Lo último que se sabe del ataque en Londres
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Lo último que se sabe del ataque en Londres

Se cree que Adebolajo y el otro sospechoso, Michael Adebowale, de 22 años, son de origen nigeriano.
24 de mayo, 2013
Comparte
video londres

Adebolajo se convirtió al Islam tras finalizar sus estudios en 2001. Tomada del video del ataque.

El barrio de Woolwich, en el sureste de Londres, Reino Unido, está aún conmocionado por el ataque del miércoles, en el que un soldado británico murió a manos de dos atacantes.

El suceso despertó una fuerte oleada de condenas y expresiones de rechazo, y con el paso de las horas ha surgido nueva información sobre el incidente.

La víctima

El ministerio de Defensa de Reino Unido identificó a la víctima del ataque como Lee Rigby, soldado del Segundo Batallón del Regimiento Real de Fusileros.

Rigby tenía 25 años y había servido en dos misiones en Afganistán. Tenía un hijo de dos años de edad, Jack.

“Soldado extremadamente popular e ingenioso, Lee Rigby era una persona muy importante en el Cuerpo de Tamborileros y era muy conocido, respetado y admirado en el Regimiento de Fusileros”, señaló el ministerio en su comunicado oficial.

“Era un eterno y apasionado fan del equipo de fútbol del Manchester United”.

Rigby se incorporó al ejército en 2006, y el ministerio lo describió como “un padre fabuloso para su hijo Jack” y alguien “que será muy extrañado por todos los que lo conocían”.

Las autoridades no revelaron la identidad de Lee Rigby hasta que pudieron ponerse en contacto con sus familiares.

Los atacantes

Diversas fuentes le informaron a la BBC que el protagonista de las imágenes en las que aparece un hombre con las manos ensangrentadas y cuchillos en sus manos confesando el crimen es Michael Adebolajo, un joven de 28 años de Romford, en Essex, una localidad al este de la capital británica.

Adebolajo se convirtió al Islam tras finalizar sus estudios en 2001.

Se cree que Adebolajo y el otro sospechoso, Michael Adebowale, de 22 años, son de origen nigeriano.

El diario británico Daily Mirror difundió en las últimas horas un video en el que se ve el momento en que la policía dispara contra Adebolajo y Adebowale.

En las imágenes ve cómo uno de los hombres avanza contra policías que se encontraban dentro de una patrulla. También se ve cómo deja caer un cuchillo al ser baleado, y cae al suelo.

El otro hombre aparece apuntando una pistola contra agentes de la policía, mientras corre en la dirección contraria.

En el video se escuchan en total ocho disparos de la policía contra los dos hombres.

La entidad que supervisa el accionar policial, IPCC (siglas en inglés de Comisión Independiente de Quejas sobre la Policía) dijo haber visto material de cámaras de video vigilancia y confirmó que dos policías dispararon, al tiempo que uno utilizó un dispositivo de descargas eléctricas, un Taser.

El responsable del IPCC, Derrick Campbell, dijo que en este momento el organismo “no iniciará acciones por crímenes o mala conducta” contra los agentes.

Los dos sospechosos están internados en un hospital, bajo estricta vigilancia.

La investigación

La policía hizo una redada en una casa del sur de Londres en conexión con el ataque y, según informó, se llevó a cuatro personas para interrogarlas en relación con el suceso.

Según informes, uno de los atacantes solía visitar el inmueble.

Asimismo, la policía está investigando una residencia en una localidad cercana a la ciudad de Lincoln, en el este del país.

El rol de los servicios de inteligencia

El gobierno británico defendió al servicio de inteligencia interno del país, MI5, luego de que fuera cuestionado por no evitar el hecho, tras conocerse que había investigado a ambos hombres (de los que tenía registro desde hace ocho años), pero ya no estaban siendo vigilados.

Se espera que el MI5 sea sometido a una investigación parlamentaria por el caso

Un ex alto cargo de la inteligencia británica, Richard Barrett, le dijo al programa de la BBC Newsnight que es muy difícil detectar de antemano ataques de este tipo.

“Asumo que esta gente sale de un pequeño grupo sin tener, necesariamente, conexiones en el extranjero o dentro de Reino Unido, que hicieran que los servicios de seguridad les prestaran más antención”, señaló.

Reacciones de condena

El primer ministro británico, David Cameron, condenó a los dos atacantes, alegando que ambos traicionaron la religión del lslam.

En una alocución realizada este jueves, Cameron dijo que Reino Unido vencería a lo que calificó de “terrorismo” y que su país desafiaría “la narrativa venenosa del extremismo”.

Según se informó, los individuos perpetraron el ataque gritando consignas islámicas.

Uno de ellos le dijo a un testigo que había matado al soldado para vengar las muertes de musulmanes en Irak y Afganistán.

No obstante, Cameron afirmó que la responsabilidad por el ataque recaía únicamente en las personas “moralmente repugnantes” que lo llevaron a cabo.

Por parte de las comunidades islámicas británicas, el rechazo al ataque ha sido unánime.

“Estos hombres han insultado a Alá y han deshonrado nuestra fe. Habrá sin duda mucha reflexión sobre por qué estos individuos actuaron así”, declaró Farooq Murad, presidente del Consejo Musulmán Británico.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Las mutaciones están volviendo al COVID-19 más infeccioso?

Si bien se han detectado miles de cambios en el virus, hasta ahora los científicos solo han registrado uno que posiblemente altera su comportamiento.
25 de julio, 2020
Comparte

El coronavirus que está amenazando al mundo en este momento no es el mismo que el coronavirus que surgió por primera vez en China.

El SARS-CoV-2, el nombre oficial del virus que causa la enfermedad covid-19, está mutando.

Pero, si bien los científicos han detectado miles de mutaciones, o cambios en el material genético del virus, hasta ahora solo se ha señalado una que podría alterar su comportamiento.

Las preguntas cruciales sobre esta mutación son: ¿esto hace que el virus sea más infeccioso, o letal, en humanos? ¿Y podría representar una amenaza para el éxito de una futura vacuna?

Este coronavirus en realidad está cambiando muy lentamente en comparación con un virus como el de la gripe.

Con niveles relativamente bajos de inmunidad natural en la población, sin vacuna y pocos tratamientos efectivos, no tiene presión para adaptarse.

La mutación señalada, llamada D614G y situada dentro de la proteína espiga -la proteína en forma de punta que el virus utiliza para penetrar en nuestras células- apareció en algún momento después del brote inicial de Wuhan, probablemente en Italia. Ahora se ve en hasta en el 97% de las muestras en todo el mundo.

Ventaja evolutiva

La pregunta es si este dominio significa que la mutación que le da al virus alguna ventaja, o si es solo por casualidad.

coronavirus

Getty Images
La mutación D614G se sitúa dentro de la proteína espiga, la que el virus utiliza para penetrar en nuestras células

Los virus no tienen un gran plan. Mutan constantemente y, si bien algunos cambios ayudan a que un virus se reproduzca, algunos pueden dificultarlo. Otros son simplemente neutrales.

Son un “subproducto del virus que se replica”, dice la doctora Lucy van Dorp, del University College London. “Hacen autostop” sobre el virus sin cambiar su comportamiento.

La mutación que ha surgido podría haberse generalizado solo porque tuvo lugar temprano en el brote y se extendió, algo conocido como el “efecto fundador”. Esto es lo que para la doctora Van Dorp y su equipo probablemente explica que la mutación D614G sea tan común. Pero esto es cada vez más controvertido.

Un número creciente -tal vez la mayoría- de virólogos cree ahora, como explica el doctor Thushan de Silva, de la Universidad de Sheffield, que hay suficientes datos para decir que esta versión del virus tiene una “ventaja selectiva” -una ventaja evolutiva- sobre la versión anterior.

Aunque todavía no hay pruebas suficientes para decir que “es más transmisible” en las personas, dice De Silva, está seguro de que “no es neutral”.

 

Cuando se estudió en condiciones de laboratorio, el virus mutado ingresó con mayor eficacia a las células humanas que aquellos sin la variación, dicen los profesores Hyeryun Choe y Michael Farzan, en la Universidad Scripps en Florida.

Los cambios en las proteínas espiga que usa el virus para adherirse a las células humanas parecen permitirle “pegarse mejor y funcionar de manera más eficiente”.

Pero ahí es donde pusieron el límite.

El profesor Farzan dijo que las proteínas espiga de estos virus eran diferentes de una manera que era “consistente con, pero no demostraba, una mayor transmisibilidad”.

Pruebas de laboratorio

En el Genome Technology Center de la Universidad de Nueva York, el doctor Neville Sanjana, quien normalmente pasa su tiempo trabajando en la tecnología de edición genética CRISPR, ha ido un paso más allá.

Su equipo editó un virus para que tuviera esta alteración en la proteína espiga y lo enfrentó contra un virus SARS-CoV-2 real del brote inicial de Wuhan, sin la mutación, en las células de los tejidos humanos. Él cree que los resultados demuestran que el virus mutado es más transmisible que la versión original, al menos en el laboratorio.

Van Dorp señala que “no está claro” cuán representativos son estos resultados de la transmisión en pacientes reales. Pero el profesor Farzan dice que estas “marcadas diferencias biológicas” fueron “lo suficientemente sustanciales como para inclinar un poco la evidencia” a favor de la idea de que la mutación está haciendo que el virus se propague mejor.

Fuera de una placa Petri, hay alguna evidencia indirecta de que esta mutación hace que el coronavirus sea más transmisible en humanos. Dos estudios han sugerido que los pacientes con este virus mutado tienen mayores cantidades del virus en sus muestras de hisopos.

Sin embargo, no encontraron evidencia de que esas personas se enfermaran o permanecieran en el hospital por más tiempo.

coronavirus particles in pink

SCIENCE PHOTO LIBRARY
Dos estudios han sugerido que los pacientes con la versión mutada del coronavirus tienen mayores cantidades del virus en sus muestras de hisopos.

En general, que sea más transmisible no significa que un virus sea más letal; de hecho, suele ser cierto lo contrario. No hay evidencia de que este coronavirus haya mutado para enfermar más o menos a los pacientes.

Pero incluso cuando se trata de transmisibilidad, la carga viral es solo una indicación de qué tan bien se está propagando el virus dentro de una sola persona. No explica necesariamente lo eficaz que es infectando a otros.

El “estándar de oro” de la investigación, un ensayo controlado, aún no se ha llevado a cabo. Eso podría implicar, por ejemplo, infectar a los animales con una u otra variante del virus para ver cuál se propaga más en una población.

La profesora Bette Korber, del Laboratorio Nacional de Los Álamos en EE.UU. e investigadora principal de uno de los estudios, dijo que no había consenso, pero la idea de que la mutación aumenta la carga viral de los pacientes es “cada vez menos controvertida a medida que se acumulan más datos”.

La mutación es la pandemia

Cuando se trata de observar a la población en su conjunto, es difícil observar que el virus se vuelva más (o menos) infeccioso. Su curso ha sido alterado drásticamente por intervenciones, incluidas las medidas de cuarentena.

Pero la profesora Korber dice que el hecho de que la variante ahora parece ser dominante en todas partes, incluso en China, indica que puede ser más eficaz en la transmisión entre las personas que la versión original. Cada vez que las dos versiones estuvieron en circulación al mismo tiempo, la nueva variante se impuso.

Gente con mascarilla paseando en Barcelona.

Getty Images
Una de las medidas adoptadas para evitar la propagación del virus es el uso de mascarillas.

De hecho, la variante D614G es tan dominante que ahora es la pandemia. Y lo lleva siendo desde algún tiempo, tal vez incluso desde el comienzo de la epidemia en lugares como Reino Unido y la costa este de EE.UU.

Entonces, aunque la evidencia está aumentando de que esta mutación no es neutral, no necesariamente cambia la forma en que debemos pensar sobre el virus y su propagación.

En un apunte más tranquilizador, la mayoría de las vacunas en desarrollo se basan en una región diferente de la espiga, por lo que esto no debería tener un impacto en su desarrollo.

Y hay alguna evidencia de que la nueva forma es igual de sensible a los anticuerpos, lo que puede protegerte contra una infección una vez que la hayas tenido o hayas sido vacunado.

Pero dado que la ciencia del covid-19 se mueve tan rápido, esto es algo que todos los científicos, donde sea que se sitúen sobre el significado de las mutaciones actuales, estarán vigilando.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.