Aún hay 2 detenidos por convocar a marcha contra Peña
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Aún hay 2 detenidos por convocar a marcha contra Peña

Néstor López Espinoza quedó libre en la noche tras pagar la fianza; se espera que en el transcurso de este martes Eduardo e Iván también abandonen la cárcel.
Por Ernesto Aroche
7 de mayo, 2013
Comparte

op5demayo

Una denuncia anónima y un evento en Facebook para convocar a una marcha contra Enrique Peña Nieto fueron suficientes para que el gobierno de Puebla encarcelara a Néstor López Espinoza, Eduardo Salazar Velázquez e Iván Guizasola Vázquez.

Los tres jóvenes abrieron un evento en Facebook para invitar a manifestarse durante la visita de Enrique Peña Nieto a la capital poblana con motivo del festejo del 151 aniversario de la batalla del 5 de Mayo. La sospecha: que la manifestación pudiera tornarse violenta.

Y aunque no hubo pruebas de que la violencia pudiera hacerse presente en la celebración oficial, como lo reconoció el procurador del estado, Víctor Carrancá Bourguet, los jóvenes fueron detenidos con violencia, incomunicados por más de 24 horas y sus domicilios cateados.

Representantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Puebla, René Sánchez Galindo y Carlos Figueroa, denunciaron que en el caso de Néstor, quién es militante de Morena, hubo tortura, desaparición forzada, detención arbitraria, cateo sin una orden ni acta circunstanciada y la negación del derecho a fianza.

Finalmente, la fianza sí llegó. La agente del Ministerio Público adscrita al penal de Cholula –donde fueron recluidos Néstor López y Eduardo Salazar- fijó una multa de 21 mil pesos para el primero y de 28 mil pesos para el segundo.

A Iván Guizasola Vázquez la fianza que se le fijó en el penal de San Miguel, ubicado en la capital poblana, fue de 19 mil pesos.

Néstor López. Foto: Ernesto Aroche

Néstor López. Foto: Ernesto Aroche

Hasta la noche de ayer el único que salió libre fue Néstor. Tras cubrir el pago respectivo exigido por la autoridad judicial, se espera que en el transcurso de este martes Eduardo e Iván también abandonen la cárcel.

Pero el problema no ha concluido, los jóvenes aún enfrentan acusaciones por cohecho, resistencia a la autoridad y portación de objeto prohibido: un bóxer.

Desaparición forzada

La mañana del viernes 3 de mayo, Néstor, estudiante de derecho de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), salió de su casa ubicada en Amozoc, municipio connurbado a la Angelópolis, para acudir al Instituto Nacional de Migración donde realiza el servicio social.

A Néstor le cerró el paso una camioneta roja y los tripulantes lo subieron a bordo, dijeron los vecinos citados en un comunicado difundido por el comité estatal de Morena.

28 horas después se sabría que en esa camioneta viajaban policías ministeriales.

La tarde del viernes irrumpieron en la casa del joven cerca de 30 agentes ministeriales para catear su domicilio, sin entregar orden de cateo a Verónica Espinoza, la madre de Néstor, llevándose del domicilio un CPU, una computadora portátil, papelería de Morena, libros, documentos y una memoria USB.

Para ese momento, otro grupo de ministeriales ya había cateado una casa en Tlaxcalancingo, otra comunidad conurbada a la ciudad, y detenido a Eduardo e Iván.

El periódico Intolerancia consignó en su nota que en dicho lugar “presuntamente se elaboraba un plan para desestabilizar el Desfile del 5 de Mayo”. En la nota también se afirmaba que en el lugar “hallaron material presuntamente para elaborar bombas molotov, además de objetos contundentes, como para un enfrentamiento callejero”.

La versión fue desmentida la mañana del domingo, cuando el procurador reconoció que no habían encontrado ningún material explosivo, y que lo único que la dependencia tenía era que los jóvenes difundían a través de internet una convocatoria sobre una manifestación con tintes violentos, “sin embargo no hay ningún elemento que nos permita suponer que hubiera algún tipo de acción o fuera a realizar algún tipo de acción (violenta)”.

El procurador hizo referencia a un evento que se abrió en Facebook, denominado “Peña nieto en Puebla #Op5DeMayo” –el evento fue cancelado a las 23:34 del sábado— mediante el cual se organizaba la manifestación contra el priista.

A los jóvenes se les vincula también con la página “Revolución 2013 Puebla”, una página que se abrió en enero de este año con el mismo fin, coordinar las acciones que se llevarían a cabo como parte de la #OP5deMayo.

De acuerdo con un columnista local, los jóvenes también estaban vinculados con la cuenta de Twitter @Op5deMayo, cuenta que por cierto fue alertada por otra (@DK_AnonOps) de que estaban siendo vigilados.

@op5demayo tengan cuidado, estan siendo vigilados en Facebook; su “evento” no es seguro. Les recomendamos no hacer ninguna pendejada.

— Anon DeathKnight (@DK_AnonOps) 24 de marzo de 2013

 

Fue hasta el domingo por la noche, es decir dos días y medio después de las detenciones, que la PGJ emitió un comunicado formalizando la situación de los jóvenes:

“Néstor López Espinoza, Eduardo Salazar Vázquez e Iván Ismael Guizasola Vázquez, fueron consignados dentro de la averiguación previa 215/2013/DMZS por los delitos de portación  de instrumento prohibido,  cohecho, desobediencia y resistencia de particulares”.

Estos son delitos que en el propio comunicado se reconoce que “no son considerados graves y alcanzan el beneficio de la libertad bajo fianza”.

En el comunicado también se informa que “a las tres personas se les investigó ante la advertencia de la posible comisión de hechos violentos previstos para el 5 de mayo a los que estaban convocando. La PGJ mantiene abierta una carpeta de investigación en torno al caso”.

Finalmente, Néstor abandonó el penal de Cholula la noche de ayer, luego de que se pagara la fianza y multa respectiva y sin ofrecer declaraciones sobre lo sucedido.

Piden la liberación

Previo a la salida de Néstor López, el presidente de Morena, Martí Batres, exigió la liberación de su correligionario y calificó de “abuso” la detención del joven.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ayotzinapa: quién es Jesús Murillo Karam, el exprocurador acusado de torturas y desaparición forzada

El extitular de la Procuraduría General de la República y principal responsable de la investigación tras la desaparición de los 43 estudiantes fue detenido este viernes.
20 de agosto, 2022
Comparte

Poco podía imaginar Jesús Murillo Karam que algunas de las frases que pronunció tras la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en 2014 se acabarían convirtiendo en auténticos emblemas cargados de polémica que resuenan hasta el día de hoy.

Como titular de la entonces Procuraduría General de la República (Fiscalía) de México, estuvo en el ojo del escrutinio público a medida que las dudas y distintas teorías salpicaban la investigación de uno de los mayores casos de vulneración de derechos humanos en la historia del país.

Una de sus intervenciones públicas más recordadas fue cuando habló de “verdad histórica” para referirse a la entonces versión oficial de lo sucedido: que los estudiantes habían sido entregados a un grupo criminal que los habría asesinado e incinerado.

Pero ni familiares ni grupos independientes de expertos internacionales creyeron esta versión, que acabó siendo descartada oficialmente por la Fiscalía en 2020.

Este viernes, sin oponer resistencia, Murillo Karam fue detenido frente a su vivienda en Lomas de Chapultepec, una de las zonas más lujosas de Ciudad de México.

Su arresto tuvo lugar solo 24 horas después de la publicación de un informe de la Comisión de la Verdad creada en 2018 por el gobierno para esclarecer lo sucedido.

El organismo tildó de “crimen de Estado” lo ocurrido en el que “estuvieron involucradas autoridades de todos los niveles” y señaló a varios exfuncionarios, entre ellos el propio Murillo Karam.

Al exprocurador se le acusa de desaparición forzada, tortura y contra la administración de justicia en el caso Ayotzinapa.

Familiares de los desaparecidos protestan ante la sede de la cancillería

Getty Images
Familiares de los desaparecidos en Ayotzinapa protestan en la cancillería mexicana.

¿Quién es Murillo Karam?

Murillo Karam nació hace 74 años en el municipio de Real del Monte, en el estado mexicano de Hidalgo.

Tras estudiar Derecho, comenzó su carrera política como abogado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), donde ocupó el cargo de secretario general de la formación y llegó a ser diputado y senador de la República.

Entre 1993 y 1998, fue gobernador de Hidalgo, su estado natal. Posteriormente ocupó el cargo de subsecretario de gobierno de la Secretaría de Gobernación.

A finales de 2012,se incorporó al gobierno de Enrique Peña Nieto, de su mismo partido, como procurador general.

Aunque permaneció en el cargo durante poco más de dos años, durante su gestión estuvo al frente de sonados casos en México como la segunda captura en 2014 de Joaquín “el Chapo” Guzmán, exlider del cartel de Sinaloa.

Sin embargo, fue su investigación tras la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa en septiembre de aquel mismo año en Iguala, Guerrero, la que marcó su labor y le acarreó un aluvión de críticas y peticiones de dimisión.

Tomás Zerón durante una conferencia de prensa.

AFP
Tomás Zerón fue el jefe de investigación de la versión establecida como “verdad histórica” se encuentra fuera de México.

Del “ya me cansé” a la “verdad histórica”

El caso pronto adquirió repercusión internacional y la presión para que la investigación liderada por la Procuraduría arrojara resultados también aumentó casi tanto como las dudas de los familiares de los jóvenes ante las explicaciones que las autoridades les ofrecían sobre lo ocurrido.

Pocas semanas después de la desaparición, en una de sus múltiples conferencias ante la prensa para ofrecer detalles de las pesquisas, Murillo Karam protagonizó uno de los momentos más nefastos y criticados de su carrera.

El exprocurador cortó las preguntas de los periodistas con un recordado “Muchas gracias, ya me cansé”, en un momento en el que la sociedad exigía respuestas sobre lo ocurrido.

Aquella icónica frase se convirtió en una especie de lema para quienes exigían justicia, hartos de la violencia y la impunidad reinantes en el país, y que protagonizaron protestas en las calles y en las redes sociales durante semanas con el hashtag #YaMeCansé

En enero de 2015, acompañado del entonces director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón -actualmente prófugo de la justicia mexicana en Israel por su presunta vinculación con este mismo caso- Murillo Karam presentó lo que llamó “versión histórica” de lo sucedido con los jóvenes.

La teoría apuntaba a que los estudiantes habían sido entregados al grupo criminal Guerreros Unidos, quienes los habrían asesinado e incinerado en el basurero municipal de Colula, en el estado de Guerrero.

“Esta es la verdad histórica de los hechos, basada en las pruebas aportadas por la ciencia como se muestra en el expediente”, dijo Murillo Karam en aquella polémica intervención por la que recibió duras críticas de familiares de los jóvenes y organismos internacionales en desacuerdo con el transcurso de la investigación.

Un mes después, Murillo Karam dimitió y le cedió su puesto como procurador a la senadora del PRI, Arely Gómez González.

Tras la polémica, el ya exprocurador concluyó su vida profesional al frente de la mucho más tranquila Secretaría de Desarrollo Agrario, donde solo permaneció unos meses.

Desde entonces, mantuvo un perfil público bastante bajo. Su nombre solo regresaba a la luz pública gracias a las distintas investigaciones e informes de organismos publicados sobre el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en los años recientes.

El último, el publicado por la Comisión de la Verdad este jueves y que volvió a poner a Murillo Karam sobre la palestra como una de las autoridades presuntamente responsables de “alterar hechos y circunstancias para establecer una conclusión ajena a la verdad “, culminó con la detención del considerado “arquitecto de la verdad histórica” de Ayotzinapa.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZRaWxiFPjYI&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.