Agresiones contra comunidad gay, invisibles en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Agresiones contra comunidad gay, invisibles en México

En México, las agresiones y castigos contra la población gay ocurren durante las “24 horas de los siete días de la semana” pero sin que existan datos oficiales para visibilizar y hacer algo por las víctimas
Por Tania L. Montalvo
29 de julio, 2013
Comparte

Marcha_gayEn México, las agresiones y castigos contra la población del colectivo lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual (LGBTTTI) ocurren durante las 24 horas de los siete días de la semana, pero sin que existan datos oficiales para visibilizar y hacer algo por las víctimas, según la Oficina en México de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

Esta falta de datos provoca que aunque la estigmatización de la comunidad LGBTTTI sea permanente y cotidiana, no haya un debate en el país para evitar castigos vinculados a la identidad sexual o para garantizar respeto a sus derechos humanos, dijo en entrevista Javier Hernández Valencia, representante en México de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

Las agresiones, según Hernández Valencia, ocurren no sólo en espacios segmentados como la atención de salud, sino en todos los escenarios. “Esto lleva a violencia creciente con un costo de vida para todos, porque el tema no se convierte en debate nacional porque no tenemos las estadísticas que revelen la existencia del problema mismo”.

Hernández Valencia asegura que las agresiones por identidad sexual en México sólo se visibilizan cuando las víctimas son activistas o promotores de derechos mientras que las que ocurren en la cotidianeidad parecieran “invisibles”.

De enero de 1998 a diciembre de 2008, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) recibió 696 quejas por discriminación o agresiones vinculadas a la identidad sexual.

En un informe especial de marzo de 2012, ese organismo alertó que en ese mismo periodo sólo se habían investigado 162 homicidios por homofobia en 17 de las 32 procuradurías del país, pese a que organizaciones civiles han contabilizado y denunciado que se han cometido hasta cuatro veces más.

Las mismas cifras sobre crímenes de odio recabadas por organizaciones civiles incluso son diversas entre sí. La International lesbian, gay, bisexual, trans and intersex association (ILGA) denunció el año pasado que en México se cometieron 750 asesinatos de odio entre 1995 y 2009.

La organización Letra S contabilizó 420 para el periodo 1995-2006, mientras que la Comisión Ciudadana contra Crímenes de Odio por Homofobia (CCCOH) reporta 628 hasta 2008 pero denuncia que por cada crimen denunciado se cometen otros dos.

El representante en México de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos dice que para otro tipo de agresiones como el bulliyng en los colegios, el hostigamiento laboral o la discriminación en lugares públicos o privados ni siquiera hay una guía, lo que implica que en el país “no sabemos en dónde ocurren las violaciones a los derechos humanos de la comunidad LGBTTTI”.

Según la CNDH, la forma más frecuente de discriminación contra ese grupo en la no contratación de empleo (13%), la extorsión y detención por policías (11%) y el maltrato laboral (10%).

En el ámbito escolar, una encuesta sobre VIH/SIDA del año pasado del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) muestra que el 44% de los adolescentes y jóvenes de educación secundaria y media superior cree que “siempre” es necesario ocultar su preferencia sexual en la escuela para evitar agresiones; mientras que 57% dijo que ya había recibido “agresiones abrumadoras” de parte de sus compañeros debido a su orientación o preferencia sexual.

“Todo eso muestra cómo esto no es un debate de cotos o de privilegios, tiene que ver con un profundo desequilibrio en la manera en la que abordamos la universalidad de derechos humanos que consagra la propia Constitución”, dijo Hernández Valencia.

Free & Equal

Para lograr esa homologación de derechos, la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos lanzó el 26 de julio la campaña Free & Equal a nivel mundial, la cual busca que los estados garanticen respeto a los derechos humanos de la comunidad LGBTTTI y eviten la criminalización o castigo por identificación sexual.

“Se trata de homologar la línea de la criminalización pero no sólo pensando en un sentido de que se pueda terminar en la cárcel, si no evitar a toda costa la punición contra la comunidad LGBTTTI. La punición puede ser la pérdida de trabajo, que aunque no es una pena criminal es un castigo. Por su identidad sexual una persona no puede ser castigada: ni criminalmente ni civilmente ni privadamente”, explicó Hernández Valencia.

La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos tiene identificados a 76 países en los que hay leyes vigentes que tipifican penalmente ciertos tipos o toda actividad sexual entre personas del mismo sexo.

Según el informe de 2012 Nacidos Libres e Iguales de esa oficina, los argumentos identificados en esas leyes para castigar las relaciones  entre personas del mismo sexo son porque éstas se consideran “delitos contra el orden natural”, “contra la moralidad” o “libertinas”.

“Lo más terrible de la vida pública de las personas con una identidad sexual no tradicional es tener que vivir con miedo a ser descubierto o miedo a ser insultado o agredido. Hacia donde tenemos que transitar es a que la comunidad LGBTTTI pueda vivir con el piso básico de derechos que le corresponde, que es simplemente el que tiene cualquier persona”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Quiénes son las mujeres que arbitraron por primera vez un partido de hombres en la historia de los mundiales

Una mexicana, una brasileña y una francesa pitaron el partido en el que el jueves se midieron las selecciones de Costa Rica y Alemania.
2 de diciembre, 2022
Comparte

Un equipo arbitral exclusivamente femenino pitó, por primera vez en la historia, un partido en un Mundial de Fútbol masculino.

La francesa Stephanie Frappart junto a la brasileña Neuza Back y la mexicana Karen Díaz Medina dirigieron el encuentro en el que este jueves se midieron las selecciones de Costa Rica y de Alemania, en el estadio Al Bayt.

Frappart ya rompió un techo de cristal en Qatar al convertirse en la primera mujer árbitro del torneo, cuando fue nombrada como cuarto referí del partido entre México y Polonia del pasado martes.

“Conocemos la presión”, dijo la francesa a la BBC antes del inicio de la Copa Mundial.

“Pero debemos estar tranquilas, centradas, concentradas, y no pensar demasiado en los medios de comunicación y en todo lo demás, solo estar concentradas en lo que ocurre en el campo”, agregó.

Lee: Karen Díaz, la árbitra mexicana que pasó de cobrar 55 pesos en sus inicios a dirigir en Qatar 2022

Las primeras en todo

La francesa, de 38 años, ya ha hecho historia en el fútbol europeo. En 2019 se convirtió en la primera mujer en arbitrar un partido de la Supercopa y en 2020 hizo lo mismo en la Liga de Campeones.

Frappart junto a Cristiano Ronaldo.

Getty Images
La gala Stephanie Frappart ya participó en la terna que dirigió el partido entre Portugal y Ghana y en el que midió a México contra Polonia.

Por su parte, Díaz Medina logró en 2019 el hito de ser la primera mujer en pitar un partido de vuelta de la final de la liga mexicana. Esto, apenas un año después de ser certificada como árbitro asistente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

Sin embargo, su carrera, que se extiende por más de 12 años, empezó casi por accidente.

“Un día, mientras trabajaba en una cafetería de un Little Sports Center, el árbitro designado no llegó al partido. El administrador de la liga me preguntó si quería arbitrar el partido y le dije que sí. Me gustó, me pagaron por hacer algo que disfrutaba mucho. A partir de ese momento me asignaron más juegos cada semana y con el dinero ganado pude pagar la Universidad”, relató Díaz Medina en una entrevista con la Confederación de Fútbol de la Asociación del Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf).

La brasileña Back tampoco es una recién llegada en el mundo del arbitraje y en 2005 inició su dilatada carrera en los terrenos de juego tras culminar sus estudios.

Desde 2008 Back viene pitando partidos en distintas competiciones en su país y en 2014 consiguió el reconocimiento de la FIFA, lo cual le permitió convertirse en 2021 en una de las integrantes de la primera terna que arbitró un partido de la Copa Libertadores de América masculina.

Hablan las árbitros

A la pregunta de si alguna vez ha recibido críticas y comentarios de jugadores, directivos o aficionados por el hecho de ser mujer, Frappart respondió a la BBC:

“Desde que empecé siempre recibí el apoyo de los equipos, los clubes y los jugadores. Siempre fui bienvenida en el estadio, así que me siento como una árbitra más dentro del campo. Siempre fui bienvenida, así que creo que seré bienvenida como antes”.

Díaz Medina en un partido de fútbol.

Getty Images
La mexicana Karen Díaz Medina espera servir de ejemplo a otras niñas y probarles que con esfuerzo todos los sueños se pueden conseguir.

Back, entretanto, admitió su carrera no ha sido fácil y que ha tenido que superar momentos complicados. No obstante, aunque aseguró haber dado con la receta para lidiar con ellos.

“Cuando paso por una situación comprometedora, donde el prejuicio se presenta de una forma velada, con chistes de mal gusto o hasta miradas, solamente pienso que lo que alguien piensa o diga de mí no me define“, comentó en una reciente entrevista con la agencia EFE.

La árbitro, nacida hace 38 años en el municipio de Saudades, en el estado de Santa Catarina, próximo a la frontera con Argentina, aseguró que en el fútbol profesional la discriminación contra las mujeres es cada vez menos frecuente, pero que aún resta mucho por hacer en el amateur.

“El prejuicio está más presente en el fútbol aficionado”, dijo, al tiempo que agregó: “Lo que necesitamos hacer (las mujeres árbitros) es un buen trabajo, tomar las decisiones acertadas dentro de la cancha y todo saldrá bien”.

Por su parte, Díaz Medina aseguró espera convertirse en un modelo a seguir para otras niñas, al “demostrarles que los sueños se hacen realidad si te esfuerzas y amas lo que haces”.

Otras tres mujeres figuran entre los 36 árbitros seleccionados por la FIFA para encargarse de los partidos en Qatar.

Qatar 2022

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.