Acusados por caso Estela de Luz dicen ser “chivos expiatorios”
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Acusados por caso Estela de Luz dicen ser “chivos expiatorios”

El Juez tiene hasta el 22 de mayo para resolver si los sujeta a proceso penal o no
Cuartoscuro
Por Luis Brito
19 de mayo, 2013
Comparte
Estela de Luz. Foto: Cuartoscuro.

Estela de Luz. Foto: Cuartoscuro.

Ocho ex trabajadores a los que la PGR fincó cargos se pusieron a disposición de un juez federal con sede en el Reclusorio Sur para enfrentar la acusación de uso indebido de atribuciones y facultades, un delito que no es grave.

Los ex funcionarios de la empresa III Servicios implicados en las irregularidades de la Estela de Luz son “chivos expiatorios” de la Procuraduría General de la República (PGR) porque no fueron los responsables ni del sobreprecio ni del retraso de la obra, advirtió Gabriel Regino, abogado de ocho de los 12 ex trabajadores acusados.

Tras obtener una suspensión por parte de un Tribunal Unitario en el Estado de México para congelar la orden de aprehensión que pesaba en su contra desde marzo, los ex funcionarios acudieron a rendir su declaración preparatoria ante el Juez Décimo Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el DF, en la cual negaron cometer algún ilícito.

Erick Treviño Lartundo, ex subgerente de Evaluación de III Servicios, explicó que la imputación contra del grupo de ex empleados se basa en que, como integrantes del Comité de Obra Pública, dictaminaron el 5 de enero de 2010 emitir una invitación a cuando menos 3 personas en la convocatoria para el contrato de construcción en lugar de que fuera licitación pública.

El proceso, obtenido por la constructora Gutsa, se sustentó en el artículo 42 de la Ley de Obras Públicas, y se determinó que no fuera licitación porque podía retrasarse la edificación, entonces contemplada para enmarcar las fiestas del Bicentenario en septiembre de ese año.

“Nuestra aprobación del dictamen en la sesión del 5 de enero de 2010 no constituye delito alguno. Los retrasos en la construcción de la Estela de Luz y posteriores modificaciones en los precios de la obra no son ni materia de este proceso ni responsabilidad de los presentes”, aseguró Treviño Lartundo tras finalizar la diligencia judicial.

Treviño Lartundo confirmó que fue detenido el pasado miércoles 15 de mayo por policías federales ministeriales y trasladado a la Delegación de la PGR en el DF, donde permaneció por espacio de 3 horas, porque aparentemente se desconocía que el 13 de mayo el Tercer Tribunal Unitario Penal en el Estado de México les concedió una suspensión a la orden que pesa en contra del grupo, luego de que otro Tribunal en el DF canceló la que les había otorgado en abril.

Regino aseguró que quedará demostrado ante el Juez que los ex trabajadores sólo intervinieron en el proceso para dictaminar la convocatoria y no en las situaciones que se registraron posteriormente.

“Lo que la opinión pública ha tenido conocimiento, de la costosa construcción de este monumento, son otros hechos que no son materia de este proceso… compartiría esa visión, de que sí pueden llegar a ser victimizados, criminalizados como chivos expiatorios de algo que no tienen ninguna responsabilidad, además de que se quedaron sin trabajo”, manifestó el defensor.

El abogado recordó que desde que la PGR consignó la averiguación previa, en dos ocasiones el Poder Judicial le negó girar órdenes de aprehensión en contra de los ex trabajadores por considerar que no estaba sustentada la acusación. No obstante, en marzo el Sexto Tribunal Unitario Penal del DF concedió al Ministerio Público el mandamiento judicial.

Además de Trviño Lartundo, se presentaron ante el Juez Domitilo Barragán Álvarez, ex gerente Jurídico; Juan Ricardo Díaz Ortega, ex subgerente de Construcción; Bernardo Garza Garza, ex gerente Comercial; Ricardo Morales Jaramillo, ex gerente de Administración y Finanzas; Fernando Raúl Spadoni Rodríguez, ex subgerente de Concursos; José Carlos Olivares Correa, ex subgerente de Contabilidad, y Sergio Salas Arellano, ex coordinador de Mantenimiento Zona Centro.

El Juez tiene hasta el 22 de mayo para resolver si los sujeta a proceso penal o no, aunque, en caso de que así fuera, podrán llevarlo en libertad porque no es ilícito grave.

Además de los ocho ex empleados que se presentaron, también son implicados por la PGR el ex gerente Administrativo y de Mantenimiento Inmobiliario, Mario Rodríguez González, y los ex subgerentes Jurídicos Aarón Vázquez Figueroa y Rubén Enrique Arenal Alonso, además de Ernesto Villaseñor García, ex titular del Órgano Interno de Control de III Servicios, que es una subsidiaria de Pemex, quien dependía de la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo llegó a Líbano la carga de nitrato de amonio que causó la devastadora explosión

Antes de dejarse en un almacén del puerto de Beirut durante 6 años el nitrato de amonio que causó la explosión tenía un destino muy distinto.
6 de agosto, 2020
Comparte
El MV Rhosus llegó a Beirut en 2013 con las 2.750 toneladas de nitrato de amonio.

EPA
El MV Rhosus llegó a Beirut en 2013 con las 2.750 toneladas de nitrato de amonio.

¿Cómo llegaron al puerto de Beirut las 2,750 toneladas de nitrato de amonio?

Esa es la pregunta que muchos se hacen desde que el presidente de Líbano, Michel Aoun, señalara al nitrato de amonio que llevaba seis años en el puerto de la capital en la explosión que dejó al menos 137 muertes y más de 5,000 heridos.

Y las miradas se han puesto en un hecho acontecido en 2013, cuando un barco arrendado por un ruso y con bandera de Moldavia atracó de emergencia en Beirut por problemas técnicos.

El gobierno no ha dicho que ese sea el origen del nitrato de amonio de la explosión, pero el barco transportaba, precisamente, la cantidad de 2,750 toneladas que fueron confiscadas por las autoridades libanesas.

Imagen del puerto de Beirut tras la explosión.

Getty Images
2,750 toneladas de amonio estuvieron almacenadas en el puerto de Beirut durante seis años.
beirut

BBC

El nitrato de amonio es un compuesto que puede ser utilizado como fertilizante pero también en la fabricación de explosivos.

Si no se almacena en las condiciones adecuadas, como parece ser el caso de lo que había en la capital libanesa, puede resultar muy peligroso.

A pesar de que el director general de Aduanas, Badri Daher y el encargado del puerto, Hassan Koraytem, advirtieron en repetidas ocasiones sobre el peligro que suponía mantener el nitrato de amonio sin las medidas de seguridad requeridas, su llamamiento fue ignorado.

Mientras que la pregunta sobre por qué se descuidó el nitrato de amonio durante seis años parece ser la clave de la investigación, al menos comienza a dilucidarse de dónde pudo proceder el compuesto.

Cómo acabó el nitrato de amonio en el puerto de Beirut

Las 2,750 toneladas de nitrato de amonio que investiga el gobierno libanés es la misma cantidad que las autoridades confiscaron a un buque de carga llamado MV Rhosus en 2013.

El MV Rhosus llevaba la bandera de Moldavia y transportaba el nitrato de amonio desde Georgia hasta Mozambique, pero sufrió problemas técnicos durante la travesía y tuvo que parar en Beirut.

rHOSUS

Reuters
En 2014, los tripulantes del Rhosus protestaron por haber sido retenidos en Beirut.
Rhosus

EPA
El Rhosus llegó a Beirut navegando con bandera de Moldavia.

Una vez allí, la nave fue inspeccionada por las autoridades libanesas y se le prohibió reemprender la ruta por no pagar las tarifas portuarias correspondientes, de acuerdo a un reporte de 2015 de Shiparrested, una red de abogados que gestiona asuntos legales de buques de carga.

El antiguo capitán de ese buque, el ruso Boris Prokoshev, fue entrevistado esta semana por la cadena rusa Radio Libertad de Siberia.

Según Prokoshev, la nave pertenecía al ciudadano ruso Igor Grechushkin, el cual se desentendió del asunto y no respondió al llamado de tripulantes y abogados para pagar las tarifas y continuar con la travesía.

Algunos de los tripulantes que iban en el barco fueron liberados, pero el capitán Prokoshev, otro ciudadano ruso y tres ucranianos fueron retenidos.

Ruta del Rhosus antes de llegar a Beirut.

BBC

Posteriormente, la carga de nitrato de amonio fue confiscada por las autoridades y trasladada a un contenedor del puerto por motivos de seguridad.

Shiparrested, que gestionó la liberación de los cuatro tripulantes retenidos, publicó que “la embarcación había sido abandonada por sus dueños”.

“Los esfuerzos por ponerse en contacto con los dueños y arrendatarios del barco así como con los compradores de la mercancía para pagar las tasas no fructificaron”, reportaron los abogados.

Prokoshev sostiene que Grechushkin aún le debe dinero a él y los tripulantes por los servicios prestados. Sin embargo, sus demandas no han tenido éxito porque este ya no reside en Rusia.

El antiguo capitán también aseguró en la entrevista con Radio Libertad que el barco estaba dañado por falta de mantenimiento y que se hundió después de haber sido liberados.

La BBC intentó ponerse en contacto con Grechushkin, pero no obtuvo respuesta.

Por qué nunca se movió el nitrato de amonio del puerto de Beirut

Desde el servicio árabe de la BBC, señalan que dar respuesta a esa pregunta es la clave a la hora de dirimir responsabilidades.

Según Nidale Abou Mrad, periodista de la BBC, muchos libaneses culpan a la corrupción y falta de liderazgo del país, un problema que llevan denunciando desde hace años.

Por su parte, el presidente Aoun prometió que se llevaría a cabo una investigación transparente.

El encargado general del puerto, Hassan Koraytem, y el director de aduanas libanesas, Badri Daher, insisten en que avisaron del peligro del nitrato de amonio almacenado pero que se les ignoró constantemente.

Bomberos buscan desaparecidos entre los escombros.

Getty Images
A la explosión siguió una frenética búsqueda de desaparecidos.
Barco destrozado en el puerto de Beirut.

Getty Images
El puerto de Beirut quedó devastado tras la explosión.

“Requerimos que fuera reexportado pero no ocurrió. Dejamos que los expertos e involucrados determinen por qué”, dijo Daher a la cadena libanesa LBCI.

De acuerdo a documentos oficiales, los funcionarios de aduanas enviaron cartas al sistema judicial buscando una solución hasta seis veces entre 2014 y 2017.

A causa de la investigación, el gobierno anunció este miércoles que se había puesto en arresto domiciliario a los encargados de vigilar el nitrato de amonio en el puerto.

Y el Consejo Superior de Defensa de Líbano ha prometido que los responsables se enfrentarán al “máximo castigo posible”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.