De cines viejos y cineclubes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

De cines viejos y cineclubes

El sitio de internet especializado en cine, butacaancha.com, se pone nostálgico y hace un recorrido por aquellas salas que despertaron cariño y fidelidad en los capitalinos y hoy están en su memoria.
Por Butaca Ancha
18 de junio, 2013
Comparte

CO

Las grandes cadenas de exhibición cinematográfica han venido a matar una vieja tradición de la cinefilia mexicana: el generar cariño y fidelidad por un cine. ¿Qué diferencia hay entre un local del norte o del sur de la Ciudad de México? Ninguna, la decoración y las películas que se presentan son las mismas. La homogeneización impera.

Por otro lado, los reproductores caseros y portátiles también han provocado la pérdida de otra tradición: el cineclub. Antes –gracias a la dificultad de conseguir cierto tipo de material–, universidades, centros de estudios, museos y muchos otros lugares, se daban a la tarea de organizar cineclubes. Sitios donde los cinéfilos podían convivir y discutir sobre las cintas que les apasionaban, aquellas que aburrían, carreras de directores, actores y cualquier otro tema relacionado. En pocas palabras, hablaban de cine y lo gozaban en grupo.

La pérdida de estas dos tradiciones de la cinefilía mexicana, nos ha llevado a dedicar un especial al tópico. ‘Nuestros cines’ está dedicado a recordar y proponer, a buscar que las costumbres no terminen, esperando que ver películas no se convierta en una actividad solitaria, de disfrute individual. Buscamos iniciar una conversación que nos lleve a discutir aquello que más amamos: el séptimo arte y las maneras de disfrutarlo.

Esperamos que lo disfruten…

De churros, cines y Tacubaya

tacubaya

Es el año 1989 y es el cine Hipódromo, emblema de la colonia Tacubaya, por aquél entonces famosa por ser territorio de Los Panchitos y otras bandas juveniles conocidas por sus sanguinarias peleas, inhalar churro y fumar chemo (¿o era al revés?); por ser el barrio que acunó a Javier Solís; y claro, por el cine Hipódromo, ubicado en el edificio Ermita. Este lugar, conocido como “el triángulo de Tacubaya” por la forma de su terreno, fue alguna vez ocupado por la casona de descanso de una familia adineradísima: los Mier y Pesado…. Seguir leyendo.

Aquellos cines de los que nadie tenía ni idea

Pero, ¿y los cines de nuestros papás, abuelos, bisabuelos y hasta tatarabuelos? ¿Qué se hizo de ellos? La respuesta probablemente más rápida y certera es: desaparecieron de la faz de la ciudad y del recuerdo. Algunos edificios existen todavía pero ya no como cines y por lo tanto la referencia se ha perdido. Por ejemplo, aun existe la construcción que alojó la Droguería Plateros y que hoy es un restaurante. También existe la Casa Borda, magnífico edificio donde se ubicó el afamado Salón Rojo… Seguir leyendo.

Mirando al Cine Teresa

Fundado por el Sr. Guillermo de Teresa, quien, aparte de pertenecer a una antigua familia de hacendados y terratenientes, parecía tener una rara (pero afortunada) fijación por crear salas de cine (como lo atestiguaron también los edificios, también de su propiedad, que albergaban los famososcines Cosmos y Goya) el enorme cine Teresa inició sus actividades en el año de 1926. Ubicado en la entonces avenida San Juan de Letrán, actualmente el Eje Central Lázaro Cárdenas, en laCiudad de México, el gigantesco recinto contaba con una capacidad inicial para más de 6,000 espectadores… Seguir leyendo.

¡Deja la botella, Cácarooo!

¿Quién no ubica al “cácaro”, ese entrañable personaje anónimo que tenía a su cargo ni más ni menos que la responsabilidad de la correcta proyección de las películas en las salas de cine de antaño y que recibía tremenda chifladera si llegaba a sucederse algún desperfecto durante la función? Junto con las rechiflas pertinentes, era común escuchar gritos a cuello pelado:“¡Cácarooo, deja la botella!”, “¡Cácarooo, suelta a la boletera!” “¡Cácarooo, la pantalla se incendia!”, “¡Cácaroooo!” Seguir leyendo.

El cine como se ve hoy en el CCU

Entre 1976 y 1980, bajo la dirección de los arquitectos Arcadio Artis Espriú y Orso Núñez Ruiz-Velasco, se llevó a cabo la construcción del Centro Cultural Universitario de la UNAM. Con el paso del tiempo, este espacio (sede, entre otras, de la reconocida sala de conciertos Nezahualcóyotl), en el que convergen las más variadas manifestaciones artísticas (dígase conciertos, exposiciones, obras de teatro, danza, talleres, cursos…y cine, (of course!) , se ha convertido en uno de los puntos de referencia más importantes del quehacer cultural en la Ciudad de México… Seguir leyendo.

Hacer un cineclub ‘bien’: No basta con la difusión, hay que invitar al diálogo

¿Por qué a alguien le interesaría hacer un cineclub? ¿Por moda? ¿Negocio? Cualquiera que sean las respuestas, el cineclubbing está posicionándose como una alternativa más para apreciar cine en el DF. Museos, universidades, centros culturales, bibliotecas y parques han convertido sus espacios en salas de proyección para el análisis, discusión y consumo del Séptimo Arte… Seguir leyendo.

El cine y el elefante

vasconcelos

El auditorio José Vasconcelos, alias “El Elefante”, digamos que fue el cine que alimentó mi afición de forma gratuita por cerca de ocho o nueve años más, cuando ya iba con boleto pagado y por pie propio, aunque con un gran descuento, en el que acababa pagando entre doce y quince pesos por función. Durante toda la secundaria y buena parte de mi preparatoria, el José Vasconcelos representó cerca del 80% del cine que veía… Seguir leyendo.

Chiquito y jodido, pero bonito: Extrañando al Pecime

Entre los años 70 y principios de los 80, existían cuatro diferentes puntos de referencia para todo aquel cinéfilo capitalino inconforme con la oferta comercial existente en las salas cinematográficas del D.F. Para los espectadores más conocedores, mamilas y exigentes consumidores de puros art films, la cita obligada era en la primera Cineteca Nacional de Avenida Churubusco y Calzada de Tlalpan; en la Cuauhtémoc, el cine-club del IFAL, en Rio Nazas 43; así como las recién inauguradas salasJulio Bracho y José Revueltas en Ciudad Universitaria, mientras el espectador nostálgico de las grandes superproducciones hollywoodenses de antaño encontraba su refugio en las instalaciones del gigantesco cine Bella Época de la colonia Condesa. Sin embargo, aquellos cinéfilos autodenominados vanguardistas eran el tipo de fauna que frecuentaba el hoy prácticamente olvidado cine Pecime, ubicado en Av. Universidad, a las afueras del metro Coyoacán… Seguir leyendo.

El cine Odeón

El hecho que vino a terminar de manera definitiva con la existencia de este inmueble, referente en su tiempo de la colonia Guerrero y de la ciudad misma, fue la construcción de los Ejes Viales que para este caso se abrieron camino ensanchándose la calle de Mosqueta y su continuación al poniente José Antonio Alzate, derribándose así en un gran tramo todas las edificaciones de la acera norte de estas calles incluyendo al viejo cine. Esto ocurrió a finales de los años 70… Seguir leyendo.

Entre libros y películas te veas: El cine bella época

En el inmueble se proyectaban los últimos estrenos procedentes de Hollywood y solían darse programas dobles dedicados a tal o cual artista o director de la época, con las infaltables (en ese entonces, claro) programaciones de matinée dedicadas a los enanos del hogar. Irresistible la tentación, antes o después de la película, de echarse unos sándwiches acompañados de un gaznate, fumar un cigarro y tomarse un cafecito entre tanto ornamento tan mamón… Seguir leyendo.

Un viaje China

chino

No está bien iniciar esto con una mentira. Nunca he estado en la China. He visto muchas fotos, reportajes, he leído mucho acerca de ella, sus 7000 años de civilización, las complicaciones del “Gran Salto Adelante”. Hoy, que volteas cualquier objeto y dice “hecho en China”, te recuerda lo grande e importante que es y que fue. Siempre fue misteriosa, aún hoy lo es. Y siempre ejerció una fascinación enorme en todo el mundo. En México es histórica desde los tiempos de la Nao de la China, en que ésta nos trajo maravillas orientales, desde sables con forro de marfil (samuráis), bolas de la vida también de marfil, hasta sedas, papalotes, papel, pólvora y recetas de comida. La comida china hoy es casi mexicana. No pasa más de un mes y volvemos a comernos un chow mein… Seguir leyendo.

Cinematógrafos del centro: todo empezó con un Cineclub…

Todo empezó en una oficina pequeña en la que se programaban funciones de cine y se intercambiaban películas de 16 mm en 1960. Así inició la Filmoteca de la UNAM: con un inmueble pequeño y la idea de Manuel González Casanova de organizar la primera incursión formal del cine en el círculo universitario en México. La UNAM inauguró tres espacios para proveer cine y cultura en la zona centro de la ciudad: Cinematógrafo FósforoCinematógrafo del Chopo y el Centro Cultural Universitario (CCU) Tlatelolco… Seguir leyendo.

Teatro mágico sólo para locos, o ese palimpesto llamado Cine Ópera

Sexagenario, cacarizo, sin techo y vacío en su interior. No, no me refiero a cualquier politiquillo mexicano, estoy hablando del cine Ópera, esa mole imponente que se asoma por la estrecha calle de Serapio Rendón, en la colonia San Rafael. Como todo anciano que se respete, puede contar, a quien se anime a escucharlo, cientos de historias y, como sucede también con quienes llegan a tal edad, son pocos a quienes les importan… Seguir leyendo.

10 notas sobre otros cines emblemáticos del área metropolitana

Seguramente el recinto cinematográfico más conocido en Ciudad Satélite, desde principios de los años 70 hasta mediados de los 80, cuando este coloso de poco más de mil 200 butacas cerró sus puertas. Algo que lo caracterizaba y lo distinguía del resto de los cines del rumbo era su enorme pantalla para proyecciones en 70mm y su tecnología de punta (orgullosamente, se ostentaba cómo el único en México en contar con la certificación THX de George Lucas). Actualmente, el lugar es una sucursal más de Office Depot… Seguir leyendo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coahuila: la decepción de las familias de los 10 mineros atrapados hace casi un mes

Las familias de los mineros atrapados en Coahuila pierden la esperanza de verlos con vida después de que el gobierno asegurara que su rescate necesitará de 6 a 11 meses más.
31 de agosto, 2022
Comparte

A poco de cumplirse un mes de la tragedia este próximo sábado, la esperanza de los familiares de los diez mineros atrapados en un pozo de carbón en México se apaga poco a poco.

El primer varapalo fue cuando, después de que las galerías donde trabajaban se inundaran el 3 de agosto por el agua de minas cercanas abandonadas en Sabinas, en el estado norteño de Coahuila, una nueva inundación echó por tierra el trabajo de casi dos semanas de bombeo de líquido y hubo que volver a empezar.

El golpe definitivo para las familias fue cuando las autoridades les comunicaron el pasado jueves que la estrategia a seguir ahora sería la de hacer un tajo a cielo abierto para descender 60 metros y llegar donde están los hombres en la mina de El Pinabete.

¿El mayor problema? Que serán necesarios al menos seis meses para hacerlo, lo que terminó por dinamitar el ánimo de las familias.

“De seis a 11 meses de trabajo es mucho, ¿qué nos van a entregar entonces de mi hermano?”, le dice a BBC Mundo Magdalena Montelongo, hermana de Jaime, uno de los mineros atrapados.

“Al principio teníamos mucha esperanza. Pero fue pasando el tiempo y cuando se vino la otra ola de agua… se va perdiendo. Ahorita, como ya van a hacer esto, se me hace difícil que los veamos con vida”, reconoce resignada la mujer.

En todo este tiempo no ha habido ningún contacto con los mineros, quienes no tenían comida ni agua potable. El gobierno, sin embargo, ha rechazado oficialmente que se les dé por muertos.

Volvió a la mina para ayudar a sus compañeros

Con 61 años, Jaime Montelongo es el veterano del grupo de los hombres atrapados.

Hijo y padre de mineros, lleva trabajando en ello desde los 14 años y, aunque ya estaba retirado desde el año pasado, decidió regresar a la mina porque “se sentía bien”.

Map

Su hermana Magdalena habla de él intercalando tiempos verbales en presente y pasado, fruto probablemente de la incertidumbre. Recuerda cómo uno de los mineros sobrevivientes le contó que Jaime pudo haber escapado junto a él, pero decidió ayudar a sus compañeros.

“Oyeron un fuerte estruendo, y luego otro. Mi hermano empezó a hablar al resto por el radio: ‘¡gente, gente!’, pero no había respuesta. Entonces él le dijo a este compañero que se fuera en el bote y regresó para avisar al grupo”, relata la mujer.

Su colega sobreviviente se subió al bote y, en cuestión de segundos, estaba prácticamente cubierto por toda el agua que llegaba con fuerza. Logró salir, pero de Jaime nunca supo nada más.

“No sé, creo que él sentía el deber y la responsabilidad de traerse a los demás compañeros… nunca pensó la magnitud del problema que se venía”, dice su hermana, quien lo define como alguien “muy noble” y bueno. “Los muchachos de la mina decían que sí se enoja, pero que no los regañaba”.

Jaime Montelongo

AFP
Jaime Montelongo trabaja en la mina desde los 14 años.

Sobre el nuevo método de rescate elegido, la mujer asegura no estar de acuerdo. Las autoridades, sin embargo, defendieron que esta es la propuesta más sólida y de menor riesgo para los rescatistas según los análisis de especialistas.

“La otra (opción) es que sigamos bombeando, que saquemos toda el agua de Pinabete, de Conchas Norte, de Mina 6, acuérdense que Pinabete está rodeada de minas, pero esto (…) llevaría 24 meses. El tema es que puede haber un gran riesgo de colapso”, dijo Laura Velázquez, coordinadora de Protección Civil.

Rechazo e indemnizaciones

Inicialmente, los familiares se negaron a aceptar esta nueva estrategia por todo el tiempo que requerirá. Montelongo no entiende por qué no se optó por esta técnica desde el principio ni por qué las autoridades mexicanas se demoraron dos semanas en pedir asesoría de especialistas extranjeros.

“Se dejó pasar mucho tiempo, pienso que en la primera semana los podrían haber rescatado pero hizo falta gente más capacitada para este tipo de situaciones”, opina.

Familiares de mineros

AFP

Finalmente, el pasado fin de semana, las esposas de los mineros aceptaron la técnica del tajo a cielo abierto.

En la zona se levantará un memorial y el gobierno también les entregará una indemnización “por encima de lo convencional”, según adelantó el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, aunque no se ha determinado la cantidad.

“Para nosotros, nuestro hermano no tiene valor económico. En ese momento dijimos ‘ya no hay nada que hacer más que resignarnos y entregar nuestro hermano a Dios’. Estamos decepcionados e impotentes, no nos han dejado otra opción”, lamenta Montelongo.

López Obrador, quien insistió en que las tareas de rescate no se detendrán y que “no va a suceder lo de Pasta de Conchos” -en referencia a otra mina en Coahuila donde una explosión de gas en 2006 dejó 65 muertos, de los que 63 cuerpos nunca fueron recuperados-, dijo entender el dolor de las familias.

Este domingo, el mandatorio admitió que los familiares no estaban satisfechos al principio con la opción del rescate planteado por el gobierno.

“No aceptaban por el tiempo. Se pusieron muy tristes, es una situación muy difícil, estaban muy alterados y no querían nada, y ya, pues han aceptado”, dijo el presidente, quien se comprometió a “trabajar con mucha rapidez para sacar los cuerpos”.

AMLO en la zona del derrumbe

Gobierno de México
López Obrador visitó la zona del siniestro el 7 de agosto.

El papel de familiares y esposas

Magdalena Montelongo tampoco oculta su decepción por el hecho de que las autoridades no hayan tomado en cuenta la opinión de otros familiares de los mineros, sino que solo se reunieron con las esposas “una por una y a puerta cerrada” para plantearles la opción del tajo abierto, a la que finalmente dieron el sí.

La Organización Familia Pasta de Conchos (OFPdC), un colectivo defensor de los derechos de los mineros, criticó que solo se escuchen la opinión de las esposas.

“No es justo ni correcto porque, antes de ser esposos, fueron hijos y hermanos. Todos son víctimas. Pero el gobierno habla con las esposas porque así se ahorra broncas: los familiares pueden ser más objetivos y no se les puede presionar con indemnizaciones… a las viudas, sí”, dice Cristina Auerbach, defensora de Derechos Humanos en OFPdC.

El colectivo tampoco aprueba la nueva estrategia al considerar que es irreal ni aún el plazo de seis a 11 meses. “Si es una mina a cielo abierto, requieren mover cuando menos cinco millones de toneladas de tierra (equivalente a llenar tres veces el estadio Azteca), más de 1600 trabajadores, camiones de carga de 200 y 300 toneladas…”.

Mina del accidente

AFP
La nueva técnica para el rescate de los mineros comenzará en los próximos días.

“Cuando estaban aquí los especialistas extranjeros, se habló de encapsular y poner barreras para aislar el pozo del agua de las minas cercanas. Nunca se habló de tajo a cielo abierto”, cuestiona Auerbach en entrevista con BBC Mundo.

También critica que la propuesta no venga de cuadrillas de rescate de empresas de la región ni de expertos en minas de carbón, sino que esté liderada por Protección Civil y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“La CFE no tiene minas de carbón, solo lo compra, ni tiene experiencia en rescate minero. ¿Entonces por qué va a encargarse de los rescates? Es absurdo, no sabemos por qué”, afirma.

Mayor región carbonífera de México

Tras lo ocurrido, la Fiscalía solo acusó hasta el momento a un joven como “probable responsable en explotación ilícita del subsuelo”.

Según el propio López Obrador, este podría no ser el dueño de la empresa responsable de la mina sino un simple prestanombres sin poder real con el que se trate de evitar que se conozca el nombre del concesionario.

Coahuila se ha convertido en un verdadero punto negro para desarrollar esta profesión. Sin contar grandes minas a cielo abierto, al menos 153 personas han muerto en el estado desde 1996 en pozos y pequeñas minas y cuevas, según un conteo de OFPdC.

“El trabajador está en la mina por necesidad, pero lo hacen en condiciones inhumanas y por 200 pesos (unos US$10) por tonelada de carbón. ¿Quiénes son los beneficiados? Los dueños, que son los que más ganan. Y también la Secretaría de Trabajo debería inspeccionar esas condiciones”, responde Magdalena Montelongo a la pregunta sobre quiénes son responsables de esta situación.

Jaime Montelongo

AFP
La familia de Jaime Montelongo improvisó un altar con su imagen a las afueras de la mina.

En Coahuila se produce el 99% del carbón utilizado en México por la CFE, empresa estatal clave en el proyecto energético del presidente. Pese a esta alta cifra, Auerbach puntualiza que el carbón solo representa “el 4% de la matriz energética” del país.

“Si oyes lo del 99%, piensas que es una locura pedir que se detenga la producción porque dicen que genera desarrollo en la región… pero lo que deja es una estela de muerte brutal. Si fuéramos más sensibles, después de esta tragedia deberíamos dejar de consumir ese 4%”, opina.

La miembro de OFPdC dice estar sorprendida por el hecho de que no se estén revisando todos los contratos de concesiones de minas en la zona.

“Todo el mundo sigue sacando carbón como si nada. Así que es cuestión de tiempo que vuelva a suceder”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FL9hB7wQsZA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.