Facebook y el dilema de la censura de contenidos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Facebook y el dilema de la censura de contenidos

La idea de Facebook de imponer controles más estrictos en los contenidos ha generado muchas críticas
12 de mayo, 2013
Comparte

facebook1_bbc.jpg

La decisión de Facebook de eliminar videos que muestran a personas decapitadas ha generado un intenso debate sobre si la red social debe o no imponer una política más amplia de censura de determinados contenidos.

En un principio la red social rechazó las peticiones de usuarios de eliminar los clips, argumentando que quería “preservar el derecho de las personas a describir, representar y comentar sobre el mundo”.

Pero después de que la BBC reveló que uno de sus consejeros de seguridad criticó esa decisión, la empresa cambió de opinión y anunció que eliminaría los videos que expusieran decapitaciones, al tiempo que dijo que estaba reevaluando sus reglas.

Sin embargo, la idea de imponer controles más estrictos también ha generado muchas críticas.

Antes de su muerte, el defensor de la libertad en la red, Aaron Swartz, advirtió del peligro que implica que en ciertos espacios privados de la red se limite lo que se publica. Lo denominó “tiranía corporativa” y mencionó a Facebook como ejemplo.

La red social no ha confirmado la fecha en que planea terminar la revisión de sus reglas y hacer públicos los cambios que introducirá. Las siguientes opiniones de expertos consultados por la BBC sugieren que no le será nada fácil complacer a todo el mundo.

Jeremie Zimmermann, La Quadrature du Net

Cualquier intervención de Facebook para eliminar o bloquear el acceso a su contenido -teniendo en cuenta el respeto a los derechos fundamentales y el principio de proporcionalidad- implicaría una censura privatizada y a nadie le interesa que eso ocurra.

Una de las principales preocupaciones al respecto es qué criterio se utilizaría para decidir qué censurar. La censura haría que cada gobierno intente presionar a Facebook para que aplique sus propios criterios, ya sea por razones políticas, religiosas o de otro tipo.

Bajo estas condiciones podemos estar seguros de que no se respetará el derecho a la libertad de expresión o a un juicio justo.

Así como no podemos confiar en las grandes empresas centralizadas para defender nuestras libertades fundamentales, no podemos pedirles que decidan qué información debe ser compartida en línea.

Proteger a los niños en la red es responsabilidad de los padres, no de Facebook.

Lo que sí puede hacer la red social es utilizar toda la información a la que tiene acceso para identificar a sus miembros menores de edad. De esta manera, cuando estos se expongan a contenidos clasificados como no aptos, puede mandarles un mensaje de advertencia.

Así, los usuarios tendrían la libertad de decidir si quieren tomar ese consejo o acceder al contenido.

Dr Lynne Jordan, Sociedad Británica de Psicología

Mi principal preocupación como psicóloga con experiencia en los efectos de la violencia, es la violación del derecho a la elección.

Diariamente e indiscriminadamente se publican contenidos en Facebook y, a través del “me gusta”, se difunden sin tener en consideración los derechos de los menores de edad y de otras personas que no quieren verlos.
Jóvenes o viejos pueden verse afectados negativamente al observar episodios violentos, ya sea en pantalla o en la vida realidad.

Los efectos incluyen respuestas traumáticas, como la reproducción mental de las imágenes, tener miedo y sentirse vulnerable, avergonzado, invadido, violentado y confundido, así como enojado e impotente.

El hecho de que las redes sociales no estén obligadas a proteger a sus usuarios del contenido al que están expuestos es un problema.

El material que se difunde muchas veces tiene la intención de hacer campaña en contra de la delincuencia o de la violencia, pero en la práctica puede generar el efecto contrario y contribuir a que la violencia escale.

Controlar el contenido es similar a la prohibición de fumar en lugares públicos, que busca proteger a quienes se pueden ver afectados sin haber dado su consentimiento.

En ese caso se trata de un problema de salud física, y en éste, de salud mental.

Andrew McDiarmid, Centro para la Democracia y la Tecnología

La controversia sobre los videos de decapitaciones en Facebook es un claro ejemplo de la enorme complejidad de promover el respeto a los derechos humanos en la red.

Miles de millones de personas dependen de las plataformas de internet para hablar y acceder a la información pública, pero estas plataformas están controladas por empresas privadas, cuyas condiciones de servicio, en gran parte, definen los contornos de la libertad de expresión.

De cierto modo, los operadores de las plataformas también son altavoces y tienen el derecho a determinar sus propias políticas.

Pero también tienen la responsabilidad, sobre todo a medida que crecen y se convierten en redes de referencia, de considerar el impacto de sus políticas y de reducir al mínimo sus restricciones a la libertad de expresión.

Debido a esta complejidad, los sistemas de evaluación de contenidos requieren actualizaciones constantes para asegurarse de que los derechos fundamentales estén protegidos.

Es una labor complicada y un sistema propenso a los errores, pero la alternativa -establecer políticas obligatorias de contenido y que los gobiernos compitan por el control de la red- es insostenible y pone en mayor riesgo la libertad de expresión.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las fotos de las filas en la reapertura de Disney mientras Florida bate el récord de nuevos contagios

Los visitantes de los parques de Disney deben usar máscaras, realizar distanciamiento social y someterse a controles de temperatura en el ingreso.
12 de julio, 2020
Comparte
Visitante en Disney con máscara de Mickey Mouse.

AFP
Pese al rebrote de casos de coronavirus en Florida, los parques de Walt Disney World Resort reabrieron sus puertas este fin de semana.

Walt Disney World Resort reabrió sus puertas este fin de semana en Florida a pesar de un aumento récord de casos de coronavirus diarios en EE.UU. desde que inició la pandemia.

Magic Kingdom y Animal Kingdom abrieron el sábado. Se espera que Epcot y Disney’s Hollywood Studios lo hagan en 15 de julio.

Estas atracciones son muy populares y reciben millones de turistas al año tanto desde dentro de Estados Unidos como de América Latina y el mundo.

Para ingresar, se exige a los visitantes que usen máscaras y cumplan otras medidas de seguridad en todo el complejo en Orlando.

Esta reapertura sucede en medio de un récord de número de casos de covid-19 en Florida.

La gente hace cola fuera de Walt Disney World

AFP
Disney está vendiendo entradas limitadas para ayudar a mantener la seguridad dentro de los parques.
La gente hace cola para verificaciones de temperatura

AFP
Los visitantes se someten a controles de temperatura y se han implementado medidas de distanciamiento social.

Este domingo, las autoridades del estado informaron de 15,300 nuevos casos con 45 muertes adicionales en el último día.

Así, Florida registra el número más alto de casos conocidos en un solo día en cualquier estado de EE.UU. desde el comienzo de la pandemia.

Las cifras, publicadas por el departamento de salud del estado, superan, además, el aumento récord anterior de 11,458 nuevas infecciones el 4 de julio.

En total, se han reportado más de un cuarto de millón de casos de covid-19 en Florida, junto con 4,242 muertes.

Florida, que comenzó a levantar las restricciones por la pandemia en mayo, ha demostrado ser vulnerable debido al turismo y a una población de gente mayor.

Las cifras divulgadas este domingo eclipsan las peores tasas diarias vistas en Nueva York en abril. Sin embargo, en comparación, Florida informa muchas menos muertes que Nueva York.

Considerado el cuarto estado por contagios del nuevo coronavirus en EE.UU. -detrás de Nueva York, California y Texas-, Florida tiene más de 18,000 personas ingresadas en centros médicos.

El condado Miami-Dade, con 2,7 de los 21 millones de habitantes del estado, continúa siendo el epicentro de la pandemia y este domingo reporta más de 64,000 y 1,139 fallecimientos desde el 1 de marzo que comenzó el conteo.

Reapertura “segura y responsable”

Niña con tapabocas en Disney.

Getty Images
Los tapabocas son la nueva postal de los parques de Disney, en Orlando.
La gente hace cola fuera de Walt Disney World

AFP
Disney cerró sus puertas en marzo pasado cuando inició la pandemia del coronavirus.

Disney había cerrado el complejo por primera vez en marzo cuando estalló el brote en Estados Unidos.

A pesar del aumento de casos en Florida, cientos de personas hicieron fila para ingresar al parque de diversiones el sábado.

Los visitantes de los parques de Disney deben usar máscaras, realizar distanciamiento social y someterse a controles de temperatura en el ingreso.

Algunos de sus competidores, Universal Orlando y SeaWorld Orlando, volvieron a abrir sus puertas hace varias semanas.

Personajes de Disney en un desfile en Florida.

Getty Images
El parque de Disney volvió a mostrar sus tradicionales desfiles.

Disney también reanudó operaciones limitadas en sus cuatro parques en Asia y en Disney Springs, un centro comercial al aire libre en Orlando.

Disney informó una ganancia de US$1,400 millones en los primeros tres meses del año.

“El mundo está cambiando a nuestro alrededor, pero creemos firmemente que podemos abrir de manera segura y responsable“, dijo Josh D’Amaro, presidente del parque temático de Disney, en una entrevista con el New York Times.

“Covid está aquí y tenemos la responsabilidad de encontrar la mejor forma para operar de manera segura en esta nueva normalidad”, añadió.

Visitantes en Disney.

Reuters
Los visitantes de los parques deben usar máscaras, realizar distanciamiento social y someterse a controles de temperatura en el ingreso.
La gente hace cola fuera de Walt Disney World

AFP
“Creemos firmemente que podemos abrir de manera segura y responsable”, dijo Josh D’Amaro, presidente del parque temático de Disney.
Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Click here to see the BBC interactive

Click here to see the BBC interactive


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M

https://www.youtube.com/watch?v=Nu-srgsjjtE

https://www.youtube.com/watch?v=fezPCtz6HSQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.