El peligro de enviar textos al caminar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El peligro de enviar textos al caminar

Se estima que el no mirar por dónde caminamos es la causa del 59% de los accidentes que provocan heridas o la muerte a peatones.
Por Anna Lacey BBC
27 de mayo, 2013
Comparte

textCaminar y enviar textos por el celular al mismo tiempo es algo cada vez más frecuente, al igual que lo son las lesiones tras chocar contra farolas, postes de la luz y demás objetos en medio de la calle.

Si echan una mirada a YouTube, podrán ver a gran cantidad de peatones incautos sufriendo todo tipo de accidentes, que aunque parecen divertidos pueden ocasionar heridas serias.

No obstante, una nueva aplicación intenta poner fin a este problema, avisando al alertando al peatón sobre la proximidad de un obstáculo.

Detector de obstáculos

Se trata de una aplicación llamada CrashAlert, que utiliza una cámara para escanear el camino y alertar a los usuarios con una luz roja cuando se aproximen peligrosamente a un obstáculo.

De este modo, la cámara actúa como un par de ojos extra para el peatón.

La aplicación puede interpretar la ubicación de los objetos en la calle, y cuando siente que algo se aproximan, emite una señal roja en la parte superior del teléfono o la tableta. La posición de esta señal roja indica la dirección del obstáculo, dándole al usuario la posibilidad de esquivarlo.

“Lo que hemos observado en nuestros experimentos es que en un 60% de los casos, la gente evitó obstáculos de forma segura”, explicó el inventor de CrashAlert de origen colombiano, Juan David Hincapié-Ramos, de la Universidad de Manitoba, en Canadá.

Accidentes comunes

Crash Alert. La aplicación alerta al peatón de la presencia de un obstáculo con un cuadrado rojo.

Crash Alert. La aplicación alerta al peatón de la presencia de un obstáculo con un cuadrado rojo.

Aunque CrashAlert es todavía un prototipo un tanto incómodo, ya que la cámara es grande y poco práctica, las estadísticas indican que una versión perfeccionada podría prevenir una gran cantidad de accidentes.

Un estudio de la revista estadounidense Safety Research reveló que en 2008 la cantidad de accidentes vinculados con tener los “ojos ocupados” se duplicó en comparación al año anterior. En otras palabras, la gente está tan ocupada mirando sus teléfonos y iPods que no prestan atención a su alrededor.

Chocar contra una pared o un poste de la luz puede causar mucho daño, pero si añadimos un auto a la ecuación podemos imaginar cuán peligroso es caminar y enviar textos a la vez.

Se estima que el no mirar por dónde caminamos es la causa del 59% de los accidentes que provocan heridas o la muerte a peatones.

Kevin Clinton, jefe de seguridad en ruta de la Real Sociedad para la Prevención de Accidentes (RoSPA) en Reino Unido, afirma: “La gente debería tener cuidado de no distraerse peligrosamente, ya sea con teléfonos celulares, escuchando música o conversando con otra gente”.

“Ser capaces de usar todos nuestros sentidos es importante cuando interactuamos con el tráfico”.

Cerebro limitado

La investigadora Kia Nobre, quien dirige el Brain and Cognition Lab de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, probó que a pesar del gran potencial de nuestro cerebro, éste sólo puede prestar atención conscientemente a unas tres cosas a la vez.

Puede sonar sorprendente, ya que nos da la sensación de que estamos constantemente absorbiendo información del mundo que nos rodea, pero en realidad nos enfocamos en sólo unas cuantas cosas clave.

Éste es el motivo por el cual a menudo los testigos de un crimen no recuerdan detalles cruciales como la apariencia del perpetrador o lo que estaban llevando. En el calor del momento, nuestro cerebro simplemente no puede procesar todo lo que está viendo.

Apliquen esta investigación al problema de caminar y enviar textos a la vez, y verán claro que los accidentes son evitables. Si están mirando a su teléfono, su cerebro es incapaz de prestar atención conscientemente a cualquier otra cosa.

A pesar de haber diseñado CrashAlert, Hincapié-Ramos acepta que la mejor solución para todas esas personas es parar de revisar su teléfono mientras andan.

“Deberíamos animar a la gente a que envién menos textos mientras caminan, porque esto los aisla del entorno. Sin embargo, la gente lo hace y hay situaciones donde tienes que hacerlo. Es para estas situaciones que CrashAlert puede tener un impacto positivo”.

La culpa es del celular

Prestar atención a smartphones y tabletas disminuye nuestro campo de visión.

Prestar atención a smartphones y tabletas disminuye nuestro campo de visión.

Pero el Dr. Joe Marshall, un especialista en interacción computadora-humano de la Universidad de Nottingham, afirma que no es a los usuarios a los que hay que culpar, sino a los teléfonos.

“El problema con la tecnología móvil es que no está diseñada para ser usada mientras estás en movimiento. Involucra pararse, mirar a la pantalla y teclear”.

Marshall cree que si queremos hacer que la gente pare de distraerse con sus teléfonos, los diseñadores necesitan repensar completamente cómo interactúan con ellos.

Pero por ahora, no hay una alternativa completamente satisfactoria.

“Las gafas Google resuelven el problema de mirar abajo permitiéndote mirar enfrente. Pero todavía tienes que prestar atención a la pantalla”, le dijo a la BBC.

Así que por ahora, al menos, parece que estar atentos es la única solución infalible para evitar postes de la luz o agujeros de alcantarilla.

Pero a medida que la tecnología móvil domina nuestra vida diaria, no sería muy temerario pensar en un futuro donde cámaras inteligentes nos orientan hacia la ruta adecuada.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

5 factores que predicen el éxito de las relaciones de pareja (y por qué el amor no es uno de ellos)

Científicos siguen tratando de encontrar el secreto de la felicidad en las relaciones de pareja.
19 de septiembre, 2020
Comparte

Puede que el corazón tenga razones que la razón no entiende, pero eso no les ha impedido a los científicos seguir tratando de encontrar el secreto de la felicidad en las relaciones de pareja.

Y gracias a la ayuda de la inteligencia artificial un equipo internacional de 85 investigadores cree haber identificado los principales factores detrás de una relación satisfactoria.

El estudio -el más extenso de su tipo a la fecha- utilizó algoritmos de aprendizaje automático para analizar los casos de casi 12.000 parejas contenidos en 43 bases de datos de 29 laboratorios diferentes.

“Básicamente analizamos toda la información que pudimos encontrar sobre el tema”, le dijo a BBC Mundo Paul W. Eastwick, profesor de psicología de la Universidad de California (EE.UU.) y uno de los coordinadores de la investigación.

Y una de sus principales conclusiones es que las características individuales no son tan determinantes a la hora de predecir el éxito de una relación como los juicios que uno se hace sobre esta.

De hecho, según el estudio, no hay nada más importante para la bienandanza de una relación que la convicción de que el otro integrante de la pareja está comprometido con la misma.

Otro predictor importante es el nivel de intimidad: en palabras de Eastwick, “esa sensación de que tu pareja te entiende y que realmente entiende quién eres”.

Y entre las cinco principales “predictores específicos a la relación” también están el nivel de gratitud o reconocimiento, la propia satisfacción sexual y la percepción de satisfacción con la relación que tenga el otro miembro de la pareja.

Mujer enamorada

Getty Images
Curiosamente, el amor no está en el “top 5” de los factores de éxito.

“Los propios juicios de las personas sobre la relación en sí, como cuán satisfechos y comprometidos sentían que estaban sus parejas, o cuán agradecidos se sentían hacia ellos, explicaron aproximadamente el 45% de su satisfacción“, es el resumen de los principales hallazgos del estudio publicado en la edición de agosto de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, PNAS.

En contraste, las diferencias individuales solamente dieron cuenta del 21% de la satisfacción en las relaciones analizadas.

Factor distal

“Los predictores individuales tienen que ver con lo que uno piensa sobre sí mismo y, en principio, son independientes a cualquier relación; por ejemplo, eso que acostumbramos llamar personalidad o las ideas abstractas que uno puede tener sobre cómo le gustaría que fuera su pareja romántica”, explica Eastwick.

Pareja

Getty Images
Lo que uno piensa de uno mismo no es tan importante como lo que piensa del otro.

“En contraste, los predictores específicos a la relación son constructos que requieren que pensemos en una persona en particular, usualmente nuestra pareja: esta es una persona en la que puedo confiar, alguien a quien quiero, alguien que me aprecia… Y tienen dos o tres veces más impacto a la hora de predecir qué tan satisfecho se está con la relación que las diferencias individuales”, le dijo a BBC Mundo.

Esto no significa que las diferencias individuales -que incluyen entre sus principales predictores satisfacción con la vida, negatividad, depresión y problemas de apego– no juegan un rol en la felicidad de una pareja.

Pero, como explica Eastwick, lo hacen sobre todo mediando la propia experiencia y condicionando el juicio que uno se puede hacer de la relación, que es lo que termina importando.

“Por ejemplo, si soy un misántropo entonces lo más probables es que no confíe en la gente y por lo tanto no pueda ser feliz en mi relación”, ilustra el profesor de la Universidad de California en Davis.

Pero para el éxito de la relación el factor clave no es tanto la misantropía, que sería un factor distal, como la confianza, un predictor importante que, como el amor, no alcanzó en el “top 5” pero sí en el “top 10” en términos de importancia.

¿Fue esa relativamente baja clasificación una sorpresa para los investigadores?

Amor

Getty Images
El amor es lo que se busca.

“Al amor de hecho le fue muy bien, lo que pasa es que es algo tan parecido a la satisfacción, a lo que estábamos tratando de predecir, que en muchos casos no lo incluimos siquiera como candidato”, explica Eastwick.

“En otras palabras, no es que no importe, es que es esencialmente lo que estábamos buscando“, le dice a BBC Mundo.

Y el psicólogo también insiste en que el hecho de que el estudio hable de “predictores” no significa que se sientan capaces de predecir el futuro.

“No somos adivinos”, dice. “Pero los aspectos de las relaciones que destacamos son cosas en las que uno puede trabajar y mejorar y así mejorar su relación en el presente”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VtZC2ETz-Mk

https://www.youtube.com/watch?v=8baztTZxkQo

https://www.youtube.com/watch?v=JwghZEmvmb8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.