Del odio al amor: 5 antihéroes clásicos del cine
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Del odio al amor: 5 antihéroes clásicos del cine

Para los fans de los chicos malos que ganan su simpatía a base de golpes, su sed de venganza y esa delgada línea entre lo moral y lo justo.
Por Butaca Ancha
10 de julio, 2013
Comparte

Con Mi villano favorito 2 (Despicable Me 2, 2013) haciendo toneladas de dinero alrededor del mundo, en Butaca Ancha nos dimos a la tarea de recordar a 5 grandes antihéroes plasmados en celuloide. Esos hombres con apariencia de criminal e interesados sólo en su beneficio, pero que antes de la aparición de los créditos finales ya tienen el corazón del público en el bolsillo. ¿Quién no adora amar al chico malo?

Mad Max

madmax

Películas: Mad Max (1979), Mad Max 2: The Road Warrior (1981), Mad Max Beyond Thunderdome (1985)

Interpretado por: Mel Gibson

Antes de que Mel Gibson fuera conocido como un iracundo antisemita y un hombre que amenaza a su esposa con ser violada por “una jauría de negros”, era un desconocido actor australiano con una nula carrera fuera de su país. Su primera gran oportunidad vino con uno de lo más grandes antihéroes del cine: Mad Max. El personaje nació en 1979 de la mano del director George Miller y el guionista James McCausland.

En un mundo distópico, Max es un policía que vigila las carreteras a bordo de su patrulla junto a su compañero. Cuando su amigo y su familia son ultimados por una banda de matones, Max decide cobrar venganza y comenzar así con la leyenda del Guerrero del camino. En la secuela, vemos a Max deambular por los parajes desérticos de una Australia post-apocalíptica hasta que se debate entre ayudar a una pequeña comunidad de los ataques de unos forajidos o dejar que sucumba y desaparezca en la arena. Sigue siendo una de las películas de acción mejor ejecutadas de la historia del cine. Para la tercera entrega, Max llega a Truequelandia después de que le roban sus posesiones y camellos en las dunas del desierto. Ahí deberá enfrentarse a los trucos de Aunty Entity (Tina Turner) y sobrevivir a un combate en la temida Cúpula del Trueno.

Próximamente Tom Hardy tratará de llenar los zapatos de Mel Gibson en Mad Max: Fury Road, será interesante ver si logra encarnar al personaje con la misma convicción y soltura.

Como todo antihéroe que se precie de serlo, Mad Max es un truhán que piensa primero en su beneficio y supervivencia, aunque al final del día termine haciendo bien a aquellos que lo rodean. Como bien lo define Leonardo García Tsao: “él es mitad Cristo, mitad Clint Eastwood.”

Pierrot Le Fou

pierrot

Películas: Pierrot, Le Fou (1965)

Interpretado por: Jean Paul Belmondo

Imaginen que estando en una psicodélica y decadente fiesta burguesa se encuentran al afamada director de cine Samuel Fuller (Shock Corridor, The Naked Kiss) y le preguntan qué es el cine. Su respuesta: emoción. La emoción amoral, sin calificativos, cruda, expuesta, real y ambigua. Este dogma axiológico parece ser el combustible del vehículo que transporta a Pierrot y su petite amie Marianne Renoir (Anna Karina). Pierrot se convirtió en objeto de furor y culto en los videoclubes durante las décadas subsecuentes a su aparición y ayudó a cimentar en la figura de Belmondo el cariz de “antihéroe”, que después sería explotado en su papel como policía bajo las órdenes de Georges Lautner en Le profesionnel (1981).

Godard abandonó de manera espectacular la primera etapa de su carrera (como han coincidido infinidad de críticos, miembros de la audiencia y académicos) con la figura del trotamundos intelectual y amoral que seduce a la expresión más delicada de la orbe burguesa (la pétite Renoir) para entregarse en una breve odisea criminal de romántico aire coloreada por la inquieta cámara del maestro Raoul Coutard y en la que se reconocen los límites de esta figura que es profundamente antiheróica, difusa y eternamente aspiracional para su recurrente audiencia: les pétits bourgeoises.

Aunque Godard quería originalmente realizar el filme en inglés con Richard Burton y Sylvie Vartan, terminó filmando su última cinta con una narrativa tradicional (punto debatible) dado que después de aliaría con el gran documentalista Jean Pierre Gorin (Poto et Cabengo, Routine Pleasures) para e formar el Grupo Dziga Vertov de influencia radicalmente izquierdista y perseguir más adelante (y en solitario) sus exploraciones semióticas de los alcances del lenguaje cinematográfico. La culpa la tiene Pierrot.

Walt Kowalski

grantorino

Películas: Gran Torino (2008)

Interpretado por: el hermano gemelo de Kowalski, Clint Eastwood

Es racista, veterano de guerra, tiene una debilidad por los vehículos clásicos, odia a los jóvenes, egoísta, chovinista, xenófobo y además… gruñe. No estamos hablando de la nueva versión de Max Steel sino del vecino favorito de Norteamérica, Walt Kowalski. Interpretado con un delicado balance autoparódico, Clint Eastwood entrega un personaje memorable (que antes de The Trouble with the Curve había dicho que sería el último en cine) en el anciano que detesta en lo que se ha convertido su vecindario, un modelo de la ONU versión Tepito. Cuando Kowalski hace migas con un jovencito coreano (enemigos en la guerra de la que es veterano), el viejo cambia su parecer y ahora se convierte en embajador de la buena voluntad de los seniles y racistas ciudadanos de la tercera edad de Estados Unidos.

Kowalski se convierte gradualmente en el ángel protector del joven, al punto de involucrarse en una riña con su primo vagales, un obeso mentecato que comete pequeños robos y acoso a los vecinos más indefensos del barrio. Pero cuando se meten con los protegidos de Kowalski de una manera que simplemente no puede aceptarse, es cuando se arma la gorda y el ruquillo se convierte en una figura antiheroica que los migrantes necesitaban y cuyo castigo por querer involucrarse es claro y contundente: si te metes con los coreanos y vas armado con un dedo y un encendedor, será mejor que tengas un buen one liner. Afortunadamente Kowalski tiene más que eso… hasta canción y todo. So tenderly

Gran Torino representa el cierre perfecto a la carrera de un hombre que por mucho tiempo se dedicó a erigir mitologías de héroes de motivaciones claras pero cuestionables. El que defiende a los migrantes morirá a manos de los mismos.

De pilón: La versión castellana de Gran Torino tiene frases inmortales como ¿Qué os traís morenos? Búsquenla.

Sanjuro Kuwabatake

sanjuro

Películas: Yojimbo (1961), Sanjuro (1962), Zatoichi Meets Yojimbo (Zatôichi to Yôjinbô, 1970), The Ambush: Incident at Blood Pass (Machibus, 1970), Tsubaki Sanjûrô (2007)

Interpretado por: Toshiro Mifune

Socarrón y sarcástico por naturaleza, Sanjuro es un samurai que sólo trabaja para su propio beneficio y que ocasionalmente hace el bien por alguien más, si le conviene, claro. Interpretado por uno de los actores japoneses más reconocidos, Toshiro Mifune, el personaje aparecería por primera vez en Yojimbo de 1961 bajo las órdenes del legendario Akira Kurosawa. Aquí el personaje llega a un poblado cuyo control es disputado por dos bandas rivales. Para poner fin a las disputas, nuestro héroe decide poner a unos contra otros. El díptico kurosawaiano se completaría un año después con Sanjuro, en la que el protagonista ayuda a un joven y a sus compañeros a salvar al tío del primero, quien fue injustamente acusado por un malvado cacique. Esta segunda parte tiene uno de los finales más emotivos de la obra de Kurosawa.

Sanjuro aparecería otras 3 veces en celuloide –siendo la última un remake con otro actor intentando ser Mifune–, aunque ninguna tiene el nivel de lo ejecutado por Kurosawa y fueron poco vistas fuera de Japón o del interés de los más clavados en el género.

Como dato curioso, Sanjuro es padre de otro gran antihéroe del cine: el Hombre sin nombre de Clint Eastwood en la trilogía que lleva el nombre de su protagonista (Por un puñado de dólares, Por unos dólares más y El bueno, el malo y el feo) de Sergio Leone. El cineasta italiano nunca lo aceptó pero Por un puñado de dólares es una copia casi al carbón de Yojimbo, dice la leyenda que Kurosawa le escribió una carta a su compañero de profesión alabando su cinta y diciendo: “es una película muy buena, pero es mi película”. Al final Leone tuvo que acceder a otorgarle a su contraparte japonesa la mitad de lo recaudado a nivel mundial en taquilla.

Pedro Navaja

pedronavaja

Películas: Pedro Navaja (1984) y El Hijo de Pedro Navaja (1986)

Interpretado por: el representante del hermoso puerto de Acapulco, Mr. Andrés García

El chulo más chulo, el más exitoso y el más filoso. Pedro Navaja (version tropicalizada de Mack ‘The Knife”) y basada en la canción de Rubén Blades, este proxeneta interpretado con muchos blanquillos por el macho alfa ochentero de pelo en pecho y ojitos pispiretos, Andrés García. Tiene a la novia más noble y buena, Rosita (Maribel Guardia) y para él trabajan La Tijuana (la amante de López Portillo, el perro del peso, Sasha Montenegro) y La Roja (Ana Luisa Peluffo, encueratriz de excelencia). Pero su reinado se encuentra en peligro por el matansero son de El Cumbias (el bigotazo marca Menen de Sergio Goyri) quien constantemente busca desbancar a nuestro querido Pedrito Cuchillin de su merecido lugar como el chulo más fregón.

Pedro Navaja es la figura del superhombre a la que el mexicano aspira, sobre todo en el negro ambiente que abre la cloaca de la ominosa crisis que vivió México a inicios de los 80. Andrés García se convirtió en un prototipo comportamental de masculinidad aspiracional de valores tan cuestionables como la política económica o las dotes de pintor de López Portillo. Un antihéroe que consolidó el interés de amplios sectores de la población por el espectáculo de cabaret y su amplia galería de pezoneras, pistolitas, pistolones y personajes cómicos que se convertían en la sátira voz del pueblo. Aquí tenemos al mismísimo Resortes interpretando al Micki Inflaus con desenfado y como siempre con aguardiente o tacha en mano.

Desafortunadamente no corrimos con la misma suerte en la secuela con El hijo de Pedro Navaja, un desafortunado Guillermo Capetillo (get real, papi) aunque cuenta con la brillante participación de Jorge Luke como Buitre (sin duda el pajarito más malo hasta que llegó el Águila Real de Nada Personal) y la adición de Pepe Romay como El Madrina. Un mundo sin héroes, donde reina el que corta más hondo.

Por JJ Negrete (@jjnegretec) & Rafael Paz (@pazespa)

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

'Hará más mal que bien’: los peligros de apresurar la vacuna contra la COVID

La FDA adelantó que podría aprobar el uso de emergencia de una vacuna contra la COVID antes de que terminen los ensayos clínicos, pero varios expertos advierten que esto sería un "grave error".
Getty Images
4 de septiembre, 2020
Comparte

El jefe de la Administración de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), Stephen Hahn, adelantó que podría aprobar el uso de emergencia de una vacuna contra el coronavirus antes de que terminen los ensayos clínicos, algo sobre lo que varios expertos han advertido, tildándolo de “grave error”.

En una entrevista ofrecida al medio británico The Financial Times y publicada el domingo, Hahn insistió en que, de tomarse, la decisión será “científica, médica y basada en datos”, y no una respuesta política a las presiones del gobierno estadounidense para que se apruebe una vacuna.

A finales de agosto, el presidente Donald Trump acusó a la FDA de “retrasar” la aprobación de la vacuna hasta después del 3 de noviembre, fecha en la que los votantes acudirá a las urnas para decidir quién gobernará el país durante los próximos cuatro años.

De darle luz verde antes de terminar la fase 3 de los ensayos clínicos, EE.UU. se convertirá en el tercer país en aplicar la polémica medida, después de que Rusia y China lo hicieran en agosto.

Cuando el 11 del pasado mes las autoridades rusas registraron su vacuna Sputnik V, asegurando que había demostrado ser “altamente efectiva y segura”, científicos en todo el mundo y la misma Organización Mundial de la Salud (OMS) acogieron con escepticismo.

Días después, el 20 de agosto, Moscú anunció que iniciaría las pruebas clínicas en 40.000 voluntarios en distintos países.

Vacuna contra el coronavirus.

Getty Images
Rusia y China han aprobado vacunas contra el coronavirus sin culminar la fase 3 de los ensayos clínicos.

La fase 3 de los ensayos clínicos suele considerarse la más crucial, pues es la etapa en la que los investigadores tratan de ver cuán eficaz y segura es la vacuna probándola en decenas de miles de personas.

“En otras palabras, se busca la reducción real de los casos de la enfermedad en el número de personas que fueron vacunadas comparado con el mismo número de sujetos que no recibieron la vacuna”, le explicó hace semanas el doctor Ian Jones, profesor de Virología de la Universidad de Reading en Reino Unido, a BBC Mundo.

Si bien en las etapas previas también se evalúa el desempeño y la seguridad del producto, la fase 3 es la que “realmente te dice que la vacuna es capaz de prevenir que ocurra la infección”, según el virólogo británico.

“Falsas esperanzas”

Pero quizás el lado más peligroso de aprobar una vacuna antes de culminar todos los ensayos clínicos son sus posibles consecuencias.

Mijail Murashko.

Getty Images
El ministro de Salud ruso ha desestimado las preocupaciones y dudas que genera el programa de vacunas Sputnik V.

En conversación con BBC Mundo, Jones explica que hay varios problemas asociados con que la vacuna sea aprobada demasiado pronto.

Lo primero es que podría generar falsas esperanzas: puede que la gente se apresure a ponerse la vacuna “cuando en realidad tal vez no sea la mejor vacuna, sino la primera que está disponible“.

“Esto causaría decepción en los individuos que se inmunizaron”, añade.

Según el experto, una vacuna que no funcione tan bien como debería podría extender la idea de que (la vacuna en general, todas las que se están desarrollando contra la COVID-19) es ineficiente y suscitar desconfianza dentro de la población. “Al final, una vacuna apresurada hará más mal que bien”.

“Simplemente le quitaría valor a todas las demás vacunas. Y le daría alas al lobby antivacunas, que se aprovechará de cualquier desliz. Es perjudicial para todo el mundo“.

Más difícil ponerle fin a la pandemia

Este lunes, la científica en jefa de la OMS, Soumya Swaminathan, se unió a las advertencias de la comunidad de expertos y aseguró que autorizar una vacuna demasiado pronto y con pocos datos podría tener una variedad de consecuencias negativas.

Vacuna contra el coronavirus.

Reuters
La fase 3 de los ensayos clínicos es frecuentemente considerada como la más crucial, pero la Administración de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos está considerando saltársela.

“En primer lugar, hará que sea muy difícil continuar con los ensayos clínicos aleatorios”, dijo.

“Y en segundo lugar, existe el riesgo de que se introduzca una vacuna que no se haya estudiado de manera adecuada y que podría resultar que es poco eficaz y no cumple con el trabajo de ponerle fin a esta pandemia o, peor aún, que tenga un perfil de seguridad inaceptable”.

Para que una vacuna sea aprobada por la FDA, se debe haber demostrado que es segura y eficaz en función de los datos recopilados tras ser probada en miles de voluntarios.

Es un proceso de verificación que puede durar meses.

Swaminathan agregó que la aprobación del uso de emergencia de una vacuna debe realizarse “con mucha seriedad”, particularmente porque se trata de una decisión que “podría provocar efectos secundarios adversos” en algunas partes de la población.

Un pequeño riesgo de mutación

La confianza de la gente en una campaña de vacunación es crucial, por lo que aprobar una vacuna antes de que culminen todos los ensayos clínicos podría además limitar el número de personas que se dejarían inyectar.

Una niña recibiendo una vacuna.

Getty Images
Ian Jones, profesor de Virología de la Universidad de Reading, dice el objetivo es tener una vacuna que nos inmunice completamente y no una que funcione a medias.

“Se trata de una preocupación muy seria, subraya.

“Si la gente piensa que la primera vacuna en ser lanzada lo ha sido por el simple hecho de ser la primera (en desarrollarse), pero no es necesariamente la mejor, podrían considerar que no vale la pena aplicársela, lo que llevaría a no querer ser inmunizados”, prosigue.

“Pero el peligro es que no querrían inmunizarse con una vacuna que funcione mejor y que podría venir después, y eso haría que el virus siga circulando”.

Jones considera poco probable que la vacuna no funcione del todo debido a las pruebas que ya se han hecho.

Pero otro riesgo, según explica, es que el virus podría transformarse y evitar la respuesta inmune generada por la vacuna aprobada con apuro, mutar en una forma ligeramente diferente, que ninguna de las vacunas podría combatir.

“No queremos una vacuna que funcione a medias”

Sin embargo, él no cree que las preocupaciones deban centrarse en cuán segura es la vacuna, sino en su eficacia.

El virus junto a una inyección.

Getty Images
Soumya Swaminathan advierte que aprobar una vacuna sin finalizar todos los ensayos clínicos podría provocar efectos secundarios adversos en algunas partes de la población.

“No queremos una vacuna que funcione a medias, queremos una que nos inmunice completamente”.

“En realidad, pienso que todas las vacunas que están siendo probadas en la actualidad son bastante seguras y probablemente no le causarán ningún daño a quien las reciba. Pero cuando apruebas una vacuna que funciona mal, estás fijando expectativas sumamente bajas, y lo que venga después no tendrá la obligación de ser mejor”.

“Estarías abriéndole paso a una serie de genéricos que también van a funcionar mal“.

Para este virólogo británico esto es algo que se debe evitar, y para hacerlo la fase 3 del proceso debe ser culminada, probando la vacuna “en tanta gente como sea posible, para así conocer su resultado habitual con una dosis habitual“.

“Tomar atajos para lograr vacunas no es exactamente una buena idea. Sería un grave error”, concluye.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.