanecido en pugna entre grupos delictivos desde 2010 le sigue Nuevo León, en donde el Ejército tiene registrados 23 casos, la mayoría en Monterrey y Escobedo. En tercer lugar está Michoacán, con 15 casos; en cuarto empatan Veracruz y Coahuila, con 14 desapariciones.

El quinto lugar lo comparten Durango y Chihuahua, con ocho y en sexto lugar queda Guerrero, con seis.

En Zacatecas se tiene reportada la desaparición de cuatro soldados, todos el 5 de diciembre del año pasado en el municipio de Fresnillo, mientras que en Jalisco también suman cuatro a partir de 2009.

El resto de los casos han ocurrido en San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Hidalgo, y Chiapas.

Pese a que en la mayoría de los casos el Ejército conoce dónde se vio por última vez a los elementos desaparecidos, desconoce dónde se registraron las desapariciones de un teniente y subteniente ocurridas el 6 de noviembre de 2010.

Para el General de División retirado Jorge González Betancourt, las desapariciones de militares son un mecanismo de grupos del crimen organizado para amedrentar las operaciones del Ejército en las entidades donde operan.

“Es una respuesta al combate, una forma de amedrentar, de intimidar a las Fuerzas Armadas”, manifestó González Betancourt, ex enlace de la Sedena con la CNDH y ex presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados.

Durante el sexenio anterior, el Ejército mantenía un promedio de 45 mil elementos al mes en tareas de combate al narcotráfico en el país, aunque la cifra bajó a partir de este año, tras iniciar la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, pues según la Sedena entre enero y abril ha desplegado mensualmente a 33 mil 725 militares.

Por considerar que pone en riesgo a sus familias y las investigaciones para dar con el paradero de los que puedan continuar con vida, la dependencia mantiene clasificada la información respecto a los nombres y adscripciones de los militares víctima, al igual que las circunstancias en las que fueron desaparecidos.

“Es práctica común de los delincuentes tratar de localizar y ubicar a los militares para amenazarlos y en algunos casos asesinarlos, para desalentar así las acciones que, conforme a Derecho, el Estado mexicano está realizando en su contra”, explica el Estado Mayor de la dependencia para fundamentar la clasificación de los datos.

El común denominador en los casos es que los militares fueron privados de la libertad cuando se encontraban en día de descanso. Las indagatorias son llevadas por la Procuraduría General de Justicia Militar, la cual, según el General de División, llega a apoyarse en las procuradurías de los estados en donde ocurrieron los casos.

Según la lista emitida por la dependencia, las víctimas han sido 3 capitanes; 16 tenientes y 2 subtenientes; 20 sargentos; 45 solados; 43 cabos, y 12 elementos rurales.

La Ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM) prevé los apoyos para las familias de los militares en calidad de desaparecidos, agregó el General de División también ex diputado federal durante la 60 Legislatura, entre 2006 y 2009.

“Son amparadas, tenemos un sistema de Seguridad Social muy bueno, la familia queda amparada mientras se continúa la búsqueda”, manifestó González Betancourt.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 casos que explican cómo una reunión se puede convertir en un evento superpropagador de covid-19

Las reuniones en bares o la celebración de cumpleaños han sido fuente comprobada de contagios masivos de coronavirus. Un médico explica por qué eventos que antes solían ser cotidianos ahora pueden resultar tan peligrosos.
6 de julio, 2020
Comparte
Una mesera en un restaurante de Washington DC

Getty Images
A pesar de que se sigan las medidas sanitarias adecuadas, algunos lugares son fuente de alto riesgo de contagio.

Con la pandemia de covid-19 presente desde hace meses, las precauciones sanitarias se han convertido en una rutina: mantenerse a dos metros de distancia de otros, usar mascarilla y lavarse las manos constantemente.

Estados Unidos, el país con más contagios del mundo, no ha sido la excepción.

Aun así, ciertos eventos considerados como superpropagadores parecen ser los culpables de una gran cantidad de infecciones de covid-19.

¿Cómo una simple noche o una sola persona infectada puede desencadenar decenas de casos?

Le pedimos al doctor Abraar Karan, médico e investigador de salud pública de la Facultad de Medicina de Harvard, que examinara tres casos diferentes ocurridos en EE.UU. para comprender cómo algunos eventos pueden pasar de bajo a alto riesgo, y cómo evitar asistir a uno.

Pero primero, para aclarar qué se considera superpropagador, Karan señala que un evento en el que el número de casos de contagio se convierte desproporcionadamente alto en comparación con la transmisión general.

Una fiesta de cumpleaños en California

Reuters
Una simple fiesta de cumpleaños se puede convertir en un evento superpropagador de coronavirus.

Todavía se están realizando investigaciones, dice Karan, pero los primeros resultados indican que la propagación del coronavirus se debe principalmente a estos eventos superpropagadores.

Y aunque los perfiles de riesgo variarán ampliamente entre eventos similares, Karan dice que hay ciertos factores que deberían encender la señal de alarma.

Que haya una reunión en un lugar cerrado, que esté muy concurrido, que los asistentes no tengan ningún tipo de protección, como mascarillas.

“Creo que todos son de alto riesgo”, dice.

1. Una fiesta de cumpleaños

El 30 de mayo, la familia Barbosa reunió un grupo de 25 personas para una fiesta sorpresa de cumpleaños en el norte de Texas, EE.UU. El anfitrión, sin saberlo, estaba infectado con SARS-CoV-2.

Para fines de junio, uno de los asistentes, Chance O’Shel, dijo que ocho miembros de la familia y 10 amigos habían contraído el virus, incluidos los abuelos Frank y Carole Barbosa.

Una protesta en Texas contra las mascarillas

Getty Images
Texas, uno de los estados con más casos de covid-19, ha tenido manifestaciones de rechazo a las medidas sanitarias.

Tanto Frank como Carole Barbosa fueron hospitalizados más tarde y, el 1 de julio, Frank murió, informaron los familiares.

“Fueron aún más cautelosos que antes, pero aun así llevó a mi abuela, abuelo y tía al hospital”, dijo O’Shel sobre la reunión a la emisora KAVU.

Para el doctor Karan, una fiesta de cumpleaños como la de los Barbosa podría tener todos los ingredientes para un evento superpropagador.

“Si estás en una fiesta de cumpleaños, hay mucho contacto. También hay personas que hacen cola para usar el baño”, lo cual los pone juntos en pequeños pasillos donde el distanciamiento social es imposible.

A medida que las personas beben y comen, surgen más problemas, comenzando por el hecho de que es poco probable que usen protección facial mientras lo hacen, lo que permite una propagación más fácil.

Un desfile de cumpleaños

Reuters
Los desfiles de invitados en sus autos han sido una alternativa a las fiestas tradicionales de cumpleaños en EE.UU.

En segundo lugar, si los invitados a la fiesta comienzan a beber, el distanciamiento social se va perdiendo o se ignora por completo.

“Estamos pidiendo a las personas que cambien sus comportamientos, que hagan cosas que no son naturales para ellos”, resalta Karan.

“Si se añaden cosas como el alcohol, es más probable que las personas vuelvan a su comportamiento normal, están menos inhibidas y puedan olvidarlo”.

2. Un bar restaurante

El 8 de junio, los propietarios del Harper’s Restaurant y Brew Pub, un restaurante cubierto con una gran terraza al aire libre en East Lansing, Michigan, abrieron sus puertas después de semanas de cierre obligado por el covid-19.

Los gerentes brindaron capacitación sobre prácticas seguras, las mesas se separaron y el aforo se redujo a la mitad, lo que permitía recibir hasta 225 clientes.

Semanas después, el 2 de julio, 152 infecciones en 13 condados de Michigan han sido vinculadas al bar Harper‘s.

Un restaruante en Nueva York

Getty Images
Algunos modelos sugieren que solo el 20% de las personas, los superpropagadores, son responsables del 80% de las infecciones.

De estos casos, 128 informaron que estuvieron presentes en el establecimiento entre el 12 de junio y el 20 de junio, y el resto son contactos cercanos de quienes lo hicieron.

Acudir a un bar o restaurante cubierto puede llevar a un territorio arriesgado, dice Karan.

Al igual que en una fiesta de cumpleaños, la comida puede ser un factor: “Cuando hay personas que comen, no usan máscaras, mastican y hablan, y van a estar cara a cara, uno frente al otro“, señala.

Esto permite que las gotas bucales se transmitan entre los invitados.

Un bar en Texas

Getty Images
El consumo de bebidas alcohólicas inhibe el respeto a las reglas sanitarias, advierten los expertos.

Si hay música a alto volumen o si la concurrencia hace difícil escuchar, el hablar en voz más alta también aumentará el riesgo “como una fiesta en su apogeo”, añade Karan.

Y las altas temperaturas en el verano son un factor más.

“Existe alguna evidencia de que los aires acondicionados pueden contribuir a la propagación, al tener potencial de hacer volar las gotas a lo largo del camino del aire”.

El compartir los baños y varias áreas de alto contacto, como las puertas, tienen potencial de superpropagación.

La calle Ocean Drive en Florida

Getty Images
Florida ha vuelto a reimponer el cierre de restaurantes debido al repunte de casos de covid-19.

“Es importante tomar precauciones. Pero al final del día, no importa cuántas precauciones tomes, algunas cosas son de alto riesgo y los bares son una“, dice el médico.

3. El ensayo de un coro

En marzo, cuando iniciaba la primera ola de contagios en EE.UU., 61 miembros de un coro en el condado de Skagit, en el estado de Washington, se reunieron para su ensayo semanal.

Una persona mostró síntomas parecidos al de un resfriado.

Mujer con una caja de mascarillas

AFP
Una de las principales funciones de las mascarillas es evitar la dispersión o absorción de gotas de saliva.

Días después, tras una investigación realizada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) se identificaron 53 casos de covid-19, dos miembros del grupo murieron después.

En este caso, el factor clave es probablemente la razón del grupo para reunirse: el canto.

Cuando se canta, al igual que cuando se habla en voz alta o se grita, se expulsan gotas de la boca y la nariz, dice Karan.

“Cuando realmente estás respirando fuerte, estás produciendo más aerosol, gotas más pequeñas que pueden flotar en el aire”, explica.

En el coro, el enfermo inicial podría haber expulsado estas gotitas mientras ensayaban que luego flotaban en el aire mientras los demás cantaban y socializaban a lo largo de dos horas.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dDHHLysaCHg

https://www.youtube.com/watch?v=fezPCtz6HSQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.