close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Aún hay 2 detenidos por convocar a marcha contra Peña

Néstor López Espinoza quedó libre en la noche tras pagar la fianza; se espera que en el transcurso de este martes Eduardo e Iván también abandonen la cárcel.
Por Ernesto Aroche
7 de mayo, 2013
Comparte

op5demayo

Una denuncia anónima y un evento en Facebook para convocar a una marcha contra Enrique Peña Nieto fueron suficientes para que el gobierno de Puebla encarcelara a Néstor López Espinoza, Eduardo Salazar Velázquez e Iván Guizasola Vázquez.

Los tres jóvenes abrieron un evento en Facebook para invitar a manifestarse durante la visita de Enrique Peña Nieto a la capital poblana con motivo del festejo del 151 aniversario de la batalla del 5 de Mayo. La sospecha: que la manifestación pudiera tornarse violenta.

Y aunque no hubo pruebas de que la violencia pudiera hacerse presente en la celebración oficial, como lo reconoció el procurador del estado, Víctor Carrancá Bourguet, los jóvenes fueron detenidos con violencia, incomunicados por más de 24 horas y sus domicilios cateados.

Representantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Puebla, René Sánchez Galindo y Carlos Figueroa, denunciaron que en el caso de Néstor, quién es militante de Morena, hubo tortura, desaparición forzada, detención arbitraria, cateo sin una orden ni acta circunstanciada y la negación del derecho a fianza.

Finalmente, la fianza sí llegó. La agente del Ministerio Público adscrita al penal de Cholula –donde fueron recluidos Néstor López y Eduardo Salazar- fijó una multa de 21 mil pesos para el primero y de 28 mil pesos para el segundo.

A Iván Guizasola Vázquez la fianza que se le fijó en el penal de San Miguel, ubicado en la capital poblana, fue de 19 mil pesos.

Néstor López. Foto: Ernesto Aroche

Néstor López. Foto: Ernesto Aroche

Hasta la noche de ayer el único que salió libre fue Néstor. Tras cubrir el pago respectivo exigido por la autoridad judicial, se espera que en el transcurso de este martes Eduardo e Iván también abandonen la cárcel.

Pero el problema no ha concluido, los jóvenes aún enfrentan acusaciones por cohecho, resistencia a la autoridad y portación de objeto prohibido: un bóxer.

Desaparición forzada

La mañana del viernes 3 de mayo, Néstor, estudiante de derecho de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), salió de su casa ubicada en Amozoc, municipio connurbado a la Angelópolis, para acudir al Instituto Nacional de Migración donde realiza el servicio social.

A Néstor le cerró el paso una camioneta roja y los tripulantes lo subieron a bordo, dijeron los vecinos citados en un comunicado difundido por el comité estatal de Morena.

28 horas después se sabría que en esa camioneta viajaban policías ministeriales.

La tarde del viernes irrumpieron en la casa del joven cerca de 30 agentes ministeriales para catear su domicilio, sin entregar orden de cateo a Verónica Espinoza, la madre de Néstor, llevándose del domicilio un CPU, una computadora portátil, papelería de Morena, libros, documentos y una memoria USB.

Para ese momento, otro grupo de ministeriales ya había cateado una casa en Tlaxcalancingo, otra comunidad conurbada a la ciudad, y detenido a Eduardo e Iván.

El periódico Intolerancia consignó en su nota que en dicho lugar “presuntamente se elaboraba un plan para desestabilizar el Desfile del 5 de Mayo”. En la nota también se afirmaba que en el lugar “hallaron material presuntamente para elaborar bombas molotov, además de objetos contundentes, como para un enfrentamiento callejero”.

La versión fue desmentida la mañana del domingo, cuando el procurador reconoció que no habían encontrado ningún material explosivo, y que lo único que la dependencia tenía era que los jóvenes difundían a través de internet una convocatoria sobre una manifestación con tintes violentos, “sin embargo no hay ningún elemento que nos permita suponer que hubiera algún tipo de acción o fuera a realizar algún tipo de acción (violenta)”.

El procurador hizo referencia a un evento que se abrió en Facebook, denominado “Peña nieto en Puebla #Op5DeMayo” –el evento fue cancelado a las 23:34 del sábado— mediante el cual se organizaba la manifestación contra el priista.

A los jóvenes se les vincula también con la página “Revolución 2013 Puebla”, una página que se abrió en enero de este año con el mismo fin, coordinar las acciones que se llevarían a cabo como parte de la #OP5deMayo.

De acuerdo con un columnista local, los jóvenes también estaban vinculados con la cuenta de Twitter @Op5deMayo, cuenta que por cierto fue alertada por otra (@DK_AnonOps) de que estaban siendo vigilados.

@op5demayo tengan cuidado, estan siendo vigilados en Facebook; su “evento” no es seguro. Les recomendamos no hacer ninguna pendejada.

— Anon DeathKnight (@DK_AnonOps) 24 de marzo de 2013

 

Fue hasta el domingo por la noche, es decir dos días y medio después de las detenciones, que la PGJ emitió un comunicado formalizando la situación de los jóvenes:

“Néstor López Espinoza, Eduardo Salazar Vázquez e Iván Ismael Guizasola Vázquez, fueron consignados dentro de la averiguación previa 215/2013/DMZS por los delitos de portación  de instrumento prohibido,  cohecho, desobediencia y resistencia de particulares”.

Estos son delitos que en el propio comunicado se reconoce que “no son considerados graves y alcanzan el beneficio de la libertad bajo fianza”.

En el comunicado también se informa que “a las tres personas se les investigó ante la advertencia de la posible comisión de hechos violentos previstos para el 5 de mayo a los que estaban convocando. La PGJ mantiene abierta una carpeta de investigación en torno al caso”.

Finalmente, Néstor abandonó el penal de Cholula la noche de ayer, luego de que se pagara la fianza y multa respectiva y sin ofrecer declaraciones sobre lo sucedido.

Piden la liberación

Previo a la salida de Néstor López, el presidente de Morena, Martí Batres, exigió la liberación de su correligionario y calificó de “abuso” la detención del joven.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Super El Niño, la peligrosa versión del fenómeno climático que se hace más frecuente en el Pacífico

En los últimos 40 años, esta oscilación atmosférica ha mostrado su lado más trágico: el llamado "Super El Niño", una versión más intensa del fenómeno con consecuencias aún más devastadoras.
25 de octubre, 2019
Comparte

Desde el Pacífico, cerca del Ecuador, un patrón climático rige periódicamente las lluvias, las sequías, las inundaciones y las tormentas en toda la Tierra.

Es el llamado El Niño-Oscilación del Sur (ENOS), un fenómeno meteorológico que se genera por el calentamiento de las aguas oceánicas y que trastoca periódicamente el clima del planeta.

“El ENOS cambia la los patrones de circulación de la atmósfera por lo que puede causar eventos muy extremos a lo largo de todo el mundo. Desde inundaciones en India o Australia hasta diluvios en la costa oeste de Sudamérica”, explica a BBC Mundo Bin Wang, jefe del Departamento de Meteorología de la Universidad de Hawái.

Pero según el experto, esta oscilación atmosférica mostró en los últimos 40 años su lado más trágico: el llamado “Super El Niño”, una versión más intensa del fenómeno con consecuencias aún más devastadoras.

“Los ‘Super El Niño’ son una forma muy extrema del ENOS en las que la intensidad puede hacer que las aguas del Pacifico se calienten hasta 3 o 4ºC más en comparación con la temperatura normal del océano”, indica Bin.

Sin embargo, según el experto, solo se reportaron tres “Super El Niño” desde que se llevan registros en los últimos 130 años: la primera, en 1982, después en 1998 y, la última, en 2015.

Todos después de 1970.

El Niño estuvo activo entre 1997 y 1998 y entre 2015 y 2016.

BBC
El Niño estuvo especialmente activo entre 1997 y 1998 y entre 2015 y 2016.

Sin embargo, una investigación realizada por Bin y otro grupo de expertos y publicada esta semana en la prestigiosa revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences indica que el fenómeno extremo podría ser cada vez más frecuente… y más destructor.

Y, de acuerdo con Bin, hay un responsable detrás de esto: el calentamiento global producido por la acción humana.

“Si tenemos más “Super El Niño” o no, depende de cómo las fuerzas antropogénicas inducen el calentamiento global”, indica el meteorólogo.

Un informe de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos publicado también esta semana indica que actualmente existen las condiciones para un “El Niño” neutral, es decir, que no manifieste sus efectos en los próximos meses.

Sin embargo, Bin recuerda que la activación del fenómeno es periódica y esto no descarta que en los próximos años pueda volver con toda su fuerza.

¿Qué halló la investigación?

El estudio, que se extendió por más de dos años, analizó por primera vez los registros climáticos sobre El Niño desde 1901 hasta 2017.

“Durante ese periodo hubo 33 eventos El Niño y analizamos cuándo comenzaron, cómo se desarrollaron, qué causó su desarrollo y cuál fue su impacto”, recuerda Bin.

Tierra

Getty Images
La temperatura del planeta ya aumentó en promedio 1 ºC desde la era preindustrial.

“El principal descubrimiento fue que el lugar donde se origina el ENOS ha cambiado del este del Pacífico al oeste desde la década de 1970 y eso coincide con los eventos más extremos“, agrega el académico.

De acuerdo con el estudio, antes de 1970, el fenómeno se originaba en el lejano este del Pacífico, pero en el último medio siglo su foco se desplazó hacia una región más cálida: el oeste de ese océano.

¿A qué se debe ese cambio?

El estudio, explica Bin, indica que las aguas del oeste del Pacífico se han calentado desproporcionadamente más rápido que las del Pacífico central por la acción humana.

El calentamiento en esa región ha sido el responsable de los eventos más fuertes de El Niño que se han reportado en las últimas décadas y de los que podrían manifestarse en un futuro cercano, según el experto.

“Si el oeste del Pacífico se continúa calentando más rápido que el Pacífico central, entonces El Niño será más frecuente y su intensidad se incrementará”, señala.

En su criterio, la investigación evidencia cómo la acción humana puede conducir a mayores eventos extremos de El Niño en el futuro.

¿Cuáles son los efectos del “Super El Niño”?

De acuerdo con el experto, los “Super El Niño”, como los que ocurrieron en 1982, 1998 y 2015, pueden subir de forma alarmante la temperatura global, generar más huracanes y tifones e incluso afectar ciclos naturales del planeta.

Sus daños pueden ir desde matar los arrecifes de coral hasta generar inundaciones, deslaves o grandes sequías.

El Niño

NOAA/SCIENCE PHOTO LIBRARY
El último gran episodio de inundaciones en América del Sur y sequías en África y Asia causadas por El Niño se registró en 2015-2016.

“Genera eventos climáticos extremos duraderos que afectan a cientos de millones de personas y dejan miles de millones de dólares en daños”, comenta Bin.

“Si las causas que han generado este calentamiento en el Pacífico continúan con motivo de la acción humana, los eventos extremos de El Niño no solo serán más frecuentes, sino que dejarán profundas consecuencias socioeconómicas”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=QN3TGUy8GZI

https://www.youtube.com/watch?v=uYILcPTz17E

https://www.youtube.com/watch?v=0tymIOx-Fv8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.