Acusados por caso Estela de Luz dicen ser “chivos expiatorios”
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Acusados por caso Estela de Luz dicen ser “chivos expiatorios”

El Juez tiene hasta el 22 de mayo para resolver si los sujeta a proceso penal o no
Cuartoscuro
Por Luis Brito
19 de mayo, 2013
Comparte
Estela de Luz. Foto: Cuartoscuro.

Estela de Luz. Foto: Cuartoscuro.

Ocho ex trabajadores a los que la PGR fincó cargos se pusieron a disposición de un juez federal con sede en el Reclusorio Sur para enfrentar la acusación de uso indebido de atribuciones y facultades, un delito que no es grave.

Los ex funcionarios de la empresa III Servicios implicados en las irregularidades de la Estela de Luz son “chivos expiatorios” de la Procuraduría General de la República (PGR) porque no fueron los responsables ni del sobreprecio ni del retraso de la obra, advirtió Gabriel Regino, abogado de ocho de los 12 ex trabajadores acusados.

Tras obtener una suspensión por parte de un Tribunal Unitario en el Estado de México para congelar la orden de aprehensión que pesaba en su contra desde marzo, los ex funcionarios acudieron a rendir su declaración preparatoria ante el Juez Décimo Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el DF, en la cual negaron cometer algún ilícito.

Erick Treviño Lartundo, ex subgerente de Evaluación de III Servicios, explicó que la imputación contra del grupo de ex empleados se basa en que, como integrantes del Comité de Obra Pública, dictaminaron el 5 de enero de 2010 emitir una invitación a cuando menos 3 personas en la convocatoria para el contrato de construcción en lugar de que fuera licitación pública.

El proceso, obtenido por la constructora Gutsa, se sustentó en el artículo 42 de la Ley de Obras Públicas, y se determinó que no fuera licitación porque podía retrasarse la edificación, entonces contemplada para enmarcar las fiestas del Bicentenario en septiembre de ese año.

“Nuestra aprobación del dictamen en la sesión del 5 de enero de 2010 no constituye delito alguno. Los retrasos en la construcción de la Estela de Luz y posteriores modificaciones en los precios de la obra no son ni materia de este proceso ni responsabilidad de los presentes”, aseguró Treviño Lartundo tras finalizar la diligencia judicial.

Treviño Lartundo confirmó que fue detenido el pasado miércoles 15 de mayo por policías federales ministeriales y trasladado a la Delegación de la PGR en el DF, donde permaneció por espacio de 3 horas, porque aparentemente se desconocía que el 13 de mayo el Tercer Tribunal Unitario Penal en el Estado de México les concedió una suspensión a la orden que pesa en contra del grupo, luego de que otro Tribunal en el DF canceló la que les había otorgado en abril.

Regino aseguró que quedará demostrado ante el Juez que los ex trabajadores sólo intervinieron en el proceso para dictaminar la convocatoria y no en las situaciones que se registraron posteriormente.

“Lo que la opinión pública ha tenido conocimiento, de la costosa construcción de este monumento, son otros hechos que no son materia de este proceso… compartiría esa visión, de que sí pueden llegar a ser victimizados, criminalizados como chivos expiatorios de algo que no tienen ninguna responsabilidad, además de que se quedaron sin trabajo”, manifestó el defensor.

El abogado recordó que desde que la PGR consignó la averiguación previa, en dos ocasiones el Poder Judicial le negó girar órdenes de aprehensión en contra de los ex trabajadores por considerar que no estaba sustentada la acusación. No obstante, en marzo el Sexto Tribunal Unitario Penal del DF concedió al Ministerio Público el mandamiento judicial.

Además de Trviño Lartundo, se presentaron ante el Juez Domitilo Barragán Álvarez, ex gerente Jurídico; Juan Ricardo Díaz Ortega, ex subgerente de Construcción; Bernardo Garza Garza, ex gerente Comercial; Ricardo Morales Jaramillo, ex gerente de Administración y Finanzas; Fernando Raúl Spadoni Rodríguez, ex subgerente de Concursos; José Carlos Olivares Correa, ex subgerente de Contabilidad, y Sergio Salas Arellano, ex coordinador de Mantenimiento Zona Centro.

El Juez tiene hasta el 22 de mayo para resolver si los sujeta a proceso penal o no, aunque, en caso de que así fuera, podrán llevarlo en libertad porque no es ilícito grave.

Además de los ocho ex empleados que se presentaron, también son implicados por la PGR el ex gerente Administrativo y de Mantenimiento Inmobiliario, Mario Rodríguez González, y los ex subgerentes Jurídicos Aarón Vázquez Figueroa y Rubén Enrique Arenal Alonso, además de Ernesto Villaseñor García, ex titular del Órgano Interno de Control de III Servicios, que es una subsidiaria de Pemex, quien dependía de la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ayotzinapa: quién es Jesús Murillo Karam, el exprocurador acusado de torturas y desaparición forzada

El extitular de la Procuraduría General de la República y principal responsable de la investigación tras la desaparición de los 43 estudiantes fue detenido este viernes.
20 de agosto, 2022
Comparte

Poco podía imaginar Jesús Murillo Karam que algunas de las frases que pronunció tras la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en 2014 se acabarían convirtiendo en auténticos emblemas cargados de polémica que resuenan hasta el día de hoy.

Como titular de la entonces Procuraduría General de la República (Fiscalía) de México, estuvo en el ojo del escrutinio público a medida que las dudas y distintas teorías salpicaban la investigación de uno de los mayores casos de vulneración de derechos humanos en la historia del país.

Una de sus intervenciones públicas más recordadas fue cuando habló de “verdad histórica” para referirse a la entonces versión oficial de lo sucedido: que los estudiantes habían sido entregados a un grupo criminal que los habría asesinado e incinerado.

Pero ni familiares ni grupos independientes de expertos internacionales creyeron esta versión, que acabó siendo descartada oficialmente por la Fiscalía en 2020.

Este viernes, sin oponer resistencia, Murillo Karam fue detenido frente a su vivienda en Lomas de Chapultepec, una de las zonas más lujosas de Ciudad de México.

Su arresto tuvo lugar solo 24 horas después de la publicación de un informe de la Comisión de la Verdad creada en 2018 por el gobierno para esclarecer lo sucedido.

El organismo tildó de “crimen de Estado” lo ocurrido en el que “estuvieron involucradas autoridades de todos los niveles” y señaló a varios exfuncionarios, entre ellos el propio Murillo Karam.

Al exprocurador se le acusa de desaparición forzada, tortura y contra la administración de justicia en el caso Ayotzinapa.

Familiares de los desaparecidos protestan ante la sede de la cancillería

Getty Images
Familiares de los desaparecidos en Ayotzinapa protestan en la cancillería mexicana.

¿Quién es Murillo Karam?

Murillo Karam nació hace 74 años en el municipio de Real del Monte, en el estado mexicano de Hidalgo.

Tras estudiar Derecho, comenzó su carrera política como abogado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), donde ocupó el cargo de secretario general de la formación y llegó a ser diputado y senador de la República.

Entre 1993 y 1998, fue gobernador de Hidalgo, su estado natal. Posteriormente ocupó el cargo de subsecretario de gobierno de la Secretaría de Gobernación.

A finales de 2012,se incorporó al gobierno de Enrique Peña Nieto, de su mismo partido, como procurador general.

Aunque permaneció en el cargo durante poco más de dos años, durante su gestión estuvo al frente de sonados casos en México como la segunda captura en 2014 de Joaquín “el Chapo” Guzmán, exlider del cartel de Sinaloa.

Sin embargo, fue su investigación tras la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa en septiembre de aquel mismo año en Iguala, Guerrero, la que marcó su labor y le acarreó un aluvión de críticas y peticiones de dimisión.

Tomás Zerón durante una conferencia de prensa.

AFP
Tomás Zerón fue el jefe de investigación de la versión establecida como “verdad histórica” se encuentra fuera de México.

Del “ya me cansé” a la “verdad histórica”

El caso pronto adquirió repercusión internacional y la presión para que la investigación liderada por la Procuraduría arrojara resultados también aumentó casi tanto como las dudas de los familiares de los jóvenes ante las explicaciones que las autoridades les ofrecían sobre lo ocurrido.

Pocas semanas después de la desaparición, en una de sus múltiples conferencias ante la prensa para ofrecer detalles de las pesquisas, Murillo Karam protagonizó uno de los momentos más nefastos y criticados de su carrera.

El exprocurador cortó las preguntas de los periodistas con un recordado “Muchas gracias, ya me cansé”, en un momento en el que la sociedad exigía respuestas sobre lo ocurrido.

Aquella icónica frase se convirtió en una especie de lema para quienes exigían justicia, hartos de la violencia y la impunidad reinantes en el país, y que protagonizaron protestas en las calles y en las redes sociales durante semanas con el hashtag #YaMeCansé

En enero de 2015, acompañado del entonces director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón -actualmente prófugo de la justicia mexicana en Israel por su presunta vinculación con este mismo caso- Murillo Karam presentó lo que llamó “versión histórica” de lo sucedido con los jóvenes.

La teoría apuntaba a que los estudiantes habían sido entregados al grupo criminal Guerreros Unidos, quienes los habrían asesinado e incinerado en el basurero municipal de Colula, en el estado de Guerrero.

“Esta es la verdad histórica de los hechos, basada en las pruebas aportadas por la ciencia como se muestra en el expediente”, dijo Murillo Karam en aquella polémica intervención por la que recibió duras críticas de familiares de los jóvenes y organismos internacionales en desacuerdo con el transcurso de la investigación.

Un mes después, Murillo Karam dimitió y le cedió su puesto como procurador a la senadora del PRI, Arely Gómez González.

Tras la polémica, el ya exprocurador concluyó su vida profesional al frente de la mucho más tranquila Secretaría de Desarrollo Agrario, donde solo permaneció unos meses.

Desde entonces, mantuvo un perfil público bastante bajo. Su nombre solo regresaba a la luz pública gracias a las distintas investigaciones e informes de organismos publicados sobre el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en los años recientes.

El último, el publicado por la Comisión de la Verdad este jueves y que volvió a poner a Murillo Karam sobre la palestra como una de las autoridades presuntamente responsables de “alterar hechos y circunstancias para establecer una conclusión ajena a la verdad “, culminó con la detención del considerado “arquitecto de la verdad histórica” de Ayotzinapa.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZRaWxiFPjYI&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.