China, el socio incómodo de México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

China, el socio incómodo de México

En términos comerciales, China es el segundo socio de México (después de Estados Unidos), mientras que México es el segundo socio de China en América Latina (detrás de Brasil).
4 de junio, 2013
Comparte
Xi Jinping, Choe Ryong Hae

En esta foto distribuida por la agencia noticiosa china Xinhua, el presidente chino Xi Jinping, derecha, recibe al vicemariscal norcoreano Choe Ryong Hae en la capital china el 24 de mayo del 2013. Foto: AP

En los 40 años que han transcurrido desde que China y México iniciaron relaciones diplomáticas, en 1972, el intercambio comercial ha saltado de magros US$13 millones en ese entonces a US$36.680 millones en 2012, según reporta la agencia de noticias china Xinhua.

En términos comerciales, China es el segundo socio de México (después de Estados Unidos), mientras que México es el segundo socio de China en América Latina (detrás de Brasil).

Todos esos datos seguramente los trae en la cabeza el presidente chino, Xi Jinping, cuando este martes a las 13:30 (hora local) el avión que lo trae de Costa Rica aterrice en el hangar presidencial del aeropuerto de Ciudad de México.

O es posible que tenga los datos que revela el Banco Central de México, que son aún mayores que los de Xinhua: el año pasado éste país importó US$57.000 millones en mercancías de China, pero sólo exportó US$5.721 millones.

Y ahí es donde se empiezan a evidenciar los desequilibrios en la relación entre ambos países.

Demandas

“Totalmente de acuerdo”, afirma el doctor José Luis León Manríquez, experto en temas de Asia, cuando se le dice que, en el plano comercial, China es vista en México como un socio incómodo.

“Toda relación comercial donde existe un superávit tan grande es conflictiva, independientemente de la voluntad de los actores”, le comenta a BBC Mundo este investigador y profesor la Universidad Metropolitana de México.

“Es incómoda también si uno la compara con las relaciones que tiene China con algunos de los principales países latinoamericanos. Como se trata de países exportadores de materias primas, hay en muchas ocasiones un saldo positivo en la balanza comercial para estos países”.

“En el caso de México no es así, porque el tipo de exportaciones que China hace son mucho más complejas en valor agregado y compiten con las propias manufacturas mexicanas”, dice a BBC Mundo.

Es algo en lo que concuerda Julio Faesler, ex diplomático y el primer director general del Instituto Mexicano de Comercio Exterior, entre otros cargos.

“Lo que no puede ocultarse -y espero que el presidente Enrique Peña Nieto sea muy firme- es una inconformidad general con las ventas de productos chinos a precios por abajo de costo, lo que está dañando severamente a muchas industrias mexicanas”.

Previamente le había dicho a BBC Mundo: “Llevo dos, tres años de estar presenciando e incluso participando en quejas contra la importación a México de productos chinos terminados que se venden a precios que son inexplicablemente bajos respecto de sus costos fundamentales”.

Agrega que las exenciones y los subsidios que el gobierno chino da permite que esos productos “lleguen al mercado mexicano en condiciones que podemos calificar de desleales y que dan origen a procesos de antidumping o imposición de impuestos de compensación”.

En la actualidad México es, junto a Estados Unidos y la Unión Europea, uno de los países que más demandas tiene contra China en la Organización Mundial de Comercio (OMC), con cuatro querellas.

Es posible que esa sea una de las razones por las que México, la nación con más tratados de libre comercio del mundo, no tenga aún uno con China.

Enfriamiento

En 2009, durante la crisis por la gripe porcina, las relaciones entre los dos países sufrieron un enfriamiento cuando China decidió poner en cuarentena a 70 turistas mexicanos, aunque ninguno de ellos tenía síntomas del virus.

La entonces secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinoza, calificó la decisión de “inaceptable”.

Citado por la agencia Reuters, Dan Erikson, de Diálogo Interamericano, dijo en ese momento que “de todos los grandes países latinoamericanos, China tiene la relación más tensa con México”.

“La crisis de la gripe porcina ha mostrado, una vez más, que no han construido la relación que ambos países desean. Hay mucha ignorancia mutua y ningún marco estratégico. Esto muestra que todavía hay mucho trabajo por hacer”, agregó.

En septiembre de 2011, el entonces secretario de Comercio de México, Bruno Ferrari, envió una carta al Ministerio de Comercio chino exigiendo medidas contra el comercio desleal y amenazando con represalias comerciales

La reunión entre el entonces presidente Felipe Calderón y el Dalai Lama, también en septiembre de 2011, no contribuyó a mejorar las relaciones.

“Yo creo que esta relación, que de por sí no es fácil, se ha ido complicando más por el manejo impropio que se le ha dado desde el punto de vista diplomático, sobre todo desde el lado de México, en los últimos doce años”, indica a BBC Mundo José Luis León Manríquez.

“En general me parece a mi que la clase política mexicana no ha leído bien lo que significa el reposicionamiento de China en la política internacional y ha terminado por circunscribir el problema de la relación con China al asunto del déficit y no ha buscado suficiente alternativas para crear una relación de carácter multidimensional”.

El Dragonmart

El último gran debate en México por un tema relacionado con China está caliente: el proyecto de construir un Dragonmart -un enorme centro comercial- en Cancún, similar a uno que existe en Dubai.

El proyecto ha sido fuertemente cuestionado por razones ambientales, pero también por quienes temen que se convierta en una cabeza de playa para inundar de productos chinos no sólo a México, sino a Centroamérica y Estados Unidos.

Además, el anuncio de que se traerá a trabajadores chinos ha despertado sospechas de que no se utilizará mano de obra local, igual a como ha ocurrido con algunos proyectos chinos en África.

Las personas involucradas en el Dragonmart han tratado de despejar las dudas diciendo que la participación china en el proyecto no será mayoritaria, que otros países serán invitados a exhibir y que se generará empleo.

Sin embargo, el pasado 24 de abril el Dragonmart mexicano sufrió un revés cuando el ayuntamiento de Cancún le negó la licencia de construcción. Aunque los empresarios han dicho que no todo está dicho y han recurrido a otras instancias judiciales, el proyecto ya ha sufrido varios meses de atrasos.

Julio Faesler se pregunta si, durante su visita, el mandatario chino tocará el tema del proyecto Dragonmart al presidente Enrique Peña Nieto.

Por supuesto eso aparece en la agenda oficial. Ni lo han mencionado los funcionarios de ambos países, que han tratado de destacar los aspectos positivos de la relación bilateral.

Pero tanto ellos, como los dos mandatarios, saben que esas relaciones requieren de mucho trabajo. Y de más claridad.

Acuerdos bilaterales

Según medios mexicanos, se espera que en la visita oficial de tres días, el mandatario chino firme al menos diez acuerdos con su similar mexicano, en temas como comercio, inversión, infraestructura, ciencia y educación.

También se espera que adelanten conversaciones sobre la posibilidad de un tratado de libre comercio entre ambos países.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

China inicia ejercicios militares a gran escala alrededor de Taiwán tras la tensa visita de Nancy Pelosi

China llevará a cabo maniobras militares masivas en las vías fluviales de Taiwán como respuesta a la controvertida visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de EU, a Taipéi esta semana.
4 de agosto, 2022
Comparte

China inició este jueves una serie de ejercicios militares aéreos y navales a gran escala alrededor de Taiwán, una demostración de fuerza tras la visita a la isla por parte de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

Los ejercicios incluyeron fuego real en el mar que rodea a Taiwán desde el mediodía (04:00 GMT), dijo la emisora estatal china CCTV.

Desde las 12:00 p. m. de hoy hasta las 12:00 p. m. del 7 de agosto se llevará a cabo un importante ejercicio militar del Ejército Popular de Liberación”, reportó CCTV en una publicación en las redes sociales que incluía un mapa de Taiwán.

El Ministerio de Defensa de Taiwán dijo este jueves que sus militares seguirán reforzando su estado de alerta y reaccionará apropiadamente a la “situación enemiga”.

Sus fuerzas armadas están monitoreando el Estrecho de Taiwán y las islas periféricas y todas sus tropas están realizando entrenamiento diario habitual, agregó el comunicado de Defensa.

“El Ministerio de Defensa Nacional enfatiza que defenderá el principio de preparación para la guerra sin buscar la guerra y con una actitud de no intensificar el conflicto ni causar disputas”, señaló.

¿Por qué China ha reaccionado así?

Pelosi, el más alto cargo estadounidense en aterrizar en la isla de Taiwán en 25 años, realizó una visita breve pero controvertida el pasado martes.

China considera a Taiwán como una provincia separatista y se tomó la visita como una violación a su principio de “una sola China”.

Manifestante defensor de China protestando por la visita de Pelosi en Taiwán.

Anthony Kwan / Getty
La visita de Pelosi a Taiwán fue controvertida y causó malestar en China y muchos de sus defensores.

Taiwán, que tiene un apoyo histórico de EE.UU., dijo que China estaba tratando de cambiar el statu quo en la región.

La congresista estadounidense se encuentra ahora en Seúl, la capital de Corea del Sur, donde se reunió con el presidente de la Asamblea Nacional, Kim Jin-pyo.

Por su parte, ministros de Relaciones Exteriores del sudeste asiático advirtieron que las crecientes tensiones sobre Taiwán podrían desencadenar un conflicto abierto.

La agrupación regional, ASEAN, dijo que los acontecimientos recientes podrían conducir a una grave confrontación entre las grandes potencias.

Estados Unidos está ante una encrucijada. Por un lado reconoce la política de Pekín llamada “Una China”, que reconoce un solo gobierno chino. Por otro, mantiene una relación “robusta no oficial” con la isla, que incluye la venta de armas para que Taiwán se defienda.

Un riesgo de confrontación

Los simulacros militares son la principal respuesta de Pekín, aunque también ha bloqueado parte del comercio con la isla.

Los ejercicios se llevarán a cabo en vías fluviales sumamente transitadas e incluyen disparos con munición real de largo alcance, según el gobierno chino.

Taiwán dice que eso equivale a un bloqueo marítimo y aéreo, mientras que Estados Unidos sostiene que los simulacros son un movimiento irresponsable y que podrían salirse de control.

Helicópteros militares chinos sobrevolando la isla de Pigtan.

HECTOR RETAMAL / GETTY
Los ejercicios militares de China se llevarán a cabo desde este jueves hasta el próximo domingo.

La analista Bonnie Lin, directora del Centro de Estudios y Estratégicos Internacionales, le dijo a la BBC que el ejército taiwanés reaccionaría con cautela pero que aún existía el riesgo de confrontación.

“Por ejemplo, si China decide volar aviones sobre el espacio aéreo de Taiwán, existe la posibilidad de que Taiwán intente interceptarlos. Y podríamos ver una colisión en el aire, podríamos ver muchos escenarios diferentes”, dijo.

Varios ministerios taiwaneses han sufrido ataques cibernéticos en los últimos días.

El gobierno de Taipéi también ha pedido a los barcos que tomen rutas diferentes y está negociando con Japón y Filipinas para encontrar rutas de aviación alternativas.

Japón también ha expresado su preocupación a China por las áreas cubiertas por los ejercicios militares, que dice se superponen con su zona económica exclusiva (ZEE).

En respuesta, la portavoz del gobierno chino, Hua Chunying, dijo que Pekín no aceptaba la “supuesta” ZEE de Japón.

Turistas miran helicópteros chinos sobrevolando la isla de Pingtan.

HECTOR RETAMAL / GETTY
Turistas miran helicópteros chinos sobrevolando la isla de Pingtan.

Análisis: ejercicios sin precedentes

Por Rupert Wingfield-Hayes, de BBC News en Taiwán

El anuncio de seis grandes zonas de exclusión alrededor de la isla a partir de este jueves es siniestro.

Pekín hizo lo mismo en 1996, la última vez que hubo la llamada “Crisis del Estrecho de Taiwán”. Pero entonces las zonas de exclusión estaban todas bastante lejos de las aguas territoriales de Taiwán.

Esta vez, tres de las seis zonas se entrometen en el límite de 12 millas de Taiwán. Eso no tiene precedentes. El Ministerio de Defensa de Taiwán ya calificó la medida como una violación de las convenciones de la ONU y dijo que equivale a un bloqueo aéreo y marítimo contra la isla.

Si China moviera barcos o aviones a esas áreas, equivaldría a una invasión del territorio de Taiwán. Esto hace que haya mucho más en juego, ya que Taiwán puede sentirse obligado a defender sus propias aguas.

La Marina de EE.UU. está observando todo esto muy de cerca, y ya tiene al grupo de batalla del portaaviones USS Ronald Reagan navegando cerca en el Mar de Filipinas.


Comparación de fuerzas chinas y taiwanesas.

BBC

China y Taiwán: preguntas básicas

¿Por qué China y Taiwán tienen malas relaciones? China ve a la isla autónoma como parte de su territorio e insiste en que debe unificarse con el continente, por la fuerza si es necesario.

¿Cómo se gobierna Taiwán? La isla tiene su propia constitución, líderes elegidos democráticamente y unos 300.000 efectivos activos en sus fuerzas armadas.

¿Quién reconoce a Taiwán? Solo unos pocos países reconocen a Taiwán y la mayoría reconoce al gobierno chino en Pekín. Estados Unidos no tiene vínculos oficiales con Taiwán, pero tiene una ley que le obliga a proporcionar a la isla los medios para defenderse.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=nN4oHSvJU68

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.