Del odio al amor: 5 antihéroes clásicos del cine
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Del odio al amor: 5 antihéroes clásicos del cine

Para los fans de los chicos malos que ganan su simpatía a base de golpes, su sed de venganza y esa delgada línea entre lo moral y lo justo.
Por Butaca Ancha
10 de julio, 2013
Comparte

Con Mi villano favorito 2 (Despicable Me 2, 2013) haciendo toneladas de dinero alrededor del mundo, en Butaca Ancha nos dimos a la tarea de recordar a 5 grandes antihéroes plasmados en celuloide. Esos hombres con apariencia de criminal e interesados sólo en su beneficio, pero que antes de la aparición de los créditos finales ya tienen el corazón del público en el bolsillo. ¿Quién no adora amar al chico malo?

Mad Max

madmax

Películas: Mad Max (1979), Mad Max 2: The Road Warrior (1981), Mad Max Beyond Thunderdome (1985)

Interpretado por: Mel Gibson

Antes de que Mel Gibson fuera conocido como un iracundo antisemita y un hombre que amenaza a su esposa con ser violada por “una jauría de negros”, era un desconocido actor australiano con una nula carrera fuera de su país. Su primera gran oportunidad vino con uno de lo más grandes antihéroes del cine: Mad Max. El personaje nació en 1979 de la mano del director George Miller y el guionista James McCausland.

En un mundo distópico, Max es un policía que vigila las carreteras a bordo de su patrulla junto a su compañero. Cuando su amigo y su familia son ultimados por una banda de matones, Max decide cobrar venganza y comenzar así con la leyenda del Guerrero del camino. En la secuela, vemos a Max deambular por los parajes desérticos de una Australia post-apocalíptica hasta que se debate entre ayudar a una pequeña comunidad de los ataques de unos forajidos o dejar que sucumba y desaparezca en la arena. Sigue siendo una de las películas de acción mejor ejecutadas de la historia del cine. Para la tercera entrega, Max llega a Truequelandia después de que le roban sus posesiones y camellos en las dunas del desierto. Ahí deberá enfrentarse a los trucos de Aunty Entity (Tina Turner) y sobrevivir a un combate en la temida Cúpula del Trueno.

Próximamente Tom Hardy tratará de llenar los zapatos de Mel Gibson en Mad Max: Fury Road, será interesante ver si logra encarnar al personaje con la misma convicción y soltura.

Como todo antihéroe que se precie de serlo, Mad Max es un truhán que piensa primero en su beneficio y supervivencia, aunque al final del día termine haciendo bien a aquellos que lo rodean. Como bien lo define Leonardo García Tsao: “él es mitad Cristo, mitad Clint Eastwood.”

Pierrot Le Fou

pierrot

Películas: Pierrot, Le Fou (1965)

Interpretado por: Jean Paul Belmondo

Imaginen que estando en una psicodélica y decadente fiesta burguesa se encuentran al afamada director de cine Samuel Fuller (Shock Corridor, The Naked Kiss) y le preguntan qué es el cine. Su respuesta: emoción. La emoción amoral, sin calificativos, cruda, expuesta, real y ambigua. Este dogma axiológico parece ser el combustible del vehículo que transporta a Pierrot y su petite amie Marianne Renoir (Anna Karina). Pierrot se convirtió en objeto de furor y culto en los videoclubes durante las décadas subsecuentes a su aparición y ayudó a cimentar en la figura de Belmondo el cariz de “antihéroe”, que después sería explotado en su papel como policía bajo las órdenes de Georges Lautner en Le profesionnel (1981).

Godard abandonó de manera espectacular la primera etapa de su carrera (como han coincidido infinidad de críticos, miembros de la audiencia y académicos) con la figura del trotamundos intelectual y amoral que seduce a la expresión más delicada de la orbe burguesa (la pétite Renoir) para entregarse en una breve odisea criminal de romántico aire coloreada por la inquieta cámara del maestro Raoul Coutard y en la que se reconocen los límites de esta figura que es profundamente antiheróica, difusa y eternamente aspiracional para su recurrente audiencia: les pétits bourgeoises.

Aunque Godard quería originalmente realizar el filme en inglés con Richard Burton y Sylvie Vartan, terminó filmando su última cinta con una narrativa tradicional (punto debatible) dado que después de aliaría con el gran documentalista Jean Pierre Gorin (Poto et Cabengo, Routine Pleasures) para e formar el Grupo Dziga Vertov de influencia radicalmente izquierdista y perseguir más adelante (y en solitario) sus exploraciones semióticas de los alcances del lenguaje cinematográfico. La culpa la tiene Pierrot.

Walt Kowalski

grantorino

Películas: Gran Torino (2008)

Interpretado por: el hermano gemelo de Kowalski, Clint Eastwood

Es racista, veterano de guerra, tiene una debilidad por los vehículos clásicos, odia a los jóvenes, egoísta, chovinista, xenófobo y además… gruñe. No estamos hablando de la nueva versión de Max Steel sino del vecino favorito de Norteamérica, Walt Kowalski. Interpretado con un delicado balance autoparódico, Clint Eastwood entrega un personaje memorable (que antes de The Trouble with the Curve había dicho que sería el último en cine) en el anciano que detesta en lo que se ha convertido su vecindario, un modelo de la ONU versión Tepito. Cuando Kowalski hace migas con un jovencito coreano (enemigos en la guerra de la que es veterano), el viejo cambia su parecer y ahora se convierte en embajador de la buena voluntad de los seniles y racistas ciudadanos de la tercera edad de Estados Unidos.

Kowalski se convierte gradualmente en el ángel protector del joven, al punto de involucrarse en una riña con su primo vagales, un obeso mentecato que comete pequeños robos y acoso a los vecinos más indefensos del barrio. Pero cuando se meten con los protegidos de Kowalski de una manera que simplemente no puede aceptarse, es cuando se arma la gorda y el ruquillo se convierte en una figura antiheroica que los migrantes necesitaban y cuyo castigo por querer involucrarse es claro y contundente: si te metes con los coreanos y vas armado con un dedo y un encendedor, será mejor que tengas un buen one liner. Afortunadamente Kowalski tiene más que eso… hasta canción y todo. So tenderly

Gran Torino representa el cierre perfecto a la carrera de un hombre que por mucho tiempo se dedicó a erigir mitologías de héroes de motivaciones claras pero cuestionables. El que defiende a los migrantes morirá a manos de los mismos.

De pilón: La versión castellana de Gran Torino tiene frases inmortales como ¿Qué os traís morenos? Búsquenla.

Sanjuro Kuwabatake

sanjuro

Películas: Yojimbo (1961), Sanjuro (1962), Zatoichi Meets Yojimbo (Zatôichi to Yôjinbô, 1970), The Ambush: Incident at Blood Pass (Machibus, 1970), Tsubaki Sanjûrô (2007)

Interpretado por: Toshiro Mifune

Socarrón y sarcástico por naturaleza, Sanjuro es un samurai que sólo trabaja para su propio beneficio y que ocasionalmente hace el bien por alguien más, si le conviene, claro. Interpretado por uno de los actores japoneses más reconocidos, Toshiro Mifune, el personaje aparecería por primera vez en Yojimbo de 1961 bajo las órdenes del legendario Akira Kurosawa. Aquí el personaje llega a un poblado cuyo control es disputado por dos bandas rivales. Para poner fin a las disputas, nuestro héroe decide poner a unos contra otros. El díptico kurosawaiano se completaría un año después con Sanjuro, en la que el protagonista ayuda a un joven y a sus compañeros a salvar al tío del primero, quien fue injustamente acusado por un malvado cacique. Esta segunda parte tiene uno de los finales más emotivos de la obra de Kurosawa.

Sanjuro aparecería otras 3 veces en celuloide –siendo la última un remake con otro actor intentando ser Mifune–, aunque ninguna tiene el nivel de lo ejecutado por Kurosawa y fueron poco vistas fuera de Japón o del interés de los más clavados en el género.

Como dato curioso, Sanjuro es padre de otro gran antihéroe del cine: el Hombre sin nombre de Clint Eastwood en la trilogía que lleva el nombre de su protagonista (Por un puñado de dólares, Por unos dólares más y El bueno, el malo y el feo) de Sergio Leone. El cineasta italiano nunca lo aceptó pero Por un puñado de dólares es una copia casi al carbón de Yojimbo, dice la leyenda que Kurosawa le escribió una carta a su compañero de profesión alabando su cinta y diciendo: “es una película muy buena, pero es mi película”. Al final Leone tuvo que acceder a otorgarle a su contraparte japonesa la mitad de lo recaudado a nivel mundial en taquilla.

Pedro Navaja

pedronavaja

Películas: Pedro Navaja (1984) y El Hijo de Pedro Navaja (1986)

Interpretado por: el representante del hermoso puerto de Acapulco, Mr. Andrés García

El chulo más chulo, el más exitoso y el más filoso. Pedro Navaja (version tropicalizada de Mack ‘The Knife”) y basada en la canción de Rubén Blades, este proxeneta interpretado con muchos blanquillos por el macho alfa ochentero de pelo en pecho y ojitos pispiretos, Andrés García. Tiene a la novia más noble y buena, Rosita (Maribel Guardia) y para él trabajan La Tijuana (la amante de López Portillo, el perro del peso, Sasha Montenegro) y La Roja (Ana Luisa Peluffo, encueratriz de excelencia). Pero su reinado se encuentra en peligro por el matansero son de El Cumbias (el bigotazo marca Menen de Sergio Goyri) quien constantemente busca desbancar a nuestro querido Pedrito Cuchillin de su merecido lugar como el chulo más fregón.

Pedro Navaja es la figura del superhombre a la que el mexicano aspira, sobre todo en el negro ambiente que abre la cloaca de la ominosa crisis que vivió México a inicios de los 80. Andrés García se convirtió en un prototipo comportamental de masculinidad aspiracional de valores tan cuestionables como la política económica o las dotes de pintor de López Portillo. Un antihéroe que consolidó el interés de amplios sectores de la población por el espectáculo de cabaret y su amplia galería de pezoneras, pistolitas, pistolones y personajes cómicos que se convertían en la sátira voz del pueblo. Aquí tenemos al mismísimo Resortes interpretando al Micki Inflaus con desenfado y como siempre con aguardiente o tacha en mano.

Desafortunadamente no corrimos con la misma suerte en la secuela con El hijo de Pedro Navaja, un desafortunado Guillermo Capetillo (get real, papi) aunque cuenta con la brillante participación de Jorge Luke como Buitre (sin duda el pajarito más malo hasta que llegó el Águila Real de Nada Personal) y la adición de Pepe Romay como El Madrina. Un mundo sin héroes, donde reina el que corta más hondo.

Por JJ Negrete (@jjnegretec) & Rafael Paz (@pazespa)

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Dijeron que si no nos callábamos nos violarían": testimonios de manifestantes en Irán

La BBC habló con iraníes detenidos por las fuerzas de seguridad durante las protestas que se desataron en todo el país.
28 de septiembre, 2022
Comparte

“Me pusieron en el suelo y un agente me colocó una bota en la espalda. Me pateó en el estómago, me ató las manos, me levantó de los brazos y luego me empujó a una camioneta”.

Maryam, una manifestante de 51 años, describió así el momento en que las fuerzas de seguridad iraníes la detuvieron.

La mujer fue arrestada la semana pasada en el centro de Teherán, durante las protestas que se han extendido por todo Irán desde la muerte el 16 de septiembre de Mahsa Amini, la joven de 22 años que fue detenida por la “policía moral” en la capital iraní el 13 de septiembre por presuntamente violar las estrictas reglas del hiyab (pañuelo que cubre la cabeza).

La policía sostiene que colapsó en un centro de detención después de sufrir un ataque al corazón, pero su familia alega que los agentes le golpearon la cabeza con una porra y la golpearon contra uno de sus vehículos.

Las protestas provocadas por su muerte, encabezadas principalmente por mujeres, comenzaron con demandas para poner fin a las leyes obligatorias sobre el hiyab.

Pero ahora se han convertido en manifestaciones a nivel nacional contra los líderes de Irán y todo el establecimiento clerical.

Comandantes “despiadados”

A pesar de la interrupción generalizada de internet, se han seguido publicando en las redes sociales videos de manifestantes arrestados por las fuerzas de seguridad iraníes.

“Es peor que lo que ves en estos videos”, dijo Maryam, que no es su nombre real.

“Escuché a uno de los comandantes ordenar a sus soldados que fueran despiadados. Las mujeres agentes son (igualmente) horribles. Una de ellas me abofeteó y me llamó espía israelí y prostituta”.

La BBC ha visto videos en los que se observa a los comandantes ordenando a los agentes de la policía antidisturbios que “no se apiaden de los manifestantes y les disparen”.

La lápida de Mahsa Amini

BBC
La lápida de Mahsa Amini apareció en las redes sociales.

Otros videos verificados por la BBC parecen mostrar a las fuerzas de seguridad disparando municiones reales a los manifestantes y arrestando a los que pueden atrapar.

Según los medios estatales, más de 40 personas han muerto durante los disturbios. Los grupos de derechos humanos reportan un número mayor de muertos.

Las autoridades no han compartido el número total de personas que han sido arrestadas.

Sin embargo, el fiscal jefe de Mazandaran, una provincia al norte de Teherán, dijo que al menos 450 manifestantes fueron detenidos solo allí.

Los grupos de derechos humanos dicen que miles de manifestantes están siendo detenidos.

“Empujé a un agente de seguridad hacia atrás y traté de huir, pero muy pronto llegó una segunda persona y una tercera”, cuenta Sam, un joven manifestante de una ciudad importante. “Después de unos segundos, más de 15 agentes me golpeaban sin piedad“.

Y agregó: “Sentí el sabor de la sangre en mi boca y los golpes de una pistola eléctrica en mi cuerpo. Me pusieron en el suelo, me ataron los brazos a la espalda y amarraron mis pies con los cordones de los zapatos”.

“Uno de los soldados me dio una patada en el ojo izquierdo mientras me llevaba (al lugar) donde tenían a los demás detenidos”.

Las “valientes” jóvenes

El presidente Ebrahim Raisi se comprometió a “tratar con decisión” las protestas, que ahora se han extendido a la mayoría de las 31 provincias de Irán.

Para muchos iraníes, Raisi está asociado con las ejecuciones masivas de miles de presos políticos en la década de 1980, cuando era uno de los cuatro jueces que formaban parte de tribunales secretos que los condenaban a muerte.

“Me pusieron a mí ya los otros detenidos en el piso de un autobús uno encima del otro durante una hora y media”, señala Sam.

“Estaba pensando en el papel de Raisi en la ejecución de los presos políticos, y por un momento pensé que podrían ejecutarme“.

Raisi ha insistido en que los ejecutados en la década de 1980 fueron condenados de acuerdo con la ley iraní.

Y aunque el presidente está a cargo en última instancia de la policía antidisturbios y otras fuerzas del orden, no hay evidencia de que les haya ordenado matar a las personas involucradas en las protestas de este mes.

Las mujeres han estado al frente de las protestas

Social media
Las mujeres han estado al frente de las protestas, y muchas se quitaron el hiyab o lo quemaron.

Maryam dijo que las personas detenidas junto a ella continuaron protestando mientras eran trasladadas a una de las principales instalaciones del Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica (CGRI).

“Había otras chicas conmigo en la camioneta, pero eran mucho más jóvenes”, dijo. “Cuando vi lo valientes que eran, me compuse. Comenzaron a ayudarme”.

“Estaban gritando y burlándose de los oficiales. Esta generación es diferente a la mía. No tienen miedo”.

Fotos y videos verificados por la BBC mostraban a los familiares de los manifestantes arrestados haciendo fila frente a la mal reputada prisión de Evin en el norte de Teherán.

Estaban esperando conocer información sobre los detenidos o presentar documentos para asegurar su libertad bajo fianza.

Una persona le dijo a la BBC que las autoridades les habían advertido que no hicieran público el arresto de su familiar “o su situación empeoraría”.

Las familias de los manifestantes arrestados esperando frente a un centro de detención

BBC
Familias de los manifestantes arrestados esperando frente a un centro de detención para recibir información sobre sus familiares.

Pero no todos fueron trasladados a los principales centros de detención. Muchos están recluidos en pequeñas comisarías e instalaciones del CGRI, muchas de los cuales son desconocidas para el público.

“Nos trasladaron a una pequeña comisaría. No estaban preparados para recibir a tanta gente”, le contó Maryam a la BBC. “Pusieron al menos a 60 mujeres, incluyéndome a mí, en una habitación pequeña. Estábamos de pie una al lado de la otra y no podíamos sentarnos ni movernos“.

“Dijeron que no podíamos usar el baño y que si teníamos hambre podíamos comer nuestras heces”.

“Después de casi un día, cuando gritamos y protestamos dentro de la habitación, comenzaron a amenazarnos con que si no nos callábamos, nos violarían”.

“Manteniendo el ánimo alto”

Otra mujer arrestada en una de las ciudades del sur de Irán le dijo a la BBC que mujeres agentes de seguridad habían hecho amenazas de agresión sexual.

“La agente que nos estaba registrando en el centro de detención preguntó mi nombre y me llamó prostituta”, dijo Fereshteh, que no es su nombre real.

“Cuando me quejé, ella dijo que si continuaba le pediría a uno de los hermanos (guardias masculinos de la prisión) que hiciera lo que quisiera (conmigo)”.

Behzad, un manifestante que estuvo arrestado en un importante centro de detención en Teherán, señala: “Mantuvieron a más de 80 personas en una pequeña habitación. Todos estábamos furiosos y doloridos”.

Confiscaron nuestros teléfonos móviles y revisaron nuestras fotos, videos y mensajes para ver si habíamos compartido alguna noticia de la protesta. Si era así, (dijeron que) la iban a agregar a nuestros archivos”.

“A la mañana siguiente, un juez vino a recibirnos. Retiraron los cargos y liberaron a la mayoría de los adolescentes”.

“Pero con los adultos el juez hizo preguntas breves y decidió nuestro destino con base en esa breve sesión judicial”.

Behzad dijo que alrededor del 10% de las personas con las que estuvo detenido fueron liberadas sin cargos, mientras que el resto fue liberado bajo fianza.

Otro manifestante que estuvo en custodia durante dos días en Teherán le dijo a la BBC que, a pesar de las “hostilidades”, los detenidos más jóvenes habían tratado de “mantener el ánimo en alto”.

“Estuve con manifestantes menores de 25 años. Algunos tenían sangre en la cara, pero estaban sonriendo, charlando y bromeando”.

“Uno de ellos me pidió que sonriera y agregó: ‘Salimos victoriosos porque tenemos razón'”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.