México, país de clase baja: Inegi
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

México, país de clase baja: Inegi

En México el 55.1% de los hogares y el 59.1% de la poblaciónson de clase baja
Por Redacción Animal Político
12 de junio, 2013
Comparte

mexico_clase_bajaA diferencia de lo que sostenía el pasado gobierno federal –citando números del Banco Mundial (BM) e incluso algunos estudios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)- México no es un país de clase media, sino uno con población mayoritariamente de clase baja, según cifras del Inegi.

El estudio “Clases Medias en México” publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revela que aunque la clase media vio un ligero repunte en la primera década del siglo XXI, hasta 2010 la mayoría de los mexicanos estaba dentro de un estrato social bajo.

Más de la mitad de los hogares del país (55%) es de clase baja. En ellos viven prácticamente tres de cada 5 mexicanos, según el estudio. En el otro extremo de los estratos sociales, sólo 2.5% de los hogares en México son de clase alta, y en ellos sólo vive el 1.7% de la población del país.

En cuanto a la clase media, prácticamente  dos de cada cinco hogares se encuentran en ese estrato  y en ellos vive casi el 40% de la población.

inegi4

Pese a que aún no es mayoría, la magnitud de la clase media registró un incremento de 4 puntos porcentuales del año 2000 al 2010, al pasar de 38.4% de los hogares a 42.4%. El porcentaje de mexicanos que viven en esos hogares pasó de 35% a 39%.

inegi8

En términos absolutos el nivel nacional la clase media ascendía en 2010 a 12.3 millones de hogares y a 44 millones de personas; tres cuartas partes se concentran en áreas urbanas.

En las ciudades, la mitad de los hogares (50.1%) se concentra en la clase media, mientras que en el medio rural pertenecen a esa clasificación 28.1% de los hogares

inegi2

¿Cómo saber si se es de clase media?

El Inegi explica que su clasificación de clase media no parte de una noción preestablecida. Su estudio, dicen, consiste en la identificación de estratos o conglomerados de hogares que difieren cuantitativa y cualitativamente de otros conglomerados en la estratificación de hogares, quedando establecido con respecto a cuáles hay superioridad en gastos no ligados a la subsistencia lo mismo que en su composición en términos de escolaridad, inserción y status laboral así como en acceso a la propiedad.

Así, el Inegi sostiene que si del conjunto de hogares que en el estudio quedaron clasificados como de clase media se selecciona uno al azar, lo más probable es que ese hogar cuente al menos con computadora; gaste alrededor de 4,400 pesos al trimestre (a precios de 2010) tan solo en consumir alimentos y bebidas fuera del hogar; haya quien tenga tarjeta de crédito, así como un integrante inserto en el mercado laboral formal; lo encabece alguien que cuente al menos con educación media superior y que su estado civil sea casado, conformando un hogar nuclear de cuatro personas. Asimismo, lo más probable es que quienes viven en hogares de clase media trabajen en el sector privado y que sus hijos asistan a escuelas públicas.

inegi7

Clase baja no es igual a pobreza

El Inegi aclaró que pertenecer a la clase baja no es lo mismo que estar en pobreza, pero sí puntualiza que la clase baja es más propensa a caer en esa situación.

“Una de las conclusiones que se desprenden del estudio exploratorio es que la pobreza, más que constituir una clase social en sí misma, es una condición que puede presentarse con mayor probabilidad para la clase baja que corresponde al 55.1% de los hogares y 59.1% de la población del país”, destaca el Instituto.

“Eventos catastróficos al interior del hogar como la pérdida súbita del principal proveedor o la presencia de una enfermedad o accidente grave entre sus integrantes pueden ser factores decisivos para que ese segmento incurra en pobreza, lo mismo que un episodio de hiperinflación o una recesión económica profunda en el plano macroeconómico”, agrega.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Próxima Centauri: la señal que llegó desde el sistema estelar más cercano al Sol

Una extraña emisión de ondas detectada por un telescopio gigante en Australia tiene a científicos haciendo múltiples investigaciones.
1 de enero, 2021
Comparte

Una extraña emisión de ondas que pudo llegar a la Tierra desde un planeta extrasolar está siendo investigada como un indicio de vida extraterrestre.

Los expertos indican que hay indicios de que la señal llegó desde Próxima Centauri b, una “supertierra” que tiene superficie rocosa, que se cree que alberga agua líquida y que está a 4,2 años luz de la Tierra.

Incluso algunas mediciones arrojaron la hipótesis de que tiene una atmósfera.

Este planeta forma parte del sistema estelar Alfa Centauri, el más cercano al Sol.

Las ondas fueron detectadas en 2019 por un radiotelescopio gigante ubicado en Australia y desde entonces diferentes equipos buscan entender el hallazgo.

Y entre las hipótesis que se manejan es que el origen tenga que ver con alguna forma de vida fuera de la Tierra.

“Fue una señal que apareció una vez y no volvió a repetirse. Tenía una frecuencia que no emiten los dispositivos terrestres como los satélites y las naves”, explica a BBC Mundo Mar Gómez, doctora en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid.

La detección

El Observatorio Parkes se encuentra en Nuevo Gales del Sur, Australia. Lo llaman “el plato” por el radiotelescopio que funciona allí desde hace 50 años y que fue el que recibió la extraña señal.

Fue usado en varias misiones espaciales y comparte información con diferentes entidades como la NASA.

Telescopio de Australia

Getty Images
La extraña señal fue detectada en Australia.

“Estamos hablando de un telescopio muy importante y hay que recordar que se utilizó para recibir imágenes del aterrizaje del Apolo 12 en la Luna”, indica Gómez.

La investigadora añade que el observatorio también coordina con misiones como los proyectos de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI, por sus siglas en inglés).

La extraña emisión de ondas ha llamado la atención entre los científicos.

“Como en el espacio no hay sonido, la única forma que tenemos de comunicarnos, por así decirlo, son ondas de radio. Nosotros podemos emitirlas al espacio exterior y, quizás, desde otro planeta o sistema estelar exista una forma de vida que intente comunicarse”, explica.

El proyecto Breakthrough Listen, que se dedica a la observación y el análisis en búsqueda de señales de vida en el Universo, también se encuentra al tanto.

Se trata de un fondo de US$100 millones que en el momento de su lanzamiento (2015) contó con el apoyo de Stephen Hawking.

De acuerdo a información obtenida por el medio británico The Guardian, Breakthrough Listen publicará un reporte sobre la investigación de esta señal en los próximos meses.

Telescopio

Getty Images
El telescopio gigante está ubicado en el sureste de Australia.

Gómez indica que por ahora hay mucho hermetismo en la comunidad científica respecto a las ondas que pudieron llegar desde Próxima Centauti b.

La NASA califica a Próxima Centauri b como un exoplaneta ligeramente más grande que la Tierra (1,27 más grande). Fue descubierto en 2016.

Búsqueda de vida extraterrestre

Son cada vez más los científicos que plantean que se debe tomar más en serio la búsqueda de vida extraterrestre.

Pallab Ghosh, corresponsal de ciencia de la BBC, reportó en febrero que ese fue uno de los pedidos en una reunión de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia en Seattle.

En aquella oportunidad, el director del Observatorio Nacional de Radioastronomía de EE. UU., Anthony Beasley, afirmó que debería haber más apoyo de Washington para ese campo de investigación, que ha sido rechazado por quienes financian proyectos gubernamentales durante décadas.

La NASA también tiene sus proyectos al respecto y fue más allá de la observación astronómica.

En julio de este año lanzó la misión del robot explorador Perseverance para buscar vestigios de vida en Marte.

Esta es la primera misión de la NASA que busca directamente “firmas” o signos biológicos de vida desde la de Viking en la década de 1970.

Modelo de Perseverance

NASA / JPL-CALTECH
Perseverance explorará Marte durante al menos un año marciano (unos 687 días terrestres).

Justamente es en esa época que se mandó la primera señal desde la Tierra esperando contactar a civilizaciones en el espacio.

Gómez explica que todos estos proyectos son relevantes porque aunque sea un hallazgo de bacterias o microbios en otros planetas, puede ser una de las noticias científicas más importantes en la historia.

“Es la mayor inquietud. El hecho que pueda existir cualquier forma de vida y encontrarla nos va a permitir conocer nuestros propios orígenes y cómo se puede desarrollar la vida. Básicamente es la pregunta final de nuestra existencia”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qKGT8_94Sjk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.