A revisión, caso de joven criminalizada por abortar en SLP
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

A revisión, caso de joven criminalizada por abortar en SLP

El próximo viernes 2 de agosto se celebrará la audiencia en la que el Tribunal de Justicia de esa entidad escuchará los argumentos de una joven declarada culpable del delito de aborto en un caso en el que las ONG denuncian irregularidades.
Por Tania L. Montalvo
31 de julio, 2013
Comparte
Protestas para despenalizar aborto

Foto: Cuartoscuro

Lo que más recuerda Hilda del 10 de julio de 2009 es el miedo que sintió cuando una doctora del Hospital Público de Tamuín, municipio de San Luis Potosí, la amenazó con no recibir atención médica y morir desangrada si no aceptaba que había intentado provocarse un aborto, hecho por el que fue condenada a prisión.

Cuatro años después, en la historia de Hilda —actualmente de 22 años y madre de una niña de tres—, se escribirá este 2 de agosto un capítulo decisivo cuando se celebre una audiencia ante el Tribunal de Justicia de San Luis Potosí para revisar el caso. La joven tendrá oportunidad de exponer ante el máximo tribunal de justicia estatal su versión de los hechos, en un proceso que organizaciones civiles han calificado de injusto, discriminatorio y violatorio de derechos humanos.

Hilda tenía 18 años cuando llegó con una hemorragia al centro de salud y no comprendía por qué el personal médico insistía en que estaba obligada a confesar que había tomado una pastilla abortiva para interrumpir un embarazo de seis semanas.

Bajo esas circunstancias y con una hemorragia que comenzó tras un día de duro trabajo para acarrear agua en el ejido Las Palmas —una localidad del municipio de Tamuín con menos de 200 habitantes en donde Hilda vive con su familia—, la joven fue acusada del delito de aborto y encarcelada, aunque logró su libertad un día después por falta de pruebas. Entonces pensó que la pesadilla había terminado y que atrás había quedado el episodio en el que la criminalizaron incluso antes de ejercer su derecho a recibir atención médica.

Como Hilda, 679 mujeres fueron denunciadas por aborto en unidades médicas de diferentes entidades del país en el periodo 2009-2011, según el informe Omisión e Indiferencia. Derechos reproductivos en México presentado por el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) en abril pasado.

Pero el caso de la joven potosina no terminó en 2009 tras su liberación, pues tres años después fue sorprendida en casa de sus padres con una nueva orden de aprehensión acusada del delito de aborto, y aunque tras el esfuerzo de su familia pudo pagar una multa de 3 mil pesos para enfrentar el proceso fuera de prisión, todavía debe acudir cada mes a firmar el control de su libertad condicional.

En San Luis Potosí el aborto se considera un delito a menos que se realice porque hay peligro de muerte, la mujer fue víctima de una violación o de una inseminación artificial no consentida.

Esa entidad es uno de los 18 estados del país en donde la legislación protege la vida desde la concepción o la fecundidad.

Según la defensa de Hilda, a cargo de GIRE, cuando el 5 de abril de 2013 el juez finalmente la sentenció a un año de prisión por el delito de aborto, la joven se prometió a sí misma y a su familia que llegaría “hasta las últimas consecuencias” para probar que es inocente y se dijo dispuesta a enfrentar cualquier batalla legal para lograrlo, por lo que apeló esa decisión.

En la audiencia del 2 de agosto la defensa de Hilda argumentará que la sentencia es discriminatoria pues se dictó con base en supuestos moralistas y no se ajustó al debido proceso con base en pruebas que la incriminen para acreditar su responsabilidad en los hechos.

Además de que Hilda ya fue puesta en libertad en una ocasión por falta de pruebas, los médicos que la inculparon sólo cuentan con una declaración que, según su testimonio y el de testigos, obtuvieron bajo presión y amenazas, mientras que con la declaración de la madre de la joven se puede acreditar que el trato que recibieron fue violatorio a sus derechos humanos.

La defensa de Hilda asegura que el escenario más favorable es que tras la audiencia del viernes el Tribunal de Justicia dictamine en un plazo mínimo de tres semanas que la sentencia del juez penal es discriminatoria, “que no estuvo fallada conforme a las garantías de legalidad debidas” y entonces ordene una nueva sentencia.

En ese caso, la máxima instancia de justicia de San Luis Potosí determinaría que no se puede acreditar la responsabilidad de Hilda en el delito de aborto y ella obtendría su libertad.

“Hilda se ha sentido un poco abrumada por toda la situación del caso pero siempre ha dicho que lo que quiere es que se le reconozca su inocencia y siempre ha considerado que todo el proceso ha sido bastante injusto, entonces por eso mismo estamos apelando a la sentencia, ella fue la que dijo que se quería ir con todo, hasta las máximas consecuencias y todo el proceso legal que hubiera que seguir para que hubiera todo el reconocimiento a su inocencia”, dijo en entrevista Alma Beltrán y Puga, coordinadora jurídica de GIRE.

En caso de que el Tribunal considere que la sentencia es legal, Hilda tramitará un amparo en el que confirme que el caso no ha seguido el debido proceso y que no hay pruebas para inculparla.

Además, GIRE continuará con una petición para dictaminar la libertad de Hilda que está dirigida al Tribunal de Justicia de San Luis Potosí en el sitio Change.org en la que argumenta que el proceso está lleno de irregularidades.

Cuatro años han pasado desde que la lucha de Hilda para probar su inocencia comenzó.  Según su defensa, la joven potosina está confiada en que la cita con el Tribunal de Justicia del estado sea una de las últimas paradas para cerrar este capítulo de su vida en el que se ha sentido señalada y estigmatizada por un hecho considerado en su entidad un delito, pero del que además, se dice inocente.

En complemento a la historia de Hilda, Animal Político te presenta esta infografía de la organización , con datos de GIRE.

Da click para agrandar. Gráfico: GIRE.

Da click para agrandar. Gráfico: GIRE.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es el friluftsliv de los escandinavos y cómo puedes aplicarlo en la pandemia de COVID

Friluftsliv significa literalmente "vida al aire libre" y comprende todas las actividades que permiten entrar en contacto con la naturaleza. ¿Cómo puedes ponerla en práctica?
Getty Images
11 de octubre, 2020
Comparte

Los escandinavos aman tanto la naturaleza que su pasión tiene hasta nombre propio: friluftsliv.

La expresión significa literalmente “vida al aire libre” y fue popularizada en la década de 1850 por el dramaturgo y poeta noruego Henrik Ibsen.

El autor de “Casa de muñecas” utilizó el término para describir la importancia de pasar tiempo en lugares remotos para el propio bienestar físico y espiritual.

Ahora que la pandemia de COVID-19 ha llevado a imponer confinamientos generalizados, esta práctica podría resultar beneficiosa para la salud física y mental, siempre y cuando se cumplan las medidas de distanciamiento social y demás precauciones para evitar los contagios.

¿Cómo puedes aplicarla en tu día a día?

Arraigo

Hoy en día, suecos, noruegos y daneses usan la expresión friluftsliv de manera amplia para referirse a actividades diversas como correr en un parque o bosque a la hora del almuerzo, ir al trabajo en bicicleta, reunirse con amigos en una sauna junto al lago (con chapuzón en el agua fría incluido) o simplemente relajarse en una cabaña de montaña.

Todos los países escandinavos tienen leyes similares que le permiten a la gente caminar o acampar prácticamente en cualquier lugar, siempre y cuando muestren respeto por la naturaleza, la vida silvestre y los lugareños.

Una mujer meditando en un área verde.

Getty Images
Sentarse y relajarse en un área verde califica como friluftsliv.

Según los datos de 2017 de la agencia estadística del gobierno de Suecia, alrededor de un tercio de los ciudadanos de ese país realiza actividades al aire libre al menos una vez a la semana. Y más de la mitad de la población tiene acceso a una casa de verano en el campo o en la costa.

Muchas empresas escandinavas incluso incentivan a sus empleados a pasar más tiempo al aire libre en horas de trabajo.

Existen incluso exenciones de impuestos para las firmas que incentivan el friluftsliv. De esta manera, compañías en algunos de estos países pueden subsidiar las actividades deportivas del personal.

“Todo esto demuestra claramente que la obsesión escandinava por el friluftsliv está más arraigada que las raíces de los omnipresentes abedules”, dice Maddy Savage, periodista de BBC Worklife, en un artículo sobre el tema publicado en 2017.

Tanto, que por ejemplo, en Noruega, han sabido mantener la práctica durante la pandemia e incluso, reforzarla.

Friluftsliv en pandemia

“Cuando la pandemia llegó a Noruega y todo se cerró, la naturaleza se mantuvo abierta 24 horas al día, 7 días a la semana. Así es como la gente podía mantenerse físicamente activa, caminando y corriendo en la naturaleza”, dijo Siri Meland, de Norsk Friluftsliv, una coalición de grupos de actividades al aire libre de Noruega, a BBC Mundo.

“La gente usaba árboles, piedras y elementos naturales en lugar de máquinas de ejercicio”.

Piernas estiradas sobre el pasto.

Getty Images
Puedes simplemente descansar en un parque…

“Con la pandemia, la frecuencia de las personas que hacen friluftsliv ha aumentado, al igual que su popularidad, especialmente entre los jóvenes”, aseguró.

Meland detalló que durante este verano, 1,5 millones de noruegos durmieron en una carpa o en una hamaca al aire libre.

“Pero la atención también se centra en lo bueno que es para la salud mental salir y, por ejemplo, dar un paseo por la naturaleza o el bosque junto a su casa”, añadió.

Friluftsliv en otros lugares

Aunque otros países no tengan la misma historia o infraestructura para la promoción del friluftsliv, es un concepto que puede exportarse fácilmente, según dijo Angeliqa Mejstedt, autora de Vandringsbloggen, un blog sueco sobre esta práctica, a Maddy Savage, de BBC Worklife.

“No tienes que comprar muchos equipos o cosas costosas para hacerlo. Usa la naturaleza cerca de donde vives”, dijo Lasse Heimdal, exsecretario general de Norsk Friluftsliv al programa The World de la Public Radio International (PRI) en septiembre.

Si vas a compartir la experiencia de la naturaleza con amigos o familiares, asegúrate de llevar mascarilla, mantener el distanciamiento social y tomar todas precauciones para evitar la propagación del COVID-19.

“No hay problema mientras sigas los consejos de las autoridades de salud”, dijo Meland.

Heimdal señaló también que pasar tiempo al aire libre produce una gran cantidad de beneficios.

“Es social, es saludable”, le dijo a PRI. “Es bueno para tu cuerpo y bueno para tu mente”.

Pero friluftsliv “no solo significa participar en deportes al aire libre”, aclaró.

“Es mucho más (que esquiar o patinar). Son todo tipo de actividades en la naturaleza”, dijo. “También estar en la naturaleza, descansar en la naturaleza. No solo se relaciona con la actividad física, sino con las experiencias en la naturaleza en una amplia gama”.

“Salir a caminar en un entorno verde es lo más fácil para todos”, dijo Meland. “La ciencia muestra que te sientes menos estresado después de solo diez minutos caminando en un entorno verde”.

Sentarse en un parque y compartir té, por ejemplo, también funciona como friluftsliv.

“Relajarse, observar la tranquilidad, descansar, estar en la naturaleza, disfrutar del olor del café en una hoguera, es friluftsliv”, dijo también Meland.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0fHkEolNWFc&list=PLLhUyPZ7578crTFv0q0Lb134UzgFe8735&index=2

https://www.youtube.com/watch?v=8urGTdEioOQ&list=PLLhUyPZ7578crTFv0q0Lb134UzgFe8735&index=10

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI&list=PLLhUyPZ7578crTFv0q0Lb134UzgFe8735&index=17

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.