Padres del Bosón de Higgs, Premio Príncipe de Asturias de la Ciencia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Padres del Bosón de Higgs, Premio Príncipe de Asturias de la Ciencia

Los físicos Peter Higgs y François Englert junto con la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) fueron galardonados con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2013
29 de mayo, 2013
Comparte
asturiaciencia 20131

Tomada de la página de la Fundación Príncipe de Asturias.

Los físicos Peter Higgs y François Englert junto con la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) fueron galardonados con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2013 por la predicción teórica y detección experimental del Bosón de Higgs.

El jurado dio a conocer el fallo en Oviedo, norte de España, y señaló que el descubrimiento del Bosón de Higgs constituye un ejemplo emblemático de cómo Europa ha liderado un esfuerzo colectivo para resolver uno de los enigmas más profundos de la Física.

El acta expuso que los trabajos pioneros de Higgs (Reino Unido) y de Englert (Bélgica) y Robert Brout (este último fallecido en el año 2011), establecieron en el año 1964 la base teórica de la existencia del llamado Bosón de Higgs.

Apuntó que esta partícula completa el Modelo Estándar, que describe los componentes fundamentales de la Naturaleza, y es responsable de que ciertas partículas elementales posean masa.

Aseveró que durante casi medio siglo, los esfuerzos para hallar el Bosón de Higgs resultaron infructuosos debido a las enormes dificultades experimentales que conlleva su detección precisa e inequívoca.

En el año 2012, el Bosón de Higgs fue finalmente identificado por los detectores ATLAS y CMS del acelerador de partículas LHC del CERN, un hito histórico para toda la comunidad científica, refirió.

Higgs ha recibido numerosos reconocimientos por sus aportaciones a la física, entre los que destacan el High Energy and Particle Physics Prize, que le concedió junto a Brout y Englert la Sociedad Europea de Física en 1997.

Asimismo, el Wolf Prize de Física, compartido con Brout y Englert (Israel, 2010); el Sakurai Prize de la Sociedad Física Americana, compartido con Brout, Englert, Guralnik, Hagen y Kibble (2010); el Premio Nonino (Italia, 2013) y la Medalla Edimburgo del Festival Internacional de Ciencia de la capital escocesa, compartido con el CERN (2013).

Por su parte, François Englert ha recibido entre otros reconocimientos académicos, el Premio Wetrems de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Real Academia de Bélgica y el Premio Francqui de Ciencias Exactas (Bélgica, 1982).

La Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) -conserva las siglas en francés del Centro Europeo para la Investigación Nuclear que le precedió- es una organización internacional e intergubernamental, con sede en Ginebra (Suiza).

Está constituida por veinte estados miembros: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Eslovaquia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Italia, Noruega, Polonia, Portugal, Reino Unido, Suecia y Suiza.

Además, otros países participan en sus trabajos y altas instituciones, como la Comisión Europea y la UNESCO, poseen el estatus de observadores.

Inaugurado en 1954, en la actualidad, emplea a unas dos mil 500 personas, científicos y técnicos de laboratorio, y en sus proyectos participan alrededor de ocho mil científicos de 85 nacionalidades procedentes de 580 universidades.

El 30 de marzo de 2010 científicos del CERN lograron el que entonces se consideró el mayor experimento científico del mundo.

Se trató de la colisión, por primera vez, de haces de protones previamente acelerados hasta obtener una energía de 7 teravoltios (TeV), en el interior del LHC, recreando condiciones similares a las que había cuando se originó el Big Bang.

Pero eso con qué se come, aquí un par de videos que tratan de explicarlo:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Se estrella en Grecia un avión que transportaba 11 toneladas de armas

Las autoridades griegas están tratando la carga del avión Antonov-12 como potencialmente peligrosa, según reportes.
17 de julio, 2022
Comparte
Avión estrellado en el norte de Grecia

Reuters
Las autoridades están utilizando drones para inspeccionar los restos del avión.

Un avión que transportaba 11 toneladas de armas se estrelló la noche del sábado en Kavala, una ciudad en el norte de Grecia, mientras volaba de Serbia a Bangladesh, vía Jordania.

Las autoridades griegas han pedido a las personas que viven a dos kilómetros del lugar que permanezcan en sus casas.

Ocho personas que se encontraban a bordo del avión murieron en el accidente, según informaron las autoridades.

La televisión estatal informó que el ejército, los expertos en explosivos y el personal de la Comisión de Energía Atómica de Grecia no se acercarían a la zona hasta que se considere segura.

Como medida de precaución, la mañana del domingo los servicios de emergencia utilizaron drones para inspeccionar la zona donde se encontraban los restos de la aeronave.

Map

“Las mediciones (del aire) en este momento no han mostrado nada, pero se observó inestabilidad en el área”, le dijo el teniente general Marios Apostolidis, de la Brigada de Bomberos del Norte de Grecia, a un grupo de periodistas.

“En otras palabras, hay humo y calor intenso, además de una sustancia blanca que no reconocemos, por lo que un equipo especial de las fuerzas armadas tiene que informarnos de qué se trata y si podemos ingresar al sitio”.

Problema en el motor

El piloto habría solicitado un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Kavala tras detectar un problema en el motor poco después del despegue, pero no logró llegar a la pista de aterrizaje.

Los residentes de la ciudad de Kavala vieron el avión alrededor de las 22:45 hora local (19:45 GMT).

En una serie de fotos publicadas por los medios griegos, parece que el avión ya estaba en llamas mientras descendía.

Aimilia Tsaptanova, que vio cuando el avión caía, aseguró que estaba sorprendida de que no se hubiera estrellado contra las casas en los alrededores.

Sitio donde se estrelló el avión.

EPA
El avión ya estaba en llamas antes de estrellarse, según testigos

“Estaba cubierto de humo, hacía un ruido que no puedo describir y pasó por encima de la montaña. Luego giró y se estrelló en el campo”, explicó.

Había llamas, teníamos miedo. Se acercaron muchos autos, pero no podían acercarse porque había explosiones continuas”.

Las autoridades locales dijeron que se habían desplegado siete camiones de bomberos, pero inicialmente no pudieron acercarse al lugar del accidente debido a las continuas explosiones.

El ministro de Defensa de Serbia, Nebojša Stefanovic, dijo que el Antonov AN-12 estaba transportando casi 11 toneladas de armas de fabricación serbia, incluidas minas terrestres, a Bangladesh.

Debía hacer paradas en Jordania, Arabia Saudita e India antes de llegar a su destino final de Dhaka, la capital de Bangladesh.

El avión estaba siendo operado por Meridian, una aerolínea de carga ucraniana.

Hasta el momento no hay indicios de ninguna conexión del accidente con la guerra en Ucrania.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=YPmLtudnWbo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.